Prueba Aprilia Dorsoduro 900: Fun Bike

Aceites castrol

Vota

0 0

La Supermoto de Aprilia crece con un nuevo motor de 896 cc, con mejor respuesta y más vigor a altas rpm. Además, su parte ciclo deja de ser tan “dura”.

Esperando las novedades que presentará en el EICMA de Milano, la gama Aprilia ha renovado para 2018 dos de sus estandartes.

Aquí mismo en encontrarás nuestras primeras impresiones sobre la nueva Shiver 900.

La “escalofrío” es una moto de carácter interesadamente polivalente, apta para el día a día, pero que no pierde en ningún caso –del todo- el ADN de la marca de Noale: ser divertida en curvas.

Pero en Aprilia saben perfectamente que una moto no se conduce con el manillar, sino con el corazón, y por esto su Dorsoduro regala emociones.

Es cierto que un reloj Casio digital da exactamente la misma hora que un Patteck Philippe de oro macizo.

Se supone que el propietario de este último, sin embargo, “siente” de distinta manera el avance de las minuteras que yo, que en este caso de “lo ostentoso” me conformo con un reloj Decathlon deportivo de diez euros. La verdad, no me imagino llevando más dinero para nada en la muñeca…

Algunos dirán, pues, que una carretera de curvas es una carretera de curvas sea cual sea el vehículo con el que la recorras.

Pero la moto vive -y hace vivir- de sensaciones. Para quien ame rodar sobre una moto que le permita descubrir nuevos escenarios, una turística. Para quien busque formar parte del paisaje tanto como rodar sobre él, una brillante custom. Para quien ame buscar sus límites en circuito, una RSV4 1000. Y para quien busque la pura diversión…, ¡la Dorsoduro!

Carreteras de montaña

Su nombre lo dice todo. Dorsoduro no significa que para conducirla haya que vestir una espaldera, aunque por supuesto sea recomendable.

Buscando en la wikipedia, descubro que “Dorsoduro es uno de los seis sestieri de Venecia. Incluye las zonas más altas de tierra de la ciudad. Su nombre deriva del italiano «cresta dura», debido a su tierra, comparativamente alta y estable”.

Durante un tiempo, las “supermoto” estuvieron muy de moda.

Siguiendo el propio éxito de la especialidad deportiva SM, que ahora languidece, las marcas lanzaron motos con manillar alto, ruedas de carretera, frenos enormes, y una especial querencia para comerse las curvas ya fuera derrapando de atrás como si no hubiera mañana, ya apoyando la rodilla como si fueran motos de circuito de velocidad.

Aquello llevó a motos duras…, rígidas de chasis, con suspensiones como piedras, y con motores pegadores que buscaban cortar tiempo entre ángulos de segunda, con la rueda delantera al cielo.

Las geometrías de dirección eran tan agresivas que las motos caían hacia el vértice de las curvas como si les estuvieran pidiendo una relación amorosa.

Estoy hablando, sí, de la primera Ducati Hypermotard…, o la primera Dorsoduro 750. Ésta era la continuación de la idea de Aprilia, que creó una “motocross-SM” bicilíndrica de cilindrada media, aquellas SXV 450 y 550, que pasaron a mejor vida.

Eran la alternativa a las SM monocilíndricas, y su evolución llevó a las Dorsoduro 750 y Dorsoduro 1200.

La primera era una “supermotardona” con moto en V, con 92 CV y tecnología “Ride by wire” derivada de la Cube 2002 de MotoGP.

Efectivamente, después apareció la 1200, con nada menos que 130 CV, en aquellos tiempos algo exagerado para meterlos en carreteras tortuosas de montaña.

Como había que corregir el tiro, y la casa véneta sigue creyendo en la idea Dorsoduro, para 2017 ha renovado su 750 hasta convertirla en la 900…. ¿Cómo va?

Primera idea

Pocos kilómetros en una carretera virada, su hábitat natural, sirven para ver que el cambio ha sido para bien.

Estéticamente hay pocos retoques (el parafango con look carbonoso es el mismo de las 750 y 1200, y también los laterales de la carrocería, el radiador y demás).

Cambia la pintura, sólo se vende en gris-negro-rojo, pero se ha aliñado con detalles en rojo como algunas partes del chasis treillís de acero o las tapas de las culatas.

Por supuesto, la moto mantiene el manillar alto y ancho, dotado de paramanos…

La gran novedad es que el V2 a 90º 4 V ha crecido hasta 896,1 cc, con una potencia ahora de 95,2 CV a 8.750 rpm (es decir, los 70 kW que permiten mantener la moto en la categoría A2 “limitable”).

La nueva cilindrada, como en el caso de su hermana Shiver con la que comparte propulsor, se obtiene aumentado la carrera hasta 67,4 mm desde 56,4 mm, manteniendo el diámetro de 92 mm.

Los pistones son, claro, nuevos, y los bulones más ligeros.

Una modificación curiosa: el motor abandona el carter “mojado” para adoptar un sistema semiseco que elimina el rozamiento de las masas internas giratorias con el propio lubricante, reduciendo así su temperatura de funcionamiento hasta el punto de permitir eliminar el radiador de aceite.

Dicen los libros que con la nueva carrera, más larga, el motor, menos “supercuadrado”, tendrá no más potencia máxima ni vueltas arriba, sino más medios y elasticidad.

Efectivamente, es así: si bien un aumento de 3 CV para 150 cc puede parecer poco, la moto es más agradable en toda la gama de uso, cumple la Euro-4 y es “despotenciable” para el A2, de modo que los jóvenes la buscarán en su etapa de aprendizaje.

Y los no tan “eso”, también: la respuesta es más vigorosa y más musculosa, y aunque también menos violenta, más eficaz.

La motricidad sale beneficiada, puesto que la nueva Aprilia Dorsoduro 900 además puede regularse mediante los tres modos de motor: Tour, Rain y Sport, y dispone del ABS a dos canales y un Traction Control regulable en 3 niveles y desconectable.

Todo es gestionable mediante un tablier TFT de 4,3” –idéntico al de las Touno y RSV4- a colores, que se enluce y oscurece con la luz ambiente.

Parte ciclo menos “dura”

El V2 se ancla a un chasis “multitrenzado” mixto, con placas de aluminio laterales.

El monoamortiguador sigue siendo lateral, sin bieletas, regulable en precarga y extensión.

La horquilla Kayaba de 41 mm es 450 g más ligera, igualmente regulable en las mismas posibilidades.

Las llantas, como en el caso de la Shiver, pierden peso, 2 kg., frente a las de la 750.

El peso en orden de marcha es de 212 kg, teniendo en cuenta que el tanque contiene un máximo de 12 l.

Al ponerse a los mandos del manillar ancho, el asiento se nota estrecho, duro y alto, marcando así una de las primeras diferencias con la Shiver.

La información que llega al piloto a través del contacto con el mullido es más precisa, y las suspensiones son claramente más rígidas…, aunque, por suerte, mucho menos en mi opinión que en la primera versión Dorsoduro 750.

La postura es erguida, aunque lanzada hacia delante. El asiento está a 870 mm, de manera que incluso con menos de 1.80 se llega al suelo.

En curva, la moto se siente rígida, pero ello rima con diversión, porque la moto se siente perfectamente bien entre las piernas, con gran y precisa sensibilidad en la información sobre el límite.

En tramos virados, la moto es más ágil y rápida por cerrada de geometrías que la Shiver en los cambios de dirección.

Si la Shiver es una –ejem- tracción trasera, la Dorsoduro se conduce con la rueda delantera: cae hacia el viraje con mayor rapidez, bien apoyada de delante, y se olvida de cualquier “pereza” a la hora de inclinarse.

SM

Como la moto es pequeñita y ciertamente ligera, aunque no es una bicicleta, el resultado es un disparo.

La horquilla delantera es larga, y atrás también hay un buen recorrido disponible.

Como en esta nueva versión se ha huido de unos tarados modelo “mármol”, se producen mayores “balanceos” longitudinales en aceleración y, sobre todo, en frenada.

Así, es beneficioso conducirla cargando el tren delantero apoyándola con el poderoso freno anterior para mejorar la maniobra de entrada en curva cerrándola previamente de dirección.

El chasis es sólido, y la moto manejable.

En mi opinión, la moto agradecería unas suspensiones regulables igualmente en compresión.

Pero la frenada es poderosa, sin llegar a violenta a pesar de montar bomba radial y pinzas de cuatro pistones igualmente de anclaje radial, y si desconectas el ABS podrás “recogerla” bien de rueda posterior a la entrada de los ángulos.

Es verdad que en frenadas duras, con la moto “pegada” de delante, la dirección se endurece un poco –abriendo ligeramente la trazada-, así que hay que “meter” la moto a base de voluntad en las curvas lentas…, en unas condiciones en las que se agradece lo citado antes: las frenadas estilo SM…

El ABS, si conectado, interviene sólo cuando es necesario, aunque atrás resulta, efectivamente, algo invasivo.

Resumen

El motor ha mejorado. Sus 896,1 cc suenan y resuenan bien, responden mejor, y no balbucean –demasiado- por debajo de las 2.500 rpm a pesar de ser de un V2.

Eso sí, una vez por encima de las 6.000 vueltas, sobre todo, claro, en modo Sport, -en Rain quedan sólo 70 CV- empuja bien…

Es cierto que “no pasa” de los 95 CV, y ya hay SM –no limitables, claro- de más de 170.

Pero la respuesta del 900 es suave y más que suficiente en conducción –muy- deportiva.

De todas maneras, entendemos que lo mejor es que la Dorsoduro es ahora menos… “dura”, como decíamos, de manera que los menos expertos la agradecerán tanto en trazados técnicos como en lo blando, y todos en uso diario.

Así, la nueva Aprilia Dorsoduro 900, a 9.599 €, es menos extrema, asusta menos, y se adapta mejor a las necesidades de un mercado que tiende a huir de las motos exageradas. Es una “fun bike” más moderna…

HIGHLIGHTS TÉCNICOS APRILIA DORSODURO 900 2017

1. Motor bicilíndrico en V a 90º de 803 cc, 92,0 x 67,4 mm

2. Potencia: 95 CV a 8.750 rpm

3. Cambio de 6 relaciones

4. Embrague multididisco en aceite por cable

5. Chasis multitubular de acero

6. Suspensión delantera por horquilla invertida regulable en precarga y extensión de 41 mm

7. Suspensión trasera por monoamortiguador regulable en precarga y extensión sin bieletas.

8. Basculante posterior doble brazo de aluminio fundido

9. Depósito de gasolina de 12 litros

10. Alimentación por inyección

11. Transmisión secundaria por cadena

12. Ruedas de 120/70 17” y 180/55 17”

13. Peso lleno: 212 kilos

14. Disco delantero de 320 mm, pinza 4 pistones radial, y trasero de 240 mm, pinza un pistón. ABS.

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"