Te presentamos la espectacular Aprilia Dorsoduro 1200

Publicado el 13/03/2012


Vota

0 0

Definida como la supermotard más potente de la categoría, la Dorsoduro 1200 es aún más ágil, potente y elitista. Capaz de satisfacer al piloto más exigente, en Solo Moto hemos disfrutado de la primera toma de contacto de esta Aprilia.

La Dorsoduro 1200 de Aprilia tiene el ADN del Campeonato del Mundo de Supermotard que han ganado en tres ocasiones. Los italianos consideran que la estética tipo fun bike y la facilidad de conducción de este estilo de motos son buenos argumentos para un tipo de usuario con experiencia pero que no quiere llegar a la radicalidad de una como la RSV4 de Superbike. Aprilia Dorsoduro 1200 une fuerza y maniobrabilidad, deportividad y esencia, coge lo mejor de las motos deportivas y lo mejor de las Supermoto.

Fieles a sus principios en la Dorsoduro, la firma de Noale transmite su imagen deportiva y su conocimiento en la fabricación de chasis con un elevado nivel de tecnología y efectividad, en combinación con un exuberante bicilíndrico en V en el que no falta la alternativa del ABS, que en Italia se sirve de serie, y un paquete de electrónica que gracias al sistema del puño del acelerador tipo ride by wire le permite disponer de control de tracción y de tres mapas de potencia diferentes. 

Novedades

Visualmente la nueva Dorsoduro 1200 es más atractiva gracias a un frontal ligeramente rediseñado -según Aprilia-, en el que la mascarilla de faro y el guardabarros delantero son nuevos, además de que se identifican claramente, pues se sirve en dos versiones cromáticas hasta ahora desconocidas. También se ha modificado la parte trasera con un nuevo soporte para la matrícula.  Además ofrece un diseño extremadamente deportivo y refinado, con nuevos niveles de acabado, una agilidad y fluidez jamás probada en una bicilíndrica de estas características.

Al margen de su imagen, la nueva Dorsoduro ha mejorado a nivel de parte ciclo y electrónica, conservando las características principales ya conocidas.

Con la misma base del bicilíndrico en V a 90º de 8 válvulas y sus 130 CV de potencia frente a los 92 CV de la versión de 750, en Aprilia han trabajado en la electrónica y sus casi infinitas posibilidades para optimizar su entrega de potencia y disponer de una gama de utilización más lineal que en el modelo precedente.

Se ha puesto especial atención en dulcificar su respuesta y se ha trabajado en lo que respecta al control antiwheelie. Lo que sucede es que cuando la rueda delantera pierde contacto con el suelo y velocidad con respecto a la trasera, lógicamente el Traction Control entra en acción. Es decir, el control de tracción actúa a causa de esa diferencia de velocidad detectada, no por el hecho de que pierda contacto con el suelo. Admitiendo que eso es así, en Aprilia sí que han trabajado para poder modular ese efecto en función del mapa elegido -Sport, Touring y Rain-.

En este portentoso bicilíndrico se aprecia de forma muy evidente el freno motor, pero sube de vueltas con contundencia, es agradable, potente y tiene una amplia gama de utilización. No faltan los tres mapas que se seleccionan desde el mismo pulsador del botón de arranque. En orden de marcha basta cortar el puño de gas para elegirlo. El Sport es el más agresivo y entre las curvas de las reviradas carreteras de Catania, el Touring me pareció más agradable, sobre todo en el primer contacto, que es más suave hasta medio régimen, conservando la agresividad del modo Sport en la zona alta del cuentavueltas. El Rain, con el que la potencia disminuye hasta un 30 %, es una buena alternativa para usar por ciudad o para conductores con poca experiencia. Estoy convencido de que el modo Touring será el más utilizado por todo tipo de usuarios.

No falta un control de tracción (opcional) con tres niveles que se pueden regular desde el Mode de la piña izquierda con el motor en marcha, pero en parado. Ninguno de los tres niveles es demasiado intrusivo, tal y como verificamos en zonas completamente mojadas con algo de nieve y algunas placas de hielo con el majestuoso Etna nevado envuelto de nubes como mudo testigo.

Además, la Aprilia Dorsoduro está también disponible con el sistema ABS y el control de tracción de Aprilia (ATC), para disfrutar de la máxima diversión con el máximo de seguridad.

El chasis es una acertada y ya conocida combinación entre dos pletinas laterales de aluminio, un entramado de tubos de acero y un vistoso basculante de aluminio, en el que el amortiguador trasero regulable va anclado directamente (sin bieletas) al basculante. La horquilla invertida -Sachs- monta unas barras de 43 mm y es regulable en tres vías (compresión en la barra derecha, extensión en la izquierda), mientras que el conjunto de frenos lo forman un doble disco de 320 mm delante con pinzas Brembo de anclaje radial de cuatro pistones y uno simple detrás de 240 mm.

En el Solo Moto nº1866 de esta semana encontrarás nuestra primera toma de contacto con esta espectacular Aprilia Dorsoduro 1200 en Sicilia, a los pies del volcán Etna. 

Fotos de 'Te presentamos la espectacular Aprilia Dorsoduro 1200'

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"