Noticia

Descubriendo Puerto AmpriuDe la mano de Triumph

Publicado el 11/08/2014


Vota

0 0

El puerto Ampriu, situado en el valle de Benasque, cerca de Cerler, es un puerto bastante desconocido por moteros y que vale la pena incluir en la lista de mejores carreteras de montaña de nuestro país para circular en moto.

El reto del fin de semana era conocer el Puerto Ampriu, una carretera virada que sube desde Cerler (valle de Benasque) hasta la estación de ski de Ampriu con una Triumph Tiger Explorer 1200. En invierno se pueden disfrutar de kilómetros de pista, pero en verano, la carretera que sube a la estación es la gran desconocida por los moteros.
¡Y vale la pena descubrirla!

Ruta pirenaica

El sábado salimos temprano para aprovechar bien el día, desde Barcelona, y nos dirigimos hacia los Pirineos. Se puede llegar antes a Cerler utilizando autovías o autopistas, pero todo quisimos huir de caminos aburridos. La ruta fue Barcelona – Manresa – Solsona – Ponts – Tremp – El Pont de Suert – Castellón de Sos y Cerler.
El camino fue ágil, recorriendo mucha curva, pero sin cruzar ningún puerto importante.

Ya a las 12 del medio día, llegábamos a Cerler, que se accede por una carretera divertida de unos 4Km que sube desde Benasque. La carretera tiene varias paellas y el asfalta está bastante bien, aunque lo están justamente arreglando, por lo que en breve será ideal circular por allí.  Cerler es un pueblo de montaña con las casas de piedra y techo de pizarra, típico del Pirineo. En invierno es el lugar ideal para hospedarse para skiar en la estación de Ampriu, y en verano acoge un turismo más familiar, que disfrutan de la zona de montaña (hay muchas rutas para hacer treking)

Puerto Ampriu

Desde Cerler, hay 8 km hasta la estación de Ampriu, 8km de curvas de un asfalto en inmejorables condiciones. La subida combina curvas rápidas que se pueden enlazar unas con otras, y otras cerradas, peraltadas y amplias al más puro estilo puerto Alpino. Pero será difícil mirar a la carretera con las impresionantes vistas, te darán ganas de parar más de una vez para contemplar todo lo que te rodea.

Una vez arriba, en la estación, a 1.912m a parte de las actividades que se pueden hacer en invierno, se pueden hacer varios recorridos a pie de diferentes dificultades, y además tienen un telesilla que funciona en verano (El telesilla del Aneto), que sube hasta más de 2.300 m y desde allí se puede ver la colección de tresmiles del Pirineo Oscense, y sobretodo el Aneto, que en un día sin nubes preside con sus 3.400 metros. Es la zona con la mayor colección de >3.000msnm de todo el pirineo, un total de 65.

El telesilla del Aneto

Desde el telesilla se contempla toda la naturaleza del valle. Y con suerte podremos ver las marmotas que habitan la zona. Mientras subes puedes jugar a prever donde estarán las pistas y su dificultad, en invierno, pero mientras tanto un manto verde cubre todo y unos riachuelos de agua juegan a caer hacia afluentes mayores. Cada año tras el deshielo, replantan la zona para se mantenga flora y fauna autóctona, algo que muy pocas estaciones hacen y es de agradecer que se quiera conservar las pistas no sólo pensando en el invierno.

Otra vez de nuevo en la estación, tras bajar por el telesilla, comimos una barbacoa con productos de la zona. No cabe recordar la calidad de la cocina aragonesa, sobretodo sus carnes. Y la comida con unas buenas vistas, siempre son mejores. El personal de la estación es muy cercano y siempre está abierto a recomendar carreteras, caminos o sitios que visitar.

Ya de vuelta en Cerler, descargadas las cosas en el Hotel HG Cerler, y tras una ducha, podemos visitar el pueblo, con sus pintorescas casas, o recorrer una de las rutas cercanas hacia las cascadas, o simplemente tomar algo frente la majestuosidad de las montañas.

El valle de Benasque

Al día siguiente, recorrimos otras carreteras del valle de Benasque, como la que lleva hacia la frontera Francesa, pero que no llega a cruzar. La carretera discurre al lado de un rio, bordeando el embalse de Pase Nuevo y pasando al lado de varios barrancos que te obligaran a pararte para fotografiarlos.

Sin duda una zona ideal para ir en moto, y que no entendemos muy bien como no es más frecuentada. Incluso hay poco tráfico de coches o ciclistas, lo que ayuda a circular con más tranquilidad.

La vuelta por el congosto de Ventamillo

Para la vuelta, pasamos por el congosto del Ventamillo camino de Graus, y luego carreteras más aburridas hacia Lleida y luego Barcelona, bajo un sol de justicia y 37º que no hacían más que recordar lo bien que se está en verano en el Pirineo, y si es con la moto, mucho mejor.

Agradecer a la estación de Ampriu, en Cerler, al hotel HG Cerler y a Triumph por poder disfrutar de esta maravillosa zona del Pirineo.

Fotos de 'Descubriendo Puerto Ampriu'

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"