Noticia

Comparativo Megascooters 400 ABSNI UN CENTÍMETRO DE VENTAJA


Vota

0 0

Hemos juntado al KYMCO Xciting, SYM Maxsym, Suzuki Burgman y Yamaha XMax, todos en su versión de 400cc y equipadas con ABS, para medirles el pulso en un exhaustivo comparativo. Los cuatro megas más vendidos en España en su categoría nos demuestran que, a pesar de sus dispares cualidades, corren hacia la misma línea de meta sin darse ni un centímetro de ventaja...

Dos japos y dos taiwaneses se miran las caras en esta prueba que nació con el objetivo de entender y comparar sus personalidades 'commuter'. Los hemos abierto en canal: revisamos sus órganos vitales, analizamos su anatomía y apuntamos dónde ponen los acentos con el fin de convertirse en el medio de transporte ideal para aquellos usuarios que viven entre dos tierras: las de aquí y las de allí. KYMCO Xciting, SYM Maxsym, Suzuki Burgman y Yamaha XMax, los cuatro referentes en el segmento de los megascooter 400 ABS, son cuatro vehículos con nexos de unión y también con abismos, cuatro formas de entender la movilidad más bipolar: diaria y ocasional, necesaria y ociosa, confortable y divertida... 

Este póquer de scooters pertenece a un segmento que vive su particular época dorada. Hace un año aproximadamente os contábamos en el artículo 'En el umbral de los 500' la efervescencia general que se apreciaba en la cilindrada media (300-500cc) y en particular entre los commuters: durante 2013 Yamaha decidió reforzar su presencia con el XMax 400 y la taiwanesa KYMCO -la primera marca de scooters en nuestro país- hacía lo mismo con su Xciting 400. Bien por situarse en el límite de la potencia homologable para conducir con el carné A2 (hasta 35 kW o 400cc) y/o bien por tratarse de vehículos que, por su logrado compromiso entre prestaciones, funcionalidad y economía, se adaptan a las necesidades y al bolsillo de usuarios que buscan una motocicleta 'para todo', lo cierto es que en el último año los modelos que protagonizan este comparativo han experimentado un aumento de las ventas de más de 50% respecto al mismo período de 2013. El de Iwata, por ejemplo, es el más exitoso de los cuatro y ha logrado todo un hito: situarse en el ranking como el primer scooter de más de 125cc, con un total de 1.287 unidades matriculadas (enero-septiembre 2014), desbancando incluso a modelos de 250 y 300cc históricamente más despachados, así como a su hermano TMax 530. 

La gran hegemonía de los scooters en la actualidad -recordemos que aproximadamente dos de cada tres motocicletas que se venden en España son scooters- y su auténtica condición de pilares financieros en el seno de las marcas ha llevado a éstas a ir madurando progresivamente sus modelos hasta dotarlos con toda su experiencia tecnológica. De ahí que estos megas 400 reúnan prácticamente los mejores avances y todo el “know how” de sus firmas, sobre todo en el caso de KYMCO y SYM, que tienen en el Xciting y Maxsym sus porta-estandartes. Por todos esos motivos -el dulce momento que atraviesan y su relevancia corporativa- hemos considerado oportuno enfrentar a los cuatro líderes del mercado, para averiguar qué ha pretendido cada uno de los fabricantes asiáticos.  

Ya os adelantamos que, en su cartilla de calificaciones, ninguno de ellos alcanza la máxima nota en todas las asignaturas; son más bien scooters de excelente nota media pero -como dice el refrán “nunca llueve a gusto de todos”- algunos se han aplicado más en unas que en otras. Por ejemplo, Burgman y Maxsym bordan la ergonomía y confort, mientras flaquean en el plano de la maniobrabilidad; XMax ha ido a clases particulares para afinar su diseño y calidad de acabados, pero descuidó la lección de las prestaciones; y Xciting, simplemente, ha hecho un máster en motor y suspensiones, aunque suspende en la capacidad de carga. 

De ahí que cada uno presente armas a su manera, intentando seducir a la misma gente pero desde ángulos diferentes: el KYMCO es sin duda el más deportivo, con el motor más entusiasta de los cuatro, con la posición más 'al ataque' y con una parte ciclo que dejará a más de uno boquiabierto por su excelente genética para encarar las curvas; por su parte, Suzuki y SYM se van al extremo opuesto, mostrándose como vehículos enfocados en la comodidad máxima, con una posición recostada e idónea para largos viajes sin compromisos, suspensiones suaves y un motor que no destaca por sus fuertes aceleraciones sino por poner el énfasis en la zona media y alta ofreciendo alegres velocidades punta; por último, el Yamaha puede que sea el más ecuánime, situándose en un punto intermedio ya que no apuesta de manera radical por unas cualidades para descuidar otras, si no que busca el talante centrista en cada una de sus facetas: tanto la posición de conducción como la unión entre sus prestaciones mecánicas y ciclísticas se caracterizan por un carácter equilibrado. Pero entremos en materia con más profundidad y analicemos con más detenimiento cada uno de los parámetros:

PÓNGANSE CÓMODOS

Puede que la ergonomía sea uno de los rasgos más arquetípicos y determinantes en este tipo de vehículos, nacidos para ofrecer a sus ocupantes una posición de conducción confortable y relajada. Los cuatro rivales de este comparativo cumplen la función, aunque aquí encontramos ya las primeras diferencias notables.

Burgman y Maxsym -dos modelos que, como iremos viendo a lo largo del artículo, son como dos gotas de agua- ofrecen un alto nivel de confort al estilo “sofá”: el conductor viaja más recostado, con las extremidades más estiradas y una postura que castiga menos la espalda; equipan los asientos más espaciosos y a su vez mullidos que dulcifican la vida a bordo en medias/largas distancias; y sus bajas alturas de los asientos (710 y 755 mm respectivamente) permiten tener siempre los pies muy próximos al suelo. Asimismo, estos dos modelos tienen en la plataforma del conductor unas hendiduras a la altura de los tobillos que facilitan el apoyo de los pies en el suelo cuando, por ejemplo, nos detenemos en un semáforo.

La XMax es algo menos cómoda. Aunque no es la más alta (780 mm, por 815 de la Xciting) su asiento es bastante ancho por lo que las piernas han de arquearse más, penalizando la accesibilidad así como la confianza a la hora de apoyar los pies en el asfalto; aún así, una vez en marcha la posición en confortable, con la espalda en ángulo recto y el conductor más cercano al puesto de conducción; genera una postura mucho más vertical que los otros tres modelos y cuando paramos en un semáforo nos da la sensación de permanecer de pie sobre el vehículo

El Xciting es el menos scooter de todos. Su triángulo ergonómico obliga a adoptar una postura más inclinada sobre el manillar, al estilo moto, ideada para que el conductor domine más su eficaz horquilla delantera; a la larga, es el que más castiga la espalda, por lo que es un modelo más recomendado para travesías de corta distancia en la ciudad o carretera de curvas que, al estilo Burgman, viajes interurbanos que requieran más tiempo y confort a bordo. Es el más alto de los cuatro, pero la estrechez de su asiento en la parte delantera ayuda al usuario a adoptar una posición con las piernas más cerradas. El habitáculo del KYMCO es el menos espacioso y, en los conductores más altos, el interior del escudo puede llegar a rozar con las rodillas.

Todos disponen una plataforma de doble nivel para poder alejar los pies y estirar las piernas, siendo las del Suzuki y SYM las más amplias; estos dos modelos también son los que ofrecen los respaldos lumbares más generosos para el conductor, mientras que el del Yamaha es el más compacto. Y ya pensando en el pasajero, los cuatro orientales muestran nuevamente su cara más hospitalaria: ofrecen una buena parcela en el asiento -el KYMCO el que menos- y prominentes asas agarraderas. La nota más alta en este apartado la logra el SYM, que equipa de serie un respaldo lumbar para el ocupante, que tiene además dos reposapiés plegables con pulsador engomados, los más logrados del comparativo. En cambio, los de Yamaha y KYMCO son metálicos al estilo moto y sólo en el taiwanés se pueden accionar mediante un pulsador. 

“DESPENSAS” CON RUEDAS

Los megascooters juegan en la primera división en cuanto a capacidad de carga. Y, sin duda, es uno de los principales factores por lo que los usuarios de este tipo de vehículos se decantan. Tener un amplio espacio de almacenaje es fundamental para mucha gente que en su día a día transporta cascos, mochilas, ordenadores, bolsas de la compra... Nuestros cuatro protagonistas van sobrados en este aspecto, si bien encontramos también aquí diversos volúmenes: el KYMCO es el que menor capacidad tiene, con un hueco bajo el asiento capaz de alojar sólo un casco integral y algunos pequeños objetos más; le sigue el SYM con un espacio justo para dos cascos integrales de talla grande -y que requiere cierta maña para colocarlos-; y tocan el techo de la categoría tanto el Yamaha como el Suzuki, con sendas “despensas” bajo el asiento más que suficientes para albergar dos cascos integrales XL así como otros objetos de tamaño medio. Su forma interna es diferente: la del XMax es alargada y muy cómoda ya que puedes retirar cualquiera de los dos cascos de manera independiente; la del Burgman, con una forma más cuadrada, complica un poco más la operación ya que al segundo casco se accede solamente tras extraer el primero pero, en su favor, la forma del hueco permite alojar maletines o ciertas 'maletas de cabina'.

Tampoco hay que olvidar el gran servicio que ofrecen las guanteras (ideales para esos enseres personales que llevamos en los bolsillos del pantalón) y que se suman al volumen total de capacidad de carga de cada modelo. Se mantiene el mismo orden: el KYMCO sólo tiene una guantera en el lado izquierdo, el XMax ofrece dos -una de ellas con cierre de llave-, y el Burgman y Maxsym ponen más tierra por medio en el plano del almacenaje con cuatro guanteras (dos laterales en el retro-escudo y dos más a la altura de las rodillas que comparten portón con llave).   

A continuación, veamos algunos detalles concretos que incrementan la funcionalidad de estos vehículos:

  • INTERIOR HUECO: la apertura del asiento del KYMCO es la más cómoda ya que es la única que está asistida por amortiguadores neumáticos con bisagra, evitando tener que usar las manos; en los demás, en cambio, hay que abrir el asiento manualmente. Los cuatro huecos están iluminados con luz de cortesía. Burgman y Maxsym, además, ofrecen enmoquetado interno. Por otra parte, el SYM ofrece una doble posibilidad de abrir el asiento: accionamiento remoto mediante un pulsador en la piña derecha del manillar, o eléctrico desde el contacto.

  • GUANTERAS: las más generosas son las del Suzuki y SYM; las del segundo destacan por su facilidad de apertura y acceso. Todas proveen toma de contacto para poder enchufar y recargar el móvil, si bien esta tarea en el Burgman es casi imposible realizar en marcha.

  • CABALLETES: los cuatro equipan tanto caballete central como para lateral, éste último de gran utilidad al tratarse de vehículos pesados. La 'pata de cabra' más cómoda es la del KYMCO, gracias a un saliente metálico que facilita mucho su colocación.

  • PROTECCIÓN AERODINÁMICA: punto fuerte del Burgman y Maxsym, que equipan las cúpulas frontales más vastas y envolventes; punto débil del Xciting, con una pantalla tan deportiva como poco protectora; la del Xmax deja más indefensa la cabeza del conductor, aunque añade en el carenado a la altura del manillar dos idóneos salientes para proteger las manos.

  • SISTEMA ABS: las cuatro versiones de esta comparativo equipan sistema antibloqueo de frenada ABS. Tanto KYMCO como SYM han elegido al prestigioso fabricante alemán Bosch, que les ha provisto con el modelo 9M de última generación, el más avanzado en el mundo de las motocicletas, un modelo compacto y ligero (700 gr.) que además incorpora un nuevo sensor de presión adicional sensible a gravilla o suelo degradado.

  • TAPÓN DE GASOLINA: los cuatro son muy cómodos ya que están situados en el túnel central permitiendo el repostaje sin necesidad del bajarse del vehículo. Maxsym, Burgman y Xciting disponen una tapa con pulsador y tapón con llave; al revés en el Xmax: tapa con llave y tapón de rosca.

  • FRENO DE MANO: sólo el Yamaha no equipa freno de estacionamiento manual, un elemento de enorme utilidad en estos scooters de grandes dimensiones; los taiwaneses lo ubican en la cara interna del escudo, a la derecha, mientras el Suzuki lo lleva justo debajo del manillar.

  • REGULACIÓN MANETAS: poder regular las manetas para que, independientemente del tamaño de las manos, cualquier usuario pueda alcanzarlas con comodidad incrementa mucho la seguridad; sólo los taiwaneses han decidido equiparlas en sus modelos. Suzuki y Yamaha no.

  • CALEFACCIÓN: sólo el SYM se desmarca con un detallazo para el conductor sobre todo en época invernal. La rejilla situada en el túnel central, como si de un salpicadero de un coche se tratara, es un sistema de calefacción que genera aire caliente hacia las piernas y cuya dirección se puede regular a través de una ruedecilla.

  • CERRADURAS CON BLOQUEO: KYMCO y SYM aumentan la seguridad con unas cerraduras con bloqueo de “cortinilla” que sella todas las funciones de la cerradura para evitar el robo.

EN TUS NARICES

El campo de visión y el acceso a la información –así como su cantidad- no carecen de importancia en el caso de vehículos preparados para viajes de media distancia. Aunque encontramos diferencias en la configuración del cuadro -muy espartano en el caso del KYMCO, convencional para el Suzuki y SYM y de exquisito diseño en el Yamaha- todos ofrecen una completísima información que incluye niveles de combustible, temperatura del motor, recorridos totales y parciales, reloj horario digital así como diversos testigos de carga de batería, intermitencia, luz de carretera, etc. Sólo el Xciting dispone una única esfera analógica -para el cuentarrevoluciones-, mientras que en los otros tres observamos, además, una segunda esfera para el velocímetro y, en el caso del Maxsym y Burgman, otras dos pequeñas más en los laterales para la gasolina y temperatura del motor. Los cuatro optan por servir parte de los datos a través de displays digitales.  

CON LOS 'PIES' EN EL SUELO

Si bien, en líneas generales, los cuatro scooters miman a sus ocupantes a través de unas suspensiones de tarados suaves que absorben gran parte de las imperfecciones del asfalto, hay sutiles diferencias entre ellos. Es propio de este tipo de vehículos primar el confort con una respuesta blanda en detrimento de la precisión y aplomo sobre todo en curvas, aunque unos lo logran más que otros. Para las suspensiones traseras todos se han decantado por doble amortiguador, excepto el Burgman que trabaja con un muelle helicoidal; todos permiten ajustar la precarga, siendo el Suzuki el que más posiciones ofrece (7); y para el tren delantero, hay unanimidad con horquillas convencionales de 41 mm, aunque varían los recorridos siendo el del SYM el más corto (88 mm). Tanto en Burgman como Maxsym apreciamos un trabajo similar, con mucha progresividad en la zaga y un comportamiento delantero que hunde bastante las barras, aunque en el segundo la dirección sufre más y es menos precisa; todo lo contrario que el KYMCO con doble tija en la dirección (al estilo moto) capaz de obtener un sobresaliente en lo que a aplomo del tren delantero se refiere. El scooter de Kaohsiung es un primor a la hora de enlazar curvas a buen ritmo, no se descompone como sus otros rivales cuando pasamos por encima de alguna imperfección asfáltica con el gas a fondo y es el más preciso a la hora de trazar, minimizando el subviraje típico de estos vehículos. Podríamos decir que es el más cercano al comportamiento de referentes como el Yamaha T-max o el Honda Integra. 

Finalmente, el Xmax vuelve a demostrar su personalidad más intermedia situándose a medio camino entre los confortables Burgman-Maxsym y el sport Xciting: el de Iwata exhibe la suspensión trasera más dura -algo incómoda- pero su horquilla ofrece una precisión equilibrada, ágil y rápida; no tan rígida como la del KYMCO, pero mayor que las de los otros dos. En las neumáticos, los taiwaneses coinciden con medidas de 15'' delante y 14'' detrás; el Suzuki, en cambio, las monta de 14 y 13'' mientras que el Yamaha se va a las 15 y 13''.

El sistema de frenada implantado también habla mucho de la personalidad de cada uno: el deportivo Xciting es el que equipa los dobles discos delanteros más grandes (280 mm con perímetro 'Wave' mordidos por pinza de anclaje radial) que son los que intervienen con más mordiente y eficacia de todo el comparativo; le siguen los de 275 mm del Maxsym (mordidos por pinzas radiales y con un rendimiento optimizado gracias a su diseño irregular), de 267 mm en el Xmax (pinzas de doble pistón) y de 260 mm en el Burgman. 

EL ESPEJO DEL ALMA

Todas las “miradas” de este comparativo están protagonizadas por dos grandes faros halógenos frontales. El KYMCO, el SYM y el Yamaha los acompañan, además, con luces de posición de tecnología LED, tanto en las ópticas delanteras como traseras. Sólo el Suzuki se mantiene más conservador equipando una iluminación completamente halógena. A destacar la impactante zaga del Xciting que incorpora tres guías luminosas LED horizontales para la luz de posición y una matriz de LEDs para cada intermitente. Los pilotos traseros del SYM y Yamaha también equipan una matriz de LEDs.

CUBRE TU RETAGUARDIA

Algo tan importante -y a veces infravalorado- como los espejos retrovisores tienen su espacio también en nuestro análisis. Como podéis ver en la foto, los del SYM y Burgman son como gotas de agua, cromados y con una forma rectangular: tienen una gran superficie y esto permite a su usuario tener siempre bajo control todo lo que sucede a sus espaldas. El del Yamaha, de plástico y con un diseño más estilizado, genera también una correcta perspectiva de nuestra retaguardia, incluso en el caso de que el conductor sea corpulento. El punto negativo en este apartado se lo tenemos que dar al KYMCO, que equipa dos retrovisores de estética muy deportiva pero que no cumplen su función tanto como hubiéramos deseado: cuesta no ver reflejados los brazos y hombros en ellos pues su superficie es la más contenida y la escasa movilidad que ofrecen no permite encontrar con facilidad el ángulo deseado. 

MONOS PARA TODO

Y llega el momento de subir los motores a la palestra. Los cuatro se asemejan en su configuración monocilíndrica, su refrigeración líquida y en alcanzar una cilindrada entorno a los 400cc. Sin embargo, divergen mucho en la cantidad máxima de potencia que ofrecen y, sobre todo, su forma de entregarla. La mecánica más musculosa es, con amplia diferencia, la del KYMCO Xciting, un propulsor de 4ª generación (SK80) estrenado por este modelo que alcanza una cifra de 36 CV y el que mayor potencia específica obtiene (90CV/litro) nos sólo en este comparativo, sino en todo el segmento al que pertenece. Su carácter es el más reactivo de los cuatro, con una entrega de potencia descomunal en bajos y medios. Su funcionamiento, además, es el más suave y prácticamente no genera vibraciones en ningún rango de revoluciones. Con una de las tecnologías más vanguardistas del mercado -os animamos a que profundicéis en los detalles de esta mecánica en el siguiente enlace- sus aceleraciones son las más contundentes, poniendo una vez más de manifiesto la personalidad sport de este megascooter taiwanés: pero como no todo el monte es orégano, este desarrollo acentuado en la zona baja-media tiene -como es habitual- una penalización en la zona alta, y allí el SK80 no estira tanto como sus oponentes y, aunque las velocidades máximas son más que suficientes para sacarnos algún punto del carné, su rendimiento y recuperaciones no son tan brillantes. 

Otra historia son Burgman y Maxsym. Ambos ofrecen una potencia máxima de 34 CV y una manera similar de despacharla a través del puño de gas. Son menos 'ardientes' por debajo de las 4.000 que su oponente KYMCO, así que circulan a bajos regímenes con más pereza, aunque sin mostrar en ningún momento vacíos. El del Suzuki en estos rangos es mucho más fino y su tacto es mucho más homogéneo; el feeling del SYM, sin embargo, es menos eléctrico y las vibraciones se hacen notar más. Por encima de las 5.000 rpm, en cambio, sus carácteres se transforman y aparecen las filosofías más ruteras que los motivan: se vuelven más dulces y alegres en medias y altas vueltas, mostrando su mejor cara. Ambos estiran con fuerza alcanzando excelentes velocidades puntas y, lo que es más importante, exhibiendo una mayor fortaleza para realizar adelantamientos por encima de las 6.000 rpm, con una recuperaciones más vivas. 

El motor más endeble, sin duda, es el del Yamaha. Los responsables de Iwata, mucho más preocupados del aspecto exquisito de su megascooter, no dieron tanta importancia a las prestaciones en este caso, pues el motor del Xmax es el que menos potencia (31 CV) ofrece. Sus prestaciones en el primer tramos del cuentavueltas son progresivas debido a su desarrollo largo pero carentes de tanta 'chicha' como sus oponentes en este comparativo. Es el que más vibra cuando salimos desde parado y el que con menos ímpetu nos impulsa. Quizás influenciados pos su apariencia deportiva, esperábamos algo más de este propulsor que, aunque libera los caballos con suavidad, no deja el pabellón tan alto como otras de sus 'hermanas' en sus respectivas categorías. 

AGUDA, LLANA, ESDRÚJULA O SOBREESDRÚJULA...

Las conclusiones no suelen ser tarea fácil en un test a cuatro bandas donde los modelos comparados buscan voluntariamente los acentos en “sílabas” diferentes, aunque sea para deletrear el mismo concepto. Durante todo este comparativo hemos puesto luz y taquígrafo a las cualidades que los definen, manifestando en repetidas ocasiones el carácter más deportivo del Xciting, más rutero del Burgman y Maxsym, y más polivalente del Xmax. Posiblemente para cubrir las necesidades de los conductores que necesiten realizar tramos de media o larga distancia con frecuencia, las propuestas de SYM y Suzuki sean las más acertadas, si bien ambos modelos distan un mundo en términos de precio: un ejercicio paradigmático de compromiso entre la calidad y el precio en el caso de taiwanés; todo un baluarte de fiabilidad y filosofía premium en el caso del japonés, que por ello paga un sobre-precio a veces incomprendido si tenemos en cuenta los competitivos PVP de sus rivales. En cambio, aquellos clientes que busquen un vehículo que ponga la 'tilde' en las prestaciones tanto mecánicas como de la parte ciclo, dejando en un segundo plano cuestiones como la capacidad de carga o el confort, el KYMCO es la mejor opción: de los cuatro, es el más preparado para salir a una carretera y enlazar curvas con todas las garantías. Por último, si eres un usuario que necesite cubrir un gran número de necesidades diarias, tanto en ciudad como en zonas interurbanas, y no busques los extremos en ningún apartado de la ficha técnica si no que valores el punto intermedio de las cosas -que como suelen decir, es el punto de equilibrio- seguramente el Xmax te esté esperando en el concesionario. 

COMPARATIVA CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

KYMCO XCITING 400 SUZUKI BURGMAN 400 SYM MAXSYM 400 YAMAHA XMAX 400
PRECIO 5.910 7699 (promo 6.599) 5.499 6.499
MOTOR 1 cilindro liquido OHC 399.9cc 1 cilindro liquida DOHC 400cc 1 cilindro liquido SOHC 399.3cc 1 cilindro, líquido, DOHC, 395cc
DIÁMETRO X CARRERA 84 x 72 mm 81,0 x 77,6 83 x 73,8 83,0 mm x 73,0 mm
POTENCIA 36 CV a 7.750 rpm 34 CV 34,09 CV a 7.000 rpm 31,5 @ 7.500 rpm
PAR 37 Nm 6.000 rpm 35 Nm/5.500 rpm. 33,88 Nm @ 6.000 rpm
SUS DELANT Horquilla telescópica hidráulica con barras de 41 mm 110mm Horquilla telescópica 41 mm, muelle helicoidal, amortiguación hidráulica Horquilla telescópica barras 41mm 88mm Horquillas telescópicas 110 mm
SUS TRASERA Doble amortiguador hidráulico con precarga en 5 posiciones 107 mm Por bieletas, muelle helicoidal, amortiguación gas/ hidráulica, precarga ajustable en 7 posiciones Doble amortiguador regulable 89mm Doble amortiguador Unidad oscilante 110 mm
FRENO DEL doble Disco 280 Doble disco 260 mm Doble disco 275. ABS con sistema Bosch 9 Doble disco hidráulico, Ø 267 mm
FRENO TRAS Disco 240 Simple disco 210mm Disco 275. ABS Bosch 9 Disco hidráulico único, Ø 267 mm
NEUMAT DEL 120/70-15" 120/80 -14 M/C (58S) 120/70-15 120/70-15
NEUMAT TRAS 150/70-14" 150/70 - 13M/C (64S) 160/60-14 150/70-13
LONGITUD 1.975 2.265 2.270 2.190 mm
ANCHURA 795 760mm 825 780 mm
ALTURA 1.285 1.400 1.410 1.385 mm
ALTURA ASIENTO 815 710 755 785 mm
DISTANCIA EJES 1.570 1.590 1.555 1.565 mm
PESO 200 vacío 210 211 kg lleno
DEPÓSITO 12,5 13.5l 15,5 14,0 litros

Fotos de 'Comparativo Megascooters 400 ABS'

 

Comentarios (4)

  • jahf
    jahf 26-11-2014

    Cualquiera de ellas llenara de satisfacción a sus conductores. Ahora bien , hay que mirar con lupa las necesidades reales de cada uno. Si solo es para ciudad y extrarradio os recomiendo que tambien mireis la Kawa J300.
    Ráfagas

  • carpica
    carpica 26-11-2014

    Me falta la Piaggio X10 350 en esta comparativa para que sea perfecta. Si bien no es de 400 cc, comparte potencia, precio y rango de uso. Me hubiera gustado verla en el grupo porque es -por diseño- mi favorita.

  • malopede
    malopede 26-11-2014

    esta bien la comparativa pero me he vuelto mas loco. Se compara XCITING con otras que no son deportivas. la SYM parece que esta bien para mi característica de desplazamientos pero para "ratonear" entre los coches no parece la mas adecuada. ¿porque no se compara la Grand DINK, aprovechando que va a salir una 350?¿por que no se hace una comparativa ente las 400 y las 300, para indicar si realmente merece la pena a nivel de prestaciones/coste, seguro, numerito,etc? pero sobre todo, OS ANIMO A SEGUIR CON ESTAS COMPARATIVAS que nos Orientan.

    Reivindico:¿para cuando el PIVE 7 para motos?

  • busero10
    busero10 26-11-2014

    La comparativa muy bien, pero os ha faltado lo mas principal, los consumos-.
    Es un gran fallo en una comparativa de modelos- Yo tengo una burgman 400 abs y es un lujo y de consumo no lega a 5 litros y a 4 en carretera. No entiendo como quieren meter una j300 en una comparativa de 400cc. A lo sumo falta la honda 400cc pero ya es antigua y no se vende ya.

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"