Prueba

Kawasaki Versys 1000 2015 - PresentaciónVIAJAR CON OTRA ÓPTICA

Aceites castrol

Vota

0 0

La nueva mirada de la Versys 1000, más rasgada, más Ninja, demuestra el afán de Kawasaki por reforzar su sitio en el segmento de las grandes ruteras...

La sonrisa de Kawasaki España es, tras el cierre de 2014, la más radiante. En un contexto de fuerte crecimiento en el sector de las dos ruedas, el de la firma japonesa ha sido mayúsculo: logró vender en los concesionarios de nuestro país durante los últimos doce meses un 54% más que en 2013, o sea, 1.600 motos más. Es la marca con mayor crecimiento en nuestras fronteras gracias, en gran medida, al excelente resultado cosechado por su sempiterna naked deportiva Z800 y a su acertada primera incursión en el segmento de los scooters, el J300. Nadie puede negar que la visión mercantil de la casa de Kobe está dando en la diana.

Para 2015 ha previsto además el desembarco de un numeroso y variado grupo de nuevos modelos que conformarán una de las gamas más completas en las historia de Kawasaki. Por no decir la que más... 

Además de desarrollar la moto más potente de serie en la historia de esta industria, la Ninja H2R de 300 CV, Kawasaki ha dejado en la agenda de sus ingenieros un hueco para la lógica impulsándolos a elaborar otras motos de corte más comercial y práctico: llegan así diferentes propuestas para el carné A2 -Z300, Z250SL, Ninja Z250SL- y una custom de iniciación como la Vulcan S (que tendremos el placer de probar a principios de febrero), además de la profunda actualización de su gama de trails asfálticas, la Versys, una categoría de motos que “late” cada vez con más fuerza. Precisamente hace unos días, en Sicilia, los responsables de Kawasaki Europa organizaban para la prensa internacional una presentación que tenía como objetivo dar a conocer estos dos renovados integrantes de la familia 'verde': de la versión pequeña, la Versys 650, ya os hemos contado todo en el artículo publicado hace unos días, así que es el turno de la gran Versys 1000, una moto destinada a satisfacer con potencia y confort los largos trayectos de esos amantes de la carretera y que para 2015 recibe una serie de leves mejoras a todos los niveles -mecánico, estético, ciclístico y ergonómico- que si bien no modifican en gran manera el alma de la moto si le injieren una carácter más Touring.

La nueva Kawasaki Versys 1000 2015 está disponible a un precio de 13.299 euros con ABS de serie y en los siguientes colores: naranja, negro y blanco. 

LA VIDA EN VERSYS

El cambio más profundo salta a la vista. Los diseñadores y el túnel de viento se han encargado de crear una moto de aspecto más dinámico e incuestionablemente deportivo, abandonando aquella mirada de 'cíclope' ruda y poco agraciada para dejar paso a dos faros rasgados que, recordando a sus hermanas Ninja, protagonizan el frontal del vehículo. La imagen de la Versys 1000 ya está en condiciones de sumarse, al contrario que su antecesora, a los puntos fuertes de esta versión 2015. Han sido actualizados otros elementos como el retrovisor -que recibe un nuevo diseño-, los intermitentes -que pasan a estar incorporados a los protectores del carenado- o el nuevo diseño de la terminación del silenciador -de aluminio fundido-. La maneta de embrague ahora es ajustable en 5 posiciones y el cilindro de la llave se ha recolocado más cerca del piloto para que pueda acceder a él más fácilmente. 

No cambia, eso sí, su cuerpo esbelto de maxitrail asfáltica, posición alta y erguida y sus dimensiones de gran rutera que permiten alojar a dos ocupantes con todo el confort. Además, y con el fin de favorecer sustancialmente esas largas estancias en el asfalto, la nueva japonesa estrena una ergonomía mejorada -las extremidades adoptan posturas más relajadas- y un mayor recorrido de esa pantalla regulable que, mediante dos botones exteriores y sin necesidad de herramientas, ahora tiene una capacidad de movimiento de 75 mm (anteriormente de 30 mm). Los conductores más altos lo agradecerán pues la protección aerodinámica es mayor. La posición más baja sigue situándose en los 30 mm.  

TOURING CRECIENTE

Otras de las novedades que aumentan ese cariz turístico es el nuevo sistema de anclaje para las maletas laterales, indispensables cuando “le das” la vuelta al mundo, que ha sido revisado para que el montaje y desmontaje sea mucho más sencillo y que además proporcione una imagen más integrada de las maletas (opcionales) en la línea del vehículo.

El panel de instrumentación también ha sido sutilmente actualizado para otorgar un aspecto más deportivo, aunque sigue trabajando el mismo gran tacómetro (su frontal ahora es negro) de estilo analógico y una pantalla LCD multifunción -con velocímetro, indicador de combustible, odómetro, reloj, cuentakilómetros doble, consumo de combustible medio/total, intervalo restante y temperatura del aire exterior- que se controla mediante un mando situado en el manillar. El caballete central ahora viene equipado de serie, un detalle por parte de la firma japonesa que se desmarca de la mayoría de sus rivales que no lo ofrecen de fábrica. Sus usuarios lo agradecerán tanto para estacionar como para realizar esas tareas de mantenimiento con mucha más facilidad.

Los más exigentes que quieran aumentar el potencial rutero y cubrir la moto de accesorios están de enhorabuena, pues la marca de Kobe ha desarrollado para su nueva Versys 1000 un catálogo más rico que incluye desde las maletas laterales y el baúl superior de 47 litros con capacidad para dos cascos integrales -a juego con el modelo- hasta indicador de marcha engranada, puños calefactables, candado integrado para el casco, faros LED antiniebla o protectores de manos, entre otras cosas.

Más allá de los cambios estéticos que tan bien le sientan a la nueva Versys y de su mayor oferta a nivel de equipamiento, confort y accesorios, la gran trail asfáltica de Kobe también ha sido revisada bajo la chapa para un mejor comportamiento en marcha. Sigue trabajando el mismo y poderoso motor de 4 cilindros en línea de 1043cc (ya heredado en la anterior versión de la Z1000/SX), una garantía para obtener una enérgica respuesta en casi cualquier situación a la que se someta en los largos viajes: contundentes aceleraciones a bajo-medios regímenes y un inagotable alargamiento en la zona alta para velocidades puntas superiores a los 220 km/h. Un clásico tetracilíndrico de contrastada suavidad, elasticidad y par motor a raudales, que para esta versión 2015 ha sido retocado, principalmente en el apartado de la inyección (nuevos inyectores que mejoran la eficiencia de combustión y dos canales de admisión adicionales) además de otras mejoras en la respuesta del motor que han ayudado a incrementar ligeramente la potencia máxima de 118 a 120 CV pero, sobre todo, a que el funcionamiento general, las prestaciones se hayan optimizado y la eficiencia en el consumo haya aumentado un 5%. La autonomía de esta nueva versión aumenta hasta los 400 km. Asimismo, en comparación con su antecesora, la marcha 1ª es más corta para facilitar el arranque, mientras que la 3ª y la 6ª son más largas, para que las travesías por autopista sean más relajadas. 

Precisamente en la maneta del embrague radica una de las novedades más destacadas de esta versión. En Kawasaki han aprovechado su experiencia en la competición para instalarle un nuevo sistema de embrague antirrebote con el fin de suavizar el tacto de la maneta (proclaman en el dossier que es un 30% más 'dócil') y evitar que la rueda trasera rebote y patine cuando engranamos una marcha más baja de lo pertinente. El embrague usa dos tipos de levas, una leva de asistencia y una leva deslizante. La primera permite reducir la carga total de los muelles del embrague, lo que otorga mayor suavidad al accionar la maneta de embrague. La segunda separa el buje del embrague y el disco de accionamiento, aliviando la presión en los discos del embrague para reducir el rebote. 

La parte ciclo también esconde sus propias novedades. El mismo chasis de doble viga de aluminio vertebra, por encima del motor y con rigidez, este gran vehículo, si bien ha sido redimensionado (de 845 mm a 840 mm) y ahora estrena nuevos tirantes de goma en los soportes superiores del motor que contribuyen a a minimizar considerablemente las vibraciones. También se ha reforzado el subchasis para incrementar su potencial de carga y adaptarse al nuevo sistema de montaje de las maletas y a la mayor capacidad del topcase.

Las típicas suspensiones de largo recorrido (150mm) de la nueva Versys 1000, como mandan los cánones en el segmento de las maxitrail asfálticas, ha sido actualizadas para que la conducción sea más confortable y estable. El mayor confort se consigue con un ligero incremento de la rigidez de la horquilla invertida de 43mm, y para ello se han alargado en 20mm los tubos exteriores; la estabilidad emana de una reducción de su amortiguación en la máxima extensión, mediante la suavización de la tasa de compresión de los muelles de precarga y el aumento de su longitud. Kawasaki ha permitido que el usuario pueda ajustar esta horquilla a su gusto, en extensión (solamente en el lado derecho) y en precarga. En la suspensión trasera el muelle también es más rígido, con una amortiguación en extensión y en compresión un 30% reducida respecto a la antigua Versys. Los cambios van enfocados principalmente a adaptarse con mayor eficacia al peso de la moto con ocupantes y a su mayor capacidad para cargar kilos. 

La frenada también ha sido optimizada respecto a la versión anterior. Los dos discos lobulados delanteros tienen un diámetro 10mm mayor, y pasan a ser de 310mm. Como en su antecesora, estos están fijados por unas pinzas de 4 pistones opuestos. El material de las pastillas de freno es nuevo y, en teoría, ofrece más agarre. En el tren delantero, sin embargo, no hay cambios y sigue actuando el mismo disco lobulado de 250mm. Las novedades también recaen en la centralita de sistema de antibloqueo ABS, que es el de última generación de Bosch (9.1), más pequeño y potente. 

NOVEDADES KAWASAKI VERSYS 1000 2015

- Nuevo diseño exterior más deportivo

- Mayor recorrido de la pantalla parabrisas regulable

- Nuevo sistema de anclaje de las maletas laterales

- Caballete central equipado de serie

- Subchasis reforzado para aumentar capacidad de carga

- Motor revisado y potencia ampliada a 120CV

- Eficiencia consumo aumentada en 5%

- Nuevo sistema de embrague antirrebote

- Incremento de la rigidez en las suspensiones

- Discos delanteros de mayor diámetro (310 mm)

- Sistema ABS de última generación

KTRC DE 3 MODOS AL SERVICIO DEL CONTROL

En la grande de las Versys la electrónica sigue estando al mando por si las situación lo requiere a través del control de tracción regulable KTRC de Kawasaki, que permite establecer cómodamente desde la piña izquierda los 3 modos: la programación del Modo 3 es la más intrusiva e indicada para cuando el firme sobre el que pisamos se vuelve más resbaladizo; los Modos 1 y 2 permiten cierto grado de deslizamiento y, mediante un complejo análisis de numerosos parámetros, entra en acción para evitar ese deslizamiento cuando las condiciones son desfavorables, minimizando así las pérdidas de tracción. El KTRC también evita algunos levantamientos del tren delantero: en los Modos 1 y 2 se permiten los levantamientos por acción del par motor, pero no otros; en el Modo 3 se previenen todos los levantamientos del tren delantero.

Por otro lado, esta Kawasaki también permite al conductor seleccionar entre dos modos que ajustan la entrega de potencia, Low y Full. En el primero la respuesta del acelerador es más leve pues limita la potencia del motor en un 75% respecto al modo Full. Dependiendo de las rpm, la posición del acelerador y de la marcha, la reducción de esa potencia y la respuesta del propulsor varía. Combinando estos dos modos de potencia con los tres modos del KTRC, el piloto puede llegar a disponer de 8 posibilidades de elección para adaptar la moto a sus preferencias y a las condiciones de las carreteras. 

CARRETERAS POR MONTERA

Hasta la cúspide humeante del volcán Etna, en la italiana isla de Sicilia, “escalamos” con la nueva Versys 1000 2015 durante la presentación que tuvo lugar a finales de diciembre y a la que acudió Motofan como uno de los medios invitados. Las condiciones no podían ser más adversas: mucha lluvia, carreteras bacheadas y cubiertas de hojas mojadas, y poca visibilidad. Un escenario desfavorable en el que la trail asfáltica de Kobe tenía que sacar a relucir su fama de moto robusta e imparable. Estas sensaciones de dejaron sentir desde el principio.

Al verla aparcada es inevitable cierta sensación de intimidación. Estamos ante una moto de 250 kg y mucha envergadura, sin embargo, una vez a bordo, todo resulta más práctico de lo esperado. El ligero cambio realizado en la dimensión del chasis permite a un mayor rango de conductores apoyar los pies en el suelo con facilidad -algo que siempre ha penalizado en esta moto- y moverla en parado se me antojó mucho más cómodo de lo que pensaba. Se echa en falta, eso sí, la regulación del asiento en altura como tienen muchas de sus rivales o uno opcional de mayor altura. 

Además, aunque el carenado es voluminoso, la cintura de la moto es suficientemente estrecha como para que las piernas encuentren una postura óptima. A bordo, los brazos adoptan una postura abierta debido a su manillar elevado y ancho montado sobre torretas 20 mm más altas que en la anterior versión. La posición del conductor, típicamente trail, es erguida y ergonómica, con un asiento amplio y mullido, ideal para no agotarse en los largos viajes. Y gracias al parabrisas -en mi caso, que mido 1,87, lo llevé a la posición más alta- y al generoso frontal del vehículo, la protección aerodinámica queda asegurada.

Ya en los primeros metros en marcha, el motor saca pecho. Su respuesta en bajos y medios regímenes es briosa y deja patente una elasticidad de nota. Es un tetra lleno que entrega aceleraciones contundentes. Tampoco es cuestión de ponerse a sacar nuestra vena más deportiva encima de esta moto, pues a través del acelerador encontramos brío pero no un carácter sport. Es una contundencia más... apaciguada. Pero efectiva en cualquier caso y con una buena capacidad de recuperación. Los viajes largos a los que está destinada, y en los que se suceden tramos rápidos, lentos, autovías, carreteras secundarias o de curvas... la personalidad de este propulsor de 120 CV es de mucha polivalencia, respondiendo sin titubeos a las demandas del puño de gas en cualquier zona del cuentavueltas. 

Pero a diferencia de su hermana Z1000SX, no tiene tanta pegada en la parte alta del tacómetro, aunque sí el empuje en bajos y medios se siente mayor. El funcionamiento mecánico general es dulce y las vibraciones prácticamente no hacen acto de presencia en ningún momento ni en ninguna parte. Como decíamos, la primera es más corta y la sexta más larga que en la anterior versión, y esto acentúa todavía más su carácter maxitrail, relajando la marcha del motor cuando queremos viajar rápido, y sintiéndose muy a gusto en rpm altas.

Con casi 250 kg de peso, las reacciones de esta moto cuando la ingresamos en una carretera de curvas son más livianas de lo que nos imaginábamos. La parte ciclo trabaja con más rigidez que su antecesora debido a los ajustes en horquilla y amortiguador que comentábamos, así que la moto está en disposición de actuar en carreteras reviradas con más aplomo, confort y sobre todo estabilidad. 

En nuestra ruta, en la que nos hartamos de hacer curvas aunque a ritmo lento, la Versys no me pareció pesada a la hora de inclinarla o devolverle la verticalidad. Sus geometrías de moto alta con suspensiones largas genera un centro de gravedad menos raso y esto obliga a hacer una mayor ejercicio con el cuerpo si queremos agilizar la secuencia de entradas y salidas de curva. Pero el ejercicio es más suelto e intuitivo de las expectativas que tenía. Con sus llantas de 17'' -rara avis en este segmento, donde la mayoría de rivales calzan 19'' o 21''- la entrada en curva es rápida y en todo caso precisa. El tarado de las suspensiones es algo más rígido pero aún así sigue tirando a blando, así que las inercias en las fuertes aceleraciones y frenadas descompone ligeramente el vehículo. No es una moto para meterle caña en reviradas carretetas. Es una rutera con modales que prioriza la comodidad y el comportamiento noble.  

ACCESORIOS KAWASAKI VERSYS 1000 2015

- Faros LED antiniebla

- Protectores de manos

- Calefactores de puños

- Indicador de marcha engranada

- Parabrisas tintado

- Protectores del chasis de resina y deslizadores para el eje delantero

- Protector central del radiador

- Candado integrado para el casco puede montarse en el subchasis. 

Fotos de la Kawasaki Versys 1000

Fotografías por: Kawasaki Europe
 

Comentarios (3)

  • luisda
    luisda 14-01-2015

    Buena moto.Ayer estuve subido en ella en el conce.Le penalizan unas maletas de serie muy pequeñas (28 litros) y el consumo. Me parece que a todas estas motos (esta, honda crossrunner, ktm 1050, etc) las va a salir una competidora demasiado dura, por lo menos en precio y equipamiento, en la yamaha tracer.Por cierto ¿tanto costara montar un cardan?

  • lalo
    lalo 15-01-2015

    Ahora si,por fin han hecho una moto con una bonita estetica ,y no esa espantosa moda nonofaro ciclopeniana ,la tracer de yamaha creo que dado su precio/prestaciones le puede quitar muchisimas ventas a la versy 1000 (y no digamos al engendro vstrom 1000, que ademas la supera en todo)...

  • tdt
    tdt 11-04-2015

    la tracer ha fastidiado a la versys bastante por culpa del mal marketing de kawa.
    no regalan maletas con la 1000 pero lo hacen con la 650cc. no tienen pack touring en la 1000, pero si lo tiene la 650. y yo he esperado a abril por si salía una promocion, pero ya no espero más. esta semana me voy a bmw y que los de kawa se espabilen. y que actualicen su web, que la tienen caducada de promos desde marzo.

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"