Prueba

Nuevo SYM Symphony ST 125 (2015) – PresentaciónEL AMBICIOSO


Vota

0 0

El nuevo Symphony ST 125, quinta versión de la exitosa gama de 'ruedas altas' de SYM, estrena diseño e incrementa potencia, confort y equipamiento.

Es la quinta versión (ST 125) de un modelo (Symphony) que es el quinto más despachado en nuestro país y de una marca (SYM) que ya es la quinta en volumen de ventas por primera vez en España. Indudablemente, el número 5 se asocia con el lanzamiento más importante del año para la casa taiwanesa, el nuevo Symphony ST 125, y seguro que los responsables de Motos Bordoy, importador exclusivo de SYM en España, están encantados con esa cifra: es un claro indicador de que sus productos de excelente relación calidad/precio se asientan en la élite del sector al menos en términos cuantitativos. Y es que al fabricante asiático la crisis no le ha sentado nada mal: en los últimos años no ha hecho más que aumentar sus ventas, pasando de las 4.210 unidades matriculadas en 2010 a las más de 7.000 durante el pasado año. En este período, ha pasado de ser la 9ª marca de España a la 5ª, dejando atrás a históricas como Suzuki, Kawasaki, BMW, KTM... ¡Y repetimos, en plena crisis! No es de extrañar por tanto que SYM haya redoblado esfuerzos en la evolución de su “gallina de los huevos de oro”, en el desarrollo de un nuevo Symphony de octavo de litro con una completa renovación que ayude a apuntalar esa provechosa posición: en nuestro país, por ejemplo, las diferentes versiones de este económico 'ruedas altas' acumulan la mitad de las ventas totales de la marca, 3.356 unidades, así que para 2015 han puesto toda su atención en diseñar un nuevo formato que acompañe a los cuatro ya existentes (S 125, S 125 LX, SR 125 Top y SR 125 Sport) y que se sitúa, al mismo tiempo, como líder de la gama. Y es que el nuevo ST 125 es el Symphony más elitista y cualitativo de cuantos se hayan fabricado. Lo hemos podido comprobar primero sobre las alfombras del pasado Salón EICMA de Milán y, más recientemente, durante la presentación nacional a la prensa que “los Bordoy” organizaron en la ciudad de Barcelona, el pasado 25 de marzo. Acudimos y, a pesar del tiempo lluvioso, pudimos testar brevemente las cualidades y novedades -que son muchas- del nuevo scooter de la 'S', por cierto, ya disponible en los concesionarios a un jugoso precio promocional de 2.199 euros promoción y una extensión de garantía de 5 años ofrecida por SYM España (PVP 2699 euros), un reducido importe que vuelve a conjugarse con una correctísima calidad de acabados, materiales y buen funcionamiento, con la pretensión de seguir siendo -al igual que sus “hermanas”- una de las opciones más interesantes para usuarios eminentemente urbanos que busquen un vehículo práctico y eficaz. Pero con la ambición de satisfacer a clientes más exigentes... 

No lo deberíamos haber llamado Symphony -nos confesaba un representante de Motos Bordoy-, pues nada tiene que ver con la anteriores versiones”. Se refiere a que, aunque a simple vista se reconoce fácilmente la genética Symphony en el ST pues comparte la misma configuración de llantas de 16'', suelo plano, capacidad bajo el asiento para un casco integral XL y su alta ligereza para un uso en ciudad, y pueda parecer una mera evolución o actualización de sus hermanos, en realidad este nuevo Symphony ST casi parte de cero y, estrenando el 85% de sus componentes, poco tiene que ver con el resto de Symphonys: es nuevo el motor, el chasis, la carrocería, las suspensiones y todo el sistema de frenada; además, el nivel de equipamiento es superior, con soluciones que no sólo ayudan con gran practicidad en el día a día, si no que además aumentan la seguridad de sus ocupantes. Veamos, punto por punto, en qué destaca el scooter asiático.

Externamente, el Symphony ST ha dado un salto de calidad. A pesar de que SYM se define como uno de esos fabricantes “low cost” en los que se puede confiar, se nota que en el nuevo ST125 han pretendido elevar el listón de su calidad constructiva y, a pesar de que sigue en la línea de sus “hermanas” con un precio de derribo (2.199 euros), el nivel de acabados y ensamblajes alcanzan un solvente aprobado. El diseño, encargado a un estudio italiano, es el más elegante de toda la familia, como dirigiéndose a un cliente urbanita más exigente y burgués. Las líneas exteriores de trazos suaves se unen a detalles como las protecciones “Winker Bumpers” en los flancos del escudo frontal, al embellecedor central en forma de “V” o el uso de aplicaciones bitono para enriquecer las terminaciones del vehículo. Las dimensiones del vehículo han crecido ligeramente, sobre todo en anchura (725 mm) y altura (1195 mm), generando una carrocería algo más amplia y protectora. Aún así, seguimos estando ante un scooter de tamaño compacto y estrecho, ideal para “escurrirse” en el tráfico urbano sin ninguna clase de complicación gracias a sobrada ligereza y alta dosis de maniobrabilidad. El peso del vehículo ha sufrido un leve incremento de 3 kg, estableciéndose ahora en los 119 kg, debido a que la capacidad del depósito de combustible sube de 5 a 7,5 litros. Esto repercute positivamente en la autonomía sin mermar la extraordinaria manejabilidad de la que siempre ha hecho gala.

El ST 125 va un paso más allá en cuestiones de funcionalidad diaria. A las soluciones que ya conocíamos y que tanto éxito le ha reportado a las anteriores versiones, como la comentada capacidad en el vano bajo el asiento para un casco 'full size' (una virtud muy poco común entre los scooter con ruedas de 16''), su plataforma plana ideal para acceder al habitáculo, acoger con mucho confort las piernas del conductor y transportar objetos de mayor tamaño -que se pueden sujetar al gancho portabultos-, SYM ha incorporado más elementos como un antirrobo-interruptor de corriente bajo el asiento, los contrapesos de las puntas de manillar que ayudan a mitigar las vibraciones, el sistema de desconexión del motor al desplegar el caballete lateral o la apertura eléctrica del asiento. Elementos que, sin duda, acaban de redondear la alta urbanidad de este modelo. 

Además, a la capacidad de almacenaje se le une la guantera con mayor espacio que encontramos en el interior del escudo: lleva cerradura y en su interior, además de alojar esos pequeños enseres personales, podemos recargar el teléfono móvil gracias a su práctica toma eléctrica USB.

Definitivamente, el nuevo Symphony ST es un scooter más cualitativo, no sólo por lo comentado hasta ahora, si no también por elementos de cuidada factura como son los nuevos reposapiés para el pasajero que ahora se integran perfectamente en la carrocería, los nuevos retrovisores de diseño más estilizado, la nueva parrilla trasera con superficie antideslizante y muy bien integrada o -una de las novedades estrellas en este modelo- la tecnológica instrumentación analógica-digital “Dual LCD”: ofrece toda la información necesaria y tiene la peculiaridad de que el usuario puede el velocímetro en cuentarrevoluciones, y viceversa, tan sólo presionando un botón. La única pega que le notamos a la instrumentación es la poca visibilidad de día que ofrece debido a un contraste demasiado oscuro del display. 

También encontramos una renovada dotación en materia de iluminación. Aparte del amplio faro cóncavo -ahora ubicado en el manillar- con parábola multiconvex y bombilla halógena, el nuevo SYM se distingue por comenzar a usar 9 diodos LED de color blanco para los indicadores de dirección delanteros y una generosa matriz de 24 diodos LED en el conjunto óptico trasero, que agrupa piloto trasero e intermitentes, que donan al vehículo taiwanés una imagen más vanguardista. Por último en las explicaciones externas, resaltar las nuevas llantas de aleación de cinco radios “dobles” en V. Los colores en los que está disponible la carrocería del nuevo Symphony ST 125 son blanco, negro y bronce.

MOTOR Y PARTE CICLO COMPLETAMENTE NUEVOS

Los argumentos del nuevo Symphony ST se refuerza también a nivel mecánico. El nuevo motor de 124,6cc y 4 tiempos, que sigue siendo un monocilíndrico refrigerado por aire y carburado, es de última generación y ha aumentado ligeramente su potencia máxima hasta los 10 CV a 8.500 rpm (antes, 8,8 CV a 7.500 rpm) y un par motor de 8,9 Nm a 7.000 rpm (antes 8,6 Nm a 7.000 rpm), ofreciendo así unas prestaciones ligeramente superiores: la velocidad máxima se incrementa hasta los 98 km/h, cuando la versión anterior no alcanzaba los 90 km/h, mientras que las aceleraciones son algo más briosas. Este nuevo propulsor, que ya cumple con la normativa Euro 4, se trata de la nueva serie denominada ANM, una última evolución del sencillo propulsor de la casa asiática que se estrena en este modelo. Para quienes ya se lo estén preguntando, no lo equipa ni el Peugeot Tweet S ni el Django 125 (recordad que ambos fabricantes, Peugeot y SYM, comparten tecnología en otros modelos). Este nuevo motor sigue recibiendo -al igual que todo el resto de la gama SYM- un tratamiento cerámico en la superficie del cilindro que favorece la estabilidad térmica y longevidad, pero además, como novedad respecto a la generación antecesora, aumenta la relación de compresión gracias la prolongación de la culata y al aumento del diámetro de las tomas de admisión y escape. Asimismo, los cárteres y tapas han sido aligerados y reforzados, y el diámetro del pistón se reduce y se alarga la carrera, por lo que se beneficia claramente el par motor en la zona baja del cuentavueltas. Es una nueva mecánica que, en resumen, mejora las emisiones, la rumorosidad y la eficiencia electrónica. Los consumos declarados por SYM se fijan ahora en 38,8 km por litro de combustible, por lo que su autonomía pueda extenderse hasta los 290 km. 

Toda la parte ciclo presenta novedades. El nuevo Symphony ST125 no hereda prácticamente nada de las versiones existentes y estrena chasis -entramado de tubo de acero-, así como horquilla delantera telescópica convencional y un doble amortiguador trasero que ahora sí puede ser regulado en precarga de muelle en tres posiciones para que el usuario pueda encontrar su tarado idóneo. Las noticias más importantes vienen en el sistema de frenada, pues tanto el disco delantero de freno como el trasero incrementan considerablemente su diámetro: 260 y 240 mm respectivamente, mientras que en los Symphonys anteriores no pasaban de 226 mm en ambos trenes. También son nuevas las pinzas de freno, de doble pistón paralelo delante y monopistón detrás. Volver a destacar que el Symphony ST125 es de los pocos de su categoría que no equipan un tambor de freno trasero (como sí sucede en sus rivales directos como el Honda SH Mode 125, el Yamaha X-Enter 125 o el Piaggio Liberty 125), una dotación que siempre favorece la seguridad de sus ocupantes. Las medidas de los neumáticos se mantienen en 110/70 en ambos ejes, al igual que las otras versiones, con las consabidas llantas de 16'', todo un portaestandarte de estabilidad en marcha. 

FALTÓ EL SOL

No falta detalle en las presentaciones que suele organizar SYM España para que los medios especializados conozcan y prueben sus nuevos modelos. Escenarios que se adaptan al uso del scooter, estupendas rutas y ofertas gastronómicas. Todo controlado... o casi todo. El caprichoso clima es el único que se escapa del control de los responsables de Motos Bordoy, y a pesar de que el pasado 25 de marzo todo estaba previsto para testar el nuevo Symphony ST 125, la lluvia no dio tregua en Barcelona durante toda la mañana, así que las unidades de pruebas prácticamente no salieron del parking del hotel AbaC, tan sólo para acercarse a una rotonda de Pedralbes y hacer unas cuantas fotos con las que acompañar este texto. Un mínimo trayecto urbano sobre mojado que nos sirvió para poco más que descubrir que el nuevo scooter taiwanés sigue siendo un vehículo compacto y de excelente maniobrabilidad. A parte de los detalles estéticos y de equipamiento que os hemos explicado anteriormente y que ayudan a que la sensación de calidad del conjunto crezca mucho y que su uso esté aún más adaptado a la ciudad, en el nuevo ST el habitáculo parece ser algo más amplio, y acoge con espaciosidad las piernas del conductor -y eso que mi envergadura es de 1,87 m.- sin que las rodillas tropiecen en ningún momento con la cara interna del escudo. A pesar de ser un vehículo de reducidas dimensiones, nada incomoda a bordo. Los únicos aspectos que nos dejaron algo de dudas es la poca visibilidad de la instrumentación -nos aseguraron que en modelos futuros se arreglará- y en el mullido algo duro del asiento

En marcha, el Symphony se maneja con suma facilidad, sin esfuerzos gracias a su poco peso, sus llantas de 16'' y la estrechez del conjunto. Circular entre coches es uno de sus principales puntos fuertes. El motor, aunque no lo hemos podido probar mucho, se mostró alegre, con aceleraciones nobles, que sin ser fulgurantes, son más que suficientes para las necesidades de un uso urbano. Bien los frenos, con mordiente y suavidad en el tacto. Asimismo, gracias a que la carrocería ha “hinchado”, la protección aerodinámica del puesto de conducción es ligeramente mayor. Es en líneas generales, muy en sintonía con las anteriores versiones, un scooter ágil que tiene en la sencillez su principal arma: ideal para un amplio abanico de conductores, sobre todo para los menos “fortachones” y el público femenino. Estamos ya contactando con la gente de Bordoy para poder probar cuanto antes con profundidad una unidad del Symphony ST125 y poder traeros unas conclusiones más contrastadas de su comportamiento en marcha. 

EN CONCLUSIÓN

Ya decía Carlos Muñoz, responsable de comunicación de Motos Bordoy, durante la conferencia de prensa, que el nuevo Symphony ST 125 “enfoca su utilización práctica”. Y es que SYM ha hilado más fino que nunca para que esta quinta versión sea la más lógica en ciudad, elegante, elitista y ambiciosa de toda la gama. Es un vehículo que por precio se coloca en la cima de la familia, siendo el único Symphony que en la actualidad supera los 2.000 euros. Sin embargo, es algo más que una versión más; es casi como un nuevo modelo, con argumentos lo suficientemente fuertes como para poder convencer a quienes se acerquen al concesionario, pues las mejoras a nivel mecánico, de parte ciclo y de equipamiento que influyen en la calidad del conjunto y la seguridad, son grandes.

En comparación con sus rivales -Honda SH Mode 125 (2.799 euros), Yamaha X-Enter 125 (3.099 euros), Kymco Agility City 125 (1.849 euros), Piaggio Liberty 125 (1.899 euros) y Peugeot Tweet 125 (1.849 euros).-, el taiwanés se sitúa en posiciones intermedias en casi todas sus características: en precio, en calidad de acabados y en potencia del motor. Se desmarca, sin embargo, por ser uno de los pocos con dos discos de freno y con una de las mayores capacidades de carga. Todo indica que este nuevo modelo seguirá la senda súper-ventas de sus “hermanos” pues reúne sus cualidades y las potencia con unas nuevas. 

PRINCIPALES NOVEDADES DEL NUEVO SYM SYMPHONY ST 125

-Puesto de conducción más amplio

-Nuevo diseño más elegante y estilizado; carrocería más amplia y envolvente, con protecciones en los flancos: faro en el manillar, embellecedores con formas angulosas, colores bitono de la carrocería.

-Nueva óptica delantera cóncava y el uso de diodos led para el piloto trasero y luz diurna...

-Nueva instrumentación analógica y digital “Dual LCD”

-Mayor anchura del escudo

-Mayor espacio para la guantera –con cerradura y toma eléctrica USB–

-Nueva parrilla trasera, con superficie antideslizante y muy bien integrada

-Motor completamente nuevo: reducción de emisiones, la rumorosidad y una mayor eficiencia electrónica

-Su potencia se incrementa en 1 kW adicional, hasta 7,3 kW a 8.500 rpm

-Nuevas llantas de aleación, de cinco radios “dobles” en V.

-Los discos de freno amplían su diámetro de 226 a 260 mm

-Nuevo sistema de desconexión del caballete lateral

-Otras ventajas: suelo plano, estriberas traseras abatibles, gancho portabolsas, cierre centralizado y su espacio para un casco “full size” bajo el asiento, que viene con una toma eléctrica tipo USB, interruptor de corriente como sistema antirrobo del vehículo

Fotos de la SYM Symphony ST 125

Fotografías por: Motos Bordoy (por J.C. Orengo y Felix Romero)
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"