Vende tu moto GRATIS
Auto10

BMW R 1200 GS: Hilar más fino 2008

Aceites castrol

Desde que se presentara a inicios de 2004, y tras más de 110.000 unidades vendidas en todo el mundo, la R 1200 GS recibe un lavado de cara externo, así como mejoras en cuanto a mecánica e incluso ergonomía. Si la versión anterior ha ido cosechando tal éxito a lo largo de sus cuatro años de historia, la nueva, mucho más perfeccionada a diferentes niveles, lo tiene más que asegurado.

BMW R 1200 GS: Revisión y optimización

Esto es lo que ha hecho BMW con las nuevas R 1200 GS y Adventure. Hilar más fino para alcanzar, partiendo de una muy buena base, una motocicleta más puntera. Aún mejor que su predecesora. Incluso nos atreveríamos a decir que por todas las posibilidades que ofrece es de los modelos más completos del mercado. Y es que los cambios introducidos en la R 1200 GS son dignos de mención y hay que tenerlos en consideración en estas nuevas motocicletas.

El motor es el de la naked R 1200 R. Con él es capaz de entregar un cinco por ciento más de potencia -104 caballos reales- y de subir hasta las 8.000 rpm, donde corta encendido.

El cinco por ciento mejor

BMW R 1200 GS: Hilar más fino

Empezaremos hablando del motor, que es heredado directamente del que equipa la R 1200 R, la roadster de la marca, si bien la gestión electrónica del boxer de la R 1200 GS ha sido modificada para adaptarla a los criterios específicos y necesarios para satisfacer las exigencias de una motocicleta de enduro y viajera de gran cilindrada como lo es ésta.

Al adoptar este motor, la R 1200 GS gana un cinco por ciento de potencia respecto al modelo precedente, por lo que queda, según el fabricante, en unos buenos 105 caballos a 7.500 rpm (103,6 a 7.800 en nuestro banco de pruebas). Dicho motor es asimismo capaz de subir hasta las 8.000 rpm, de modo que el campo de utilización es más amplio en la nueva GS. Junto a esto, la completa revisión de la relación del cambio hace que la tracción de la R 1200 GS resulte potenciada en toda su franja de utilización. Y si a esto sumamos la sensible reducción de la transmisión secundaria, o final, obtenemos un funcionamiento del motor en el que el empuje es netamente mejor en la zona media y alta del tacómetro, mientras que a la par se gana fuerza de tracción en la zona baja y media del mismo. Resumiendo, que toda la franja de utilización de la nueva R 1200 GS queda optimizada con la incorporación, y posterior revisión, del motor de la R 1200 R.

Y también ha sido revisado el cambio de velocidades, que ha resultado perfeccionado con una relación optimizada entre la fuerza a aplicar sobre la palanca y el recorrido de la misma, de manera que los cambios de velocidades a realizar se hacen más precisos y silenciosos, y la tarea es más suave y cómoda para el conductor.

Otro apartado mejorado es el de la ergonomía. El manillar de aluminio es ahora regulable en dos posiciones al bascular a lo largo de 180 grados, de manera que mientras la posición más atrasada es la más indicada para una conducción relajada por carretera, la posición más adelantada del manillar es ideal para una conducción por pistas de tierra, en la que el conductor se pone de pie sobre los estribos en muchas ocasiones y echa el cuerpo hacia delante. Los paramanos opcionales son de nuevo diseño, bicolores, y el mullido del asiento en la parte delantera ha sido aumentado, si bien dicho asiento es a la vez más estrecho en esa parte, para alcanzar mejor el suelo en parado... todo esto lo escribo porque lo aprecio en el nuevo modelo como propietario desde hace dos meses del anterior, y las mejoras se notan para bien ¡qué rabia!

La carga de la batería ha sido asimismo optimizada en la nueva R 1200 GS, además de estar dotada de un alternador de mayor potencia (pasa de 600 a 720 vatios).

Para acabar, hemos de recalcar el nuevo diseño del exterior del depósito de combustible, en cuya parte delantera se han inserido dos cubiertas de acero inoxidable. El guardabarros delantero también ha sido rediseñado, adoptando un semblante más endurero que en la versión anterior. Y por último sólo nos falta citar la adopción de un piloto trasero compuesto de diodos led, amén de otros detalles estéticos que varían respecto al modelo anterior como la combinación y variedad de colores de la nueva R 1200 GS, y las tapas de las culatas, la horquilla y las llantas de aleación en color magnesio (igual que en la deportiva HP2).

A sus puestos

BMW R 1200 GS: Más estable

El plan de la presentación de los nuevos modelos BMW fue un tanto atípico. A la hora establecida nos entregaron las motos, pero, eso sí, sin tener ninguna ruta de pruebas prevista. Bueno, servidor sí que tenía la ruta fijada de antemano: volver a Barcelona desde Madrid, donde tuvo lugar la presentación, con un colega de profesión; uno subido a una R 1200 GS y el otro al modelo Adventure. De esta manera los primeros seiscientos kilómetros de prueba nos sirvieron, al menos, para certificar el gran comportamiento rutero de las nuevas GS. La protección aerodinámica es muy buena en la R 1200 GS, con su pantalla derivabrisas regulable, mientras que en la Adventure es sencillamente excelente, al ser su pantalla, sus deflectores laterales y su enorme depósito de combustible de 33 litros de mayores dimensiones y mucho más envolventes.

Algo que se aprecia con el paso de los kilómetros a los mandos de la nueva R 1200 GS al fijarnos en su cuadro de instrumentos es que ha cambiado el funcionamiento del indicador de nivel de combustible, que ahora, con nuevos sensores, es más preciso que en el modelo anterior (el mío), en el que pasaba demasiado rápido del medio depósito a la reserva; no era tan exacto y progresivo como lo es el de la actual GS.

Subidos a la R 1200 GS también pudimos comprobar que es más fácil hacer pie que en el modelo anterior. Un conductor de 1,75 metros de estatura, en la posición más baja del asiento (sigue siendo regulable en dos alturas), llega ahora con media planta de los dos pies a la vez, mientras que antes sólo llegaba de puntillas. Esto se debe a la nueva forma del asiento en su zona de unión con el depósito, que es más estrecha para que el arco formado por las piernas sea asimismo más cerrado. Hecho que supone además un plus en calidad de marcha en largos trayectos al ser menos forzada la posición de conducción de las piernas.

Otro detalle que salta a la vista es la forma del depósito de combustible, que es más anguloso y estrecho -y da la sensación de ser un poco menos alargado- que en el modelo precedente.

Cambios en el cambio

BMW R 1200 GS: Motor evolucionado

En el recorrido de seiscientos kilómetros que nos separaba entre Madrid y Barcelona dio tiempo a extraer infinidad de conclusiones, pero quizá la que menos tardó en llegar fue la que certificó la finura de funcionamiento del modelo a diferentes niveles.

Se da el caso de que yo realicé el mismo trayecto con una R 1200 GS (la mía) anterior a la actual un mes antes de llevar a cabo éste, y que, por motivos evidentes, llevaba mi humilde olfato muy entrenado para examinar la nueva. Y la primera impresión que nos transmitió, como decimos, es que la moto gira con una finura sorprendente.

Nos subimos a ella, la ponemos en marcha y metemos primera para partir. Aquí sale a relucir el trabajo llevado a cabo tanto en la caja del cambio como en el selector de velocidades. La primera entra ahora con mucha más suavidad, de la misma manera que cuando empezamos a subir marchas -el cambio es además menos rumoroso que en la precedente- no notamos tanta resistencia como antes en dicha palanca, y el recorrido de la misma es más corto. Esto apenas se aprecia conduciendo con botas de carretera, pero con calzado deportivo, yendo "de paisano", sí que se nota lo fácil que entran ahora todas y cada una de las velocidades.

La motocicleta definitiva

BMW R 1200 GS: Asiento más ergonómico

Tras dar buena cuenta de lo mucho que ha mejorado el cambio de velocidades, nos llegan nuevas sensaciones positivas, ahora procedentes ya del flamante boxer de la GS. El motor proveniente de la R 1200 R gira con mayor suavidad, y los cabeceos hacia la derecha originados por su configuración boxer son prácticamente imperceptibles ya en esta maxitrail. Pero es que a la finura de funcionamiento de este bicilíndrico hemos de sumar una mayor potencia (en nuestro banco nos dio casi 104 caballos a 7.800 rpm, mientras que la versión anterior nos entregó 92,8 caballos a 6.550 rpm). Con estas cifras en la mano llegamos a la conclusión de que el trabajo realizado por los ingenieros de BMW para adaptar el motor de una roadster a las exigencias de una trail de sus características ha dado muy buenos frutos.

Y la verdad es que este propulsor funciona de maravilla, con mucho par a bajas vueltas y una estirada final -sobre todo tratándose del tipo de moto que es- de vértigo a partir de las 6.000 rpm.

Pero es que a todo esto hemos de seguir añadiendo otros muchos aspectos. Porque el buen hacer en carretera de la BMW R 1200 GS permanece, con un dinamismo digno de nota alta. El manillar, nuevo y regulable en dos posiciones, nos permite hacer una importante palanca tanto entrando en las curvas como enlazándolas.

Las suspensiones –con el Telelever delante y el Paralever detrás- funcionan de maravilla sobre asfalto, se tragan las irregularidades del terreno sin perjudicar la trayectoria de la moto, y ahora existe la posibilidad de adquirir opcionalmente el innovador sistema de ajuste electrónico de las suspensiones Enduro ESA. La frenada sigue estando a la altura de las circunstancias, con un tacto y un mordiente excelente; y con una estabilidad fuera de lo común apurando las frenadas.

Resumiendo: todo lo bueno del modelo anterior permanece en esta motocicleta, al tiempo que resulta muy mejorada en cuestiones mecánicas. ¿Qué más se le puede pedir entonces a la nueva R 1200 GS, una maxitrail que por su polivalencia parece ya la moto "definitiva"?

Ya disponible

BMW R 1200 GS: Instrumentación

La marca alemana espera seguir cosechando éxitos con su modelo más emblemático, la R 1200 GS. No en vano los responsables de BMW Ibérica están seguros de que en 2008 el 50 % del total de sus ventas corresponderán a las nuevas motocicletas que se irán presentando a lo largo de este año, entre ellas la R 1200 GS y la Adventure.

Tanto es así, que en el actual ejercicio se esperan vender unas 1.900 unidades de la nueva R 1200 GS, que está a la venta desde finales de enero a un precio de 13.950 euros, tan sólo 150 euros más de lo que costaba el modelo anterior. De hecho, si miramos las cuentas facilitadas por la marca, observamos que desde que se presentara la primera R 1200 GS a principios de 2004 hasta finales de 2007 se vendieron en nuestro país nada más y nada menos que 7.000 unidades (en torno a 1.800 motos de media por año). Con la nueva GS se espera cosechar un mayor volumen de ventas todavía, visto –como hemos podido comprobar- que se trata de una revisión, de una optimización, de una motocicleta que ya era excelente.


Juanan Martín
Fotos: Xavier Pladellorens/Santi Díaz (estudio)

La alternativa

Kawasaki Versys: Sigue siendo ella

La Kawasaki Versys cambia por fuera pero se mantiene por dentro, conservando intacto su poco extendido -aunque no por ello menos exitoso- concepto: el de las trail asfálticas de media cilindrada y peso reducido. Y ahora, además, mejora su comportamiento y estabilidad con los pequeños ajustes que ha recibido en los settings de las suspensiones.

 

Comentarios (1)

  • chispas chispas Escrito el 07-10-2010

    es una moto nueva devido a los nuevos cambios

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
Cerrar Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"