Consejos de conducción en moto (II): Movimientos y reparto de pesos


Vota

0 0

Una moto no se conduce girando el manillar, sino con el peso del cuerpo…

Puedes darte cuenta al ver las tomas “in board” desde el puesto de conducción de las motos de carreras: fíjate bien: al tomar una curva en carretera, el manillar apenas se mueve. Así que la pregunta “¿Cómo se conduce una moto?” no se responde “girando el manillar”.

En realidad, las motos giran al apoyarse en la parte interna, el perímetro interior, de los neumáticos. Y ello lo conseguimos por medio del peso del cuerpo.

Para comprobarlo, te proponemos una pequeña prueba: dirígete con tu moto a una recta despejada y, a media velocidad, suelta presión sobre los puños del manillar y presiona ligeramente con la palma de la mano derecha -hacia delante- sobre el puño de este lado… ¿Girará la moto hacia la izquierda?

Si has respondido que sí, es que no vienes de hacer este ejercicio: habrás visto que ocurre lo contrario, la moto no gira hacia la izquierda… ¡sino hacia el lado donde haces presión, la derecha!

Lo que ocurre es que, al presionar sobre el manillar, haces que el neumático apoye, (recuerda que el de una moto no tiene un perfil cuadrado como los coches, sino “redondo”) en su perfil interior, de menor perímetro, de modo que la moto “cae” hacia ese lado y “gira” de modo natural…

Es curioso, pero te lo parecerá menos si practicas alternativamente hacia un lado y otro…

Estribos

¿Y qué ocurre cuando aprietas hacia abajo sobre un estribo, pongamos el izquierdo? ¿Gira la moto hacia el lado contrario, la derecha, del mismo modo? Pues no… En este caso no se produce el “efecto contramanillar” expuesto antes y la moto “cae i gira” hacia el mismo lado de la presión. Practica, como antes, en una recta, a dejar sin presión las manos y mover la moto “apretando con los pies”.

Siguiente ejercicio: igualmente en una recta, pero mejor en una “plataforma plana o explanada”, combina ambas maniobras para comprobar que la moto sigue las órdenes dadas por tu cuerpo. Verás que no hace falta que aprietes con pies y manos: basta con cargar alternativamente a cada lado el peso del cuerpo sobre la parte interior e inferior de tus muslos en el punto de contacto con el asiento para que la moto “gire”: desplazando el “trasero” unos centímetros hacia el interior de la curva te darás cuenta que “aumentas el brazo de palanca”…

Combinando todos estos efectos… habrás “realizado” (es decir, te habrás dado cuenta de lo que en realidad haces de manera intuitiva) ¡cómo se conduce una moto!

Frenando y dando gas

Y… ¿qué ocurre en frenada y aceleración? Pues igualmente en una recta, desde media velocidad, aprieta la maneta de freno delantero. Verás que te abalanzas hacia el manillar, y que las muñecas soportan carga. Prueba a contrarrestarlo manteniendo el cuerpo atrasado y estirando un poco los brazos antes de frenar para evitar caer hacia delante. En el mismo escenario, acelera fuerte en marcha corta… (pero sin provocar un caballito, ¡claro!) Verás que ello te obliga a agarrarte fuerte a los manillares para no caer hacia atrás. Para compensarlo, en aceleraciones duras, ¡inclina el cuerpo hacia delante!  

Más maniobras

Ya que estás en una plataforma plana tipo parking donde practicar sin problemas, ponte de pie y practica el mismo segundo ejercicio, el de presionar con ambos pies alternativamente sobre cada estribo. Verás cómo la moto gira con aún mayor facilidad hacia el lado de la presión… También que cuesta mucho más provocar un giro hacia el lado contrario si ejerces la presión sobre uno de los estribos.

Y, sobre todo en motos muy gordas y-o altas, como las grandes GT o las Maxi-trail, no gires en corto “aguantando la moto con los pies”, puesto que puede caérsete como el Titanic: muy lenta… pero inexorablemente. Al contrario, coloca el cuerpo hacia el lado exterior del giro en redondo, equilibrando el giro con él, como si hicieras motocross.

Conduce tu moto…

1.- Una moto no gira, salvo en giros muy en corto, moviendo el manillar

2.- Para hacerla girar en una curva, basta con hacerla caer hacia el interior de los neumáticos

3.- Para conseguirlo, basta cargar el peso del cuerpo hacia el interior

4.- Apoya el peso en la parte interior/inferior de los muslos, en la zona de contacto con el asiento

5.- Para aumentar la velocidad de inclinación, y por ello del giro, basta con colgar el trasero hacia el interior de la curva, como en las carreras…

6.- En las frenadas fuertes, mantén el cuerpo hacia atrás y los brazos estirados para evitar caer hacia delante.

7.- En aceleraciones duras, inclina ligeramente el cuerpo hacia delante para evitar caer hacia atrás.

8.- Practica en una zona de parking cómo la moto gira al combinar presión en palmas de manos y estribos

9.- Ante todo en motos grandes y pesadas, equilibra el peso de la moto en giros cortos sacando el cuerpo hacia el exterior del giro

10.- Si tienes ocasión de hacerlo en moto de campo, practica cómo la moto derrapa hacia un lado al acelerar con el peso del cuerpo sobre el estribo correspondiente, y al contrario si aprietas el pie exterior al giro.

Fotos de 'Consejos de conducción en moto (II): Movimientos y reparto de pesos'

 

Comentarios (2)

  • Fernando
    Fernando 22-02-2017

    Me parece una irresponsabilidad que publiqueis sobre el efecto del reparto del peso para girar, sin dejar meridianamente claro que es incomparable al contramanillar. Lo creo irrsponsable pues quien no lo entienda como os lo expongo puede pagar con un serio accidente el que en una situuacion de emergencia pretenda ejecutar una maniobra evasiva cambiando el reparto de pesos sobre estribos o donde sea. Les recomiendo que sena más sensatos en sus exposiciones. Si dudan de lo que les digo les sugiero que busquen en la red The no b.s. machine"

  • Carlos
    Carlos 22-02-2017

    Aparte de estar de acuerdo con Fernando, me parece increible que hableis de «conducir» una moto. Las motos se PILOTAN señores

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"