Prueba

Nuevo Suzuki Address 2015 - PresentaciónECONOMÍA DE CALLE


Vota

0 0

Ya hemos probado en Barcelona el 'ruedas altas' económico que le faltaba a Suzuki, el nuevo Address, un scooter “peso pluma” asequible y 100% urbano.

El Burgman ya no está sólo. Desde la desaparición del Sixteen, la exitosa familia GT -compuesta por cuatro versiones, de 125, 200, 400 y 650cc- se había quedado “desamparada” en el catálogo de Suzuki y cargaba con todo el peso de las ventas de scooters de la casa japonesa. Una situación, cuanto menos, extraña. Y es que cuando todos los fabricantes se pusieron hace años manos a la obra para aumentar su oferta de este tipo de vehículos, que en la actualidad acaparan más de un 60% del mercado de dos ruedas, Suzuki la menguaba. Fueron tiempos revueltos para una marca histórica como pocas que, sin embargo, ya empiezan a aclararse. Estos primeros síntomas de reactividad los pudimos apreciar ya en el pasado Salón de Colonia Intermot 2014, donde la casa de Hamamatsu presentó a nivel mundial seis nuevos modelos para la temporada 2015, entre los que se encontraba el nuevo Address, un compacto, ligero y ágil scooter 'ruedas altas' que llega a los concesionarios con unas instrucciones muy claras: convertirse en el aliado perfecto para quienes desean vivir la ciudad sin compromisos y con reducidos costes de mantenimiento. En un escenario como Barcelona, urbe motera por antonomasia y entusiasta de los 'ruedas altas' como ninguna, los responsables de Suzuki Moto España nos convocaron el pasado 12 de mayo para probar este pequeño scooter, que nos demostró su vocación 100% urbana. 
Suzuki ha “sacado la regla” y se ha propuesto tomarle las medidas exactas a los maltrechos bolsillos de la gente para confeccionar un producto realmente asequible. El nuevo Address parte con un precio de derribo, 1.990 euros, y se convierte por tanto en el modelo más económico de la gama. El precio es muy ajustado... y también muy justo, pues este scooter está fabricado con corrección y una calidad razonable, y dispone a su servicio de aquellas soluciones prácticas más demandas por los usuarios en el día a día. Nos quedamos, por ejemplo, con la generosa capacidad de carga, que consiente guardar bajo su asiento un casco integral (a excepción de las tallas XL) y las dos guanteras frontales tipo 'marsupial' que no ofrecen cierre pero sí espacio suficiente para esos objetos personales como gafas de sol o una botella de agua de 50 cl.
En el desarrollo del Address -que, por cierto, recupera un legendario nombre dentro de la casa asiática nacido en 1987 y con más de 640.000 unidades despachadas por todo el mundo- ha primado la contención presupuestaria y de ahí que todo en este vehículo respira sencillez, eso sí, una cuidada sencillez. El cuadro de instrumentos es escueto, con la información imprescindible (velocidad, kilometraje, nivel de gasolina y tres testigos luminosos) y completamente analógico pero de fácil lectura y con una buena distribución. Echamos de menos el reloj horario, que tanto consultamos en nuestros trayectos cotidianos. En líneas generales, el equipamiento es el estándar en su categoría: el faro delantero en el manillar, las luces de posición y el piloto trasero recurren a iluminación halógena -nada de LED- y tampoco encontramos elementos superficiales como luz de cortesía o amortiguación en el cofre; los pulsadores del manillar tampoco se salen de lo corriente.
El Address recupera varios elementos, tan sencillos como prácticos, que parecían haber caído en desuso pero que Suzuki instala en su nuevo scooter para aumentar su funcionalidad, demostrando que, para sorprender, no siempre hay que recurrir a las últimas innovaciones tecnológicas. El primero es el bloqueo del freno trasero mediante una simple lengüeta que deja accionada la maneta izquierda y que nos servirá a modo de “freno de mano” cuando nos paramos en pendiente. Es muy útil cuando queremos soltar las dos manos del manillar en un momento dado. El segundo es el clásico pedal de arranque: además del botón eléctrico, el japonés es el único scooter de inyección del mercado que cuenta con un “Plan B” para poner en marcha el vehículo en caso de que desfallezca la batería. Además, el equipamiento se redondea con una cerradura de contacto protegida por obturador, un sistema de seguridad antirrobo que evita la manipulación del bombín, y de un portabultos idóneo para enganchar pulpos o baúles en caso de querer aumentar el almacenaje.
El nuevo Suzuki es uno de los 'Ruedas Altas económico' más compactos y livianos, así que conductores de escasa envergadura y el público femenino serán los clientes a los que mejor se adapte. En comparación con otros rivales del segmento (Honda VisionKYMCO Agility City o SYM Symphony Sel Address es el más ligero, parando la báscula en unos “ridículos” 97 kg, y también el que posee una carrocería con unas dimensiones más reducidas. A destacar la altura del asiento, que con 665 mm es en la categoría la que más se aleja del cielo, permitiendo que en ningún caso la estatura sea un problema para apoyar con facilidad y confianza los pies. Por su parte, la plataforma plana juega un papel fundamental: es un espacio vital que no sólo mejora la habitabilidad del tronco inferior del conductor y, por tanto, el confort a bordo, si no también permite transportar objetos de mayor tamaño -tipo mochilas de deporte, maletas de cabina, bolsas de la compra- con tranquilidad. El pasajero también está bienvenido en el Address, tanto por el amplio asiento del que dispone para viajar cómodamente, como por las estriberas -desplegables y engomadas, todo un detalle- y las asas para agarrarse traseras.
Insistíamos al principio del artículo que la movilidad urbana es la razón de ser de este scooter. En la ciudad, como todos sabemos, las “altas prestaciones”, “velocidades máximas” o “emociones fuertes” son conceptos que pierden todo el sentido, en favor de otros como “aceleraciones alegres”, “buena respuesta a bajas vueltas” o “funcionamiento suave”. Precisamente los ingenieros de Suzuki, pensando en que su Address se dirigiría a clientes sin más pretensiones que el desplazamiento con seguridad y sin riesgos entre el punto A y B de una ciudad, han equipado a su novedad con un motor sencillo pero eficaz. Para quienes le interese, este monocilíndrico de 2 válvulas y 113cc, está refrigerado por aire y su sistema de alimentación es por inyección electrónica; para quienes, sin embargo, la nomenclatura mecánica les haga bostezar y tan sólo quieran saber su traducción en la práctica, deciros que este propulsor se desenvuelve con mucha suavidad, poca rumorosidad y que sus 9 caballos están más que capacitados para empujar su ligero “cuerpo” de menos de 100 kg. Se trata de una mecánica muy empleada en los mercados orientales, así que su fiabilidad está más que demostrada. Incluye para el Address ciertas modificaciones que mejoran las fases de admisión y combustión de combustible para un rendimiento más eficaz, y reducen la fricciones internas: de hecho, se trata el motor de scooter Suzuki con menor coeficiente de fricción mecánica. Tal y como pudimos comprobar por las atestadas calles del centro de la ciudad condal, el nuevo Suzuki no es para nada perezoso en la salida desde parado y gracias a un par motor nada extraordinario pero solvente (8,6 Nm a 6.500 rpm, cifra similar a las de sus competidores) circular entre coches, adelantarlos o acelerar con el semáforo en verde, son acciones que realiza con agilidad y premura. Nuestra primera toma de contacto, en la que no pudimos extraer velocidades punta (suponemos que andarán cercanas a los 100 km/h) ni llevar a altos regímenes el pistón, nos dejó eso sí la impresión de ser un motor de correcto trato en las cortas distancias, alegre a bajas vueltas y con un funcionamiento nada brusco, más bien dulce y agradable. 
La parte ciclo acompaña estas pretensiones urbanas. Se trata efectivamente de un 'ruedas altas', como hemos dicho en varias ocasiones, pero no de 16 pulgadas -como Scoopy, Agility City o Symphony, por ejemplo- si no de las pequeñas, de las de 14 pulgadas, que además son finitas (80/90 y 90/90). Es una medida que ese sitúa en un punto intermedio entre las grandes y las de 12'', de ahí que ofrece un feeling intermedio, que destaca por su mayor maniobrabilidad y radio de giro para serpentear entre los coches con mayor facilidad que con ruedas de 16'', pero con un poco menos de estabilidad. Diferencias, todo hay que decirlo, ínfimas. El Address resultará eficaz en las atestadas calles y suave antes los baches del asfalto gracias a su horquilla telescópica hidráulica y a su amortiguador trasero. Es una dotación simplista pero cumple su papel. Lo mismo podemos decir de la frenada: un pequeño disco delantero y un tambor trasero se encargan de detener al vehículo, no con mucha potencia ni mordiente, pero suficientes para un mini-scooter como éste de escasos compromisos. Por el momento, el Address 2015 no incluye ningún sistema combinado en la frenada, pero ante la inminente entrada en vigor de la nueva normativa -1 de enero de 2016- en menos de un año seguramente llegará a los concesionarios una versión con el citado sistema.

PRUEBA SUZUKI ADDRESS

El día fue soleado en Barcelona e ideal para discurrir por el tráfico de la gran ciudad catalana a bordo del nuevo Address. Calle arriba, calle abajo, en poco más de una hora ya teníamos apuntadas nuestras primeras impresiones de este Suzuki, que exhibe una estética fresca y moderna, y también un estilo 'unisex', pues se dirige tanto a chicos como chicas. El habitáculo es compacto pero acogedor: yo no soy un potencial cliente de este scooter -ya se puede apreciar en la fotos- y es que mido 1,87 m. de altura y necesitaría una moto más amplia, pero aún así no sufrí tanto a bordo como me esperaba. Las rodillas ni siquiera me tocaban en el interior del escudo y el asiento, de mullido ligeramente duro, tenía espacio suficiente para mí. Los responsables de la marca japonesa definen el target en conductores de 1,65 m hasta un máximo de 1,80 m. La plataforma está recortada poder llegar incluso con más facilidad con los pies al suelo. Auparlo al caballete central está al alcance de cualquier usuaria, y si no, está la pata lateral, que dispone de desconexión del motor. Muy fáciles y útiles en ambos casos. El consumo de combustible es uno de los puntos fuertes del Address: la marca declara que no llega a los 2 litros a los 100 km, así que no tendrás que pasar por la gasolinera hasta que hagas 250 km, y hacer 250 km por ciudad son muchos días sisn repostar... En marcha el Address es intuitivo, ágil, realmente manejable. Tanto el tacto de su dirección como la estabilidad están optimizados por los contrapesos del manillar. La distancia al suelo de 120 mm es óptima para subir o bajar bordillos de aceras sin miedo a rascar los bajos de la moto. El motor, meloso y de funcionamiento suave y eficaz gracias a la inyección electrónica (en lugar de la carburación de algunos de sus rivales), es desenvolverá por la ciudad con gracia y desparpajo de 0 a 60 km/h. A partir de ahí, su rendimiento no es tan alto. En cualquier caso, se trata de un vehículo de los llamados “de puerta a puerta” y de de fácil aparcamiento.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES SUZUKI ADDRESS

-Precio de 1.990 euros

-Colores: Plata metalizado, negro titán, Blanco brillante. Próximamente azul MotoGP.

-Motor de inyección de 9 CV de potencia

-Freno delantero de disco y trasero de tambor

-Llantas de aluminio

-Capacidad de carga bajo el asiento de un casco integral

-Dos guanteras frontales

-Cuadro de instrumentos analógico

-Plataforma plana

-Asiento doble

-Consumo de 1,96 litros a los 100 km

-Autonomía de 250 km

EN CONCLUSIÓN

El segmento de los 'ruedas altas' económicos abre las puertas a la mítica marca de la S, que ahora sí vuelve a la carga con un scooter destinado a convertirse en un 'producto de masas', dirigido como un misil a hacerle la competencia directa a los 'best-seller' en la actualidad en el mundo de las dos ruedas, dígase Agility City o Vision. La propuesta es correcta: excepcional relación calidad/precio, motor por inyección que resulta eficaz y solvente en los recorridos cortos, y con muchas soluciones pensadas en el día a día urbano, como una buena capacidad de carga, plataforma plana, caballete central fácil de colocar, “freno de mano”, con un mantenimiento reducidísimo, y un peso general que lo convierte en uno de los más ligeros de la categoría.

ACCESORIOS SUZUKI ADDRESS

-Base de baúl

-Baúl trasero fabricado por GIVI, con catadióptricos, almohadillado en su parte delantera y espacio para un casco integral.

-Parabrisas con degradado para aumentar protección aerodinámica

-Cubremanos que se fijan en la base de los retrovisores. Fabricados en material plástico transparente con tinte ahumado.

-Juego de adhesivos para la carrocería de look más deportivo.

-Funda interior hueco casco: recubrimiento de terciopelo que cubre las paredes y el fndo del hueco bajo el asiento.

-Adhesivos llantas tipo Rojo o Blanco

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

No olvides equiparte adecuadamente para circular en su scooter por la ciudad. Nuestro probador, por ejemplo, ha optado para realizar el test de esta Suzuki Address una chaqueta de moto de la firma italiana Tucano Urbano, concretamente el modelo 4Tempi; también equipa unos guantes de piel de la marca Hebo y un casco integral fabricado la X-lite.

Fotos de la Suzuki Address

Fotografías por: Suzuki España (por Felix Romero)
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"