Noticia

El (tal vez gran) error de Maverick ViñalesFinal Pretemporada MotoGP


Vota

0 0

Cuando os veáis, parroquia, opinando lo mismo que la mayoría, haced una pausa para reflexionar. Lo decía Mark Twain. Y ni siquiera se llamaba así.

Cheste, Sepang (en secreto), Sepang (con luz y taquígrafos), Phillip Island; y ahora Losail. Desde el día siguiente al final de la temporada pasada, cada vez que Maverick Viñales se ha subido a su nueva moto, el resultado ha sido el mismo: el piloto más rápido de todos los que salieron a la pista. Con solvencia, sin accidentes graves, dicen por ahí que Mack ha hecho historia… sin haber ganado, aún, absolutamente nada con Yamaha.

La pretemporada se ha terminado y el título honorífico de “campeón de invierno” de MotoGP tiene un claro dueño. ¿Es esto algo malo? Al contrario. De entrada, revela la fenomenal adaptación del piloto a la moto, a su equipo; y viceversa (que muchas veces se nos olvida): la esquina española del box del Movistar Yamaha es un auténtico “Top Team” que ha encajado de maravilla con su nueva estrella. Y para seguir, pone de manifiesto que los rivales directos en su lucha por el título tienen problemas y llegan al inicio de la sesión con trabajo pendiente.

Pero siempre hay un “pero” en esta vida y en este caso hay más de uno. El primero de todos: nosotros. Toda la gente vinculada directa o indirectamente a MotoGP (pilotos rivales, staff de equipos, aficionados… y por supuesto, la prensa) vivimos año a año con más intensidad el largo período invernal previo a cada temporada. Con nosotros, entra en juego el segundo “pero” de la lista: las redes sociales; que hacen un ruido artificial sobre algunos eventos (en este caso la pretemporada), que a veces se inflan como un globo; fruto de la necesidad creciente de escribir, el tuit del siglo, cada vez que nos conectamos al mundo vía internet. Y esto nos lleva al tercer “pero”, por cierto, de “Pero-grullo”: Viñales ha ganado a sus rivales; pero todos arrancarán el GP de Qatar, en poco más de una semana, con cero puntos en el casillero.

La superioridad de Mack durante el invierno demuestra muchas cosas menos una, precisamente la que la mayoría de nosotros tiene ya metida en nuestras cabezas: que tiene el título de Campeón del Mundo de MotoGP en el bolsillo. Y la verdad es que esta exhibición ni siquiera asegura que estará al mismo nivel, en la pelea de cada fin de semana de carreras, contra unos rivales con la experiencia, también en situaciones adversas, de Márquez, Rossi, Lorenzo o Pedrosa. Y buena parte del resto de rivales, ojo, que vienen con mucha hambre, también.

Si alguien cree que voy a defender la idea de que Mack debería haberse “tapado” un poco en la pista, durante el invierno, se equivoca: porque se queda corto. No solamente creo que hubiera sido positivo dejar que Marc Márquez saliera de Australia con el mejor tiempo (o Dovi y Dani delante de él en Qatar, por ejemplo) sino que además pienso que debería haberse moderado en ciertas apariciones públicas. Y me refiero concretamente a las declaraciones, tras el conato de pique en Phillip Island, en las que le arrojaba el guante al vigente campeón (y favorito natural, aunque rompa todas sus motos en un día de test) con referencias claras a que será, Viñales, agresivo con Márquez en el cuerpo a cuerpo.

A Marc, como a Valentino, como a Jorge, como a Dani y a toda la parrilla de MotoGP, no debes decirles jamás que les vas a ganar; y mucho menos cómo: tienes que ganarles y punto. Y eso se hace a partir del 26 de marzo; aunque se trabaje desde noviembre del año anterior. El (tal vez no, espero equivocarme una vez más) gran error de Maverick Viñales es haber sido, precisamente, el catalizador de toda la ilusión de una temporada que aún no ha comenzado a poner sus puntos en juego. Porque, a día de hoy, todos "le obligamos" a ser el gran candidato al título. Y si en 2017, su primer año en Yamaha, acabara subcampeón (el primero de los perdedores) y no digo ya si quedara fuera del “Top3”; la inmensa mayoría lo veríamos, injustamente, como un monumental fracaso.

Y en esta dictadura de resultados, en la que se ha metido el piloto de manera (a mi juicio) excesiva y gratuita, es justo decir que sería sobre todo la prensa, la misma que ahora le aúpa como casi ya campeón, la que le bajaría a los infiernos; otorgándole el también título honorífico de “la decepción del año” tras haber sido este flamante campeón de invierno. De la misma forma que pasó hace unos pocos años con un piloto francés que venía de arrasar en el CEV y que iba a ser, antes que Mack, el Anti-Márquez. Os acordáis de sobra, parroquia: se llama Fabio y hasta cambiaron las normas de límite de edad, para que corriera, empezara a ganar (y empezó a fracasar en Moto3, le deseo todo lo mejor con Sito en Moto2) lo antes posible.

Fotos de 'El (tal vez gran) error de Maverick Viñales'

 

Comentarios (2)

  • norick
    norick 13-03-2017

    No puedes pedirle que corte para aparentar que no es tan rápido. Otra cosa son las entrevistas... ha de madurar.

  • elbully
    elbully 13-03-2017

    Yo creo, que el que vale, vale y no hay que esconderlo.

    En este país somos muy de eso, en cuanto ganan 2 carreras, ya decimos que ve a ganar el mundial y eso que sabemos que es muy largo.

    Por mi parte un 10 para Maverick en su comportamiento en pista, se sale a eso, a ir rápido. Nada de esconderse décimas para mostrarlas en carrera.

    Otro tema, es que llegue a ser Campeón de MotoGP este año, hay pilotos veteranos que no le harán fáciles las peleas, eso si, los sábados lo veo con la pole casi todos los GPs.

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"