Prueba

Nueva Kawasaki Z 250 SL (2015) - PresentaciónUn juguete para crecer

Aceites castrol

Vota

0 0

En Asia ha tenido éxito, y ahora Kawasaki quiere ver cómo reciben en Europa la Z 250 SL. La hemos probado, y estas han sido nuestras sensaciones:

Lleva tiempo circulando con éxito por las calles del mercado asiático desde el año pasado, pero hasta ahora no había aparecido en el europeo. Kawasaki ha decidido probar suerte con la Z 250 SL, la más pequeña de la familia Z. Ahora solo falta saber si occidente y oriente tienen un gusto compartido por esta naked de baja cilindrada…

Nosotros la hemos probado y aprobado con matrícula de honor. Lo hicimos en la presentación oficial de Kawasaki España, en Barcelona. Allí también dimos la bienvenida a la nueva Ninja 250 SL, que poco se diferencia de la Z 250 SL, y a la nueva Z 300, hasta ahora inexistente en ningún mercado.

Al igual que la mini-Ninja, la Z 250 SL cuenta con uno de los motores más potentes del segmento de las naked de 250cc. Este propulsor es un monocilíndrico –a diferencia de la Z 300, que usa un bicilíndrico- refrigerado por agua de 4 válvulas. Lo primero que pudimos notar y que la diferencia de la Ninja es su respuesta a bajo y medio régimen, algo más potente. Imagino que será por su peso algo más reducido, pero incluso aporta la misma potencia a bajo régimen que la Z 300. Al “estirarse” el motor ya es otra cosa.

Otro factor idéntico a la Ninja 250 SL es el chasis multitubular que ha sido diseñado para que se escape todo el calor producido por el motor monocilíndrico de la más diminuta de las Z. El marco principal del chasis ha sido fabricado en acero de alta tensión y con tubos secundarios en acero. 

 Y no solo consigue eso, sino que su ligereza y estrechez hacen que sea una moto extremadamente fácil de llevar, no solo por su peso reducido,  sino por la estabilidad que aporta en todos los compases: no importa si es en la entrada o salida de la curva, esta Z es de lo más divertida y permite al conductor excederse de su conducción habitual sin tener ningún susto.  Y se puede adquirir en su versión estándar por 3.799€ o con ABS por 4.199€.

Más allá de la cúpula central del faro delantero, se ha dispuesto un manillar plano y ancho que le da un aspecto evidentemente naked, radical y urbano. Sin fijarme a nivel estético, creo que eso también es otro aspecto que hace que sea fácil de conducir.  Como he dicho antes, también hemos probado la Z 300. Una de las cosas que más me ha sorprendido al compararlas ha sido la facilidad con la que la Z 250 SL entra en las curvas, más ágil que la 300.  Y eso es, en parte, gracias al manillar plano y también a los neumáticos (delantero de 100mm y trasero de 130mm).

Características generales

Fácil de conducir gracias a su chasis multitubular

- Motor monocilíndrico de 249cc. Uno de los más potentes del segmento.

- Posición deportiva a través de su manillar plano y ancho

- Diseño con personalidad y moderno

- Opción de adquirirlo con ABS

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"