GOES G 125 GP Efi (Prueba): Había una vez...


Vota

0 0

Toda gran historia tiene un comienzo, como el que la nueva 125 GP de GOES pretende escribir para todos los jóvenes motoristas con sueños de deportividad...

La gama ofrecida en nuestro país por la marca francesa de fabricación china GOES, importada a España por Jets Marivent, no para de crecer. Una familia compuesta actualmente por seis modelos de variada tipología y uso, todos ellos de octavo de litro, que han ido pasando por nuestras manos a lo largo de 2017: el scooter retro RT, el megascooter GT, las naked NK y SK, y hasta la trail Tekken.

Un completo catálogo de motocicletas y scooters de 125 cc destinados a conductores de radios urbanos y/o principiantes en el mundo de las dos ruedas, con carnet A1 o B convalidado, que buscan un vehículo ligero, práctico y económico, tanto en el momento de su compra como de mantenimiento, principales argumentos de una firma que, a nuestro juicio, va mejorando su relación calidad/precio en cada nuevo modelo lanzado.

Sin embargo, todavía nos faltaba un vehículo por catar, el último lanzamiento de GOES que llega en 2018 para dirigirse al segmento de las sport touring de iniciación, la G 125 GP EFI, un modelo que, con un precio de adquisición de 2.995 euros, se convierte en el más caro en las filas de GOES aunque también, por consiguiente, en el más cualitativo y equipado de la casa.

Para todos los jóvenes aprendices que hayan entrado en este artículo en busca de información contrastada sobre la idoneidad de este modelo a la hora de ganar experiencia en el terreno de la deportividad, lo primero que podemos decirles es que, antes que nada, se acerquen al concesionario para verla en directo. Quedarán sorprendidos como nosotros. Cuando llegó a la redacción lo primero que nos llamó positivamente la atención fue la imagen de moto grande y empaque general de esta 125 GP. Sus medidas no se corresponden con las que usualmente se manejan en esta categoría y, a simple vista, lo cierto es que parece una motocicleta de mayores dimensiones. Y no solo lo parece... ¡Lo es! Para que os hagáis una idea: sus medidas de largo x ancho x alto (2050 x 720 x 1155 mm) son muy parecidas a las de la Kawasaki Ninja 650 (2055 x 740 x 1135 mm), modelo paradigmático en el segmento sport touring de media cilindrada.

En este aspecto se aleja de la usual apariencia de moto sport endeble que suelen transmitir las deportivas de 125cc, y genera una estética atractiva con su carrocería de dimensiones generosas y trazos afilados, en los que llegamos a reconocer cierta inspiración en míticas monturas como la Ducati Panigale cuando observamos los faros frontales, o la mismísima Yamaha YZF-R1 en algunos detalles de su carenado y zona lateral. Es obvio que los esfuerzos de los diseñadores se han centrado en crear una moto llamativa y de aspecto impactante, capaz de enorgullecer al joven aspirante que la posea. Está disponible en dos combinaciones de colores, blanco, negro y azul como la unidad de pruebas que aparece en las fotografías de este artículo, y otra versión en rojo y negro.

La nueva GOES G 125 GP está bien 'armada' y sus diferentes parte se integran correctamente. Observamos parte del chasis multitubular que vertebra una moto apoyada sobre una horquilla convencional y un monoamortiguador trasero, que demuestran en todo momento un adecuado aplomo y eficacia en circunstancias de carretera abierta revirada, y también un compromiso con el confort cuando circulamos en ciudad.
La frenada, que dispone de sistema combinado (al accionar sobre el freno trasero también se actúa sobre el delantero) se sirve de dos discos lobulados mordidos por sendas pinzas de doble pistón en el tren delantero y un simple disco trasero, también con dos pistones actuando. La maneta de freno ofrece un buen tacto en un primer tramo, aunque el mordiente cuando actuamos con más intensidad nos pareció mejorable, así que, en conducción alegre, será mejor acostumbrarse a un apoyo del freno trasero.

La ergonomía a bordo es bastante confortable. No es una motocicleta formato R, si no Sport Touring, de ahí que se haya buscado generar una posición de conducción más relajada que en las deportivas al uso para poder enfrentarse con comodidad a recorridos de media distancia. Los dos semimanillares están elevados sobre torretas por lo que se acercan lo suficiente como para que el conductor no tenga que inclinar mucho la espalda ni cargar peso sobre sus muñecas y manos. Los brazos se apoyan con naturalidad, mientras las rodillas se integran a la perfección en las profundas hendiduras del depósito. El piloto encuentra la postura idónea para gobernar con autoridad la moto al mismo tiempo que se siente relajado para poder conducir durante horas sin fatiga alguna.

El habitáculo es bastante espacioso. La altura del asiento es de 760 mm y permitirá a conductores de talla media apoyar sin problema los pies en el suelo, algo menos accesible para aquellos de menos envergadura o conductoras. Subirse a la moto no es tarea del todo fácil, ya que obliga a arquear mucho la pierna para sobrepasar el elevado colín, donde encontramos una generosa parcela de asiento para el pasajero, que además cuenta con estriberas plegables y metálicas. No dispone de asas agarraderas pero el carenado en la zaga es amplio y permite sujetarse sin problemas.

El puesto de conducción dispone de unos cómodos mandos y pulsadores, la posibilidad de regular la maneta derecha, unos generosos espejos retrovisores anclados en el carenado que ofrecen una óptima visibilidad, y una pequeña cúpula derivabrisas frontal. El tapón de gasolina dispone de llave.

El equipamiento queda bien completado con un cuadro de instrumentos digitalizado, con información variada incluida la marcha engranada, que combina un cuentarrevoluciones analógico y un display que también ofrece velocímetro, odómetro y nivel de combustible, así como una iluminación totalmente LED, tanto en las ópticas delanteras como traseras e intermitentes.

El propulsor que la anima es un monocilíndrico refrigerado por agua con 124,6cc. Alimentado por inyección (DELPHI ) y asociado a una caja de cambios de 5 velocidades, ofrece una potencia máxima de 11,3 CV a 9.500 rpm, y un par motor de 9.6 Nm. Estamos ante una mecánica sencilla de consumos reducidos, que permitirá a su usuario desplazarse cada día en el entorno urbano con unas aceleraciones comprometidas y afrontar alguna vía de extrarradio con velocidades máximas que rondan los 100 km/h. Para tratarse de una moto de octavo de litro, su peso es considerable, de 159 kg en seco, mermando las salidas en parado y, circulando a bajas velocidades, obliga a tener que aprovechar el régimen óptimo de cada relación para encontrar el empuje deseado, mediante un cambio algo rebelde.

Lejos de los 15 CV que marca el techo de la categoría, sus escasos 11 CV se nos antojaron algo escasos teniendo en cuenta la gran carrocería que tiene que mover. Su par máximo se sitúa entorno a las 7.000 vueltas, zona media en la que tendremos que situarnos para disfrutar, sobre todo en algún tramo serpenteante, de la prestaciones de esta moto que no genera excesivas vibraciones, perceptibles sobre todo a altas vueltas. El sonido que emerge por el escape es grave y contundente. El depósito de combustible es bastante generoso con 13,5 litros.

El comportamiento en marcha de la GOES 125 GP es el de una moto equilibrada. Su distancia entre ejes no se dispara (1420 mm) y sus geometrías son los suficientemente reactivas como para disfrutar de cambios de dirección rápidos. Además, nos llamó especialmente la atención su buen radio de giro, que le permite maniobrar en espacios reducidos con mucha comodidad y escabullirse por los entresijos ciudadanos. Las llantas son de 17 pulgadas en ambos trenes y los neumáticos (110/70 y 150/70) son estrechos, favoreciendo una buena relación entre agilidad y equilibrio. Las gomas nos parecieron ligeramente 'planas' y algo resistentes a la inclinación en curva, de ahí que unos neumáticos con un perfil más redondeado optimizarían sus capacidades sport.

HIGHLIGHTS GOES G 125 GP EFI 2018

Precio: 2.995 euros

Motor monocilíndrico, 124,6 cc, refrigeración líquida

Potencia de 11,3 CV a 9500 rpm

Par motor de 9,6 Nm a 6.500 rpm

Frenada con doble disco delantero con pinzas de doble pistón

Sistema CBS de frenada combinada

Altura del asiento de 760 mm

Peso en seco de 159 kg

Neumáticos de 110/70 y 150/70, ambos de 17 pulgadas

Suspensiones por horquilla convencional y monoamortiguador

Fotos de la Goes G 125 GP

Fotografías por: Guillem Hernández (Sessantuno)
 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • Pablo
    Pablo 02-07-2018

    Hola buenas tenia una pregunta. Yo me he comprado esta moto y llevo 200km con ella y no pasa de los 80km por hora. Me gustaría saber si es pq el motor todavía está muy duro o por que no alcanta más velocidad. Muchas gracias

  • rarafa
    rarafa 08-07-2018

    hola pablo yo tengo la GOES GT 125 EFi 2018 vamos como la tuya en scooter mismos caballos, es mas tu moto al tener marchas manuales debería ir mas alegre..Mi moto en autopista llaneando la pongo un poquito mas de 100 sin problemas...si pillo algo de cuesta abajo supera los 115km/h. También te digo que si pillo cuesta arriba se queda entre 90 - 100...

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"