MV Agusta F4 RR Corsacorta ¡Bendita lujuria!

Publicado el 08/08/2011


Vota

0 0

Por lo visto, desear ardientemente lo mejor, soñar con lo más caro, es pecado. No sé si es verdad o no, pero después de probar la semana pasada en Varese la exclusivísima MV F4 RR Corsacorta, sólo se me ocurre que si la salvación pasa por renunciar a una moto como ésta… ¡viva el infierno!

El año pasado, la histórica marca MV Agusta ya dio un gran paso adelante con la renovación de su mítica F4. El cambio fue total y los resultados francamente buenos, pero no contentos con eso, pocos meses después se han sacado de la manga una bestia de 201 CV con un equipamiento de auténtico lujo. Hasta la mismísima fábrica de MV Agusta en Varese, a pocos kilómetros de Milán, fuimos invitados, para ver y probar la última renovación de la F4, la RR Corsacorta. Para nuestra desgracia, el tiempo no acompañó, y una insistente lluvia hizo que los planes de probar la moto por las bellas carreteras de la zona se redujeran a una breve ruta de una hora de duración.

Mecánica de lujo
A la espera de la puesta de largo oficial de la esperadísima Supersport F3, MV Agusta saca pecho con su mítica F4 dotándola de más potencia y componentes aún más exclusivos. Pero la RR Corsacorta no es solamente una F4 mejorada, es la más potente de las MV Agusta fabricadas en serie y con sus 201 CV se pone a la cabeza de una larga lista de potentes SBK.

La lucha por la potencia, por la fuerza bruta, parecía haberse calmado en los últimos años, pero BMW con su S1000RR desenterró el hacha de guerra, y la reacción de Kawasaki con su ZX-10R no se hizo esperar.

La nueva F4 RR Corsacorta lleva las prestaciones hasta límites impensables hace años en una moto de calle. Los 201 CV declarados a 13.400 rpm, con un par de 9 kgm, se han conseguido casi con una remodelación total del interior del motor, que es una verdadera obra de ingeniería; sacar esta potencia de 1.000 c.c. es un toda una demostración de poder.

El nombre de Corsacorta viene precisamente por haber reducido el diámetro por carrera hasta 79 mm x 50,9 mm, lo que representa para todos los que no somos ingenieros de motores un aumento de la compresión muy significativo. También se han aligerado el cigüeñal y las bielas, además de haber aumentado el tamaño de las válvulas; por cierto, en distribución radial. Todo esto para perder las máximas inercias posibles y que el motor suba de vueltas mucho más rápido.

Una vez explicadas todas estas novedades técnicas que a muchos pueden aburrir, intentaré traducirlo a las sensaciones que obtuve en la hora escasa que probé la moto. Al arrancar el motor, la cosa ya promete. El sonido del nuevo escape 4-2-1-4 fabricado especialmente por Arrow es abrumador, tiemblan hasta las tripas. Pero el sonido mecánico del motor se ha reducido considerablemente. Aún recuerdo las versiones antiguas como la R312, donde el sonido mecánico era exagerado. Este aspecto se mejoró mucho en la última versión de F4, pero continuaba siendo algo ruidoso. Ahora lo que resuena de verdad son las cuatro salidas bajo colín míticas de la marca, que desde la remodelación de la F4 son de corte cuadrado.

A bajas vueltas, el motor ha dejado de ser tan brusco, ahora es más dosificable, y a pesar de no ser un motor para callejear, tiene unos bajos suficientes incluso para salir en segunda velocidad desde parado. En las primeras revoluciones no sube muy rápido de vueltas, y se tendrá que tener paciencia hasta las 5.000 rpm, donde de golpe parece entrar un turbo que te catapulta hacia delante con una fuerza brutal. El sonido va aumentando junto con las vueltas; parece que monte un escape de carreras sin dB-killer. La verdad es que por carretera no hubo manera de llegar al corte de encendido. Solamente en un tramo de autovía probé hasta qué velocidad llegaba en primera, y a 130 km/h aún quedaban vueltas… ¡y cinco velocidades más!

Ciclo para sibaritas

La F4 siempre ha sido una de las motos mejor equipadas de cuantas se hayan fabricado. Ya en su primera versión de 750 cc del año 2000 era todo un ejemplo de parte ciclo innovadora. Con el paso de los años y la mejora de los materiales, ese concepto de F4, lejos de quedar anticuado, se reafirmaba como acertado y ejemplo a seguir.

Después del paso adelante que se consiguió con el nuevo modelo, bajándolo de peso y reduciendo mucho su volumen, llega la Corsacorta y vuelve a poner el listón en lo más alto. Lo mejor en suspensiones, lo mejor en llantas y lo mejor en frenos, todo ello combinado con un chasis tubular “saldato a mano” y anclado a un elaborado bloque de aluminio, donde se unen basculante, motor y amortiguador trasero; sobran las palabras.

El dorado de las suspensiones Öhlins de ultimísima hornada luce más que nunca; además, se han forjado unas punteras de horquilla especiales y se les ha grabado el logotipo de MV Agusta. El amortiguador trasero es un Öhlins TTX, con las regulaciones de hidráulicos muy a mano, para poderlo regular casi sin bajarte de la moto. Las llantas forjadas, el basculante… la verdad es que te puedes perder en detalles, podría estar horas mirándola y no me cansaría de ver lo bien hecha que está. No me extraña nada que la máxima de MV Agusta sea Motocycle Art. Aparte de admirarla, lo ideal para saber hasta dónde puede llegar este portento de la técnica habría sido un circuito donde dar rienda suelta a su caballería, sentir los miles de euros en parte ciclo y poder probar el control de tracción; bueno, eso sí se probó…

Una prueba por las carreteras secundarias mojadas de los alrededores de Varese supo a poco… Los Pirelli Diablo Supercorsa, casi slick, y el motor de 201 CV dieron trabajo al control de tracción, que, por cierto, es regulable en 8 puntos. Fue una buena ocasión para probar que el mapa de encendido especial para días lluviosos…

Mi consejo es que los días que llueva, mejor dejes tu RR Corsacorta en casa. A pesar de no poder llevarlo al límite como se merece, sí se pudo sentir el enorme potencial de la deportiva más potente del momento, más potente y más bella, y mejor terminada y más exclusiva… ¡Creo que me estoy enamorando! Posiblemente esta prueba te haya sabido a poco, como a mí, pero vamos a hacer lo imposible por conseguir una Corsacorta y poder sentir todo su potencial… Bendita lujuria.

Fotos de 'MV Agusta F4 RR Corsacorta ¡Bendita lujuria! '

Artículos relacionados

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"