Harley-Davidson Sportster Iron 1200 (prueba): ¡Celebration!


Vota

0 0

Esta vez con la mecánica 1200, añadidos en clave ergonómica y pinturas setenteras, H-D configura una nueva versión Sportster Iron para soplar las velas...

El año pasado 'The Motor Company' anunciaba el faraónico propósito de lanzar un centenar de nuevos modelos en una década y, desde entonces, ya hemos conocido el primer equipo titular: los nueve modelos que conforman la renovada familia Softail (Street Bob, Fat Bob, Fat Boy, Breakout, Heritage Classic, Slim, Sport Glide, Low Rider y Deluxe) más las dos últimas versiones Sporster -ya novedades 2018- con las que Harley-Davidson 'llena sus pulmones' para apagar las 115 velas que este año alumbran su tarta de aniversario, es decir, las nuevas 'Forty-Eight' Special e Iron 1200. Ambos modelos, que nos esperaban en la ciudad croata de Split entre los pasados 24 y 27 de abril para una primera toma de contacto en el marco de su presentación mundial, comparten una llamativa decoración multicolor de estilo setentero en sus depósitos que insufla aires de festividad a estas dos primeras monturas -supuestamente llegarán más a lo largo del año- con las que la casa de Milwaukee quiere celebrar que casi ningún fabricante de dos ruedas ha logrado 'envejecer' tanto.

En esta ocasión nos centramos en la nueva Iron -atentos porque de la 'Forty-Eight' Special también os hablaremos en próximas fechas-, una motocicleta que se convierte con sus 11.480 euros en la 'entry level' de la gama Sportster 1200 y con la que Harley-Davidson repite la misma receta 'Dark Custom' que atavía a la versión Iron 883, donde las sombras cromáticas se apoderan de la mayoría de su fisonomía, desde el motor, filtros y tapas varias hasta las protecciones de los escapes, pasando por gran parte de componentes como las llantas, de nueve brazos y totalmente negras (de 19" delante y 16" detrás), el manillar o la protección de la correa y una rueda dentada trasera. La oscuridad domina la escena...

Colores AMF

Pero este estilo ennegrecido, que tan buenos resultados comerciales ha cosechado para la 'pequeña' 883, contrasta sin embargo aquí con la viveza de las gráficas y colores elegidos por los diseñadores americanos para engalanar el tanque de combustible de esta variante y que, casando a la perfección con el estilismo retrospectivo en el que están sumergidas las tendencias actuales de diseño en el mundo de las dos ruedas, logra transportarnos con sus hipnóticas franjas a los años 70, década durante la cual H-D estuvo en manos de American Machine and Foundry (AMF).

Aunque la más resultona a nuestro juicio es la opción Billiard White (blanco con franjas azules), también se puede elegir un Vivid Black (negro con franjas azules) o un Twisted Cherry (rojo y naranjas), todas con el guardabarros trasero a juego.

SPORTSTERIZACIÓN

El departamento de pintura no ha sido el único en intervenir en la creación de la nueva Iron 1200, que también se distingue por sustituir el manillar estándar por uno Mini-Ape, también en color negro satinado, y por fijar en la parte frontal de la moto, enmarcando el faro delantero, una pequeña cúpula Speed negra.

Se trata de dos elementos que donan un nuevo aire, en esta ocasión de chopper 'garage', a un catálogo Sportster 1200 -por cierto, disponible en 93 países de todo el mundo- que ya contaba en sus filas con una interpretación bobber -la FortyEight-, una Café Racer -la Roadster- o dos de corte clásico como son las Custom y la Superlow. Harley siempre ha sido la firma abanderada de la customización, con la Sportster como punta de lanza gracias a sus magníficas cualidades de ligereza, diseño limpio y precio, y que desde su lanzamiento en 1957 se ha convertido en óptima base para la creación de infinitas personalizaciones... H-D sigue alimentando la leyenda con ejemplos de inspiración como la nueva Iron 1200.

Las aportaciones de estos añadidos -manillar y cúpula- se perciben en cuanto recorres los primeros km subido a ella, pues logran modificar sutilmente la ergonomía del conductor a bordo. En primer lugar debido al manillar 'cuelgamonos' (de 1,0" pulgadas de diámetro ofrece una altura de 220 mm, un ancho de 820 mm y una inclinación de 160 mm hacia atrás) que provoca una postura de conducción de puños al viento, con los brazos algo más elevados, abiertos y cercanos al cuerpo, y la espalda más erguida, generando por consiguiente un incremento del confort en comparación con las Sportster de manillar más plano. Las piernas no viajan estiradas, sino más bien replegadas debido a la posición central de las estriberas.

Esta personalidad más chopper de la Iron, que nos recuerda -salvando las distancias- a aquellas icónicas motos cinematográficas de Easy Rider, incide también en la actitud con la que se gobierna, más relajada y menos directa sobre los puños, y por tanto más enfocada al paseo y al disfrute sin prisas de la carretera.

EN MARCHA

Nosotros nos aplicamos el cuento en nuestra agradable ruta por las impresionantes costas croatas, de altos acantilados escarpados y dorados atardeceres sobre el Adriático, trazando curvas desde la comodidad de una moto eterna representante como pocas de valores de libertad sobre dos ruedas. El templado viento en la cara nos recordaba en marcha la poca protección aerodinámica de la que goza el conductor, si bien para la Iron 1200, y como elemento más característico, se ha instalado de serie una cúpula (en todas las versiones negra, independientemente del color del depósito) que tiene más influencia sobre el estilo, propio de la costa oeste estadounidense, y en sus posibilidades de personalización que abre, que sobre la propia capacidad para derivar el impacto del viento, escasa.

La Iron 1200 'abre las puertas' de su habitáculo a un solo pasajero, pues equipa de serie un exclusivo asiento monoplaza tipo 'fast back' que destaca, además de por sus bellos bordados, por su buen mullido, generosa dimensión y una pronunciada curvatura que actúa de respaldo lumbar para confort del conductor y de 'contrafuerte' de su peso ante las fuertes aceleraciones.

La gobernabilidad, incluso en parado, es una de sus mejores virtudes. Su asiento tan sólo se levanta del suelo 735 mm -un punto intermedio entre las Sportsters- para que cualquier conductor apoye los pies en el suelo con facilidad. Su peso en orden de marcha alcanza los 256 kg y la convierte en una de las más livianas de la familia, incluidas las 883. En marcha, su manejabilidad es notable y aflora un dinamismo bastante equilibrado, en el que el protagonismo recae sin ningún tipo de duda en las capacidades y patadas del V-Twin air-cooled Evolution de 1.202 cc, fuente caudalosa de prestaciones gracias a su elevadísimo par motor de 96 Nm alcanzado a tan sólo 3.500 rpm.

Circulando a bajas y, sobre todo, a medias vueltas, este propulsor asociado a 5 marchas acelera poderosamente con largas pistonadas, y destaca por la excelente progresividad y por su lineal curva de par que nos impulsa hasta poco más de las 5.000 rpm, donde desfallece. Aunque anclado sobre silentblocks para minimizar las vibraciones al chasis, la mecánica genera ese legendario masajeo que inunda de encanto la conducción que siempre ha caracterizado a las monturas de Milwaukee, y en las que no importa cuánto corras, sino cómo corras...

Las curvas no tienen por qué convertirse en 'zona hostil' para esta moto cuyo ángulo de inclinación no es alto (entorno a 28 por cada lado) pero sí uno de los mejores de la familia, sólo superado por los 31 de la Roadster. Esto quiere decir que, recorriendo alegremente una carretera virada tenemos cierto margen para enlazar, aunque en los giros más pronunciados no tardaremos en comenzar a rascar estriberas o incluso escape derecho. La frenada delantera se conforma con un disco mordido por pinza de dos pistones que agradece ser apoyado por el trasero en casos de apurada de frenada, y que también cuenta con la inestimable ayuda de una alta retención mecánica. Cuenta además con sistema antibloqueo ABS de correcta actuación. Es la única concesión tecnológica de la moto junto al sistema de encendido sin llave y el sistema de alarma Harley-Davidson Smart Security System. El cuadro de instrumentos es de un único reloj con velocímetro analógico con un pequeño display digital integrado que informa de cuentakilómetros, reloj horario y marcha engranada, entre otras cosas.

Respecto a la versión 883, cuyo coste de adquisición es tan sólo 500 euros inferior, la Iron 1200 comparte no sólo los acabados que comentábamos al inicio, sino también la mayoría de cifras a nivel de dimensiones y geometrías. Son idénticos los ángulos de la dirección, el avance y la distancia entre ejes, así como las medidas de los neumáticos (100/90-19 delante y 150/80-16 detrás), por lo que podríamos decir que calcan sus comportamientos, que en general se definen por tratarse de modelos de elevada estabilidad longitudinal, y por un paso por curva 'abierto', con cambios de dirección ágiles gracias, en parte, a la finura de sus gomas, y por un trato de suspensiones que priorizan el confort mediante tarados suaves y escasos recorridos que 'sudan' para engullir los baches. Donde se encuentra el principal argumento para decantarse por la 1200 es, obviamente, en las prestaciones de su bicilíndrico, poseedor de un 36% más de par (96 Nm vs 68 Nm) que el motor 883 Evolution.

¡Y que cumplas muchos más...!

Desde su nacimiento en 1903, Harley-Davidson ha pasado por varias guerras, crisis mundiales, diversas manos de propietarios, altibajos financieros, normativas continentales, etc. y sin embargo, la casa de Milwaukee no ha desfallecido en su voluntad de crear motocicletas llenas de personalidad, representantes de un estilo propio e inmutable no sólo para desplazarse sobre dos ruedas, sino también para vivir la vida... 115 años después, H-D sigue fabricando motos con alma, imperfectas, valoradas y reconocidas en todo el mundo, y juraríamos a que si pudiéramos ver en una bola de cristal el futuro, dentro de 100 años seguiríamos viendo Sportsters como las de ahora y siempre, más modernas y efectivas eso sí, pero poseedoras de ese encanto irreductible...

HIGHLIGHTS HARLEY-DAVIDSON SPORTSTER 1200 IRON 2018

- Precio: desde 11.480 euros

- Motor Evolution V-Twin de 1.202 cc

- Par motor 96 Nm a 3500 rpm

- Manillar Mini Ape acabado en negro satinado

- Llantas en aleación de 9 brazos, negros

- Cúpula Speed en negro brillante que enmarca el faro

- Asiento Café Solo tipo "fast back"

- Depósito decorado con franjas multicolor

- Opciones de color: Vivid Black, Twisted Cherry y Billiard White.

- Sistema de alarma Smart Security System

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"