Vende tu moto GRATIS
Auto10

Comparativa Gilera GP 800, Yamaha TMAX 500

Tmax 500: rey indiscutible de los megascooters bicilíndricos. Gilera GP 800: impresionante con poderoso e innovador propulsor. Las cosas ya no están tan claras. ¿Una posible sucesión al trono?

¿Gilera GP 800 o Yamaha Tmax 500?

Nuevamente, una de las marcas que compone el grupo Piaggio hace historia. Y es que el Gilera GP 800 es el scooter más grande, potente y rápido del mercado. Su poderoso motor bicilíndrico en V a 90° de 839,2 c.c. (el único con esta configuración) deja a la altura del betún a cualquier rival que ose plantarle cara. Aunque en cuestión de precio Gilera es una de las marcas más exclusivas de grupo, con el GP 800 han hecho una excepción. A pesar del gran esfuerzo económico realizado en su desarrollo, el GP es solamente 200 euros más caro que el Tmax.

Poco a poco, Yamaha ha ido perfeccionando su impresionante Tmax. En la actualidad, la versión 2008 llega a nuestro mercado con cambios tan importantes como su robusto y espectacular chasis doble viga de aluminio, llantas de 15 pulgadas en ambos ejes y una carrocería totalmente renovada. El nuevo Tmax es más ligero, espectacular y efectivo que sus predecesores. Lo que tiene un gran mérito, pues al menos en lo que se refiere a su motor no se han realizado cambios de relevancia desde 2004, cuando se introdujo la inyección.Desde que viera la luz en 2001, el Yamaha Tmax 500 ha sido la referencia en lo que se refiere a scooters de corte deportivo. Rivales como el Gilera Nexus 500 han logrado meterlo en apuros, pero gracias a su todavía actual bicilíndrico en paralelo 4T LC DOHC 8V, siempre ha gozado de una cómoda ventaja frente a los monocilíndricos que han ido apareciendo. También recibió los envites de bicilíndricos como el Suzuki Burgman 650 o el Honda Silver Wing 600, aunque su filosofía, bastante más turística, no daba lugar a muchas comparaciones...

En la temporada de 2008, las cosas cambian, por primera vez en siete años el scooter de los diapasones está en desventaja frente a su más directo contrincante. Gilera, en estrecha colaboración con Piaggio, ha creado el scooter más grande y potente de todos los tiempos, cuya principal baza es un poderoso bicilíndrico en V a 90° 4T LC SOHC 8V capaz de fulminar todos los aparatos de medición con datos tan demoledores como una cilindrada de 839 c.c., una potencia real de algo más de 73 CV y una velocidad punta de más de 190 km/h reales.

Una oportunidad única

Gilera GP 800 vs. Yamaha Tmax 500

Enfrentar a dos scooters de este nivel es una oportunidad única, aunque no llegue a ser del todo equitativa al existir una importante diferencia de cilindrada entre ellos. A pesar de todo, no debemos olvidar que hoy por hoy son los dos megascooters más deportivos del momento, y aunque mecánicamente no sean similares, sí que compiten por un mismo público. De hecho, es por ello por lo que Gilera ha querido que su precio no sea excesivamente elevado. Éste se ha mantenido finalmente muy cerca de su rival (8.500 euros frente a los 8.399 del Yamaha, tarifados antes del posible descuento del impuesto de matriculación) aunque sea a base de rebajar la finición de los acabados y sacrificando su equipamiento de serie, a favor también de un apartado técnico más competitivo.

En los dos se ha trabajado principalmente en puntos como la parte ciclo o motor, pero cumplen con los mínimos obligatorios exigidos en los scooters: espacio bajo el asiento para un casco, tomas de corriente, parabrisas de serie (graduable en el Gilera) y, exclusivamente en el Tmax, guanteras para poder guardar pequeños objetos.

Al mismo tiempo, su lista de equipamiento también se compone de detalles muy bien elaborados y que resultan sumamente prácticos como los cuadros de instrumentos, que además de un diseño elegante y vistoso, están excelentemente dotados con todo tipo de dispositivos.

Por enumerar algunos elementos más, destacaremos sus frenos de estacionamiento y caballetes laterales; imprescindibles en scooters de este peso. Y es que con los primeros podremos aparcar en pendientes sin miedo a que nuestro scooter se desplace, mientras que los segundos harán posible que nos olvidemos de los caballetes centrales, especialmente complicados de colocar en nuestros
pesados invitados.

También nos gustaron detalles como las manetas regulables, el parabrisas variable eléctricamente en altura del Gilera o la colocación elevada de los retrovisores (demasiado pequeños y difíciles de regular en el GP 800). En definitiva, multitud de componentes que nos harán la vida más fácil y agradable a lomos de cualquiera de ellos.

¡¡A disfrutar!!

GP 800 vs. Tmax 500

Es de agradecer que un vehículo de esta clase llegue tan bien equipado de serie, pero para ser sincero, nadie se interesa por un GP 800 o un Tmax 500 únicamente por su faceta práctica. Lo que nos atrae realmente de este tipo de scooters es su comportamiento, las prestaciones de sus motores y su capacidad para desplazarse por todo tipo de escenarios de forma rápida y, siempre, divertida.

En ciudad, con tráfico intenso, no dejarán de ser vehículos torpones y lentos, con los que maniobrar será complicado cuando entre los coches no existan amplios huecos entre los que poder colarse. Tienen un peso considerable y un tamaño muy superior a la media, especialmente en el caso de Gilera, y esto los hace más complejos de maniobrar y conducir.

Son megascooters a los que es necesario llegar con cierta experiencia, sobretodo en el caso del GP 800, pues su potente motor nos exige un plus de atención en nuestras decisiones (sobre todo a la hora de abrir gas y frenar). Por el contrario, gracias a sus múltiples cualidades, diseño y calidad, su radio de acción es infinitamente más amplio y les permite incluso competir directamente con muchas motocicletas a la hora de circular por terrenos tan poco habituales para los scooters como la carretera o la autopista. Precisamente es en estos dos escenarios donde van a sorprendernos ambos más gratamente y donde, con toda seguridad, nos lo vamos a pasar mejor con ellos.

Para comenzar, por vías rápidas, sus mecánicas son pura dinámica. Moverse dentro de las velocidades legales es pan comido para ellos, ya que los 120 km/h los conseguimos sin apenas alcanzar el punto medio del mando del gas.

Aerodinámicamente, el Yamaha está mejor resuelto. Dispone de una protección frontal más adecuada y su alto y amplio parabrisas no ocasiona las turbulencias en el puesto de mando que provoca el scooter italiano. La pantalla del Gilera es un poco estrecha y pese a poder alzarse eléctricamente a través de un botón situado en la piña derecha, no tapa con la misma efi cacia que la más amplia del Tmax.

Lo mejor de todo es que incluso a velocidades muy elevadas ninguno de los dos se mueve de su trazada, ni siquiera al superar posibles baches o bandas de dilatación. El trabajo de las suspensiones resulta impecable, y concretamente en el caso del GP 800 se traduce en una estabilidad total y un excelente confort de marcha, ya que las suyas (con largos recorridos de 120 mm en la horquilla y 133 milímetros en el único amortiguador posterior) actúan con mayor suavidad y progresividad.

La posición de conducción es buena en ambos, aunque no llega al nivel del gran rutero del segmento, el Suzuki Burgman 650, que cuenta con mayores atributos para este cometido.

Continuando con nuestros invitados, sus asientos se muestran lo bastante grandes y acogedores, con ligeros apoyos lumbares que nos ayudan a soportar mejor el ímpetu de sus aceleraciones. En el Tmax circularemos con el cuerpo más inclinado hacia delante y con las piernas un poco más altas, pues la plataforma se encuentra más cerca del asiento. A su vez, en el Gilera disfrutaremos de una banqueta un poco más acogedora y grande, y su manillar está colocado un poco más alto, con lo que nuestra espalda mantiene una posición más natural y menos encorvada que en el scooter nipón.

Para viajar más cómodos, en los dos tendremos la posibilidad de estirar las piernas casi por completo hasta el escudo frontal, con lo que podremos desplazar las posaderas hasta el apoyo lumbar y adoptar una posición más rejada y adecuada para afrontar trayectos de largo recorrido. Pese a todo, las espalda se ve obligada a soportar todo el peso, por lo que al realizar muchos kilómetros es normal que podamos notar alguna molestia al fi nal del viaje.

En lo que respecta a los pasajeros, el Tmax es el triunfador en espacio; su asiento es cómodo, tiene unas buenas asas para sujetarse y las estriberas están excelentemente situadas. Por su parte, el Gilera ofrece una buena porción de asiento y también tiene bien solucionado el tema de las asas, pero sus estriberas y, en especial las formas de las fibras de los laterales, incomodan un poco la posición de las piernas, que quedan un poco expuestas a la acción del aire. A pesar de ello, su suspensión trasera es más cómoda, tanto a dúo como en solitario, por una más corta y seca del Tmax.

¡Gaaaaaaaaassssss!

Gilera GP 800: Económica

La verdad es que tras muchos kilómetros de autopista, en los que tienes que ir continuamente controlando del reloj del velocímetro para que estas bestias no sean víctimas de los radares que pueblan nuestro territorio, se agradece la tranquilidad y sinuosidad de una buena carretera comarcal. Es aquí donde vamos a poner verdaderamente a prueba esas cualidades que les han llevado a ser considerados los mejores sport-turismo del momento.

Hace falta poco tiempo para que el Yamaha se gane nuestro reconocimiento. Una vez más se muestra como un auténtico devorador de curvas que hace gala de una ejemplar estabilidad y una agilidad inigualable a la hora de cambiar de apoyo. El nuevo bastidor doble viga de aluminio no ha hecho más que mejorar su parte ciclo, lo que unido a un tren delantero realmente preciso –más si cabe con la llegada de la llanta anterior de 15"– contribuye a agrandar su mito en este aspecto. Y es que su horquilla convencional doble tija (de 43/120 mm) dibuja de forma impecable el trazado y, junto con el tren posterior, nos permite alcanzar unas inclinaciones impresionantes con la máxima seguridad.

Por su parte, el GP nos recuerda una motocicleta gran turismo tipo BMW R 1200 RT o similar por su elevado peso (en seco, unos 252 kilos) y volumen y las inercias que éstos provocan. Gracias a su mecánica brutal (en el banco desarrolló una potencia motor de 73,5 CV), puede seguir el ritmo del Tmax, aunque no sin problemas, ya que necesita ser conducido con más finura y sin cometer errores. Obra con mayor lentitud, por lo que es más parsimonioso tanto en la entrada de curva como a la hora de enlazarlas. Nos exige realizar unas trazadas más limpias y redondeadas, con menos margen a la improvisación, por lo que es aconsejable tomarnos con tranquilidad al menos los primeros kilómetros para acostumbrarnos a su peculiar conducción.

Con el paso de los kilómetros y las curvas apreciaremos que su peso, en ocasiones, resulta un excelente aliado, ya que al estar situado muy abajo y hacia delante, ayuda a aumentar la estabilidad incluso a muy poca velocidad.

Una de las principales cualidades del Yamaha es la frenada, más eficaz y contundente gracias en parte a su menor peso (unos 205 kilos), pero sobre todo al doble disco delantero (de 267 mm), que actúa de forma brutal pero muy fiable. Y es que las pinzas Monoblock de cuatro pistones reciben de forma muy precisa las órdenes que les llegan de la leva derecha, lo que garantiza un tacto exquisito y un control total sobre la frenada.

El GP 800, a través de sus dos discos de 300 milímetros con pinzas Brembo de dos pistones, lo tiene más complicado por culpa del peso, pero aun así, aunque hay que frenar más pronto que en el Yamaha, no alargan la frenada como cabría esperar.

Respecto al eje posterior, los dos fabricantes han dado con el complemento perfecto a los mecanismos anteriores. Un disco de 267 mm el Yamaha y de 280 el Gilera (los dos con pinzas de dos pistones) supone el material idóneo para acabar de completar los excelentes sistemas de frenada que montan estos dos megascooters de altas prestaciones.

¿Motor o parte ciclo?

Gilera GP 800: Prestigio

Si en lo que se refi ere a parte ciclo el Tmax es el que consigue mejores resultados, en cuestión de motor, el Gilera ejerce un dominio tan aplastante que no da opción de réplica a su rival.

Al acelerar en paralelo, el italiano deja poco menos que clavado al japonés (en 100 metros le endosa casi un segundo). El GP tracciona de maravilla, pues transmite fielmente a la rueda las órdenes que le damos desde el puño del acelerador mediante su inédita transmisión final por cadena (que, por otro lado, implica una aumento de coste y cuidados en el mantenimiento). Si a esto le sumamos su impresionante potencia y par, el resultado son unas aceleraciones y recuperaciones excepcionales, lo que nos aporta una rapidez muy superior al salir de las curvas o adelantar. Y es que el megascooter de Gilera tiene vida en todo el recorrido del gas debido a un motor con tanto carácter, que incluso puede hacer –si no vamos con cuidado– patinar la rueda trasera sobre asfalto desgastado o mojado. A su lado, el propulsor del Yamaha parece más dulce, no por presentar un funcionamiento más suave, pues el italiano pese a su propulsor en V actúa con gran finura, sino por no tener ni mucho menos el brío y el genio del Gilera.

Lo mejor de todo es que por poco que abramos el mando del acelerador, el Italiano nos demostrará sin vacilaciones por qué es el scooter más potente del mercado. Al mismo tiempo, al no necesitar que su acelerador esté abierto tanto tiempo, sus consumos se mantienen en un nivel bastante aceptable (6,2 litros a los 100 km de media frente a los 5,8 del japonés), lo que con un depósito de 18,5 litros proporciona una autonomía teórica de unos 298 kilómetros (frente a los 258 del Tmax).

Conclusiones

Tmax 500

Una vez más quedan patentes las distintas formas de concebir un vehículo de dos ruedas entre los fabricantes italianos y japoneses. Yamaha, con el Tmax, aboga por un scooter de excelente comportamiento dinámico, suave, de funcionamiento casi eléctrico y con una parte ciclo excepcional. Un megascooter que se encuentra como pez en el agua en carreteras de curvas y que muy poco tiene que envidiar a una moto en este terreno.

Por su parte, el Gilera GP 800 es pura pasión. Un motor brutal y explosivo que dejará en ridículo a muchas motos. El megascooter perfecto para los amantes de las prestaciones puras y motos con carácter, aunque, eso sí, totalmente desaconsejable para los conductores más inexpertos, pues con el italiano, bromas, las justas.


J. Hernández
Fotos: Xavier Pladellorens y Santi Díaz (estudio)
Con la colaboración de Eduard Fernández

Concepto Gilera GP 800Yamaha TMAX 500
Marca GileraYamaha
Modelo GP 800TMAX 500
Año 20082008
Motor SOHC 2 cilindros en V a 90º, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración líquida SOHC 2 cilindros, 4 tiempos, 8 valvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 839 cc499 cc
Diámetro de carrera 88 x 69 mm 66,0 x 73,0 mm x 2
Compresión 10.5:111,0:1
Potencia 75 CV43.5 CV
Par 7,80 kgm4,70 kgm
Alimentación Inyección electrónicaInyección electrónica con cuerpos de 31 mm
Encendido Electrónico digital CDIElectrónica digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Automático centrífugo en secoAutomático centrífuga
Cambio Variador automáticoAutomático V-Belt
Transmisión secundaria Por correa trapezoidalCon dobles cadenas en baño de aceite
Tipo chasis Doble cuna en acero redondoDoble viga y subchasis de aluminio
Basculante Estructura de aluminio fundidoDoble brazo en aluminio
Geometría N.d.
Suspensión delantera Horquilla telehidráulica 41/120 mmHorquilla telescópica con barras de 43 mm, excursión 120 mm
Suspensión trasera Amortiguador hidráulico 133 mm, ajustable en precargaSistema progresivo con amortiguador de 116 mm
Freno delantero 2 discos de 300 mm, con pinzas de 2 pistonesDoble disco de 267 mm con pinzas Monobloc de 4 pistones
Neumáticos 120/70 16\" y 160/80 15\"120/70 ZR15\" y 160/60 ZR15\"
Peso en vacío 245 kg203 kg
Largo total 2.237 mm2.195 mm
Distancia entre ejes 1.593 mm1.580 mm
Altura asiento 780 mm800 mm
Depósito gasolina 18 l15 l
Precio 8.600 €8.549 €
Garantía 2 años piezas y mano de obra2 años piezas y mano de obra
Importador Piaggio España S.A.Yamaha Motor España S.A.
 

Comentarios

Se el primero en comentar
  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
Cerrar Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"