KTM 990 Superduke R: Música celestial 2009

Aceites castrol

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

La letra ‘R' no se coloca en una moto porque sí, te la tienes que ganar. Y la nueva Superduke R se la ha ganado con creces.

KTM 990 Superduke R: Música celestial

Desde la renovación a la que fue sometida en 2007, la KTM Superduke había mejorado muchísimo en diversos puntos en los que el primer modelo pecaba. La versión R aparecida unos meses después, con las diferencias respecto a la estándar en suspensiones, decoración y colín monoplaza, ya nos convenció bastante en el circuito húngaro de Panania Ring el día de su presentación. Para esta ocasión, la gente de KTM citó a la prensa directamente en el legendario circuito de Salzburgring, una locura. Allí, en las mismas tierras austríacas que vieron nacer al genio de la música Wolfgang Amadeus Mozart, la marca naranja convocó a unos pocos elegidos de cada país. Allí, en el rapidísimo trazado, nos batiríamos en un duelo con la flor y nata del periodismo europeo.

Sonido celestial

KTM 990 Superduke R: Música celestial

Un circuito ex mundialista, una treintena de periodistas ansiosos por dar gas y un montón de Superduke R esperando demostrar de lo que son capaces; sin duda, una combinación explosiva. Las mejoras de la nueva Superduke R se centran principalmente en unos nuevos colectores de más diámetro, firmados, cómo no, por el especialista Akrapovic. Además de incorporar nuevas válvulas en titanio y nuevos muelles, que permiten al motor subir mil vueltas más que el anterior. También se ha trabajado en el sistema de refrigeración para conseguir una mayor evacuación del calor, y se han trabajado las culatas. El resultado final es el ya conocido propulsor LC8 de 999 cc en V a 75°, ahora con una potencia aumentada en 12 CV, lo que deja la cifra final en unos excelentes 132 CV, que harían volar la Superduke R por encima de los 250 km/h en las abiertas curvas enlazadas de Salzburgring.

La verdad es que el nuevo motor te pide guerra, gozando de unos bajos muy contundentes que permiten salir de las chicanes con muy buena tracción. A partir de las 5.000 rpm, la aguja del tacómetro se dispara buscando la zona alta con mucha rabia y un sonido celestial , que sin duda delata su preparación R. El motor ha ganado en carácter, y ahora se parece bastante más a uno de carreras o, por ejemplo, al de la nueva SBK de la marca, la RC8.

Toma de contacto

KTM 990 Superduke R: Música celestial

El mismo día que llegamos al circuito la organización había preparado unas jornadas de toma de contacto. Allí pudimos tener las primeras referencias con las renovadas monturas. Personalmente ya conocía las buenas maneras del modelo, ya que había asistido a la presentación del primer modelo en Hungría. Además, recientemente había tenido la posibilidad de correr una carrera de resistencia para aficionados, la MAC 90 The Race en el circuito de Cartagena con nuestro colega Sergi Mejías. Por tanto, ya conocía de sobras el ciclo de esta divertidísima montura. El chasis multitubular en acero pintado en los colores de guerra de KTM, el naranja, junto con las suspensiones WP pata negra preparadas para un uso en circuito, ofrece una rigidez y unas sensaciones de moto de carreras difíciles de encontrar en una moto de serie. Es una deportiva en toda regla, pero con la particularidad de que monta un manillar ancho que permite tener pleno control del tren delantero. La frenada está más que asegurada: un grupo completo radial, firmado por Brembo, con discos de 320 mm, actúa sobradamente en las apuradas de frenada. En las largas paellas de Salzburgring, una de ellas peraltada, en la que se llega muy, pero que muy rápido, y además con gran cantidad de baches, la Sduke R mantiene la compostura sin rechistar. Y a la salida de la otra, con la moto completamente inclinada, se puede abrir sin contemplaciones, gracias a la información que ofrece el monoamortiguador trasero White Power de elevada calidad.

Un punto criticable son los estribos, ya que en conducción realmente deportiva pueden llegar a rozar con el asfalto. En el lado opuesto, un punto a alabar, los protectores de estos estribos son de bellísimo carbono... ¡pero eso no evitará el rozamiento! Otro componente de carbono es el protector de escape, que mantendrá al personal a salvo de alguna que otra quemadura.

El segundo día ya tocaba correr los cronos y la carrera. ¡Qué nervios! Para ello se formaron equipos de dos pilotos, que la organización se encargó de escoger, para evitar diferencias de nivel de pilotaje. Evidentemente, la salida sería tipo Le Mans. Los cronos nos situaron a mitad de tabla y para la carrera me emparejaron con un compatriota... ¡de la competencia! Por azar se decidió la parrilla y por suerte nos tocó en la primera posición. Banderazo, y la primera en la frente: me lié con el contacto de la moto, lo que me hizo perder unos segundos preciosos. Tras esto, ¡gaaaaas! Había llegado la hora de la verdad.

Poco duró esta manga, ya que en la tercera vuelta hubo una caída y sacaron bandera roja. Tendría, pues, otra oportunidad. ¡Buffff! Repetimos la salida, esta vez con más suerte, aunque me pasaron algunos pilotos. El relevo de piloto fue rápido y recuperamos posiciones, pero la mala fortuna se fijó en nosotros y un problema con la caja de cambios que afectó al selector nos relegó irremediablemente al último lugar. ¡Las carreras son así!

Los que esperabais una Superduke realmente potente, estáis de enhorabuena. A partir de ahora, la KTM Superduke R será la naked más explosiva de la marca y una de las nuevas bestias del asfalto. Y con los Akrapovic, esta KTM suena de maravilla. El sueño de los más quemados...


Eduard Fernández
Fotos: KTM

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"