¿Qué tipos de cascos de moto hay?


Vota

0 0

Cualquier casco homologado puede ser utilizado legalmente en cualquier tipo de motocicleta y por cualquier carretera. Hecha esta salvedad y aunque parezca una perogrullada, lo cierto es que la respuesta sólo puede depender de dos factores: de nuestra comodidad y del uso que le vamos a dar a nuestra moto.

Los cascos abiertos y jet son los elegidos por una mayoría de usuarios de moto y scooter que solamente van a moverse por ciudad. Sus ventajas son obvias: son más ligeros, más frescos cuando hace calor, ocupan menos espacio y nos tapan menos la cara, de modo que son cascos más “sociales” y elegantes. También permiten el quitárselos y ponérselos con más facilidad, gesto que -se supone- se realiza más en un uso ciudadano cotidiano que por carretera.

Pero igual de obvias son también sus desventajas en estos tipos de casco de moto; no protegen la cara en caso de caída frontal y la exponen a las inclemencias del tiempo, a la suciedad de la intemperie o al ataque del aire circulando a alta velocidad.

Los cascos modulares nacieron, precisamente para mejorar estos puntos concretos y combinar la mayor protección de un integral con la comodidad de un abierto. Su uso se está popularizando muchísimo sobre todo entre usuarios de maxiscooter que ven en ellos una herramienta óptima para desplazamientos interurbanos de media distancia. El concepto ha mejorado y evolucionado muchísimo y cada vez vemos diseños mejor resueltos... aunque los modulares siguen ofreciendo, por regla general, un nivel de ruido mayor que los integrales y una peor penetración aerodinámica -sobre todo en su posición “abierta”-. En cualquier caso, las ventajas de estos tipos de cascos de moto siguen siendo mayores que sus inconvenientes.

Los cascos integrales son las grandes estrellas. Ofrecen una protección prácticamente total y sirven para cualquier circunstancia y uso. Son los que recomendamos los especialistas ya que, además, ofrecen una amplísima gama de acabados y precios que van desde económicos cascos de resina termoplástica hasta sofisticadísimas réplicas de competición virtualmente idénticas a los que usan los pilotos de MotGP pasando por materiales como la fibra de carbono, el kevlar o la fibra de vidrio.

Evidentemente y por mucho que se avance en este apartado, estos tipos de cascos de moto nunca serán tan frescos como un jet o un modular y determinados modelos pueden no caber en los cofres de algunos scooter.

En cuarto lugar encontramos los cascos off-road que, como su nombre indica, están específicamente diseñados para la práctica del enduro, cross y trial. Es muy importante señalar que estos cascos pasan exactamente las mismas homologaciones que sus equivalentes de carretera por lo que son perfectamente seguros en cualquier circunstancia si bien sus particularidades pueden hacerlos menos confortables fuera del uso para el que han sido creados. Son cascos diseñados para la práctica deportiva y que dan más prioridad, por tanto, a la ligereza y a la especificidad que a la comodidad. En el caso de los cascos de trial, por ejemplo, deberíamos asimilarlos a un casco jet ligero mientras que los cascos de cross podríamos igualarlos en términos de protección con un modular.  

* Casco jet: uso urbano e interurbano de corta distancia.

* Casco modular: uso urbano, interurbano y carretera de media distancia.

* Casco integral: uso urbano, interurbano y carretera de larga distancia.

* Casco off-road: Práctica deportiva

Fotos de '¿Qué tipos de cascos de moto hay?'

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"