Aprilia Shiver 750: Colores de guerra 2010

Aceites castrol

Publicado el 14/12/2010


Vota

0 0

Tras un par de años en el mercado, la Shiver se renueva en algunos puntos para plantar cara con todas las garantías a un mercado amplio, el de las naked de media cilindrada. Su nueva estética, muy agresiva, nos deja claro que tiene ganas de gustar.

Aprilia Shiver 750: Colores de guerra

La era naked ya está más que consolidada, y la gran cantidad de oferta de este sector puede resultar un poco estresante cuando te empiezas a plantear comprar una moto nueva. Ofrecer algo diferente sin duda es la clave para ser la elegida en este competido sector. Si buscas algo distinto, que reúna tecnología, diseño, facilidad de uso, y todo esto sin arruinarte, la Shiver te va a encantar.

Después de que la marca de Noale fuera absorbida por el grupo Piaggio, se retomaron algunos proyectos ambiciosos que habían quedado un poco parados por falta de fondos. Con la economía saneada, una nueva Aprilia se volcaba en proyectos como la RSV4 y su gama media de nakeds, de donde surgieron la Dorsoduro, la Mana y la Shiver.

Solamente dos años después, el proyecto RSV4 ya lucha por el título en el Mundial de SBK y, algún modelo de esa nueva generación naked, como la Shiver, se renueva para ser aún más atractivo.

Colores de guerra

Aprilia Shiver 750: Colores de guerra

Como marca italiana que es, Aprilia siempre ha cuidado muchísimo su presencia, y para esta ocasión ha querido que su Shiver 2010 resultase lo más atractiva posible. Con los colores oficiales de Aprilia Factory, esta Shiver gana un mundo en atractivo. La parte del chasis tubular en acero va pintada en un atractivo color rojo, y la otra mitad del chasis, de fundición de aluminio, va pintada en negro. La solución de este chasis mixto es un gran acierto, estética aparte: la Shiver es ágil a la vez que se nota rígida y compensada, muy compensada. Sin buscar los extremos, esta Aprilia apunta a ser la moto ideal de aquellos que buscan una moto para todo, de esas que no traen dolores de cabeza.

La Shiver es una moto en la que te subes y no te tienes que preocupar de nada: todo está en su sitio y funciona perfectamente. Las suspensiones tienen un confortable tacto a la vez que permiten buscarle las cosquillas en carreteras de curvas. La horquilla invertida no permite ser regulada, pero sus barras de 43 mm y unos muelles e hidráulicos muy equilibrados consiguen transmitir fielmente el tacto de la rueda delantera.

No hay cambios en cuanto a frenos -bueno, para 2010 se adoptan discos lobulados-, con unos elementos que siguen teniendo el mismo sano comportamiento de antes: progresividad y potencia a partes iguales, y resistencia al calentamiento gracias a los latiguillos inextensibles de serie. Buen detalle. De la parte trasera se ocupa un amortiguador anclado del bastidor al robusto basculante de aluminio, con lo que se nota igualmente progresivo y eficiente sin la ayuda de bieletas. Su taraje permite un destacable confort de marcha sin comprometer demasiado el comportamiento deportivo. Si bien la horquilla no es regulable, el amortiguador puede ajustarse tanto en precarga de muelle como en extensión, lo que por su ubicación resulta bastante sencillo.

El tren delantero y trasero están bien compensados, un comportamiento muy neutro de la Shiver así lo avala. Bien sea a ritmo tranquilo o más alegre, en el paso por curva siempre se muestra estable y sin vicios que corregir, lo que hace ganar en confianza rápidamente. Es una moto agradecida, no es necesario trabajar demasiado con el cuerpo para hacerla entrar en el viraje, ya que únicamente con el manillar y los estribos se controla fácilmente.

Particular pero efectivo

Aprilia Shiver 750: Colores de guerra

El motor que monta esta Shiver fue desarrollado y fabricado por el grupo Piaggio, y es compartido por las otras naked de la casa. Utiliza una clásica configuración bicilíndrica a 90º, con culatas de doble árbol de levas y 4 válvulas por cilindro. Como ya sabemos, desde su primera versión la Shiver incorpora un acelerador electrónico, el famoso ride by wire, en el que una centralita determina el grado de apertura de mariposas requerido en todo momento. En esta Shiver 2010, el sistema ha sido revisado, de modo que gana inmediatez respecto a sus predecesoras.

A pesar de ello, la respuesta del motor es un poco particular, puesto que a baja velocidad es una delicia, momento en que la potencia es entregada de manera suave y progresiva. Pero si le exigimos más caña, notaremos que no se trata de un tacto convencional del todo: cuando salimos acelerando con decisión, la reacción no es del todo inmediata, es como si existiera un retraso de unas décimas de segundo entre lo exigido al puño de gas y la entrega de potencia del motor. Por otra parte, el propulsor se nota muy amable y sobre todo carente de vibraciones, y su lineal curva de potencia es siempre suficiente para poder disfrutar de un ritmo alegre.

La Shiver, además, cuenta con la posibilidad de escoger entre tres curvas de potencia para poder dosificar dependiendo de nuestras necesidades. Los mappings están nombrados de la siguiente forma: Rain, es el menos potente y es ideal para días lluviosos donde la adherencia es escasa; Touring es el intermedio, ideal para circular tranquilamente sin estrés, y por último tenemos el Sport, que nos permite gozar de toda la potencia del motor disponible. La caja de cambios nos sorprendió gratamente; las marchas entran sin apenas esfuerzo, además de suavemente. A cualquier ritmo podremos estar tranquilos, ya que el cambio se comportará de modo excelente, tanto subiendo como bajando marchas.

La vida, más fácil

Aprilia Shiver 750: Colores de guerra

Definitivamente, la nueva Shiver es una moto para disfrutar cada día de la semana. Aparte de la suavidad de su motor y el buen comportamiento dinámico, la ergonomía también ha sido mejorada para que las horas encima de ella pasen sin ningún tipo de incomodidad. De hecho, es el aspecto más trabajado de la nueva Shiver, y damos fe de que ha funcionado. El asiento es más bajo y estrecho, para conseguir que todos lleguen al suelo sin más problemas. A partir de ahora, todo aquel que mida al menos 1,60 metros de altura, puede llevar una Shiver sin problemas. También los estribos han cambiado su posición para ser más cómodos, a base de retrasarlos ligeramente.

Para nuestro acompañante también hay buenas noticias: nuevas asas y estribos mejor situados. Otro de los puntos fuertes de la Shiver, si bien aquí no recibe cambios, es la instrumentación. Presenta una gran y legible consola analógico-digital con ordenador de a bordo y todo lo que podamos necesitar; su información se encuentra ordenada en un legible menú accionado desde la piña de la izquierda, y en el display no falta un indicador de marcha engranada, aunque se echa de menos el nivel de combustible. La cúpula también es novedad de este año y una destacable mejora aerodinámica respecto al modelo anterior, con el faro al aire, y también son de agradecer los retrovisores, que permiten una excelente visión de lo que se mueve detrás de nosotros.

Como habrás podido comprobar, la Shiver es una de las más interesantes naked que puedes encontrar en el mercado. Personalidad no le falta, tecnología tampoco, el diseño es muy personal, y por precio y facilidad de uso está al alcance de muchos. Prácticamente lo tiene todo, así que ahora sólo faltan tus ganas de disfrutarla. La nueva Shiver pone el resto.


Eduard Fdez.-Masó
Fotos: Santi Díaz

La alternativa

Suzuki GSR 750: ¡¡¡Sensaciones!!!

Este artículo es especial, lo confieso. No es una prueba de moto al uso. No, al menos, como suelo hacerlas. Varios motivos me llevan a que sea especial para mí: la situación de la fábrica de Suzuki en Gijón, los estupendos compañeros de prensa de Suzuki, toda la gente que trabaja allí…. Este artículo “diferente” va por ELLOS.

 

Comentarios (1)

  • cunetas
    cunetas 02-05-2011

    la moto la an mejorado yo con una del 2008 y con 48000km fenomenal una buena moto y buena calidad

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"