Comparativa

Comparativa KTM Duke 390, Kawasaki Z300La fórmula para madurar


Vota

0 0

Enfrentamos la KTM Duke 390 con la Kawasaki Z 300, dos motocicletas de estilo naked pensadas para que los jóvenes pilotos... maduren.

Desde Motofan hemos pensado que sería interesante comparar dos motocicletas que, aunque están destinadas a un mismo público, presentan diferencias palpables.  Son la KTM Duke 390 ABS y la nueva Kawasaki Z300. La desigualdad más clara – y no hace falta tener un “Máster” en motociclismo para identificarla- es que la Z cuenta con un motor bicilíndrico en paralelo de 296cc y que, lógicamente, se ve superada por el motor LC4 monocilíndrico de 373cc de la Duke. Dejando esto bien claro de entrada… ¿Continuamos?

Alguien podría pensar que hubiera sido más acertado comparar la Z300 con la Duke 250. Pero verás… se ve que, en Europa, somos demasiado “grandotes” para la Duke 250 ya que solo se comercializa en el mercado asiático y, por eso, aún no hemos tenido la ocasión de probarla. Esto mismo sucedía con la Kawasaki Ninja 250SL hasta hace apenas un mes, cuando la casa de Kobe decidió ver cómo reaccionamos los europeos a su Ninja más pequeña. 

Antes de empezar a opinar “que si esto me gusta, que si lo otro no me convence”, vamos a encontrar el punto en común que justifica esta comparativa.  Estas motos, de un estilo naked fuerte, serían comparables a esa etapa de la vida que se encajona entre la pubertad y la madurez.  Más o menos entre los 20 y los 22 años, cuando te crees que ya eres un hombre, pero aún te tienes que dar muchos tortazos para llegar a serlo. Y de hecho no es que la Z y la Duke sean comparables a ese momento, sino que SON ese momento: cuando quieres una moto de gran cilindrada pero aún no has “madurado” para conducirla, por lo que te la compras y te ves obligado a limitarla. Antes de convertirte en ese “quiero y no puedo”… Acepta la realidad. ¡Ya verás que no es tan malo hacerlo! Porque la Duke 390 y la Z300 son la mejor fórmula para pasar de las 125/200 a las 600...etc.

Aunque las dos tienden a ser esa fórmula perfecta que he comentado, en realidad son motos con comportamientos muy dispares. Y de verdad, no me seas tiquismiquis con que la cilindrada de una es de 296cc y la de la otra de 373cc. Son diferentes porque, aunque las dos reúnan todo lo positivo que se busca en una naked –que sea tanto para ciudad como carretera, que tenga una estética radical, que sea ágil…- responden de un modo diferente. Para resumir cada una con un solo adjetivo, creo que la Z se llevaría el calificativo de ‘fina’, y la Duke el de ‘agresiva’. Y esa diferencia se ve tanto en lo estético como en lo tecnológico. Vamos por partes:

Las hemos probado tanto por zonas transitadas como por las curvas más diabólicas y con más ‘mala leche’ del mundo. Del derecho y del revés. La ‘Kawa’ responde mejor en altos regímenes, justo lo contrario que la KTM. Y parte de la finura con la que se puede conducir es gracias a su embrague asistido y de antirrebote, que hace mucho más suaves las reducciones bruscas e impide que se bloquee la rueda trasera. En cambio, la Duke propone una conducción más bruta, más radical. Aunque eso no quiere decir que bloquee la rueda, porque cuenta con el sistema de frenada ABS de serie –en el Z300 es opcional-.  En todo caso, realmente uno se empapa de las sensaciones que transmite cada una. Con la Z se puede conducir relajado. Y se puede ir de un modo más radical por carretera. Creo que, en cambio, la Duke es radical en todo momento, pero que también te da permiso para ir tranquilo por la ciudad. Es precisamente en esa zona cuando resulta más difícil compararlas. No busquéis prestaciones urbanas porque es una naked, y como tal no cuenta con elementos indispensables como una buena capacidad de carga o un asiento cómodo para el pasajero.  Y aunque la posición de ambas no sea ni la mitad de cómoda que la de un scooter, si tuviéramos que elegir una ganadora, sería la Duke –de nuevo, ¡por ciudad!- porque no nos exige curvar la espalda y desgasta menos. Pero claro, eso cambia en carretera. Mejor nos vamos a ver qué cartas esconde cada una.

Su “Verdadero Yo”

Tanto la KTM Duke 390 como la Kawasaki Z300 son motos ágiles en curva y veloces en recta. De acuerdo…lo es más la 390. Pero no mucho más. La naranja dispone de una potencia de 44CV y la verde de 39CV. Aunque, a decir verdad, la ‘Kawa’ me dio más sensación de velocidad en altas revoluciones y en cuanto a la relación CV-km/h. Ya sea por su buen rendimiento en altos regímenes o por su sonido más deportivo que el de la Duke, más japonés.  Uno conoce realmente lo que es la Z300 –que sí, que aunque sea una 300cc, no la consideres como una moto de cilindrada baja- cuando la estira de vueltas. Incluso parece que su motor sea más bien un 2 tiempos. Pero claro, la Duke 390 tiene más velocidad punta. Además, incluso en bajos regímenes e, imaginando que igualáramos las dos a 300cc o a 390cc, la Duke sería superior. Pero la manera en que se mueven también es distinta. Y es que el chasis en diamante de tubos de acero de la Z facilita su entrada en curva cuando está lanzada. ¡Y pesa muy poco!168 kg. Pero claro, la Duke también la supera en ese aspecto, con tan solo 150 kilos de peso.  Aunque en realidad son datos-trampa, porque el depósito de gasolina de la Z300 tiene una capacidad de 17 litros, mientras que el de la Duke 390 es de 11 litros. Tanto la Duke 390 como la Z300 son ágiles y fáciles de conducir, ideales para que cualquiera pueda mejorar su estilo de conducción sin ningún tipo de riesgo. Eso ha quedado claro. Pero, si he dicho que la Z reacciona mejor al límite de revoluciones, la ‘naranja’ es más adecuada para carreteras con curvas que enlazan una detrás de otra, zonas que te exijan “bailar” constantemente con la moto y que disfrutes con ello como un bebé. 

La posición del conductor en carretera cambia sustancialmente en la Z, y eso  tiene mucho que ver con el tamaño y la ergonomía del depósito. Porque lo que en ciudad era un hándicap para la Z, ahora es una virtud. No, no es una superdeportiva, pero nos podemos acoplar al carenado y apoyar el pecho en el depósito como si lo fuera. El problema de la Duke es que, incluso por carretera, nuestra espalda sigue estando totalmente recta, y eso le resta capacidad aerodinámica -es el precio que tiene que pagar una naked tan… naked-. También es de justicia decir que las naked, en general, no buscan esa virtud. Un detalle que me ha parecido paradójico es que, aunque la altura del asiento de la Duke sea de 800mm y la de la Z de 785, por lo que la naranja debería ser más alta, pero en cambio es más fácil rozar con la estribera de la Duke que con la de la Z. No sé… será que la posición de las estriberas es más baja en la Duke aunque sea una moto más alta, o que aún no he aceptado que ser un ‘bigfoot’ no tiene remedio.

"Show me the money"

El precio de la KTM Duke 390 ABS es de 4.989 euros. El de la Kawasaki Z300: 4.450€ en la versión estándar y 4.850€ con ABS.  Claro, en este sentido… me parece que gana la KTM. Porque la Z con ABS es tan sólo 140€ más barata, y en ese caso sí que es necesario apreciar que hay una diferencia de 5 CV a favor de la ‘naranja’.   Eso sí, opino que, a nivel estético, la Z300 es superior, o como mínimo es la sensación que transmite la carrocería de cada una. Por muy nakeds que sean -al igual que su comportamiento- son de factoría muy dispar. La Duke es una auténtica moto desnuda, y es que se puede apreciar su chasis tubular de acero y el basculante monobrazo en todo momento –y aún más por su color naranja chillón.  La cúpula frontal es compacta en ambos casos, aunque la Z300 cuenta con doble faro horizontal y la Duke 390, en cambio, monta un monofaro de forma vertical y alargada –algo que, de frente, les da una identidad distinta. El manillar es ancho y plano en ambos casos –como debe ser al tratarse de nakeds. En cambio, el colín de la Z es más estrecho y afilado,  contra el colín corto de la Duke.

En resumidas cuentas...

Creo que ninguna de las dos es claramente mejor. Sí es cierto que ambas se superan en detalles relevantes como el precio, la potencia, o la calidad de sus materiales –porque lo que una no te da, te lo da la otra-. Por eso, la ganadora es la que tú elijas. Es pura y llanamente una cuestión de gusto: de si prefieres una moto radicalmente naked o no tanto, de si quieres que tenga más “nervio” a bajas o altas revoluciones o de si, sencillamente, te identificas más con una de las dos marcas. Lo que sí me ha quedado patente es que tanto la Z300 como la Duke 390 son…la mejor fórmula para madurar.

Concepto KTM Duke 390Kawasaki Z300
Marca KTMKawasaki
Modelo Duke 390Z300
Año 20132015
Motor Bicilíndrico en paralelo 4 tiempos DOHC
Cilindrada 375 cc296 cc
Diámetro de carrera 89 mm x 60 mm x 162 X 49
Compresión 12,9:110.6:1
Potencia 43.48 CV39 CV
Par 35 kgm27 kgm
Alimentación Inyección electrónica BoschInyección de combustible con válvulas de mariposa doble
Encendido Equipo de encendido con regulación electrónica sin contactos, ajuste digital del encendidoDigital
Arranque Equipo de encendido con regulación electrónica sin contactos, ajuste digital del encendidoEléctrico
Embrague Multidisco en baño de aceiteMultidisco húmedo, manual
Cambio de 6 relaciones6 marchas
Transmisión secundaria Cadenacadena
Tipo chasis Doble cuna de aceroForma de diamante con tubos de acero
Basculante Doble brazo de Aluminio
Geometría 65º
Suspensión delantera Horquilla invertida WP de 43 mmHorquilla telescópica
Suspensión trasera 1 amortiguador WP de 150 mmAmortiguador con carga de gas de tipo Uni-Trak y precarga ajustable
Freno delantero Bybre de anclaje radial y 4 pistones, ABS de 300 mmDisco sencillo lobulado. Pistón doble de accionamiento sencillo equilibrado
Neumáticos 110/70 ZR 17 17" y 150/60 ZR 17 17"
Peso en vacío 139 kg -
Largo total - 2.015 mm
Distancia entre ejes 1.367 mm1.405 mm
Altura asiento 800 mm785 mm
Depósito gasolina 11 l17 l
Precio 4.989 € -
Garantía
Importador KTM Sportmotorcycle España
 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"