Husqvarna

Carlos XI de Suecia fue, sin quererlo, el impulsor de esta marca, al ordenar la construcción de una factoria de armas cerca del río Huskvarna. De su colaboración con la Royal Army Company pasamos, en 1867, a su fundación como Husqvarna Vapenfabriks Aktiebolag.

Tras su establecimiento con dicho nombre, empezó la fabricación de bicicletas, con la que adquirió mucho prestigio. En 1903, fruto de ese éxito con las bicicletas, decide emprender la producción de motocicletas, acoplando un proplsor de fabricación belga de 4 caballos a un ligero chasis de fabricación propia. Sus buenas cifras de consumo y prestaciones la catapultaron al éxito.  

A pesar de lo que pudiera parecer, las primeras Husqvarna estaban enfocadas a la conducción en carretera y en circuito. Un nuevo modelo presentado en 1909, que montaba motor bicilíndrico en V de 548cc, con válvulas laterales y un cambio de tres marchas, se postuló como el arma de Husqvarna en competición y se mantuvo en producción más de 10 años.

Tanto en categoría 350cc como en 500cc, Husqvarna contaba con armas de sobra, así que se decidió invertir en desarrollar aún más el departamento de competición. Sin embargo, después del batacazo contra las Norton, el departamento de competición debía buscar financiación a través de nuevos productos.

Nacen así en los años noventa una serie de motocicletas equipadas con motores monocilíndricos de 4 Tiempos, esta vez centradas en la categoría de Enduro, las cuales otorgarían un plus de ese prestigio perdido en competición en años anteriores.

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"