Vende tu moto GRATIS
Auto10

Comparativa Suzuki GSF 650 Bandit S, Yamaha FZ6 Fazer S2

Nuestras dos protagonistas nos muestran lo justo para encandilarnos, cada una con sus <em>armas de mujer</em>. ¿Ante cuál sucumbiremos?

Bandit 650 S contra Fazer 600 S2

Nuestras dos protagonistas son jóvenes, guapas y les gusta lucirse. Son motos semi-naked, que siguen la tendencia actual de mostrar los encantos, aunque sin ese toque de descaro total que gastan sus hermanas 100 % naked. La Suzuki Bandit 650 S y su homóloga la Yamaha Fazer 600 S2 son ligeramente más recatadas, pero nos deleitan la vista con un escueto biquini azul en forma de cúpula que, aparte de ofrecernos una mejor protección aerodinámica, hará volar nuestra imaginación... Y soñar con ellas.

A pesar de compartir estilo, cada una tiene una personalidad propia bien definida: la S2 es la de corte más atrevido y deportivo y la Bandit, la más confortable y burguesa. Con ellas resulta fácil sentir amor a primera vista, ya que sus acabados en cuanto a pintura y plásticos están bien conseguidos y ofrecen sensación de calidad pese a ser motos realmente económicas, especialmente la Bandit. Destaca la cúpula de la S2, de aspecto feroz, que nos recuerda la estética de la serie R1, así como sus escapes bajo el colín, como en ciertas superbikes italianas rojas. La Bandit nos propone una imagen más señorial y elegante, en la que un imponente escape rompe un poco el equilibrio visual del conjunto.

Encantadoras

Bandit y Fazer, con ABS opcional

Una vez hechas las presentaciones, ya estamos listos para ver qué tal se desenvuelven nuestras protagonistas en el escenario que les tenemos preparado. Un recorrido combinado de ciudad, autopista y una buena ración de curvas en el Montseny, para sintetizar el uso que van a recibir de sus futuros propietarios. Sentados en ellas, enseguida nos damos cuenta de que la Bandit, con su amplio asiento partido y regulable y su ergonómica triangulación de manillar y estribos, responde a las expectativas de moto en la que predomina el confort por encima de todo. La S2 nos brinda un asiento de mullido ligeramente más duro y una posición algo más de ataque.

En ambos casos encontramos buenos detalles como caballete central, estriberas con goma para conductor y pasajero, y asas donde éste pueda agarrarse, aunque en la Bandit irá un poco más arriba que en la Fazer. La S2 dispone además de espacio bajo su asiento para guardar documentación. En la Bandit se echa de menos este hueco. Los cuadros de relojes de ambas son adecuados y contienen toda la información necesaria e incluso antirrobo electrónico, aunque el de la Fazer, de aspecto mucho más deportivo y moderno, estilo R1, incluye algunos detalles útiles, como temperatura del motor, mientras que en la Bandit simplemente hay un indicador de exceso. Los mandos de embrague y freno son regulables en la Bandit; sólo el de freno lo es en la S2.

Vamos a por faena

Bandit 650 S, menos exótica

Arrancamos sus propulsores y nos dirigimos, cruzando la ciudad en hora punta, hacia el Montseny, uno de los paraísos moteros más cercanos a Barcelona. Enseguida nos percatamos de que el nuevo motor refrigerado por agua de la Bandit es una delicia en ciudad, ya que empuja desde muy abajo y de forma muy dulce sin vibrar, por lo que es muy adecuado para circular en medio del atasco matinal de la urbe, acompañado por un embrague y cambio muy blandos y precisos. El tacto casi de mantequilla es ejemplar. La S2 nos exige hacer girar su motorización más alta de vueltas, ya que no tiene los portentosos bajos y medios de su rival, pero nos recompensa con mayores sensaciones en la zona alta del cuentavueltas y, sobre todo, con un peso menor, lo que facilita esas maniobras casi de malabarista que uno debe hacer para sobrevivir yendo en moto por la ciudad. Ambas tienen un buen radio de giro y se desenvuelven bien en medio de la jungla de cemento, aunque según elijamos la Bandit o la S2, la experiencia tendrá un tinte más tranquilo o excitante. En ambos casos, por si no queremos vivir peligrosamente, existe la opción de montar ABS, que aunque encarece el increíble precio de los modelos base, nos proporcionará un extra impagable de seguridad ante ese taxista que decide descargar el pasaje en medio de la calle sin previo aviso, o ese anciano que ha decidido cruzar una vía rápida de cuatro carriles sin mirar antes, o ese parche de asfalto justo en medio de la zona de frenada, o ese monovolumen que se incorpora al carril de circulación sin tan siquiera poner un intermitente, o... ¿Sigo?

Una vez dejamos atrás la polución y los peligros de la selva, perdón, de la ciudad, nos incorporamos a una autopista en la que podremos probar otra de las facetas de nuestras chicas, su capacidad viajera. En este caso, y al contrario de lo que ocurre con sus hermanas desnudas, sí que contaremos con protección aerodinámica, lo que nos va a permitir viajar a mayor velocidad (siempre dentro de unos límites) y de forma más cómoda, por lo que seremos capaces de afrontar trayectos más largos sin que nuestras cervicales se resientan en exceso por ello. La cúpula y la pantalla de la Bandit, por su tamaño y diseño, se muestran más efectivas que las de la S2 y protegen mejor al conductor del azote del viento. En ambas hay motor más que suficiente para plantearse viajes sin complejos, y nuevamente en este contexto, podremos elegir entre la superior comodidad de la Bandit o la alegría en la zona alta del cuentavueltas de la S2 y su mayor rigidez de bastidor y suspensiones para llevar un ritmo más elevado.

Curvas, curvitas...

Fazer 600 S2 en curvas

Y por fin llegamos al Montseny, en una soleada pero fría mañana de invierno. Ante nosotros una amplia amalgama de curvas de todo tipo y radio. Aquí es donde nuestras chicas deberán dar lo mejor de sí mismas para demostrar que no son simplemente dos caras bonitas, si no que además tienen belleza interior. La S2 nos propone un ligero bastidor doble viga de aluminio, igual que el basculante de nueva factura y corte hexagonal, más liviano que el anterior y con mejor capacidad de tracción. En el tren delantero hallamos una horquilla convencional de 43 mm y unas pinzas monoblock de cuatro pistones sobre unos discos de 298 mm. En el tren trasero encontramos un amortiguador de 130 mm que, sorprendentemente en una moto de filosofía deportiva, no incorpora bieletas. A pesar de ello, con semejante ficha técnica y un peso bastante inferior al de su contrincante, en un principio parece que no va a haber color, y todos queremos enfilar carreteras reviradas con ella. La Suzuki viene equipada con componentes menos exóticos, pero, como posteriormente comprobaremos, se trata de un
conjunto tan equilibrado y homogéneo que nos sorprendió gratamente a todos. Su bastidor es un doble cuna en tubo de acero igual que su basculante. La horquilla es de 41 mm y tanto ésta como su amortiguador son sólo ajustables en precarga. Curiosamente, el amortiguador trasero sí que incluye bieletas. Una vez repasadas ambas motos, empezamos la subida a Santa Fe, donde la Bandit, a pesar de su tarado demasiado blando de horquilla, nos demuestra que su dulce propulsor se encuentra en su salsa en esta zona de curvas lentas y medias, ya que permite salir de la curva abriendo gas muy pronto y empujando muy bien hasta la siguiente, aunque aquí sí que se echa muy en falta el carácter alegre de la S2 cuando la estripamos sin piedad. Ello, conjugado con el buen trabajo de las suspensiones y de su buena frenada, pese a carecer de las pinzas de su rival, empieza a descubrirnos una faceta desconocida de la Bandit... ¡Y además no vibra y es cómoda!

Pero tampoco nos volvamos locos, ya que su mayor peso genera más inercias y hay que tener muy claro el punto de frenada para evitar problemas. Si la tratamos con suavidad y dejamos que la moto corra, eludiendo brusquedades y anticipando las frenadas, nos podemos divertir mucho con ella, y nos dará la impresión de que es una moto fácil. Gran parte de la culpa la tienen también los Bridgestone que equipa, que nos dan una buena lectura de lo que ocurre en el asfalto y se deslizan muy suavemente si nos pasamos con el gas, con lo que se logra que realmente sea una experiencia divertida, sin sustos ni visitas inesperadas del ángel de la guarda. La S2 nos proporcionará una experiencia bastante distinta, ya que tendremos que estar mucho más pendientes del cuentavueltas y del cambio de marchas que en la Bandit, por lo que la conducción resulta más excitante, pero cansada, y deberemos aplicarnos si no queremos que se nos escape su competidora. Nos va a exigir más estripadas para mantener el motor en su zona buena a alto régimen y tendremos mayor sensación de velocidad, nos parecerá que vamos de carreras. Mucho más que en la Bandit, que es más insípida en ese aspecto. Su menor peso y mayor rigidez de bastidor y suspensiones nos posibilitará ir un paso más allá que con la Bandit, apurando más la entrada en curva y aprovechando que su basculante aguanta muy bien la moto abriendo fuerte al salir de las curvas. Lástima que no incorpore las dichosas bieletas. Si la S2 cae en buenas manos en carreteras como el Montseny, puede ser un modelo muy divertido y efectivo, que ponga en apuros a superbikes de mucha más cilindrada y pedigrí deportivo.

Santa Fe

Bandit 650: Asiento

Una vez llegamos a la cima para realizar las pertinentes sesiones de fotos y poder compartir con los compañeros las experiencias vividas a bordo de nuestras dos chicas, me doy cuenta de por qué estas motos tienen tanto éxito: nos atraen cual sirenas mostrándonos sus atractivos cuerpos, pero además resultan muy polivalentes y aptas para casi todos los públicos tanto en el apartado de prestaciones como por su bajo mantenimiento. Ofrecen mucha diversión por muy poco dinero. Si a eso le sumamos un mercado que va madurando y que entiende que hay vida más allá de las R, unas leyes de tráfico que tampoco incitan a comprar motos de 200 CV y unas ciudades cada vez más colapsadas, está claro que motos como éstas son el futuro. ¡Guapas!


Leonardo Font
Fotos: Xavier Pladellorens

Concepto Suzuki GSF 650 Bandit SYamaha FZ6 Fazer S2
Marca SuzukiYamaha
Modelo GSF 650 Bandit SFZ6 Fazer S2
Año 20072008
Motor DOHC monocilíndrico, 4 tiempos, 16 válvulas, refrigeración líquidaDOHC monocilíndrico de 4 tiempos, 16 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 656 cc600 cc
Diámetro de carrera 65,5 x 48,7 mm x 465,5 x 44,5 mm x 4
Compresión 11,5:112,2:1
Potencia 85 CV98 CV
Par 6,10 kgm6,50 kgm
Alimentación Inyección electrónicaInyección electrónica
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital TCI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en aceiteMultidisco en aceite
Cambio De seis relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaPor cadena sellada
Tipo chasis Doble cuna doble en aceroDoble viga en aluminio
Basculante Doble brazo en aceroDoble brazo en aluminio
Geometría 25° y 97,5 mm de avance
Suspensión delantera Horquilla telehidráulica de 41 mm, ajustableHorquilla telehidráulica de 43/130 mm
Suspensión trasera Sistema progresivo con monoamortiguador ajustable en precargaSistema progresivo Monocross, monoamortiguador de 130 mm, ajustable
Freno delantero Dos discos de 310 mm, pinza de 2 pistonesDos discos de 298 mm con pinzas de cuatro pistones
Neumáticos 120/60 ZR 17" y 160/60 ZR 17"120/70 ZR 17 y 180/55 ZR 17
Peso en vacío 218 kg186 kg
Largo total 2.130 mm2.095 mm
Distancia entre ejes 1.470 mm1.440 mm
Altura asiento - 795 mm
Depósito gasolina 19 l19.4 l
Precio 6.699 €7.499 €
Garantía 2 años en piezas y mano de obra2 años en piezas y mano de obra
Importador Suzuki Motor España S.A.Yamaha Motor España S.A.
 

Comentarios

Se el primero en comentar
  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
Cerrar Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"