Piaggio Beverly 400 i.e.: Siempre joven

Aceites castrol

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

El Piaggio Beverly 500 ya se ve obligado a compartir hueco en los catálogos. Modificando su motor Master y maquillándole sutilmente el frontal, la gente de Piaggio ha conseguido crear un nuevo Beverly. Tiene grandes posibilidades y ofrece muchas más.

Piaggio Beverly 400 i.e.: Estable y segura

La marca de Pontedera lo presentó a mediados de abril de 2007 en Milán, junto a su otro cuatrocientos, el X8. Nos lo sirvieron en una rueda de prensa en la que se hacía especial hincapié en las ventajas –incluso fiscales– de la nueva cilindrada. Para empezar, por ejemplo, la diferencia de prestaciones entre el Beverly 400 y el 500 es prácticamente insignificante, el primero consume 0,7 litros de combustible menos cada cien kilómetros recorridos. Resultan unos 80 céntimos de ahorro, sin contar los 700 euros de diferencia de precio. Algo es algo.

Reclamo

Piaggio Beverly 400 i.e.: En ciudad

El Beverly 400ie no quiere saber nada de la estética del mayor y adopta un semblante similar al del modelo de 250 cc, con una pantalla de menor tamaño que acentúa su cariz deportivo. El faro ha bajado desde el manillar hasta la parte central del frontal, de manera que no es tan aparatoso como en el quinientos. Resulta más limpio con la óptica integrada recorriendo el escudo en forma de uve.

El diseño que ha recibido el 400 responde al deseo de la marca de que los más jóvenes se sientan atraídos por un scooter de gran cilindrada, por lo que se han encargado además de que estos jóvenes lo tengan más fácil para acceder a él: con 34 cv se puede conducir con el permiso de la clase A, el seguro y el mantenimiento son más baratos, y las revisiones periódicas del Master modificado se alargan hasta los 10.000 km. Todo orientado a que a su clientela imberbe –poco pudiente, se entiende– le suponga menor esfuerzo dar el salto y estrenarse entre los megascooters.

Lo que sí ha tomado del Beverly 500 es la parte ciclo, con la única salvedad de la frenada delantera, ya que donde el mayor pone dos discos de 260 mm, el de estas páginas sólo monta uno. Pensamos que lo han decidido así, seguramente para reducir gastos de producción. En cualquier caso, la efectividad de éste queda fuera de toda duda, con un tacto y una dosificación muy buenos. El trasero en cambio nos pareció demasiado potente, pero como su tacto también es muy bueno, no será nada difícil conseguir domarlo.

Es único

Piaggio Beverly 400 i.e.:

El Beverly 400 está en condiciones de presumir de muchas cosas. Por ejemplo, de la suavidad de sus mandos (gas, levas de freno, intermitentes y bloqueo), de lo fino que funciona su motor, de lo fácil que es colocarlo sobre el caballete central –mejor sobre éste, porque el lateral parece un poco inestable– y hasta de lo que protege su pequeña pantalla a modo de cupolino.

Pero es que, además, donde nadie puede toserle es en su exclusividad como scooter de rueda alta con esta cilindrada. En su sector no tiene rivales, sencillamente no los hay. Por eso, de momento es el único con su aplomo; gracias a un chasis tan robusto, unas suspensiones más bien duras y una horquilla de 41 mm de diámetro, su entrada y paso por curva son prácticamente excelentes. Y la relación con el manillar nos ayuda a manejarlo tanto en ciudad como en carretera, sin dejar nunca de contemplar el principio de la comodidad.

El motor que lo hace único es un Master rebajado (el pistón pierde más de seis milímetros de diámetro) hasta los 399 cc. Como hemos dicho, predominan la finura y la facilidad de conducción: la salida es muy progresiva (algo lenta, quizá), pero a medida que se despereza, nos sorprende con sus medios, donde entrega 3,83 kgm de par.

El precio del Beverly 400 es de 4.999 euros. Muy alejado del PVP del 500 (5.700 euros) para acercarlo al bolsillo, entre otros, de los veinteañeros.


Juanan Martín
Fotos: Féliz Romero y Santi Díaz (estudio)

La alternativa

Suzuki Burgman 400 ABS: El pionero incombustible

Con el Suzuki Burgman empezó todo. Fue quien abrió la puerta al resto de maxiscooters y los convirtió en el fenómeno que son hoy. Catorce años después de su llegada al mercado empiezan a soplar vientos de relevo aunque, mientras tanto, el ya venerable Burgman 400 sigue siendo un vehículo extraordinariamente eficaz, completo y bien resuelto...

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"