Prueba

Kawasaki J125 – PresentaciónUna 'J' para la mayoría

Aceites castrol

Vota

0 0

El J125, el segundo scooter de Kawasaki en toda su historia, llega para atraer a un público más amplio que el del J300. Estará disponible con y sin ABS.

El sabidillo que pensaba que el J300 era una mera estrategia comercial por parte de Kawasaki… erró. Con este, el primer scooter de su historia, la casa de Kobe ya ha vendido más de 3.500 unidades y su éxito se puede comparar al de la Z300. Es por eso que los distribuidores oficiales de la marca ya se están frotando las manos con la llegada del producto que ocupa estas líneas: el J125.

No hacía falta tener una bola del futuro para deducir que en poco tiempo dispondríamos de un miembro ‘J’ de entrada. El J125 es la consolidación de Kawasaki en el mercado de scooters y da pie a pensar que veremos otras versiones de cilindradas superiores –y, por qué no, nuevos modelos-. Con él, Kawasaki puede atraer a usuarios dispares por sus cualidades de utilitario y al ser apto para la licencia A1. Jóvenes, mujeres, conductores inexpertos, no-motociclistas, propietarios de coches, muchos de ellos pondrán su mirada en el J125.

Pensando ya en 2017, el J125 cumple con la normativa de emisiones Euro 4. Desde Kawasaki aseguran que, aunque todas las motocicletas y scooters que se fabriquen el año que viene deberán contar con ABS, aún hay clientes que prefieren prescindir del sistema, y por eso han fabricado una versión con y otra sin ABS. Pero a nuestro parecer, el ABS es fundamental en un scooter moderno como el J125, y no hace falta mencionar el porqué.

Scooter "Ninja-Z"

Kawasaki ha elegido la ciudad de Málaga para desvelarnos el J125, que ya pudimos ver en primicia en el salón EICMA de Milán y que ahora lo hemos conocido al detalle. Al igual que su hermano mayor de 300cc, el J125 se presenta como un vehículo completo para los desplazamientos urbanos y uno de los scooters de 125cc de gama más alta. De nuevo nos ha sorprendido positivamente la elegancia de su diseño, que se debe a componentes como el doble faro frontal -con multireflectores y 3 luces de posición con bombillas LED en los bordes-, que se integra en un frontal que quiere emular al de la familia Ninja de Kawasaki.

Encontramos un panel de instrumentos semidigital de luz azul que nos informa de todos los datos necesarios: velocímetro y tacómetro analógicos, panel LCD multifunción con odómetro, cuentakilómetros parcial doble, indicador de modo de servicio, reloj, indicador de combustible, indicador de temperatura del refrigerante y símbolo de advertencia del motor. Las luces traseras del J125 nos recuerdan a las de la familia Z. Lo cierto es que estos destellos de Ninja y Z lo convierten en un scooter de aspecto agresivo pero no menos elegante.

Don de ciudades

Kawasaki ha dispuesto un hueco de debajo del asiento con capacidad para albergar un casco integral, en el que también podemos guardar un maletín u otros objetos de tamaño menor y que está iluminado por una pequeña luz LED. El almacenaje sigue con una guantera equipada con toma de 12 V, gancho de carga plegable, rejilla trasera, baúl GIVI de diferentes medidas (opcional) y un interruptor de encendido antimanipulación y antirrobo.

La ergonomía del J125 busca la máxima comodidad para nuestros trayectos de cada día. Lo vemos en su asiento bicolor con costuras plateadas, acolchado y ancho, en el que incluso el pasajero puede sentarse con suma comodidad. Aunque la distancia del asiento respecto al suelo nos ha parecido algo extraña en este scooter, lo compensa con un reposapiés inclinado para que podamos poner fácilmente los pies en el suelo.


Primeras sensaciones

En su momento, la firma japonesa confió en el motor del KYMCO Super Dink 300 para equipar su J300. Ahora, Kawasaki ha vuelto a apostar por un propulsor de 125cc de la firma taiwanesa de 4 válvulas con refrigeración líquida. En pleno centro de Málaga hemos comprobado el buen funcionamiento de la inyección por combustible,  cuya respuesta una respuesta instantánea y adecuada para arrancar de semáforo en semáforo. Aunque en líneas generales, su entrega de potencia se adapta a lo que nosotros exijamos al J125, y en ello tiene que ver su transmisión variable continua (CVT).

Luego hemos salido de la ciudad para ver cómo se comporta en entornos interurbanos.  Su velocidad máxima oscila entre 110 y 120 km/h, más que suficiente para un scooter de cilindrada baja. La marca nos da la opción de equiparlo con una pantalla opcional más grande que la de serie, que nos puede resultar muy útil precisamente en el extrarradio. También hemos probado el J125 en zonas reviradas y nuestras sensaciones han sido satisfactorias. Parece que, cada vez más, los scooteres de baja y media cilindrada se “atreven” a circular con soltura fuera de la ciudad, y este caso no es una excepción. 

Su chasis de acero con forma de diamante, junto con una horquilla telescópica delantera, amortiguadores dobles traseros, frenos de disco lobulado delantero y trasero, ruedas delantera de 14’’ y trasera de 13’’, hacen que no solo sea un scooter deportivo a nivel estético, sino que en cierto modo su conducción también lo puede ser. Buen apoyo en curva, estabilidad y seguridad a la hora de inclinarnos –en parte gracias a que la distancia libre al suelo es considerable para ser un scooter-. El confort del J125 se palpa en todo momento. Lo mejor nos ha parecido el asiento por su anchura y comodidad y  el hueco bajo el asiento por su gran capacidad de carga, ambos indispensables para desplazarnos en nuestra cansina rutina…

El precio del Kawasaki J125 sigue siendo una incógnita, aunque sí sabemos que se comercializará a partir de enero de 2016. Nosotros hemos probado la versión Metallic Flat Anthracite Black, que combina un color negro mate con el verde Kawasaki, aunque también estará disponible en las versiones Metallic Frosted Ice White (blanco), y Metallic Anthracite Black (negro). Para su primer scooter de entrada, Kawasaki ha hecho los deberes y con nota. Ahora falta saber cuál será su impacto en el mercado. Las expectativas deberían ser superiores a las del J300 por su capacidad de abarcar un público aún más voluminoso. ¡Veremos cómo evoluciona este scooter “Ninja-Z”!

Highlights técnicos

- Motor monocilíndrico de 125cc SOHC de 4 válvulas con refrigeración líquida.

- Frontal agresivo con doble faro que recuerda a las Ninja.

- Asiento ergonómico y hueco de debajo del asiento con gran capacidad.

- ABS opcional.

- Mucha distancia libre al suelo y reposapiés inclinado.

- Acabados de alta calidad y disponible en 3 colores.

 

Comentarios (3)

  • elnaveiras
    elnaveiras 23-12-2015

    La moto es una Kymco Super Dink 125 con algunos cambios estéticos, pero es la misma moto. clavada.

  • ANTONIO
    ANTONIO 18-02-2016

    ¿ Se sabe el precio de mercado ? Gracias

  • Alfonso
    Alfonso 18-02-2016

    ¿Cuando van a proporcionar los fabricantes el detalle de los gases emitidos, CO2, Co y NH, por kiómetro recorrido?

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"