Comparativa Goes G 250 Max, SYM Joyride 200, TGB X-motion 250

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Actualmente si queremos hacernos con un scooter de entre 200 y 250 cc, no será necesario invertir más de 3000 euros.

image:1|center

En cuestión de un año, Goes ha sido capaz de completar una gama de scooters que abarca hasta los 250 c.c. De hecho, el nuevo 250 Max se ha convertido en su buque insignia por cilindrada y equipamiento, aunque lo más destacable es su precio, que, como el de sus rivales de hoy, se encuentra por debajo de la cifra psicológica de los 3.000 euros.

image:2|left

El Joyride es el participante más veterano del comparativo, aunque para esta temporada Sym lo ha modernizado con la incorporación del sistema de inyección electrónica. Y es que pesar de contar con 50 c.c. menos, su compacto tamaño y calidad mecánica le permiten competir, e incluso batir en algunos casos, frente a sus rivales de hoy.

image:3|right

Con la llegada de los X-Motion 125 y 250, TGB evolucionó signifi cativamente como fabricante. Por su calidad, tecnología aplicada y el importante aumento de cilindrada en el caso del X-Motion 250 EFI, la fi rma taiwanesa se sitúa a la altura de sus principales rivales tanto en calidad de producto como en el número de categorías en que se encuentra representada.Son muchas las llamadas y correos electrónicos que llegan a nuestra redacción, pero, seguramente motivados por la crisis económica en la que nos encontramos sumergidos, muchas de las consultas que hemos recibido últimamente han sido para buscar ayuda o consejo ante la posible compra de un scooter.

Es curioso descubrir qué motivaciones os mueven y cuáles son vuestras exigencias a la hora de comprar un scooter -ciertamente hay casos muy sorprendentes-, pero por muy variopintas que puedan ser vuestras preguntas, hay dos variables que, casi siempre, surgen en todas las consultas: precio -cuanto más bajo, mejor- y cilindrada.

image:4|left

Dejando de lado los grandes pesos de la categoría, los tres scooters que nos ofrecen Goes, TGB y Sym son una prueba muy clara de que no hace falta una gran inversión para adquirir un dos y medio. Y es que a pesar de que por culpa del tan polémico impuesto del CO2 los precios de algunos vehículos de dos ruedas se han encarecido notablemente, por el momento esto no afecta a las cilindradas inferiores a los 250 c.c. y, por lo tanto, a nuestros invitados.

Si revisamos el listado de precios, observaremos que los tres dan la talla, sobre todo en lo que se refi ere a su relación calidad-precio. Comparándolos con los de su clase tienen un coste relativamente bajo, incluso si tomamos como referencia algunos scooters de 125 c.c. de primera fi la podremos ver que en muchos casos la compra de cualquiera de los tres participantes de hoy resulta bastante más barata.

Éste puede llegar a ser un argumento de venta fundamental para aquellos que están dispuestos a sacrifi car equipamiento, exclusividad o diseño en favor de un precio más asequible. A pesar de ello, los tres llegan bien equipados, son bastante cómodos y ofrecen una protección aerodinámica considerable.

Es cierto que por su precio pueden ser considerados como scooters dos y medio económicos, pero no debemos olvidar que su diseño y tamaño son comparables a los de muchos GT de la cilindrada.

De hecho, su posición de conducción es toda una prueba de ello, ya que, especialmente en el caso del Sym, su asiento dispone de apoyos lumbares para conductor y pasajero y su plataforma nos permite estirar o recoger las piernas según se tercie.

El Goes es parecido, aunque el asiento es algo más duro y el apoyo del acompañante es mucho más bajo y no está acolchado como en el Joyride. El TGB es también muy cómodo, su asiento es el más espacioso y tiene un mullido muy acogedor, lo malo es que es el único del comparativo que no nos ofrece la posibilidad de estirar las piernas en los trayectos de largo recorrido..

En cuanto a protección aerodinámica, el X-Motion es el mejor solucionado, básicamente es el que mejor tapa a la altura de las piernas, y aunque su parabrisas no es muy grande, protege con mayor efi cacia que el del Joyride –más estrecho aún- y que el del 250 Max, que incorpora una pantalla meramente ornamental.

image:5|left

Goes, Sym y TGB nos brindan scooters 100 % ciudadanos; fuera de los grandes núcleos urbanos también pueden ser de gran ayuda, pero es en ciudad donde su diseño y cualidades se ajustan mejor.

Para comenzar, en los tres casos disfrutaremos de una facilidad de manejo bastante buena, en especial en el Sym, el más compacto y maniobrable de todos.

En circunstancias normales no hay problema con ninguno de ellos, pero a la hora de desplazarse con rapidez entre tráfi co denso o atascos, el taiwanés resulta más efectivo y rápido.

El 250 Max y el X-Motion son un poco más torpones, especialmente el TGB, cuya voluminosa carrocería limita sus movimientos cuando hay poco espacio para colarse entre coches.

Una cualidad importante en ciudad es la capacidad de carga, ya que rara es la vez que no llevamos algún objeto con nosotros o vamos acompañados. Es por ese motivo por lo que tener un lugar donde dejar el caso, sujetar una mochila o incluso sostener una caja resulta casi imprescindible para hacernos la vida más fácil.

TGB nos ofrece la opción más práctica en cuanto a la capacidad del habitáculo que hay bajo el asiento. El taiwanés es claramente el mejor del comparativo en este aspecto, ya que podremos guardar fácilmente dos cascos integrales e incluso alguna cosa más al mismo tiempo.

El Joyride es un poquito inferior en este sentido. En cuanto a los cascos a que es capaz de dar cabida podremos escoger entre dos opciones: o bien dos cascos jet holgadamente o un integral y una mochila, el mono de agua u otros objetos similares.

El G 250 Max es el más limitado en este aspecto, pues pese a tener dos espacios de carga –bajo el asiento y en un maletero posterior, como en los X8 de Piaggio-, su capacidad es muy limitada por el diseño interior de los habitáculos. De hecho, no podremos guardar un casco en ninguno de los dos que nos ofrece. Bajo el asiento, aunque logremos colocar un casco, no podremos cerrar. El maletero es algo más capaz, pero su accesibilidad es tan reducida por culpa de los soportes que sostienen su compuerta, que por el orifi cio de entrada no pasa ni un jet. En defi nitiva, una clara prueba del largo camino que todavía le queda por recorrer al fabricante francés -especializado en quads- en el diseño y desarrollo de scooters.

image:6|right

Las comparaciones entre nuestros invitados y algunos scooters de 125 c.c. son inevitables. De hecho, en el caso del X-Motion y el Joyride existen versiones del octavo de litro que prácticamente son idénticas a los que comparamos hoy. Es innegable que hay una cierta rivalidad entre cilindradas independientemente del carné que poseamos, por lo tanto, resulta lógico que para los scooters de este comparativo un 125 pueda llegar a ser un importante rival en ventas.

Una de las principales ventajas de cualquiera de nuestros invitados frente a ellos es su mayor capacidad para realizar desplazamientos interurbanos. A pesar de no ser tres de los dos y medio más potentes, disfrutaremos de las prestaciones necesarias para circular por autovía o carretera a un ritmo más que aceptable, con mayor tranquilidad y sin forzar tanto la mecánica como lo haríamos con un scooter menor.

En este aspecto, todos optan por propulsores monocilíndricos de ciclo cuatro tiempos, refrigerados por líquido, simple árbol de levas en el Goes y el SYM –este último con culata cuatro válvulas- y DOHC 4V en el caso del TGB. Obviamente, el X-Motion posee el motor más evolucionado y de mayor calidad; es exactamente el mismo que equipa el Sym GTS 250i, lo que nos ofrece plenas garantías de buen funcionamiento e indiscutible fi abilidad. Tiene un tacto fi nísimo y una respuesta muy buena a cualquier régimen; además, gracias al sistema de inyección, minimiza considerablemente sus consumos –sobrepasa por poco los 4 litros a los 100 km- y reduce las emisiones de gases contaminantes muy por debajo de lo que estipula la Euro 3.

A pesar de ser tecnológicamente un poco más sencillo, el propulsor del Joyride se mostró muy competitivo frente a las mecánicas de sus rivales. Sym lo ha dotado esta temporada con un sistema de alimentación por inyección electrónica, lo que mejora su respuesta y reduce el consumo frente a la versión anterior. Nos sorprendió su explosiva respuesta desde parado y la facilidad con la que recuperaba velocidad tras cortar gas. Al ser más pequeño que el TGB, el Joyride logra compensar los centímetros cúbicos de menos con un peso más liviano, o lo que es lo mismo, una mejor relación peso-potencia.

Mecánicamente, el 250 Max –el único carburado del comparativo- se defi ende como puede de los duros envites de sus competidores. En aspectos como potencia y suavidad de funcionamiento está más o menos a la altura del X-Motion. Le falta algo de brío en los primeros metros, pero en general nos dejó un muy buen sabor de boca.

image:7|left

En lo que se refi ere a la parte ciclo, el TGB mantiene la superioridad frente al resto. Por lo que respecta a los frenos, el taiwanés confía en dos discos de 260 y 220 mm acompañados por pinzas de dos pistones paralelos. La verdad es que no podemos tener ninguna queja de ellos, ya que le confi eren una frenada potente y fi able en ambos ejes, capaz de bloquear cualquiera de las dos ruedas si así lo deseamos.

El Joyride mantiene el nivel de su oponente gracias a su sorprendente freno de disco perimetral delantero –de 273 mm con pinza de dos pistones- y a un disco convencional de 200 mm con buen mordiente. Su punto fl aco en este apartado es el tacto excesivamente fofo y el largo recorrido de las levas de freno, un detalle que no deja de sorprendernos, ya que al igual que el TGB, cuenta con latiguillos metálicos inextensibles..

La frenada es un aspecto claramente mejorable en el scooter de Goes. Goza de un equipamiento similar al del resto –un freno de disco en cada eje-, pero los resultados conseguidos fueron claramente inferiores a los de sus rivales. Al contrario que el Joyride, sus levas de freno tienen un recorrido casi inexistente y muy duro, lo que nos obliga a apretarlas con fuerza incluso en las frenadas más leves. Por si fuera poco, las pinzas de freno poseen poco mordiente, lo que incrementa todavía más la sensación de falta de potencia.

En suspensiones, la variedad es la nota predominante en este comparativo, dado el comportamiento, claramente distinto, que los tres ofrecen.

Tras contrastar sensaciones con los colaboradores que participaron en este comparativo, el X-Motion fue, por mayoría, el más votado. Tanto su horquilla convencional anterior como sus dos amortiguadores con botella de gas separada –únicos en su categoría- agradaron por su polivalente respuesta. Y es que el TGB resulta igual de efectivo al superar terrenos bacheados, tanto por su confortable comportamiento como por el excelente funcionamiento de su hidráulico a la hora de mantener los neumáticos pegados sobre el asfalto en buenas condiciones. Quizás si fuera comparado con otros dos y medio de gama alta pecaría de un cierto exceso de dureza, en especial en los cuartos traseros, pero ante los oponentes de hoy y su sencillo equipamiento, impone su calidad y mejor comportamiento.

La veteranía del diseño del Joyride lo hace disponer de una serie de elementos superados actualmente. Su apartado de suspensiones se compone de una horquilla y amortiguadores traseros excesivamente blandos debido a la discreta intervención de sus sistemas hidráulicos. Esto ocasiona algunos rebotes sobre asfalto bacheado, pues ambos dispositivos tardan en volver a una posición neutral, mientras que al inclinar en curvas rápidas, la parte posterior del scooter tiende a fl anear bastante.

Respecto al Joyride, el Goes se caracteriza por una respuesta radicalmente distinta. Sus suspensiones tienen una conducta mucho más rígida que resulta algo más brusca incluso que la del TGB, que llega a ser un tanto desagradable al pasar sobre baches bastante profundos. Sobre asfalto bueno esta debilidad apenas se aprecia, ya que la mayor dureza de su horquilla convencional y sus amortiguadores posteriores actúan de forma determinante en su buena estabilidad general.

Un hecho común entre los scooters de gama media de cualquier cilindrada es la discutible calidad de los neumáticos empleados en la primera monta. Y nuestros invitados no son una excepción; de hecho, algunos de los problemas que pudimos encontrar durante las jornadas de pruebas habrían desaparecido -o se habrían disimulado- si las gomas utilizadas hubieran sido de mejor calidad.

Por suerte, éste es un problema muy fácil de solucionar: con elegir otro modelo o marca cuando toque cambiarlas ya lo tenemos resulto.

Dejando de lado el compuesto de los neumáticos, conocer sus medidas y la altura de las llantas que los acompañan nos ayudará a determinar algunas facetas del comportamiento de nuestros invitados. Por ejemplo, en el caso del TGB, sus llantas de 14 y 13 pulgadas y sus gomas de 120/70 y 140/60, respectivamente, lo hacen gozar de una excelente estabilidad. Posee un tren anterior un tanto pesado, por lo que resulta un poco más lento de reacciones que el Joyride y el 250 Max, con sus llantas de 12 pulgadas y unos neumáticos algo más estrechos.

image:8|left
Concepto Goes G 250 MaxSYM Joyride 200TGB X-motion 250
Marca GoesSYMTGB
Modelo G 250 MaxJoyride 200X-motion 250
Año 200920082009
Motor SOHC monocilíndrico, 4 tiempos, 2 válvulas, refrigeración líquidaSOHC monocilindrico de 4 tiempos, 2 válvulas, refrigeración líquidaDOHC monocilíndrico, 4 tiempos, 4 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 249 cc171 cc249 cc
Diámetro de carrera - - 71 x 63 mm
Compresión - 10.8:110.6:1
Potencia 18.3 CV19.7 CV23 CV
Par 1,79 kgm1,7 kgm2,27 kgm
Alimentación CarburadorInyección electrónicaInyección eletrónica
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDIdigital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctricomotor eléctrico
Embrague Automático centrífugo en secoAutomático centrífugo en secoautomática centrífuga en seco
Cambio Variador automáticoVariador automáticovariador automático
Transmisión secundaria Por correa trapezoidalPor correa trapezoidalcorrea trapezioidal
Tipo chasis Simple cuna en tubo de aceroSimple cuna desdoblada en tubo de acerosimple cuna en acero
Basculante Grupo motopropulsor oscilanteGrupo motopropulsor oscilantemotore oscillante
Geometría N.d.N.d.
Suspensión delantera Horquilla telescópicaHorquilla hidráulica convencionalhorquilla telescópica
Suspensión trasera 2 amortiguadores hidráulicos, sin reglajeMonoamortiguador, ajustable en precarga de muelle2 amortiguadores regulables en precarga
Freno delantero 1 disco de 245 mm, pinza de 2 pistones paralelosDisco de 273 mm perimetral, 2 pistonesDisco de 260 mm, pinza de 2 pistones
Neumáticos 110/90 x 12\" y 110/90 x 12\"110/80 x 12\" y 130/70 x 12\"120/70 x 14\" y 140/60 x 13\"
Peso en vacío 150 kg154 kg186 kg
Largo total 2.300 mm2.010 mm2.130 mm
Distancia entre ejes 1.552 mm1.490 mm1.500 mm
Altura asiento 775 mm770 mm780 mm
Depósito gasolina 11.5 l8.5 l11 l
Precio 2.745 €2.699 €3.790 €
Garantía 2 años2 años2 años
Importador Jets Marivent Spain S.L.Motos Bordoy S.L.TGB
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"