Ducati Monster 696: Quince años después

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Nadie puede dudar del éxito de la Monster. Desde que se presentara en 1992 ha vendido más de 200.000 unidades en todo el mundo manteniendo la imagen del primer día, sin apenas experimentar ningún cambio drástico en su diseño. Ahora ha llegado su turno y se le ha aplicado un interesante restyling. Pero no es sólo la imagen lo que cambia en la 696, ya que también presenta diversas mejoras mecánicas y ciclísticas.

Ducati Monster 696: Quince años después

Doscientas mil motos vendidas son muchas motos vendidas, y por algo será que la Monster 696 ha ido cosechando tal éxito a lo largo de su dilatada historia. Y todo esto sin que la Monster original, la que Miguel Ángel Galluzzi presentó en el Salón de Colonia de 1992, apenas haya sufrido cambios externos.

El propulsor sigue siendo un bicilíndrico en L a 90 grados Aire SOHC 4V Desmo, muy renovado y ahora con 80 CV de potencia a 9.000 rpm y un par máximo de 7,0 kgm a 7.750 vueltas. El chasis de la nueva Monster 696 está directamente inspirado en el de la Ducati Desmosedici campeona del mundo de MotoGP. La frenada delantera mejora sustancialmente al crecer el diámetro de los discos e incorporar pinzas Brembo de cuatro pistones y anclaje radial. El frontal se compacta y endurece su diseño, con un faro múltiple, pequeño satélite del tablier y gruesa tija inferior. Y según declara la marca, el peso de la 696 es de 161 kilogramos, siete kilogramos menos que la versión anterior y uno de los más livianos de su categoría.

De monstruo, nada

Ducati Monster 696: Quince años después

Es curioso que una motocicleta tan atractiva desde tan diferentes puntos de vista como es la Monster reciba este nombre. Más todavía viendo el semblante que ha adoptado el nuevo modelo. No andamos muy desencaminados si decimos que la M696 se ha feminizado respecto a la versión anterior. Es decir, que esta motocicleta ha limado las asperezas de las líneas de la existente y eliminado elementos superfluos –tal es el caso de los codos de escape, que ya no pasan por debajo del bloque motor sino que se retuercen a su alrededor para ir a parar a un par de colas de escape ovaladas, cortas y elevadas, colocadas a lado y lado del colín- para agradar a un más amplio abanico de usuarios.

No queremos decir con esto, ni mucho menos, que la Ducati Monster 696 sea una motocicleta enfocada prácticamente en exclusiva hacia las chicas. Sólo pretendemos señalar que, observando el cariz que ha tomado la nueva versión, además del público masculino, parece que la marca ha tenido muy en cuenta al sector femenino de la afición. Una buena prueba de ello es que también conserva la altura de su estrecho asiento a 770 milímetros del asfalto, de modo que es muy accesible independientemente de la talla del conductor. O conductora.

Lo que sí que habrá que tener presente el usuario, él o ella, sobre todo si no tiene demasiada experiencia y/o proviene de cilindradas inferiores, es que el nuevo equipo de la frenada delantera, compuesto por un par de discos de 320 milímetros de diámetro y pinzas radiales Brembo de cuatro pistones, es muy potente y requiere de un período de adaptación para no bloquear la rueda delantera a la primera de cambio. Con tan sólo un poco de práctica, porque goza de muy buen tacto, esto queda solucionado. Y los más experimentados sabrán agradecerlo en conducción deportiva, visto que la moto frena y mucho.

Renovación que salta a la vista

Ducati Monster 696: Quince años después

Son muchos los cambios que se han aplicado sobre la M696. Los ingenieros de la marca deben de haber pensado que ya que se dotaba esta Monster de una nueva imagen, podían aprovechar la ocasión para aplicar al mismo tiempo ciertas mejoras en cuestiones de parte ciclo y mecánicas.

En cuanto a la imagen del nuevo modelo, el depósito de combustible imita las formas del anterior, si bien ahora incorpora un par de entradas de aire en su parte delantera. Y puede hacerlo porque en realidad este depósito es una tapa que cubre el tanque de verdad, que, por su parte, ha aumentado de capacidad y pasa de los catorce litros del anterior a los quince del actual.

En el aparatado lumínico se actualiza con un piloto trasero compuesto de leds y con un nuevo faro frontal con tres parábolas Multiconvex superpuestas, en sustitución del simple faro precedente. También destaca el nuevo cuadro de instrumentos, totalmente digital y con un ordenador de a bordo con un gran surtido de información, aunque carece de nivel de combustible (en su lugar, un chivato de reserva y un cuentakilómetros de la autonomía restante una vez se entra en reserva).

El bastidor de la Ducati Monster 696 también cambia. Ahora el chasis compuesto de un entramado de tubos de acero está directamente derivado del de la 1098 y la Desmosedici de MotoGP, mientras que se complementa con la pieza del subchasis y el largo basculante que son ya de aluminio en lugar de acero. Y a este último, por el lado izquierdo y al estilo Cantilever, se fija un amortiguador Sachs regulable en precarga y extensión, mientras que el anclaje del basculante al motor continúa siendo directo para mayor solidez del conjunto y así minimizar el chasis. En el tren delantero se mantiene la horquilla invertida firmada por Showa con barras de 43 milímetros de diámetro y 120 milímetros de recorrido, sin posibilidad de regulación.

Es destacable, al mismo tiempo, la frenada delantera señalada con anterioridad: compuesta por un par de discos de 320 milímetros de diámetro –los de la Monster 695 eran de 300 milímetros- y pinzas radiales Brembo de cuatro pistones –las anteriores eran de anclaje convencional y de dos pistones-, esta frenada ofrece un funcionamiento muy potente y eficaz, y, como hemos señalado con anterioridad, de muy buen tacto.

Bicilíndrico mejorado

Ducati Monster 696: Quince años después

También hemos de hablar del motor. Sigue siendo el mismo, cierto, refrigerado por aire y con sistema Desmodrómico de distribución para sus dos válvulas por cilindro, pero internamente ha sido renovado. Tanto los pistones de aluminio forjado como las culatas no tienen nada que ver con los anteriores, siendo estas culatas más compactas, con unos conductos y cámaras de combustión optimizados y todo su interior de nueva factura, árboles de levas, balancines del sistema Desmo, válvulas, etc,. Para el sistema de la inyección electrónica monta ahora un equipo Siemens con toberas de 45 milímetros de diámetro. De esta manera la potencia declarada de la Monster 696 queda en 80 caballos a 9.000 rpm (antes 73 CV a 8.500 rpm) y el par en 7,0 kgm a 7.750 rpm (antes 6,2 kgm a 6.750 rpm). Como podemos comprobar, la mejora es notable.

Otro nuevo detalle mecánico a destacar es el embrague con sistema APTC (Adler Power Torque Clutch), presente ya en la versión anterior, pero mejorado para la 696. Se trata de un dispositivo que, además de facilitar el accionamiento de la leva de embrague, de hacer que resulte más suave, también trabaja a modo de sistema antirrobote para evitar que la rueda trasera se bloquee cuando hemos de realizar fuertes reducciones en conducción deportiva. Y la verdad es que funciona, y muy bien, en sus dos cometidos.

Para acabar de perfilar la lista de actualizaciones de la M696, tan sólo nos queda citar un dato que consideramos importante, y que es que la marca declara para ella, sin batería ni líquido refrigerante, un peso de 161 kilogramos; nada más y nada menos que siete kilogramos menos que la M695. Vemos de esta manera que, además de aumentar sus prestaciones, los ingenieros de Ducati han sido capaces de reducir notablemente su peso. Todo un logro.

La esencia se mantiene

Ducati Monster 696: Quince años después

La presentación de la nueva Ductai Monster tuvo lugar en Barcelona, y la ruta que la organización del evento nos tenía preparada para realizar la prueba comprendía diferentes escenarios. Inexcusable fue pisar la ciudad, ya que el hotel en el que nos alojamos era bastante céntrico. Y aquí pudimos comprobar que la Monster es tremendamente ágil y que, a pesar de tener un radio de giro relativamente amplio pero mejorado respecto a la versión anterior, es capaz de colarse muy bien por cualquier hueco. Con la intención de reducir este radio de giro se han creado –además de para su función principal- el par de entradas de aire de las tapas del depósito, ya que las piñas de cada uno de los puños, al girar a tope, quedan alojadas en el hueco de estas tomas de aire: nosotros no nos pillaremos los dedos entre el depósito y los puños, y la moto girará un poco más de esta manera.

La altura del asiento es ideal entre coches porque se hace pie con mucha facilidad independientemente de la talla del conductor. El par motor también ayuda a conducirla sin estrés por ciudad: la moto responde muy bien en cualquiera de las tres primeras velocidades, que son muy cortas. Algo en contra en este medio fue que el cilindro posterior emite bastante calor si abusamos del uso urbano de la Monster y que la palanca del cambio ofrece cierta (leve pero existente) resistencia. Por lo demás, el motor gira con gran finura, la leva hidráulica del embrague es muy suave, la moto frena una barbaridad y la ergonomía ha mejorado bastante al no ir tan estirados a lo largo del depósito (ahora el manillar está sensiblemente más cerca del tronco y circulamos algo más erguidos, si bien la posición de conducción sigue siendo algo sacrificada, cargando peso –no tanto como antes, la verdad- en las muñecas).

Una vez dejada atrás la urbe, nos adentramos por unas retorcidas carreteras secundarias que atraviesan las montañas que rodean la Ciudad Condal. Aquí pudimos volver a comprobar que la Monster 696 también es una motocicleta bastante ágil en este tipo de vías: la distancia entre ejes de tan sólo 1.450 milímetros y el peso en seco de poco más de 160 kilogramos hacen de ella una montura muy compacta, ligera y divertida. El chasis es rígido y las suspensiones son muy firmes y trabajan muy bien, aunque sí notamos ciertos flaneos en el tren delantero al cambiarla rápidamente de punto de apoyo, poniéndola realmente a prueba hasta ciertos extremos. Esto hay que acusarlo básicamente a la corta distancia entre ejes de la que hablamos, de ahí que sea algo nerviosa de delante a alta velocidad y forzando la máquina.

La posición de conducción, como decimos, es muy atacante, echados hacia delante y con las estriberas a la altura correcta –eso sí, sin goma que las recubra, notamos en ellas ciertas vibraciones a medio régimen-, y el asiento es lo suficientemente estrecho como para facilitar los movimientos sobre él.

Algo que también nos sorprendió, además de lo lleno que está el motor, de la inmediata respuesta al puño del gas y de la estirada final que experimenta a partir de las 6.000 rpm, es lo suave que funciona el embrague –la leva es pura mantequilla- y de lo bien que trabaja su sistema antirrobote APTC: en una ocasión redujimos drásticamente de tercera a primera velocidad soltando de golpe la leva, y la rueda trasera permaneció en todo momento por su sitio, sin llegar a bloquearse en ningún momento. Lo que sí notamos en cambio fue cierto retardo entre el momento en que soltábamos dicha leva y el instante en que el motor embragaba; aunque esto, la verdad, sólo se llega a apreciar al hilar muy fino y no puede ser considerado un aspecto que recriminar a la Monster.

En resumidas cuentas, la Monster en su nueva versión 696 ha mejorado bastante a diferentes niveles, desde aspectos como la frenada, con mordiente y tacto, pasando por consideraciones como la suavidad y manejabilidad del conjunto, para acabar haciendo mención de la calidad de marcha optimizada gracias a la nueva ergonomía. Y todo esto, no obstante, sin perder ni un ápice de la esencia que lleva caracterizándola desde hace más de quince años. Como se dijo en la presentación del modelo, si la miras desde un metro de distancia, te das cuenta de que la M696 ha cambiado y mucho; pero si la observas a distancia, llegas a la conclusión de que sigue siendo una Monster, de que mantiene la filosofía que durante tanto tiempo lleva caracterizando esta mítica familia de motocicletas naked.

Dos versiones

Ducati Monster 696: Quince años después

La Ducati Monster 696 ya está disponible a un precio de 7.495 euros. La marca ha previsto para ella una versión denominada 696+, que incrementa su precio hasta los 7.895 euros a cambio de un par de accesorios adicionales, como son la pequeña cúpula para el faro y la tapa-colín que cubre el asiento del pasajero.

Haciendo un pequeño balance de la primera toma de contacto de la nueva criatura de la casa de Borgo Panigale, hemos de señalar que desde 1992 hasta la fecha la Monster no ha hecho más que ir sumando éxitos sin apenas haber modificado su estampa. Ahora ha llegado el momento del cambio, ya que, si bien mantiene la esencia y con sólo pasarle la vista por encima la asociamos automáticamente al concepto Monster, la 696 es una motocicleta nueva, más ligera, más manejable y con una ergonomía mejorada, por no hablar de las prestaciones de su motor. La 696 es una Monster elevada casi a la perfección.

Sus rivales

Ducati Monster 696: Entradas de aire

La oferta de modelos rivales de la nueva Monster 696 es muy abultada y variada. De esta manera la diferencia de precio entre la motocicleta más barata y la más cara de la lista es de nada más y nada menos que prácticamente cuatro mil euros: la Hyosung Comet cuesta exactamente 3.710 euros menos que la Mana 850.

Las motocicletas orientales, como viene siendo habitual, ocupan los lugares más elevados de dicha lista, con una muy buena relación entre calidad y precio. Aunque también es cierto que su cilindrada es bastante más baja que la de la mayoría de las europeas: la Aprilia Mana, por ejemplo, cubica 850 centímetros cúbicos, doscientos centímetros cúbicos más que aquéllas, un volumen de más que se traduce en unas mejores prestaciones de su motor.

También es remarcable la presencia de la susodicha Aprilia Mana 850, la primera motocicleta automática del mercado, dotada de una gran capacidad de carga en el falso depósito. Una motocicleta que se distancia bastante en cuanto a concepto y a funcionamiento del resto de sus rivales.

Como hemos podido comprobar, la nueva Monster 696 no lo va a tener nada fácil rodeada como está de motocicletas muy válidas y, algunas de ellas, muy asequibles.

Hyosung GT 650i Comet 4.899 euros
Suzuki SV 650 6.299 euros
Kawasaki ER-6n 6.299 euros
Moto Guzzi Breva 750 7.131 euros
Aprilia SL 750 Shiver 7.431 euros
Ducati Monster 696 7.495 euros
Ducati Monster 696+ (Plus) 7.895 euros
BMW F 800 S 8.519 euros
Aprilia Mana 850 8.609 euros


Juanan Martín
Fotos: Milagro

La alternativa

Lógica pasional por la Kawasaki ER-6n

¿Puede una moto aglutinar términos tan antagonistas como lógica y pasión? La Kawasaki ER-6n, sí. La lógica la firma su vocación eminentemente práctica y la pasión está refrendada por los 60.000 usuarios que han quedado prendados de esta naked desde su aparición en 2006.

 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • Shiva
    Shiva 07-05-2013

    Hey Suyash, Perhaps a day in Sonoma (Healdsburg) with my best buds in SF. I think even if I extended it to a month I would STILL wish I had more time. Hmmm, am sulneddy thinking about how flexible that return ticket it ; )Cheers,Amy

  • Lyudmila
    Lyudmila 09-05-2013

    just came back from the milan show.I am a proud Ducati owner (1098, 916 race mule, s4rs, and also a F4 and softail to ride with my wife;-)). At first, I hated what I saw on this site: those black piuctres just made me vomit (wtf! not even a speck of red on that duke???)I hate to admit I was wrong ..way wrongthis bike is absolutely gorgeous. Even the Jap' looking headlight is so madly pissed-off, so much character, so low , so 916-ish.Ducati boys explained it had to be a flat, horizontal headlight, similar to the 1098 fairing for aerodynamic issue at 180 180mph?!?!?!?!?!?!?! un-faired ..?!?!?!?! whatever looked awkward, is actually so well integrated in reality. whatever seemed over-designed, is actually sweetly and elegantly handled in person .I couldn't believe how good the packaging . specially knowing so well what's under the 1098 plastics and they added more too: traction control, an additional water radiator amazing: it's tighter than my cellular phone in there!!! it comes in red with gold frame (as

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"