Noticia

La MisioneraLa Misionera


Vota

0 0

La misionera se queda en África, como debe de ser. Hoy toca despedirse de la que ha sido nuestra compañera en los últimos cinco años.

La Misionera

Siempre me he considerado una persona racional y solo creo en lo que puedo ver. Luego me fui hasta Australia en moto y me sucedieron cosas tan increíbles que empecé a hablar del guionista, una persona que existe aunque no la vea. Hoy todos los que merodeamos estos párrafos lo nombramos con naturalidad.

Podía creer en el guionista, pero las motos ni hablan ni son personas y por eso no les pongo nombre. Viajando por Laos compartí ruta con mi amigo Duncan Cartwright. Para matar el tiempo en hoteles de mala muerte, vimos toda la saga de “Piratas del Caribe”. Entre esto y nuestra continua discusión jocosa sobre su KTM 690, ligera y problemática, frente a mi Honda Varadero, tan fiable como pesada, la cosa desembocó naturalmente en un bautizo: mi moto, negra y enorme, se llamaría “La Perla Negra”, como el barco del pirata Jack Sparrow. Y así la seguimos recordando muchos.

Fue la primera vez que le puse nombre a una moto o un coche.

Echaré de menos los caminos de África

Después compré una BMW F800 GS y comencé el viaje africano. Recorrí toda la costa oeste hasta Ciudad del Cabo, desde donde arrancó la etapa 6 de la vuelta al mundo. El primer día de ruta, por exigencia del guionista, conocí a la Familia Zapp en una playa remota y en solo una noche nos hicimos buenos amigos. Unos meses después nos encontramos de nuevo en Zambia y viajamos juntos una semana. 

En 2014 la etapa 7 arrancó desde Sudáfrica y me dirigí directo a Mozambique: tenía una misión. Mi moto cargaba con varios repuestos para el coche de los Zapp. Compartimos camino hacia Tanzania. Además de convertirnos en familia para toda la vida, nos pasaron muchas cosas en las que, de una forma u otra, la moto siempre estuvo presente para ayudar a resolver lo que fuera: un pinchazo, quedarse sin gasolina o transportar a un policía corrupto a una comisaría para recuperar un ordenador robado. Esto, unido a mis “misiones solidarias” en África, hiczo que Herman Zapp sugeriese que el nombre de la moto debía ser “ La Misionera”.

Mi yo racional, ese que no pone nombre a las motos, lo dejó en cuarentena un par de años hasta que el otro día, tocó despedirse de la moto.

Misionera, te echaremos de menos

Supongo que esa moto representa muchas cosas y con ella he vivido tantas experiencias y he evolucionado tanto, que fue imposible no emocionarse al despedirse. Supongo, que la emoción de estos días no era por separarme de una moto, sino por terminar una época en la que durante varios años y sobre esa moto, he conocido a muchas personas que han sido muy importantes en mi vida y han dejado un poso de quien soy hoy. Además, sé que tardaré tiempo en volver a África.

Y mi moto, nuestra “Misionera”, representa África. Por eso decidí que se quedara allí para siempre.


Gracias por leerme y acompañarme en este viaje.

Charly

Suscríbete al canal: http://www.youtube.com/user/charlysinewan
Sígueme en Facebook: http://www.facebook.com/vueltaalmundoenmotosinewan
Sígueme en Twitter: http://www.twitter.com/charlysinewan
Sígueme en Instagram: http://www.instagram.com/charlysinewan

Fotos de 'La Misionera'

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"