Comparativa Cagiva RAPTOR 125, Derbi GPR 125 NUDE

Publicado el 22/03/2010


Vota

0 0

Junto con las lógicas naked 125 cuatro tiempos, encontramos motos tan atractivas y divertidas como las de hoy. Sus motores 2T les confieren un carácter tan distinto, como divertido.

Con ganas de marcha

Aunque en la actualidad los motores de ciclo dos tiempos no tienen una reputación tan "limpia" como los ecológicos 4T, por su comportamiento y brioso carácter, siguen teniendo un buen número de seguidores.

Las motocicletas que comparamos hoy son únicas en nuestro mercado, ya que la mayoría de fabricantes apuestan por los cuatro tiempos por su mayor respeto con el medioambiente y menores consumos. Pero todavía quedan motos para nostálgicos como las que nos ofrecen Cagiva y Derbi que, a contracorriente, siguen apostando por propulsores de grandes prestaciones, pero con un futuro a largo plazo complicado.

¿Pequeñas?

Con ganas de marcha


La Derbi GPR 125 Nude y la Cagiva Raptor 125 son, descartando los modelos deportivos, dos de las opciones más divertidas de la cilindrada, muy aconsejables para jóvenes conductores o convalidados de espíritu marchoso. Pese a su limitación a 15 CV, tienen un carácter sin igual. Gozan de unas aceleraciones brillantes y su comportamiento es, de lejos, muy superior a cualquier modelo con motor de válvulas.

Ciclo genial

Con ganas de marcha


Su equipamiento no admite comparación con las "sosas" y económicas 4T. Suspensiones, frenos o bastidores pertenecen a otra generación en la que las motos de 125 c.c. emulaban a las mejores superbikes disponibles. En las dos dispondremos de unos impresionantes chasis doble viga de aluminio de gran sección. Bastidores de gran rigidez que nos benefician notablemente tanto en el comportamiento por ciudad como, especialmente, por carretera.

Robustas estructuras de aluminio, complementadas por unos basculantes de similar calidad, completados con unos impresionantes sistemas de suspensión que son la envidia de sus competidoras más económicas. Las dos optan por horquillas invertidas para el tren delantero. En el caso de la Nude se apuesta por la marca Sebac, mientras que su rival lo hace por una Marzocchi, curiosamente, tanto el diámetro de las barras -40 mm- como el recorrido de las mismas -120 mmes idéntico.

No sucede los mismo con el eje posterior, donde la Raptor goza de un mejor comportamiento, gracias a que, además de disponer de un amortiguador de mayor calidad , disfruta de la efectividad que le aporta su sistema progresivo de bieletas. Sin duda un punto a favor de la italiana, ya que como ha podido demostrar, su progresividad a la hora de circular sobre asfalto degradado o superar baches es mejor que el anclaje directo de la moto vallesana.

En conjunto, ambas nos ofrecen una gran rigidez. Suspensiones y chasis se alían para ofrecernos una estabilidad y manejabilidad total. Su comportamiento es carretera y, sobre todo en curva, es ejemplar. Pesan muy poco, por lo que nos ofrecen una gran confianza para rectificar en plena trazada o entrar a cuchillo en las curvas. El tren delantero de la Derbi es un poco más pesado que el de su oponente, es más lenta en la transición de una curva a otra y no se muestra tan equilibrada.

Aunque por poco, es más grande que la italiana por lo que recuerda a una moto mayor, mientras que la Raptor, en ocasiones, parece una 50 c.c., quizás por su diseño redondeado por el de aristas rectas de la Derbi. La Nude tiene unas geometrías y comportamiento más radical, completamente de acuerdo con su agresiva estética. Su tacto es más duro y rudo, mientras que la Cagiva se muestra más suave de funcionamiento; a pesar de las molestas vibraciones que su manillar desprende a altas vueltas.

Otro de los apartados en los que sus creadores no han escatimado en medios ha sido en el de frenada. Sorprende ver que una moto de la categoría del octavo de litro salga a la venta con dos discos de freno, pero si encima, son de medidas tan espectaculares como los 300 y 320 mm de nuestras invitadas, te quedas sin palabras. Por si esto fuera poco, se complementan con pinzas de cuatro pistones en el caso de la italiana y de dos, pero con pinza y bomba radiales, en el de la española.

Detrás, lógicamente se emplean discos menores, pero de diámetros muy generosos para tratarse del eje posterior -230 mm para la Cagiva y 180 mm para la Derbi, ambas, con pinzas de dos pistones. Sería injusto poner en entredicho el funcionamiento de tan asombrosos dispositivos, ni que decir tiene que gozaremos de un tacto y potencia, no sólo preciso y potente, sino que estará en ambos casos muy por encima de las posibilidades mecánicas.

Brillantes motores

Con ganas de marcha


El carácter que les confieren sus motores dos tiempos es genial. El sonido que desprenden al ganar vueltas no se puede comparar al de sus más tranquilas hermanas 4 tiempos. Su funcionamiento es un poco más complejo, ya que para sacarles el máximo partido, exigen ser llevadas en todo momento en un régimen de vueltas muy concreto. Esta zona se sitúa sobre las 7.000 rpm en las dos, ya que por debajo de ella hay poca vida.

Para mantener este ritmo es necesario contar con un cambio preciso, rápido y sin grandes saltos entre marcha y marcha. La Raptor es la que mejor solución nos ofrece. Su palanca tiene un recorrido más corto y se encuentra mejor situada que en la Nude. Pese a estas diferencias, en las dos se engranan las marchas sin demasiadas complicaciones, a pesar de que en la Derbi tengamos que marcar mejor el movimiento del pie para que no entren los indeseados puntos muertos.

Acelerar con cualquiera de las dos es todo un acontecimiento. Aunque tengamos que jugar un poco con el embrague para que la aguja del cuenta vueltas se mantenga en el punto optimo, una vez alcancemos el régimen adecuado, saldremos disparados de los semáforos.

La Nude es la que mejor sale desde parado, de hecho, es la que se lleva el gato al agua, aunque por muy poco, en los primeros cien metros –los hace en 6,9 segundos. A partir de ahí, la italiana gana velocidad y, por escasas diferencias, bate a la GPR en los 200, 400 y 1.000 metros. Sobre el terreno y en directo os podéis imaginar lo ajustado que está el tema, no se dan tregua en ningún momento, por lo que dependerá más de nuestra habilidad a la hora de cambiar –perdiendo la menos vueltas posibles- que por la diferencia de potencia de los motores.

Una de las mayores desventajas frente a las cuatro tiempos en su mayor consumo. Mientras que en una conducción normal, en una 125 c.c. 4T podemos mantenernos en los cuatro litros a los cien kilómetros sin excesivos problemas, en nues tras invitadas superaremos los 5 litros de media. Tampoco debemos olvidar el consumo de aceite que hace falta para la mezcla, el consumo está bastante ajustado en las dos (sobre el litro a los mil km), pero es un factor más a tener en cuenta en su coste de uso.

Pese a ello no se puede decir que su autonomía sea reducida, pues gracias a los 13 litros de capacidad de sus depósitos, dispondremos de entre 220 y 250 kilómetros antes de volver a pasar por la gasolinera.

Marcadas por el diseño

Con ganas de marcha


Salta a la vista que nuestras invitadas no son vehículos idóneos para realizar largos viajes y, menos aún, en las versiones como motores limitados. Mecánicamente, siempre y cuando no forcemos el ritmo, serán capaces de afrontar largas distancias, pero sus posiciones de conducción no son precisamente las de unas Gran turismo.

Como son motocicletas que están prácticamente desarrollas a partir de modelos deportivos (GPR 125 R y Mito 125) y marcadas por unos diseños muy radicales, el confort de marcha ha pasado a un segundo plano. Para no adoptar una postura tan forzada como en las versiones racing y mostrarse un poco más polivalentes, los manillares son de dos alturas –más marcadas en el caso de la Derbi- y se han situado un poco más altos que en los modelos deportivos.

Las estriberas prácticamente mantienen la misma posición; altas y retrasadas. El asiento, en la Raptor, no tiene nada que ver con el de la Mito, mientras que el de la Nude, se mantiene intacto respecto al de la GPR Racing. Este último es muy duro, carece de ergonomía y se encuentra en una posición más elevada que el de su rival. En la Cagiva, el manillar está bastante más bajo, lo que nos obliga a cargar el peso hacia la rueda delantera.

Por su parte, el manillar de la Derbi es un poco más alto, pero como su depósito es más corto, nos acerca excesivamente hacia el eje anterior, lo que nos hace adoptar una posición un tanto extraña, más parecida a la de una trail que a la de una moto naked. Si los conductores no son precisamente unos privilegiados en este aspecto, los acompañantes han sido los grandes olvidados. El acompañante, en la moto española, se encuentra con un pequeño cojín más que un asiento y, en la italiana, con un asiento con formas muy redondeadas que, a pesar de estar mejor mullido que en su oponente, no nos aporta demasiada estabilidad.

Primer paso

Con ganas de marcha


No hay que olvidar que nuestras invitadas son un primer paso dentro del mundo de la moto, por lo que tampoco podemos exigirles demasiado. Además, si el usuario que se haga con sus servicios viene del automóvil, raramente la sacará de paseo fuera de su localidad. Es por ello que pese a su carácter interpretarán, en la mayoría de los casos, el papel de un vehículo urbano. En este escenario su comportamiento es casi tan bueno como en carretera.

Su facilidad de maniobra y liviano peso ayuda a su conductor en cualquier circunstancia. Ya sea a la hora de circular por rondas de circunvalación o a la de pasar de entre coches, ambas pueden competir sin problemas con un scooter. Únicamente la Raptor, con su abierto radio de giro, puede plantearnos alguna dificultad al ratonear entre atascos muy densos. Su movilidad, manejabilidad y equipamiento técnico son sus principales argumentos de venta.

Debido a la calidad tecnológica de su parte ciclo su comportamiento será siempre una de sus principales bazas para hacer frente a las prácticas y económicas 4T y, aunque su precio es elevado para una moto de sus cilindrada -4.199 euros las dos-, es el peaje que hay que pagar por disfrutar de su exclusividad y sus briosos y divertidos propulsores 2 tiempos.


Jordi Hernández
Fotos: Xavier Pladellorens / Santi Díaz (estudio)

Concepto Cagiva RAPTOR 125Derbi GPR 125 NUDE
Marca CagivaDerbi
Modelo RAPTOR 125GPR 125 NUDE
Año 20062006
Motor 1 cilindro 2T LC 1 cilindro, 2 Tiempos, refrigerado por líquido
Cilindrada 124 cc124 cc
Diámetro de carrera 56,0 x 50,6 mm56,0 x 50,6 mm
Compresión - -
Potencia 15 CV15 CV
Par 1,1 kgm1,6 kgm
Alimentación 1 Dell’Orto PHBH de 28 mm 1 Mikuni de 28 mm
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en baño de aceiteMultidisco en baño de aceite
Cambio De 6 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaPor cadena sellada
Tipo chasis Doble viga en aluminio Doble viga en aluminio
Basculante Doble brazo en aceroDoble brazo en aluminio
Geometría 24° y 101 mm de avanceN.d.
Suspensión delantera Horquilla invertida con barras de 40/120 mmHorquilla invertida con barras de 40/120 mm
Suspensión trasera Sistema progresivo con amortiguador de 140 mm recorridoMonoamortiguador de 110 mm de recorrido
Freno delantero 1 disco de 320 mm,pinza 4 pistones 1 disco de 300 mm, radial 2 pistones
Neumáticos 110/70 x 17” y 150/60 x 17”110/80 x 17” y 140/70 x 17”
Peso en vacío 125 kg135 kg
Largo total 1.980 mm2.024 mm
Distancia entre ejes 1.375 mm1.355 mm
Altura asiento 800 mm788 mm
Depósito gasolina 13 l13 l
Precio 4.199 €4.199 €
Garantía 2 años piezas y Mano de Obra2 años piezas y Mano de Obra
Importador Motos Bordoy S.A.Derbi Nacional Motor S.A.
 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"