Noticia

Entrevista Eduard Bigas (Dtor.Gral. Cial. Montesa-Honda)"Hacienda recibió la orden de castigar al sector"


Vota

0 0

En este repaso que estamos haciendo a la actualidad del sector, toca hoy escuchar con detenimiento a otro de los pesos pesados de nuestra industria. Eduard Bigas, Director General Comercial de Montesa-Honda y de Anesdor, es un observador privilegiado de la evolución del mercado y de las circunstancias que lo rodean. Un hombre tradicionalmente cauto y que mide sus palabras pero que ha de morderse la lengua al hablar del trato de la Administración...

Honda ha iniciado una nueva etapa, con la integración de servicios y la nueva planta...
Sí, es una situación compleja, trabajosa... pero lo que no podíamos hacer era seguir como siempre. Si algo ya no funciona hay que cambiarlo y eso estamos haciendo. Hemos aligerado la estructura y la hemos hecho mas horizontal en el intento por reducir costes al máximo. Esta integración era la única solución.

Visto en perspectiva ¿se hubiera podido salvar la fabricación de motos en Santa Perpetua?
Imposible. Ni en Santa Perpetua ni en Gijón ni en Palau ni en Martorelles... Recuperar esa estructura industrial es imposible. Pero ya no en España... incluso en Europa. Nosotros exportábamos el 80% de lo que fabricábamos y otras marcas, igual. No es un problema sólo de España, es todo Europa que ha caído. Es tan imposible que, de hecho, todas las marcas importantes están ya fabricando en Asia. BMW, Triumph, KTM... ¡incluso Harley-Davidson!
Todas con la banderita de su país como estandarte... pero fabricando en Thailandia, en India, en Vietnam... Y es lógico e inevitable; no cabe el reproche. 
Antes había productos concretos para unas áreas concretas... USA, Europa, Extremo Oriente... pero ahora esto se está diluyendo y se busca un mismo producto para todos los mercados. Eso es muy complicado porque significa que nos llegan algunos que nos van muy bien y otros que no encajan con nuestros gustos... pero no puedes hacer nada. Y en la medida que el mercado europeo se debilita será cada vez peor porque tendremos todavía menos influencia.

En el caso concreto del mercado español... ¿de dónde venimos y a dónde vamos?
Venimos de resistir, porque la verdad es que con pérdidas del 67%, pese a todo, las marcas han resistido. Y eso se explica porque en nuestro mercado tenemos un “suelo” permanente de 300.000 ventas. Estas 300.000 se reparten entre moto nueva y moto usada según las circunstancias económicas. Si tu, en un año, vendes 100.000 motos nuevas -pongamos como ejemplo- obviamente caes en venta de nuevo pero estás vendiendo 200.000 en usado con su recambio, su taller, sus accesorios... Y con eso se ha resistido. Lo que hizo la crisis, sobre todo del 2004 al 2008 , fue poner mucha moto usada en buen estado, recién comprada y de último modelo en la calle. Pero en la medida que esa moto usada ya no es tan nueva y ha dejado de ser interesante, se vuelve a lo nuevo.

¿Y esa tendencia se mantendrá o también es coyuntural?
Debería mantenerse. Después de 5 años tenemos, efectivamente, un crecimiento razonable que debería mantenerse en un 10% este año y un 5% el próximo. La llegada de nuevos productos de precio más ajustado ha acortado la diferencia con el usado y ha vuelto a generar interés por lo nuevo. Me refiero siempre a moto de mediana y gran cilindrada, por supuesto.

¿Podemos hablar entonces de seguro crecimiento a corto plazo?
Lógicamente todo tiene que ver con la evolución de la economía pero si las cosas siguen como hasta ahora, habrá subidas en los próximos 4 o 5 años. No será una subida en vertical sino lenta y progresiva... pero subida. Esperemos que no haya ninguna sorpresa por parte de la Administración -nada indica que vaya a ser así- y que los jóvenes redescubran la moto. En ese sentido, lamentablemente, creo que la caída de las audiencias de MotoGP con el salto a “pay per view” se ha convertido en un problema adicional porque esos 2.5 ,millones de espectadores que se sentaban cada domingo frente al televisor a ver las motos eran un buen caldo de cultivo para marcas y patrocinadores.

Y todo eso a pesar de la crisis, sí, pero también a pesar de la nula ayuda de la Administración
A pesar de un sistema de impuestos con el que nos castigan y que es totalmente injusto. Lo saben y les da igual. Pagamos un 40.5% cuando en otros países europeos están entre el 22 y el 29%.
Es una canallada. En Hacienda lo saben y lo reconocen off the record ... y te admiten que siguen las instrucciones que se les dio en su día de castigar el máximo posible a las motos. Con esto, con las continuas campañas de peligrosidad, con cambios legislativos, con la limitación de la moto de montaña... algunas de estas normas, por cierto, apoyadas y promovidas por partidos catalanes que eran plenamente conscientes de lo que iba a representar para una industria que se ubicaba en su mayor parte en Cataluña...

Recuerdo que discrepamos en varias ocasiones sobre la eficacia real de una estrategia pactista con la Administración...
Sobre temas de seguridad, de educación, de uso racional y razonable de la moto siempre hemos estado y estaremos abiertos a colaborar en lo que haga falta con la Administración. No puede ser de otra manera. Pero en temas fiscales o de apoyo al sector he llegado a la conclusión de que es totalmente imposible llegar a ningún acuerdo con ellos. Todo lo que tenga que ver con la moto es “no”. Están más para poner palos en las ruedas que para ayudar. Cuando vas a solicitar algún tipo de ayuda te preguntan con un cierto cinismo “¿cuánto fabricáis?” sabiendo perfectamente que apenas quedan fábricas... entre otras razones porque no nos ayudaron en nada a mantenerlas. No han hecho nada, absolutamente nada, para que las cosas de la moto vayan mejor. ¡¡¡Y encima se suben al carro de los éxitos de MotoGP!!!
¿Pero qué narices habéis hecho vosotros por la moto en España?

Las marcas que tienen scooter han sobrellevado mejor la situación...
Evidentemente pero también hay un problema y es que en el scooter hay tanta competencia que apenas deja margen. Se gana muy poco dinero sólo con el scooter. Así que o aumentas el precio y quedas fuera de mercado o lo amplías con nuevos usuarios y nuevos tipos de máquinas. Y eso estamos haciendo.

¿No hay una excesiva carga tecnológica en algunos modelos Honda que, sin esa tecnología, podrían ser más económicos?
¿Por qué vamos a negarle al usuario unas posibilidades de las que puede ya disponer y que hacen mucho más agradable y segura su experiencia en una de nuestras motos o scooters? En realidad no estamos haciendo otra cosa que avanzarnos a estándares que serán normales dentro de no mucho. El éxito de las PCX demuestra que tecnología no implica necesariamente elitismo ni alto precio. Se pone al servicio de la economía diaria en las SH, en las CB... Es verdad que hay modelos más incomprendidos, como nuestra Integra... pero es que ya lo sabíamos... ¡si incluso a nosotros nos cuesta explicarla! Es un concepto que hay que probar. Cuando la pruebas te convence.
Ese es el tema: ¡hay que hacer cosas diferentes! ¡Hay que innovar!

Después de sobrevivir a la crisis y a unos gobiernos hostiles. ¿Cuál debe ser el próximo reto del sector?
El próximo gran reto de la industria es encontrar el producto que consiga volver a enganchar a los más jóvenes a la moto. Para mí el problema más grave a medio plazo es el envejecimiento de la clientela. Cada vez somos más mayores lo que vamos en moto. Estamos perdiendo a los jóvenes y eso sí es grave. A la juventud le interesan más los ipads que las motos... una tablet les parece imprescindible. Una moto no. ¿Cómo va a serlo si ahora coges un avión a Amsterdam o a París o a Lisboa por lo que a nosotros nos costaba llenar el depósito? El retrasar la edad de acceso al ciclomotor ha sido la puntilla. El ciclomotor era la mejor escuela, la mejor formación y cantera para los mas jóvenes. Te enseñaba a reaccionar, a reconocer los riesgos...

De todos modos, siendo todo esto completamente cierto, también creo que hace falta un poco de autocrítica. ¿Qué ha hecho mal el sector?
Evidentemente hemos cometido errores. Yo te diría que, en muchos casos, el principal ha sido mirar más el beneficio inmediato que pensar a medio plazo. Pero el sector no es culpable ni de la situación económica general ni de la lentitud con la que se mueve la Administración en todo lo que tiene que ver con la moto y que nos ha impedido hacer muchas más cosas de las que nos hubiera gustado, por ejemplo en temas de seguridad, formación... Siempre hemos querido trabajar conjuntamente con el Estado pero nunca hemos encontrado criterios positivos y coherentes. A la moto se le han cargado injustamente todos los muertos sin valorar en qué circunstancias era víctima y no culpable. ¿Qué medida concreta ha tomado alguna administración española, en los últimos veinte años, para proteger a los motoristas?

Fotos de 'Entrevista Eduard Bigas (Dtor.Gral. Cial. Montesa-Honda)'

 

Comentarios (1)

  • igalonso
    igalonso 17-07-2014

    Buenas preguntas, buenas respuestas... malas (por complicadas) soluciones.
    La desafección hacia la moto de los que deberían ser futuros usuarios pasa por su "necesidad" de otros gadgets, por una clarísima falta de pasión y afán de riesgo (no saben, pero deberían saber, lo que se pierden), todo perfectamente aderezado por una Administración destrozadora, cobarde, vacua, MEDIOCRE, poco inteligente, apocada, vendedora de humo (lo más intenso que saben, en este y n los demás temas), que unicamente piensa en lo politicamente correcto, que creen descriteriadamente).
    Y así acabarán (y acabaremos) todos aborregados, adocenados, amontonados, acerebrados, ...
    Mala solución a corto, a no ser que vuelva la energía, toque rebeldía, y, sobre todo, la no-resignación.

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"