Husqvarna Vitpilen 701 (prueba): La flecha blanca


Vota

0 0

La Vitpilen 701 es la versión con manillar bajo derivada por Husqvarna de la Duke 690… Una eficaz deportiva con alma de café racer de diseño.

Si has pensado lo mismo al ver las fotos, antes que nada, habría que decir primero que al recibir el encargo de probar esta Vitpilen 701 para Motofan, estuve realmente asustado de que los manillares, otra vez, estuvieran en una posición digamos exagerada como ocurrió en su hermana pequeña, la Vitpilen 401. Pero basta sentarse en ella, aún sin siquiera arrancar la moto, para comprobar que en esta Husqvarna parecen mayormente aceptables.

Bajos 'ma non troppo'

Bien, los manillares de la 701 son bastante bajos, sí, pero están por lo menos inclinados hacia atrás, de manera que si bien no son los mejores (y que nadie lo dude) para viajar ni para un uso cotidiano verdaderamente agradables, sí están de acuerdo a unos mínimos para una moto con un look que viene marcado, sin duda, por su conformación ergonómica.

Como los estribos están en la misma posición que en su hermana Vitpilen 701, el torso y el cuerpo en general se inclinan hacia la tija delantera de manera que las muñecas reciben una carga de peso no discutible.

Además, por supuesto, si las vibraciones del motor LC4 monocilíndrico (aún sin tener nada que ver con las de los viejos motores de aire de las primeras trail) se notan sobre unos puños en los que las manos descansan sin carga alguna, evidentemente se hacen más notorias sobre unas muñecas debido a esta postura 'abalanzada'.

Para terminar, esta profunda servidumbre obliga también a esfuerzos en las propias manos y dedos, de manera que el manejo de los mandos de gas y las dos manetas de embrague y freno no es tampoco tan amable como en otras motos de su precio y-o sector de diseño

Sea como sea, esta Vitpilen 701 es perfectamente apta para recorridos de 500 km, que nadie lo dude, porque en las cosas amadas, como ocurre en las relaciones personales, los pequeños defectos no son así considerados, sino parte de la personalidad que tanto te agrada.

Dicho está, la Husqvarna no es una moto confortable: quien la quiera así, puede dirigirse a la 'misma' moto

Vit

Ya sea en versión KTM Duke 690, con posición convencional, pero colores de guerra y estética plenamente Kiska a base de cortes aguzados, o ya sea a la hermana Svartpilen 701, una Husqvarna idéntica a esta Vitpilen, pero con una manillar alto y neumáticos Scrambler que llega a los mercados prácticamente a su unísono.

¿Cuál es el objetivo de esta Vitpilen? Evidentemente, desmarcar a Husqvarna de su marca madre, y de todas las demás, con unos diseños totalmente personales y acabados más Premium, y por otra, poner a la venta una moto muy 'café racer sport', de manera que se deba a una posición muy agresiva y de acuerdo a su radical estética.

Y sí, su posición es elemental, de manera que quien pague por ella está avisado. No estaría mal, por ejemplo, que los manillares mantuvieran la misma inclinación y anchura, pero 4 o 5 cm más arriba.

Quizás ello no rompería del todo su estampa, pero daría más confort a la moto de manera que sus usuarios lo agradecerían con el uso.

De carreras

Seamos claros: la posición de los manillares es buena para una conducción sport, pero sólo, en ataque. No para pasear.

Está bien que sea algo más estrecho que el de la Duke, por ejemplo, y que el asiento esté más o menos a la misma altura, aunque los estribos andan 15 cm más retrasados.

Así, el cuerpo está más inclinado, lo que es perfecto para carreteras de buen asfalto a recorrer 'atacando', pero no tanto en las más viradas y con mal asfalto, donde las manos y brazos sufrirán.

En curvas rápidas y enlazadas, o en circuito, lo cierto es que la carga de peso sobre el tren delantero permite una precisión de dirección y un apoyo de rueda anterior que da una gran confianza. Una café racer es, no lo olvides, una moto 'normal' con manillares que te atan los zapatos, y una carrocería minimalista.

Vitpilen 701: Imagen

Pero dejemos lo de la postura, que ya está visto. ¿Qué es una moto? Dos ruedas, un chasis, un motor, y una imagen.

Más allá de las prestaciones de esta 701, que ya sabes que comparte mecánica con la Duke 690 de 75 CV, para sólo 157 kg, esto significa un dinamismo por relación peso/potencia y ligereza absoluta que llega a ser imbatible para motos más poderosas a priori...

Lo cierto es que una moto gusta también a su 'propio' porque nos gusta la imagen que de ella (en realidad, de nosotros) vemos reflejada en cualquier espejo (una foto, las miradas de la gente) cuando rodamos sobre ella.

En este sentido, pues, imagínate sobre esta Vitpilen 701 ¿Te gustas? Si es así ¡No se hable más! La Vit es tu moto

Es cierto que te verás muy acostado hacia el tanque, de manera quizás algo extravagante, y con las manos abiertas al aire -recuerda que la moto no lleva carenado ni parabrisas alguno-, pero el conjunto mantiene el espectáculo deseado de manera absolutamente brillante.

Aceptado esto, la moto es buena para medidas corporales medianas, sobre 1.70 m te encuentras bien, y ambas manetas son perfectamente adaptables y de modo muy bien sistematizado a todas las medidas de dedos.

La bomba radial Brembo tiene un tacto sencillamente exquisito, el embrague es muy suave y además apenas lo usarás en marcha.

La moto lleva un sistema anti-rebotes y con servo, y que el cambio apuesta por un quick-shift de subida y bajada de comportamiento excelente.

Deberían mejorar los retrovisores, puesto que la imagen reflejada en ellos se hace algo borrosa a partir de media velocidad.

Por otro lado, las vibraciones en puños y estribos, aún notables, no comprometen el agrado de la moto cuando te centras en la carretera y su conducción.

Curiosamente, el asiento y el tanque son estrechos, y permiten tocar perfectamente con ambas suelas por los dos lados, pero favorecen que las piernas se abran ligeramente para recibir más aire de lo aconsejable.

Además, basta cerrar las piernas para que éstas cierren el paso totalmente a la conocida rumorosidad mecánica procedente del monocilíndrico de 690 cc.

Y, que quede claro, el asiento es más confortable de lo que se pueda imaginar simplemente viendo su forma y duro mullido.

Pilen

Claro, dado que la postura es más agachada, la moto rueda a ritmo en carretera abierta con mayor facilidad que la Svartpilen, y en esta moto podrás llegar a ver cifras por encima de ¡Los 200!

Otro detalle, para que luego no digas que no suelen citarse estas cosas en las pruebas de prensa: la moto carece (¿?) de botón de flash de ráfagas, y desde luego, el tablier de instrumentos en B/N idéntico al de las Svart y Vit 401- es demasiado pequeño y vibra excesivamente para permitirte una fácil lectura si ya tuvieras más de 40 años y usaras ya gafas, o si ha llovido y su cristal está cubierto de gotas de agua. Tampoco ofrece puntos de fijación de pulpos para llevar alguna bolsa con pertenencias.

La autonomía puede llegar a más de 150 km, con un tanque de apenas 10-11 litros operativos (su capacidad es de 12 litros). El buen aerodinamismo ayuda a unos consumos realmente reducidos de este LC4, inferiores a los 4,5 litros en según qué condiciones.

Rápida

Como decíamos, la Vitpilen tiene unas geometrías aparentemente invariadas al respecto de la Duke 690, y la batalla parece similar, pero la postura de conducción hace parecer el tren delantero aún más ágil en marcha.

Las suspensiones se reciben tirando a blandas, pero para ataque en curva, y para recoger como se debe la gran potencia de frenada del simple disco delantero de 320 mm, en mi opinión deben cerrarse ambos hidráulicos (separados por barra) casi hasta su cierre máximo.

El amortiguador posterior, también WP, ofrece una buena información sobre el grip trasero disponible, y los Bridgestone BT-21 S son ejemplares para esta moto deportiva.

Como decíamos, ¡el quick-shift es algo grande! Las aceleraciones de sus 75 CV, gracias al 'ride by wire', son ahora todavía más rápidas y las deceleraciones más fáciles (sólo hay que afinar, como es típico en este LC4 desde siempre, en las multiplicaciones entre 4-5 y 5-6, para evitar falsos puntos muertos), en complemento, de nuevo, con el embrague antirrebote, y el ABS

El control de tracción, para terminar, funciona. Es cierto que la patada debajo de todo de tan gran pistón puede llegar a obligarlo a actuar en primeras marchas y a muy bajas vueltas, pero en realidad la motricidad del monocilíndrico es tan buena como para que su participación activa real en el elenco de dispositivos en la moto quede como anecdótico.

El Anti-Wheelie actúa igualmente con eficiencia, la moto levanta la cabeza apenas unos instantes para aterrizar siempre del modo más conveniente posible.

La frenada es, por supuesto, excelente. Es potente y progresiva, y queda claro que esta moto no necesita en ningún caso un segundo disco delantero

Overall comments

Por supuesto, esta HVA tiene un diseño absolutamente radical, y obviamente, no ofrece protección aerodinámica, ni capacidad de carga, ni es cómoda a diario ni en carretera recta

Es buena, en cambio, para atacar en pisos bien cuidados, y para mecerla en curvas a ritmo de café racer.

Estando derivada de la Duke 690, está claro que la moto está bien definida y equilibrada, y su mecánica es realmente brillante: no pienses que por ser una moto perderás ritmo incluso en carreteras abiertas.

A tus amigos les gustará tu Vitpilen, más que a tu pareja, que deberá en cualquier caso agarrarse a ti para acompañarte sobre una moto de estética realmente espectacular entre las naked de media cilindrada.

Sólo 10.215 euros te separan de la 'flecha blanca' (su nombre es sueco, pero la moto es austríaca, recuerda) de modo que se vende sólo en la librea que ves en las fotos.

HIGHLIGHTS TÉCNICOS Husqvarna Vitpilen 701

1. Motor Monocilíndrico 4 T, OHC, LC, 690 cc, 105 x 80 mm

2. Potencia: 75 CV a 8.000 rpm

3. Cambio de 6 relaciones

4. Embrague multidisco en aceite anti-rebote

5. Chasis tubular de acero, basculante monobrazo de aluminio fundido.

6. Suspensión delantera por horquilla invertida de 43 mm regulable

7. Monoamortiguador progresivo regulable

8. ABS Bosch 9M de serie

9. Instrumentación por display digital

10. Alimentación por inyección, refrigeración por líquido

11. Tanque de 12 l.

12. Ruedas de 120/70 17' y 160/60 17'

13. Peso sin gasolina 157 kilos

14. Disco delantero de 320 mm, pinza 4 pistones radial, y trasero de 240 mm, pinza 2 pistones, ABS de serie.

Fotos de la Husqvarna Vitpilen 701

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández) - Acción: Solid
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"