Cómo purgar el sistema de freno de una moto


Vota

0 0

En esta ocasión, como prolongación del artículo anterior, entraremos en profundidad en el purgado de los frenos de una moto.

El purgado o sangrado de los frenos es una acción de mantenimiento que solo debemos hacerla a nuestra moto cuando veamos que el sistema de freno tiene un tacto esponjoso y poco eficaz, debido a la entrada de aire. Para saber si tu moto tiene un tacto esponjoso, lo puedes notar a la hora de apretar la maneta de freno: al hacer fuerza en ella la sensación que te da es que estas apretando contra una esponja y no como si tiraras de un cable.

Hoy os voy a explicar el método tradicional y, a mi modo de ver, uno de los más fáciles de realizar, si bien que es cierto que existen herramientas especiales pero de esta manera podéis realizar la operación en casi cualquier tipo de sistema.

Antes de empezar a sangrar los frenos tenemos que tener varias cosas ya preparadas:

- Aceite de freno: en la tapa de la bomba de freno encontrareis qué tipo de aceite de freno lleva vuestra moto; en caso de que no lo encontraseis, en el manual siempre está indicado.

- Un tubo de plástico flexible transparente: lo venden en cualquier ferretería por unos céntimos, no necesitamos más de 20cm.

- Un pote de cristal o de plástico: para poder recoger el aceite sobrante.

- Una llave fija del 8: normalmente para el tornillo de purgado.

EMPEZAMOS CON EL SANGRADO

Antes de nada, quitamos la pequeña funda que lleva el tornillo de sangrado y ponemos la llave fija ya en posición pero sin hacer ningún tipo de fuerza o movimiento. Después colocamos un extremo del tubo de plástico flexible en el mismo pitorro, justo después de la llave, y el otro extremo lo dejamos caer dentro del pote de cristal.

Desenroscamos el tapón del depósito de aceite (encima de la bomba, el que nos ponía qué tipo de aceite de frenos lleva la moto), o si lleva tapa quitamos los dos tornillos, con cuidado, ya que son pequeños y si no usamos el destornillador correcto es fácil comernos la cabeza.

Como medida de seguridad, ponemos un trapo debajo del depósito para que absorba el líquido que nos pueda caer, ya que si éste va a la rueda o a los discos, cuando vayamos a circular puede causarnos un accidente muy fácilmente. También es recomendable usar guantes y enjuagarnos rápidamente si nos cae una gota encima.

Pasamos a la fase de purgar. Con una mano cogemos la llave fija y con la otra la maneta de freno, hacemos el movimiento de frenar dos o tres veces y dejamos la maneta apretada (como si estuviéramos frenando), en este momento damos media vuelta con la llave, veremos el líquido subir por el tubo de plástico. Apretamos la media vuelta que hemos aflojando antes, soltamos la maneta y volvemos a empezar la operación.

Si hay aire en el circuito, veremos las burbujitas salir por el tubo transparente y notaremos como el tacto de la maneta se va endureciendo poco a poco hasta conseguir la sensación deseada.

Durante el proceso es importante ir rellenando poco a poco el depósito de aceite de líquido de freno, ya que cada vez que abrimos el purgador sale líquido y el nivel baja; si el nivel llega por debajo de límite se nos llenará el circuito de aire.

A la hora de acabar de rellenarlo, una vez el sistema ya está purgado, tenemos que tener en cuenta en qué estado están nuestras pastillas de freno: si están bastante gastadas hay que dejar el nivel de aceite cerca del mínimo y si son nuevas o casi nuevas llenarlo hasta un nivel alto.

Por último, el líquido de frenos es corrosivo y tóxico. Es imprescindible recoger el líquido viejo y llevarlo a un centro de reciclaje.

Con esto ya sabéis todo lo necesario para purgar los frenos de vuestras motos, no olvidéis de ir haciéndoles mantenimientos periódicos. 

Fotos de 'Cómo purgar el sistema de freno de una moto'

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"