Michelin: una verdad incómoda


Vota

0 0

De todas las teorías de la conspiración que en MotoGP han sonado, la de los neumáticos es la más estúpida de todas. Hay una verdad. Y no la cuenta nadie.

"Tú no puedes encajar la verdad"; le gritaba Jack Nicholson a Tom Cruise en una película que se titulaba "Algunos Hombres Buenos". Y a mí no deja de venirme a la mente esa escena cuando pienso en todas las teorías "conspiranoicas" que asolan nuestro "Mundo del Mundial". Yo, que sé que tengo un problema, siento lo mismo, cada vez que piso un cine: los malos de las súper-producciones de Hollywood me caen, siempre, mejor.

El caso de Michelin en MotoGP es mucho menos dramático; a pesar de las "pelis" que algunos aficionados, profesionales del Paddock y hasta un piloto (Maverick Viñales) se han montado, de un par de grandes premios a esta parte. De entrada te digo que, si eres de la parroquia iluminada, que vive sin vivir en ella misma, pensando (y afirmando, con un par) que Michelin es la mano negra, como su caucho, que decidirá el ganador de MotoGP en 2017, te recomiendo que no sigas leyendo. El "click" ya está contado. Gracias.

Maverick Viñales aún no se ha subido (en público) a ninguna teoría de la conspiración; pero las alimentó con sus declaraciones en Jerez. Y lo peor de todo: dejó la imagen de ser capaz de creérselas; como ya sucediera en Malasia 2012. No es casualidad que, yendo segundo de la tabla, por apenas dos puntos; y siendo piloto oficial Yamaha, no aparezca en la rueda de prensa de pilotos de este mismo jueves, en Le Mans.
El mismo que le rescató entonces para el Campeonato (“si quieres correr en moto el año que viene, vete comprando una de campo”) ha sido el que le ha cantado las cuarenta, ahora. Carmelo Ezpeleta es el único mortal capaz de domar a este potro de carreras (nunca mejor dicho) que quiso ganar todas las de este año antes incluso de que empezara la primera.

La verdad de Michelin no la cuenta nadie porque es incómoda; y no tiene que ver con esos ríos de tinta (virtuales, los ríos, las tintas; y las presuntas verdades) vertidos sobre la diatriba de los neumáticos delanteros. La verdad está detrás; y por eso ilustro este editorial con la foto correspondiente: la del mejor neumático trasero de carreras construido jamás, en la historia del motociclismo moderno. Empecemos a hablar en serio, de una puñetera vez.

La verdad de Michelin en MotoGP reside en un compromiso adquirido por la marca francesa con el Campeonato desde que asumieron la responsabilidad de sustituir a Bridgestone. Y sorprende, para mí, para bien; que una multinacional de prestigio que no tiene nada que ganar, se haya "comido el marrón" de apostar por un certamen mundial monogoma donde el mejor escenario posible (perdón: imposible) es que no te nombren los pilotos cuando se bajan de sus motos.

Este compromiso de Michelin con MotoGP tiene que ver con la seguridad; o mejor dicho, con un objetivo determinado de seguridad: eliminar las caídas "por orejas" en la mayor medida posible. Bridgestone tenía una goma delantera que aguantaba todo lo que le echaran; hasta el punto de hacer ceder a la electrónica y a la parte trasera de la moto, cuando el piloto iba explorando sus propios límites; más allá de los límites de su montura.
La nueva filosofía consiste en asegurar detrás hasta el infinito y la consecuencia es que no se puede, no se debe, y no se podrá jamás, desarrollar un neumático delantero que aguante al cien por cien al trasero. Porque entonces, las caídas (que siempre aparecen, tarde o temprano, en las carreras) serían aún más graves.

La verdad incómoda de Michelin y MotoGP es que, en cierto modo, los neumáticos delanteros se están desarrollando, deliberadamente, con unas "ventanas de uso" limitadísimas (de ahí las diferencias de Warm Up a Carrera, de 20 grados a 44) que dejan, literalmente, al piloto con el culo al aire y sin avisar; pero a velocidades "asumibles" para rodar por el asfalto. Y cuando te dedicas a cambiar la moto 20 veces el sábado por la noche, la lotería de los límites es total; y desesperante. Si Maverick tiene alguna duda sobre Austin 2017, que vea el arrastrón de Valentino en Austin 2016.

La verdad, finalmente, es que todo responde a un plan; pero no conspirativo; sino a un plan de trabajo, serio y muy estudiado: las motos de carreras tienen un límite, al final siempre se caen; por lo tanto pongamos el umbral de ése límite en un punto en el que las velocidades no sean estratosféricas, de tal manera que se salvaguarde lo más posible la integridad física de los pilotos. Ya sé que suena paradójico. Incluso "conspiranoico" si te crees otras pelis y has sido capaz de leer hasta el final, desoyendo mis consejos. Llevo casi dos años hablando de esto con medio Paddock; y uno de los primeros fue Marc Márquez: entendía que sería así; y le parecía bien que fuera así.

Michelin no hizo el mejor neumático trasero de la historia porque sea la mejor fábrica de neumáticos de la historia: lo hizo porque se lo pidieron. En un ejercicio valiente, y brillante; el Campeonato de MotoGP le pidió este compromiso a Michelin. Y Michelin lo aceptó. Y Michelin está aguantando el chaparrón con la polémica del delantero desde entonces.
Insisto en que sé que suena a locura: por eso nadie más lo cuenta así. Se trata, de alguna manera, de "pilotar" cómo serán las más que posibles caídas que, en este deporte, son inevitables. Y por cierto: esta filosofía sirve también para Dunlop en Moto2; y si no, a ver si alguien le pregunta a Morbidelli si se explica su caída del GP de Jerez, ante toda la afición de Nieto-Peluqui.
  


 

Fotos de 'Michelin: una verdad incómoda'

 

Comentarios (2)

  • Ugo
    Ugo 18-05-2017

    Como subtítulo debería leerse: "Opinión patrocinada por Michelín".
    Al que escribe debe habérsele olvidado la pasta que se lleva Michelín siendo el proveedor de la monogoma. Cuando teníamos la opción libre nadie, o casi nadie, se metía con los neumáticos. Michelin adquirió un compromiso y ha ido dando palos de ciego desde que volvió a MotoGP, llevando neumáticos a pista que no sabián si iban a aguantar o, lo que es peor, que sabían no aguantarían las vueltas de carrera.
    El regreso de Michelín fue precipitado y ha quedado demostrado. Demasiado tarde para rectificar por parte de Dorna y demasiado tarde en mejorar por parte de Michelín.
    Lo mejor desde mi punto de vista sería que volviese la multimarca y que ese campeonato de neumáticos se viese en carrera y no a base de cheque al mejor postor.

  • Carmelo
    Carmelo 19-05-2017

    Eso es una opinión muy personal tuya, la de usted. Tan alejada de la realidad como "El secreto de Michelín" que parece conocer, desde su teclado.
    Que MotoGP quiere poner neumáticos que duren cien años, se sabe hace un lustro, que los neumáticos exploten, no es por la seguridad de los pilotos, que estás más perdido que el barco del arroz.

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"