Kawasaki Ninja 400 (prueba): En bote pequeño…


Vota

0 0

La Kawasaki Ninja 400 es una excelente alternativa para los jóvenes que desean una deportiva bella y eficiente para el carnet A2…

Se dice que en el bote pequeño está la buena confitura, el buen perfume, y el buen veneno.

Como en todo en la vida, la dosis adecuada es siempre la perfecta, así que para los jóvenes A2 esta nueva Kawasaki puede ser la proporción adecuada entre diversión, aprendizaje, practicidad y movilidad eficiente

Pequeña, fácil, con argumentos, divertida, ¿qué más se debe esperar de una 400 cc?

En mi opinión, todo lo que se puede pedir a la más pequeña de las Ninja, que tenga más potencia que la anterior 300, que monte mejores suspensiones, que sea incluso más corta y manejable Y que su precio sea abordable: 6.185 euros

Asia

La verdad es que buena parte de los nuevos modelos lanzados al mercado, si hablamos de cilindradas menores, hasta 400, proceden tanto del 'downsizing' (ya sabes, lo de hacer modelos 'pequeños' pero válidos, sin necesidad de altas cilindradas, pesos y precios, y con bajos consumos) como de las tendencias marcadas en los países emergentes.

Por ejemplo ¿Sabes cuántas Ninja 300 se vendieron en Indonesia? Nada menos que 20.000, sólo en este país, unos números inimaginables en Europa.

Por supuesto, es para estos mercados que ha sido creada la Ninja 400, allí donde no tienen sentido motos como las ZX-10 R de más de 200 CV.

Y sí, gracias a aquellos jóvenes 'emergentes', los ídem europeos, hasta ahora acostumbrados a grandes motos 'limitadas' para el A2, podemos descubrir en las 300-400 cc unas motos fáciles de llevar, divertidas de conducir, precisamente porque aún están hechas a la escala, adecuada.

Otros tiempos

Hace ya mucho, claro, pero aún recuerdo lo mucho que disfrutaba sobre mis primeras motos. Sí, eran pequeñas dos tiempos, nada que ver con mi primera moto de carretera de cilindrada media.

Pero incluso con aquellas se podía aplicar la famosa divisa 'nunca es la flecha, es el indio'. En carreteras viradas, apurando a fondo las prestaciones de una moto 'poco dimensionada', aprovechando su ligereza y escasas inercias dinámicas, el ritmo puede ser tan alto como quieras, y la diversión de gran nivel.

Si calculas las prestaciones de tu moto en sonrisas por kilómetro en vez de en velocidad pura, en placer en vez de en contención y sufrimiento, una Ninja 400 puede ser una buena elección.

Lo dicho, con 45 CV de potencia, y un par motor de 38 Nm a 8.000 rpm, contando con 164 kilos en seco, y a menos de 6.200 euros, la relación satisfacción/precio está garantizada.

Gas

La Ninja 400, en complicidad con los Dunlop Sportmax GPR 300 en medidas 110/70-17' y 150/60-17', y un asfalto correcto, es una buena mixtura.

La moto es fácil, entra rápido en las curvas, se sostiene en apoyo, y es divertida y cómoda. Bastan algunos kilómetros para realizar que el motor es realmente agradable.

Como la moto guarda todo el parecido posible con la palabra simplicidad, y se maneja con una agilidad flagrante, es fácil sentirse a gusto de modo natural.

La falta de caballería que podías encontrar en falta en su hermana pequeña 300, y aún más en la 250, ya no es un problema.

Sus 45 CV y su relativamente contenido peso (piensa que la Ninja 400 tiene 6 CV más y 8 kilos menos que la 'Little' 300, que ha sido 'jubilada' para Europa, mientras que la 250 sí sigue comercializándose en Asia) son una buena tarjeta de visita.

Técnica

Hay buena carne en la parrilla. La Ninja 400 no es la 300 'engordada', sino una moto nueva. Motor, chasis y suspensiones han sido reproyectadas.

El propulsor es un bicilíndrico paralelo con 51,8 mm de carrera para 70 mm de diámetro, 4 válvulas por cilindro y una inyección de doble cuerpo de 32 mm.

Para alimentarlo se ha diseñado una caja de filtro nueva, con toberas más rectas y de longitudes distintas. Para sostener al motor, que actúa de manera resistente al quedar atravesado el eje de basculante por el cárter, un chasis tubular doble cuna.

El embrague cuenta con el Assist & Slipper Clutch, un sistema antirrebote que gracias a dos levas internas que actúan de servo en condiciones normales y para evitar saltos en reducciones.

La Ninja 400, a un freno de 301 mm añade con pinza 4 pistones, añade obviamente un ABS, marcado Nissin.

Además de sus mejores cifras de par y potencia, y merced al replanteamiento general de esta Ninja, estamos ante una moto 8 kg más ligera.

El nuevo chasis, más rígido, ahorra peso. El propulsor es 1 kg más ligero aunque tiene un tamaño similar al de la primigénia Ninja 250.

Bien sentados

La estética hace un guiño a las Ninja H2 gracias a unos pequeños deflectores laterales, y el carenado ofrece una excelente protección aerodinámica.

La postura sobre el asiento es un buen compromiso entre ser una motita con el asiento muy retrasado, con asiento muy bajo y el manillar muy elevado, y una moto 'de moda' con el manillar absurdamente acostado.

La triangulación asiento-estribos-manillar es, así, perfecta para un uso en carretera, pero el balance podría acentuarse sobre el tren delantero para una conducción aún más sport, con una altura posterior ligeramente incrementada.

Efectivamente, para circuito, como vemos en las carreras en que Ana Carrasco gana sobre la Ninja 400 en el Mini-Mundial de Superbikes, los manillares parecen demasiado altos. Igualmente, las formas externas quizás resulten muy generosas. Sin embargo, en conjunto, la ergonomía y la 'carrocería', funcionan bien para pilotos de media y gran estatura.

En ataque, la moto permite empujar. Es rápida en entrada en curva, y dado que la geometría de dirección es incluso algo más cerrada que en la 300 (¡ha pasado de 27 a 24,7, mientras que la batalla de 1.405 mm pasa a 1.370 mm!), esta Kawa 400 es una moto ágil y poco afectada por inercias y desplazamientos de pesos.

Las suspensiones han sido dimensionadas, la horquilla crece de 37 mm a 41 mm de diámetro de barras, y tienen un comportamiento correcto en general.

Es cierto que apretando en buen asfalto es posible reconocer algunos 'bombeos' por falta de retención hidráulica, sobre todo a la salida de las curvas, pero en acumulado funcionan bien.

Atrás es algo seca sobre rizados continuados, y aunque privilegia el confort de marcha en oscilaciones 'largas', resulta menos eficiente en la retención del hidráulico a alta velocidad.

Nada que pueda relativizar la satisfacción de un joven comprador de la Ninja 400. Los que usen esta moto para competición podrán resolver de manera sencilla con un adecuado trabajo en los cartuchos y valvulados internos.

Los estribos están bien colocados para hacer turismo.

El asiento es estrecho, su anchura es 30 mm menor que en la 300, y permite moverse bien. Hay disponibles dos asientos distintos, una con el plano a 785 mm, y otro más espumado que eleva su altura hasta 815 mm

La protección al aire en marcha es buena, y seguro que ello contribuye a la estabilidad a alta velocidad.

En este sentido, recordemos que el basculante ha sido alargado en referencia al de la 'retirada' 300.

Los frenos, puestos a dura prueba en carretera en circuito desde luego será otra cosa-, responden aceptablemente bien en términos de potencia, y también en feeling y progresividad.

Hablando de feeling, el que llega al cabo de la maneta de embrague es supersuave, perfecto para ciudad y gente con dedos suaves

En resumen: Ana Carrasco la querrá para ganarse un futuro corriendo en Superbikes, pero apara un joven europeo con aspiraciones a un carnet definitivo tras la purga de dos años con una A2, la Ninja 400, a 6.185 euros, es una 'gran' opción.

HIGHLIGHTS TÉCNICOS Kawasaki Ninja 400

1. Motor bicilíndrico, 399 cc, 70 x 51,8 mm

2. Potencia: 45 CV a 10.500 rpm

3. Cambio de 6 relaciones

4. Embrague multidisco en aceite

5. Chasis tubular de acero, basculante doble brazo rectangular.

6. Suspensión delantera por horquilla convencional de 41 mm no regulable

7. Monoamortiguador no progresivo regulable en precarga

8. ABS de serie.

9. Instrumentación por display digital

10. Alimentación por inyección, refrigeración por líquido

11. Par motor de 38 Nm a 8.000 rpm

12. Ruedas de 110/70 17' y 150/60 17'

13. Peso sin gasolina 164 kilos

14. Disco delantero de 310 mm, pinza 4 pistones opuestos y trasero de 240 mm, pinza 2 pistones.

Fotos de la Kawasaki Ninja 400

Fotografías por: Sessantuno (Guillém Hernández) - Acción: Gerard Martí. Solid
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"