Comparativa

Publicado el 25/05/2012


Vota

0 0

Con todas las versiones 2012 de las princesas del motocross actual ya en las tiendas, llegó el momento de enfrentarlas y descubrir qué tienen en común y qué las diferencia. Nosotros te desvelamos sus purezas, y tú escoges a la que conquiste tu corazón. 

Aunque se nos echan encima tiempos difíciles para nuestros bolsillos, nuestra mente perversa hace un hueco para nuestras pasiones e ilusiones, que al final siempre nos ayudan a seguir para adelante. Renovar nuestra moto de cross, o simplemente darnos el gustazo de adquirir una de ellas para dejar a un lado las preocupaciones y soltar adrenalina en máximo estado puro en los circuitos, es una buena forma de hacerlo. 

Con bajas temperaturas, pero con un sol radiante, juntamos a todas -excepto la Kawasaki, ya que no dispusimos de ella a tiempo- y recurrimos a pilotos experimentados para sacar una mayor y mejor información que vosotros, queridos lectores, podréis administrar según vayáis leyendo. El escenario fue el circuito Parcmotor de Castellolí, que, gracias a nuestro incansable amigo Patricio Tarradas, estuvo en perfectas condiciones para la ocasión. 

Viajando en la máquina del tiempo, recordaremos que las KTM poco a poco han ido ganando terreno frente a las japonesas, metiéndose de lleno en la lucha por hacerse un hueco entre las mejores. La Honda siempre ha impuesto gusto y elegancia, incluso pasando algo de bajón un par de años atrás, pero sigue siendo peleona dentro de las reinas del gallinero. Yamaha sigue una línea muy buena, donde han trabajado duro para perfeccionar modelos que a día de hoy son más destacados en muchos aspectos en comparación con sus competidoras. Respecto a Suzuki, siguen caminando por terreno firme, con pocos cambios pero con una montura realmente buena gracias a su carácter muy domable y equilibrado. 

Llega la hora del baile

Como si de una historia de amor se tratase, tenemos que intentar que ella primeramente nos entre por los ojos. Por tanto, hagámosle una supervisión a primera vista a ver cuál nos seduce más. 

Dicho esto, hay que decir que a día de hoy todas menos la KTM adquieren el sistema de inyección, siendo la Suzuki la que cuenta con más experiencia en este apartado, ¡y vaya si se nota! Su motor nos brinda una confianza absoluta, como si fuese tu moto de toda la vida, resulta llevadera y más aún con los cambios introducidos en el encendido. El nuevo reprogramado la hace subir más de vueltas que la temporada anterior, y esto, traducido en sensaciones, representa una respuesta más inmediata del puño del gas a la tracción de la rueda trasera, manteniendo un punto óptimo de aceleración en todo momento. Este gran punto a favor es clave para el buen funcionamiento en todos sus regímenes; es agresiva pero sin excederse en este sentido. Siguiendo con el apartado motor, según nuestros experimentados probadores, primero encontramos la Yamaha. En ella hallamos un motor totalmente diferente al del resto, pero que valoramos mucho. ¿Por qué es diferente? Visto el comportamiento de este propulsor, no nos extraña que, aparte de por ser un piloto muy técnico, James Stewart sea capaz de enlazar zonas complicadas de trampas en los circuitos de supercross de la forma en que lo hace. El empuje motor de esta YZF es realmente brutal, muy recomendable para pilotos agresivos y de sensaciones fuertes. 

Bien, si su punto fuerte es su fuerza partiendo casi desde cero, cabe destacar que sigue empujando durante todos los momentos que se le da al gas y que, al igual que en la RMZ, en la moto de la marca de los diapasones también se han introducido modificaciones en el mapa de la inyección, haciendo variar la respuesta del propulsor en comparación con el año anterior.

En este apartado, otorgaríamos el tercer peldaño a la KTM, con una línea muy similar a la de la Yamaha, y cuya mayor virtud es la entrega de potencia en bajos, aunque parece un tanto desequilibrada en medios y altos, factor que hace que tengas que trabajar más con el cambio de marchas y embrague, que viene reforzado y con un nuevo diafragma para esta nueva temporada. En Honda quizás han sido un tanto precavidos con su propulsor; estamos de acuerdo en que resulta muy fácil de llevar, pero en ocasiones de mucho compromiso motor, nos parece un poco más pobre de potencia. Destaca su entrega en medios.

Con soltura…

Ahora es el momento de calificar cuál nos conquista más rápido por su adaptación de conducción, y aunque en casi todas se han revisado los settings de suspensión, a nuestro parecer no responden igual a las adversidades del terreno. Así pues, la que nos ofreció un máster en este apartado es “la rubia”. El vivo amarillo de la Suzuki también sigue con paso firme en este punto, y con simplemente realizar un par de vueltas ya eres capaz de compenetrarte con sus movimientos sin mayor dificultad: pasos por curvas, peraltes, cambios de dirección espontánea, mesetas y saltos enlazados no suponen una barrera para la RMZ. Aunque no solamente la Suzuki es capaz de dejarnos con mucho “flow” sobre la pista del Parcmotor de Castellolí, la Honda es la única de las cuatro que puede comprometerse en rigidez cuando el terreno lo exige. En curvas rápidas y bacheadas se muestra muy estable, y también tiene la capacidad de doblarse en virajes muy angulados con y sin roderas, donde meterla en la rodera acaba siendo más fácil de lo que nos pensamos. Es curioso el caso de la Yamaha, que nos transmite un tren delantero un tanto “tronco”, con excesiva rigidez, bien en zonas rápidas pero complicado en roderas cortas y cerradas, donde cuesta definir la dirección que se le quiere dar. En cambio, el tren trasero es todo lo contrario, como si fuese de goma, se adapta perfectamente a la inclinación que le sugerimos. 

Siguiendo con las sensaciones, continuamos hablando de cualidades que se echan en falta en nuestras invitadas, porque en KTM también se detectan “problemas” en el tren delantero. Pero a diferencia de la YZF, la montura naranja peca de nerviosismo en zonas rápidas con dificultades y, en comparación con las otras, no las sobrepasa con la misma firmeza. Quizá sea debido a un tarado de suspensión con exceso rebote y endurecido, que le da un carácter seco y nervioso a la hora de pilotar. 

Hay que destacar que, como todo en la vida, hay variedad de opiniones y gustos; es decir, hay gente que las prefieren morenas en vez de rubias, o bajas en vez de altas. Lo importante es escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Pues pasa exactamente lo mismo a la hora de escoger una pieza maestra como es una moto de cross; según os vamos comentando los secretos de cada una, os tenéis que ir haciendo la idea de cuál se puede adaptar mejor a vuestro estilo de pilotaje. Una vez hecha esta reflexión, seguimos analizando al detalle qué más nos ofrecen estas cuatro cincuenta. 

Por:  Dani Hernández 

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"