Vende tu moto GRATIS
Auto10

Comparativa Yamaha WR 250 R, Yamaha WR 250 F

Las 250 4T son una de las cilindradas más atractivas para los aficionados, pero también para las marcas, y Yamaha nos lo muestra doblando su apuesta en esta categoría.

Apuesta doble

Yamaha España apuesta fuerte por los 250 4T al importar la nueva WR 250 R, una enduro polivalente, que sin duda puede resultar muy atractiva para aquellos que deseen compaginar el uso off-road con el cotidiano, ya sea por ciudad o por carretera. Hemos querido compararla con la WR 250 F, con la intención de descubrir qué diferencia a estos dos modelos, que, como veréis, comparten poca cosa más que el nombre.Los ingenieros de Yamaha han desarrollado un propulsor totalmente nuevo para equipar su flamante WR. Como sucede con su hermana F, se trata de un monocilíndrico 4T, con una cilindrada de 249 c.c. resultado de unas cotas de diámetro de 77 mm y una carrera de 53,6 mm; por cierto, idénticas en ambas versiones. Coincide también la culata con doble árbol de levas, con cuatro válvulas, las de admisión de titanio y las de escape de acero. Una de las principales diferencias la encontramos en el sistema de lubricación. Mientras que en la F se produce por cárter seco, con un depósito de aceite de 1,4 litros ubicado en la cuna del chasis, en la nueva R el engrase es por cárter húmedo, con una capacidad de 1,5 litros de aceite en su interior. La arquitectura es totalmente distinta, y es que en la WR-F el motor de arranque va situado en la parte frontal del cilindro; por el contrario, en la R se encuentra en la zona trasera del mismo. Nos parece relevante la utilización de una caja de cambios de seis velocidades en el nuevo propulsor -es de cinco en el ya conocido de la WR 250 F.

El uso de la inyección electrónica para alimentar el motor es novedad en una Yamaha de esta cilindrada, como también lo es la válvula de escape EXUP controlada por medio de la centralita electrónica. El sistema de arranque es únicamente eléctrico en la R. En cambio, en la F disponemos además del arranque con pedal.

En la parte ciclo, las coincidencias se resumen al empleo del aluminio para fabricar ambos bastidores. Sus geometrías son totalmente diferentes, como también lo son las suspensiones utilizadas, en ambos casos multirregulables del fabricante japonés Kayaba. En la horquilla de la moto dual, las barras son de 46 mm de diámetro, y en la enduro, de 48 mm. Como es lógico, los recorridos son mayores en esta última (300/310), frente a los nada despreciables 270 mm en ambos trenes de la WR 250 R.

Por lo que respecta a los frenos, las dos WR equipan Nissin, con discos delanteros de 250 mm de diámetro. El trasero de la R es de 230 mm en comparación con los 245 mm de la F.

El nivel de equipamiento obviamente es mayor en la WR 250 R. En ella podemos encontrar un completo cuadro de instrumentos, los indicadores necesarios para poder circular cómodamente por ciudad, retrovisores y los estribos del pasajero, indispensables en una moto para uso cotidiano.

En la WR 250 F, en cambio, hallamos un mejor nivel de equipamiento. Una clara muestra de ello es el manillar Pro Taper de diámetro variable de excelente calidad, que en su hermana es mucho más sencillo al ser de acero.

Los neumáticos son trail en la nueva WR, aunque permiten ciertas licencias al utilizarlos por montaña; en la WR de enduro son 100 % off-road. En lo que sí coinciden ambos modelos es en las medidas de las llantas, de 21 pulgadas en la rueda delantera y de 18 en la trasera, por lo que la moto dual también deja montar neumáticos de enduro.

Dos mundos

Yamaha WR 250 F

Las diferencias son muy notables en el comportamiento de estos dos propulsores. El de la WR 250 R está limitado por el uso de elementos que deben permitir una mayor fiabilidad y que, por tanto, merman su rendimiento. De entrada, la relación de compresión es de 11,8:1 frente a los 12,5:1 de la moto de enduro. El escape va mucho más tapado, por lo que el motor es muy silencioso, pero ello también influye directamente en el rendimiento del propulsor. Aun así, el pequeño 250 ha alcanzado la respetable cifra de 25,20 CV de potencia máxima en nuestro banco de pruebas, por los 35,47 de la WR 250 F de enduro. Además de la potencia en sí, la principal divergencia entre ambos estriba en su capacidad de estirada. El motor de la R obtiene los 25 CV a las 8.000 rpm y los mantiene hasta las 10.000, cuando literalmente se acaba de golpe. El de la F se destaca por las 6.000 rpm hasta llegar a unos excelentes 35 CV a 10.000 rpm, lo que deja apurar las marchas de forma útil hasta conseguir las 12.000 revoluciones.

Aun con unas diferencias tan relevantes, el propulsor de la nueva WR nos ha sorprendido gratamente. Permite pilotar a un ritmo bastante elevado a base de no "machacar" las marchas en exceso, haciendo uso de su excelente capacidad de tracción, pese a los neumáticos trail. Con la WR 250 R todo el gas que das hace que la moto vaya hacia delante y nunca de lado, por lo que es realmente efectivo.

La WR 250 F es mucho más potente, tal y como indica su curva de potencia. Es una máquina más adecuada para competir, y en las zonas rápidas o en subidas marca las diferencias de modo sustancial. Goza igualmente de una excelente capacidad de tracción, y es que la entrada de potencia se produce de una manera muy progresiva a bajo régimen, quizá demasiado para competir. Donde este propulsor señala las diferencias respecto al de su hermana es en las cronos, donde su mayor golpe de gas permite pilotar a un ritmo mucho más alto, con un contraste que podríamos catalogar de abismal.

Cualidades endureras

Yamaha WR 250 R

Hemos querido probar las cualidades endureras del motor de la WR 250 R introduciéndonos con ella en varias trialeras. La sorpresa ha sido mayúscula, ya que pese a los mencionados neumáticos trail, las hemos superado con una facilidad increíble. La suavidad de funcionamiento del propulsor es responsable de ello, y es que con ella la capacidad de tracción es espectacular. Además, la potencia es suficiente como para vencer obstáculos de un nivel considerable, por lo que los atributos off-road de la nueva Yamaha están fuera de toda duda. El desarrollo del cambio en las primeras marchas es bastante corto, y nos sirve de ayuda para aprovechar toda la potencia que el motor nos ofrece.

Es lógico que la WR 250 F goce de una cierta ventaja en las trialeras. Aparte de su propulsor más potente, también es bastante más ligera. Lo que más nos ha impresionado del motor de la moto dual es su polivalencia. La hemos probado en carretera y permite llevar un ritmo bastante alto, especialmente si tenemos en cuenta que se trata de un 250 4T. Por autovía puedes circular cómodamente a un ritmo de 120-130 km/h y alcanzar puntas de hasta 150 km/h. La sexta es muy larga; y con ella engranada, el propulsor no sufre en absoluto, pues la potencia no es suficiente como para que el motor suba de vueltas en exceso. Además, el grado de vibraciones es bastante contenido, por lo que no resulta en absoluto desagradable transitar con ella. Por ciudad, el funcionamiento suave del propulsor, y su bajo nivel de ruido, consigue que podamos movernos pasando totalmente desapercibidos, aunque su estética innovadora te haga centro de todas las miradas en los semáforos.

Polivalencia en la parte ciclo

Yamaha WR 250 R

Puestos a analizar la parte ciclo de nuestras dos invitadas, las primeras sensaciones nos las portan
las diferentes posiciones de conducción. Empezando por la WR 250 R, ésta es realmente buena para ser una moto "multiusos". La forma del manillar nos ha hecho sentir realmente cómodos al pilotar por el monte, y su carrocería ofrece una notable libertad de movimientos. El depósito es un tanto ancho en su zona superior, aunque ello se aprecia en mayor medida al conducir sentados. Cuando la hemos llevado por el monte lo hemos hecho de pie casi todo el tiempo, por lo que este inconveniente queda en un segundo plano. No nos gusta tanto la ubicación de los soportes de los estribos del pasajero. Si al abordar una trialera se te escapa el pie del estribo, o lo sacas para apoyarlo, resulta muy fácil golpearlos con la parte trasera de la tibia.

Por lo que respecta a la WR 250 F, la posición es impecable, con un manillar Pro Taper realmente cómodo y un depósito de gasolina estrecho que nos permite movernos sin trabas.

Antes de ponernos en marcha por el monte, conviene revisar las presiones de los neumáticos trail de la WR-R, pues la presión para ir por carretera es excesiva para pilotar por el monte. En marcha, las primeras impresiones son altamente positivas. La WR 250 R es una moto más pesada que su hermana de enduro, pero las bondades del bastidor de aluminio hacen que este dato quede en un segundo plano. El bastidor conserva buena parte de la manejabilidad característica de las WR de enduro, y se desenvuelve muy bien por caminos revirados y senderos. A alta velocidad, la rigidez del aluminio es suficiente para garantizar la estabilidad necesaria, más si tenemos en cuenta las prestaciones del motor.

El chasis de aluminio de la WR 250 F nos maravilló desde la primera vez que lo probamos. Posiblemente es uno de los más ágiles y precisos entre las enduro, y goza además de buenas dosis de estabilidad a alta velocidad.

Suspensiones regulables

Yamaha WR 250 F

En pocas ocasiones hemos sacado tanto partido a unas suspensiones regulables. En un principio, los reglajes de la WR-R eran blandos en exceso, lo que nos limitaba el ritmo por caminos, pues la máquina se hundía en exceso en los baches o en los saltos; esto la hacía algo inestable. Tras un primer contacto, hemos apretado al máximo el hidráulico de compresión en ambos trenes, y 10 clicks el de extensión del amortiguador, por lo que hemos conseguido mejorar de modo muy significativo el comportamiento de las suspensiones de la nueva WR. Creemos que éste es un acierto importante, y es que unas suspensiones cómodas en el asfalto no pueden funcionar bien en la tierra y viceversa; de este modo se consigue que la moto funcione realmente bien en todas las circunstancias. Una vez realizados los cambios, las suspensiones de la moto blanca nos permiten pilotar a un ritmo bastante alto sin que al encontrar badén tengamos que cortar gas en absoluto.

Su hermana de enduro disfruta de unas suspensiones más competitivas, el tacto es muy bueno en la horquilla y progresivo en el amortiguador. El equilibrio es bueno entre ambos trenes, aunque el compromiso de dureza es un tanto blando. Con este tipo de reglajes, la máquina se comporta realmente bien si le queremos dar un uso endurero, por caminos y trialeras, pero en las cronos una mayor firmeza nos dejaría atacar las curvas y los baches con más confianza.

En el apartado de la frenada, la ventaja es muy clara a favor de la WR 250 F. El tacto del freno delantero es mucho mejor que el de la R, y lo mismo sucede con la potencia de frenado. Con ella no tienes la sensación de ir colado en ningún momento, como sí sucede con la WR 250 R. Posiblemente este comportamiento se deba a la diferente bomba de freno utilizada, pues la pinza Nissin es de dos pistones y el disco, de 250 mm de diámetro en ambos casos. También nos parece lógica la diferencia en la frenada si tenemos en cuenta que la moto dual pesa casi 20 kg más que su hermana de enduro, y que el grip del neumático delantero no es tan bueno en las frenadas. No hemos encontrado diferencias significativas en los frenos traseros, que cumplen a la perfección en ambos casos.

Muchos piensan que los 5.799 euros de la WR 250 R son excesivos para una moto de su cilindrada. Después de probarla, os podemos decir que a nosotros nos parecen más que justificados tras comprobar su polivalencia, y la comodidad que supone poder desplazarte desde la ciudad hasta el punto donde iniciar nuestra salida endurera. Además, si lo comparamos con los 7499 euros de la WR 250 F, teniendo en cuenta la calidad de los componentes, aún nos parece más racional.


Albert Guerrero
Fotos: Oleguer Serra
Con la colaboración de César Rojo

Concepto Yamaha WR 250 RYamaha WR 250 F
Marca YamahaYamaha
Modelo WR 250 RWR 250 F
Año 20082008
Motor Motor DOHC monocilíndrico, 4 tiempos, refrigeración líquidaDOHC monocilíndrico, 4 tiempos, 4 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 249 cc250 cc
Diámetro de carrera 77 x 53,6 mm77 x 53,6 mm
Compresión 11,8:112,5:1
Potencia 25.2 CV35.47 CV
Par - -
Alimentación Inyección electrónicaCarburador Keihin FCR 37 mm
Encendido DigitalElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico y a pedal
Embrague Multidisco por cableMultidisco en aceite
Cambio 6 velocidadesDe 5 relaciones
Transmisión secundaria Por cadenaPor cadena sellada
Tipo chasis Simple cuna desdoblado en aluminioSimple viga desdoblado en acero/aluminio
Basculante Doble brazo en aluminio
Geometría
Suspensión delantera Kayaba de 46/270 mm de recorridoHorquilla invertida Kayaba de 48/300 multiajustable
Suspensión trasera Kayaba de 270 mm de recorridoSistema progresivo con monoamortiguador Kayaba de 310 mm de recorrido, multiajustable
Freno delantero Disco de 250 mm, pinza NissinDisco de 250 mm, pinza Nissin de 2 pistones
Neumáticos 80/100-21" y 120/80-18"90/90 x 21” y 130/90 x 18”
Peso en vacío 126 kg106 kg
Largo total - -
Distancia entre ejes 1.420 mm1.480 mm
Altura asiento 930 mm990 mm
Depósito gasolina 7.6 l8 l
Precio 5.799 €7.499 €
Garantía 2 años2 años en piezas y mano de obra
Importador Yamaha Motor España S.A.Yamaha Motyor España S.A.
 

Comentarios (2)

  • ignacio ignacio Escrito el 15-10-2010

    hola. queria preguntar si la wr 250 f hablando del tema motor, lleva determinadas horas de uso como por ejemplo las valvulas, piston aros, como sucede en las motos pura sangre o cross...o por ser enduro es como si fuece la honda tornado q esa con el pasar de los años recien ahi es necesario ese tipo de cambios. grasias

  • Fristytron Fristytron Escrito el 18-10-2010

    el motor va mas tranquilo por naturaleza pero sigue siendo una moto de offroad, depende de la caña que le dés, cada 'x' horas (pueden ser un par de años) pues estaría bien hacer reglaje de válvulas. Ten en cuenta que una Yamaha WR es "más moto" que la Honda Tornado.

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
Cerrar Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"