Prueba BMW C Evolution 2017: ¿Más autonomía que mi moto?


Vota

0 0

BMW no cesa en su apuesta por la movilidad eléctrica y sigue invirtiendo para derribar los hándicaps de su C Evolution, ahora con un 60% más de autonomía...

El desarrollo de la tecnología puede mostrar diferentes ritmos, de velocidades directamente proporcionales a la cantidad de inversión que se vuelca encima, lo que explica que sectores como el de los dispositivos móviles vuelen y otros, como el de la movilidad eléctrica, parece que vayan a trote borriquero.

Hace años que en los medios insistimos sobre la inexorable llegada de las motos y scooters eléctricos como la alternativa de futuro a los vehículos de combustión... Sin embargo, pasan los lustros, y esas profecías nunca acaban de cumplirse tal y como eran anunciadas. Actualmente, las tímidas apuestas de los fabricantes tan sólo cosechan resultados en los canal Empresas y RAC (para entendernos, flotas de reparto y motosharing), mientras el canal Particular sigue siendo meramente testimonial: en 2016, en España, sólo un 12% de los 1.400 vehículos de dos ruedas eléctricos vendidos fueron adquiridas por compradores privados.

Ante un mercado eléctrico que no despega -ahí podríamos abrir un debate paralelo sobre la desidia del Gobierno por impulsarlo-, es entendible, por tanto, que las grandes marcas no estén por la labor de hipotecarse para desarrollar con más premura una tecnología por el momento poco rentable. Como viene siendo habitual, el sector de las dos ruedas irá a rebufo del sector de las cuatro, donde la exponencial capacidad de inversión sí dispara la innovación. Para las motos BMW, en ese sentido, es toda una ventaja vivir bajo el mismo techo que los coches de la hélice, y heredar parte de esa tecnología de vanguardia.

Quizás es esa una de la razones por la que la firma alemana dispone en la actualidad del scooter eléctrico más avanzado, el C Evolution, un modelo sin parangón lanzado en 2014 como el primer maxiscooter premium sin motor de combustión del mercado que emergía como un titán de prestaciones y equipamiento ante las titubeantes apuestas de otros grandes fabricantes. Así lo percibíamos en su día cuando nos subimos a bordo en su presentación nacional (enlace) y posteriormente cuando le realizamos una prueba a fondo (enlace).

Tres años después de haber sido enchufado, el C Evolution hace honor a su propio nombre y evoluciona, con la férrea intención de continuar su andadura, casi en solitario. De los tres hándicaps que afectan principalmente a este vehículo (precio de adquisición, puntos y tiempo de recarga, y autonomía), la casa alemana ha decidido atacar el tercero, el de la cantidad de kilómetros que el scooter puede recorrer antes de tener que recargarlo. En el C Evolution original, esta autonomía se ceñía a tan sólo 100 km, por lo que su uso estaba restringido en exclusiva al ámbito urbano. Para 2017, BMW Motorrad ha trabajado para elevar esta cifra y, además de la estándar, ha lanzado una segunda versión denominada 'Long Range' que promete mucha más independencia...

Así que, en cuanto pudimos, en Motofan nos hicimos con una unidad de pruebas para comprobar si efectivamente esta versión de Largo Alcance cumplía con su promesa de incrementar en un 60% la duración de esa nueva generación de baterías de iones de litio heredadas el BMW i3 (que pasan de 60 Ah a 94 Ah) y, por tanto, ampliar el radio de acción de su propietario que, ya con 160 km por delante, podría alejarse de la ciudad sin tanto apuro: la autonomía y la dificultad para encontrar puntos de recarga siguen siendo, sin duda, dos limitaciones, pero ahora su utilización se normaliza, pudiendo realizar trayectos por carretera con una distancia de 75 km (si puedes cargarlo sólo en casa) o de más de 150 km (si también puedes cargarlo en el destino, por ejemplo, tu trabajo).

La reflexión que da pie al titular de este artículo me vino cuando me dí cuenta de que, en realidad, esta autonomía no dista mucho de la que me proporciona mi moto convencional: hablo de una tetracilíndrica de 1.300 cc, la cual cuando he recorrido 150 km dispara el testigo de la reserva y me obliga a acudir a una gasolinera, pero podría hablar de muchas otras motos de la actualidad, como algunas bicilíndricas de estilo custom y pequeños depósitos de combustible, que ni siquiera ofrecen tanta autonomía como este maxiscooter eléctrico.

Qué duda cabe que, en el caso de las de combustión, el repostaje no genera ningún tipo de incertidumbre, mientras en la BMW tendríamos más inconvenientes para encontrar un enchufe donde alimentarla... Además, el grifo de gasolina tardará un minuto en hacer un lleno, mientras la eléctrica necesitará más de cuatro horas para cargarla al 100%. Dicho esto, lo cierto es que la tecnología va superando obstáculos y es significativo que, a plena carga, el C Evolution sea capaz de acercarse en autonomía a muchas motos del mercado, o incluso superarlas...

BMW C Evolution Low Range 2017: Más prestaciones

Esta variante 'Long Range' no sólo gana libertad, sino también prestaciones. Su potencia nominal pasa de 11 a 19 kW (de 15 a 26 CV), por lo que las aceleraciones pueden llegar a ser superiores según las necesidades del momento. Asimismo, la velocidad máxima limitada electrónicamente llega hasta los 129 km/h (en la estándar era de 120 km/h), mejorando su solvencia en tramos de autopistas o vías rápidas. Todo esto también supone que sólo conductores con el carnet A2 o A podrán disfrutar del nuevo C Evolution LR, mientras aquellos con la licencia de coche convalidada (también A1) tendrán que conformarse con la versión estándar destinada -sólo- al mercado europeo.

Un nuevo diseño gráfico en el túnel central es la única novedad estética que encontramos en el nuevo C Evolution Long Range 2017. Por lo demás, la carrocería y dimensiones de este alemán se mantienen, y sigue tratándose de un vehículo de generoso tamaño, similar al de modelos como el BMW C 650 Sport, Yamaha TMax o, en definitiva, todos aquellos pertenecientes al segmento de los maxiscooters.

La gran anchura del túnel central es quizás el aspecto que más penaliza el confort de este vehículo, pues complica la accesibilidad y la plataforma a veces impacta con los tobillos. También encontramos unos retrovisores alejados que no facilitan mucho el tránsito entre coches, pero sí ofrecen una gran visibilidad. Por lo demás, y a pesar de ser un poco pesado, el BMW se muestra confortable y manejable, con una postura de conducción natural, cómodo asiento y suficiente espacio para un pasajero. Hasta incluye una marcha atrás, apretando un botón, para facilitar las maniobras de estacionamiento.

BMW C Evolution Low Range 2017: Empuje constante y contundente

Y dinámicamente se mueve con soltura y equipa unas suspensiones y frenos que trabajan con eficacia. Su centro de gravedad bajo se suma a unos neumáticos de 15'' y unas geometrías pensadas para ofrecer agilidad y manejabilidad, por lo que la moto se desenvuelve con bastante reactividad. El motor es, sin duda, quien nos arranca más piropos. La instantaneidad de su aceleración impresiona, marcando un de 0 a 50 km/h en tan solo 2,8 segundos, una cifra que muy pocas motos en el mercado, incluyendo las deportivas, pueden mejorar. Piensa que nadie te dejará atrás en un semáforo... La sensación es la de disponer en todo momento, independientemente de la velocidad de la que circules, de todo el par (máximo de 72 Nm), es decir, de un empuje constante y contundente, sin la habitual necesidad de circular en el régimen idóneo. Su funcionamiento, por supuesto sin vibraciones, y la gestión de esa entrega es impecable. El trabajo de la mecánica es uniforme desde que arrancas, y esto lo convierte en un vehículo muy agradable para el uso urbano, mucho más que sus rivales humeantes.

Sigue disponiendo de cuatro modos de conducción (Dymanic, Road, Eco-Pro y Sail): en los tres primeros, cuando cortamos gas, actúa una especie de freno motor que ayuda en las deceleraciones al estilo de las motos convencionales y, de paso, recarga la batería (en menor o mayor grado, respectivamente). Esta recuperación de energía también se produce cuando frenamos. En el Sail o de navegación, sin embargo, cuando dejamos de acelerar el motor no retiene, entrando en una especie de 'punto muerto' que lo convierte en un modo ideado para autopistas.

Estas diferencias entre modos, entre los cuales la aceleración, el consumo y la regeneración varían, también provocan distintas autonomías: en el Dymanic rondaríamos los 100 km, los 120 km en el Sail, los 130 km en el Road y los 170 km usando sólo el Eco-Pro, en el que, por supuesto, el nivel de prestaciones decae. Todos estos modos son seleccionables en marcha desde el manillar -la acción no es cómoda del todo y requiere cierta pericia- y se visualizan en una de las joyas a nivel de equipamiento del nuevo C Evolution, el cuadro de instrumentos multifunción TFT a todo color, donde se muestra además toda clase de información relativa a las baterías, velocidades, consumos, etc.

Para el día a día el C Evolution es bastante práctico, aunque mejoraríamos algunos detalles. Por ejemplo, para tratarse de un maxiscooter, la capacidad de carga (un hueco integral talla XL bajo el asiento) parece escasa, sobre todo si tenemos en cuenta que es el único sitio en donde podemos transportar el enorme cable de carga. En ese caso, olvídate de alojar el casco en su interior (tú eliges: o el cargador, o el casco). La apertura del asiento con cerradura propia (es decir, no centralizado en el contacto de la moto), tampoco resulta muy práctico y puede ocasionar, a despistados como el que escribe esto, dejarnos la llave olvidada.

FINANCIACIÓN, REVISIONES Y CONSUMO

BMW ofrece sus sistema Select de financiación: sin entrada, 35 cuotas de 200 euros y una última de 6.968 euros. Las revisiones se realizan cada 10.000 km y nada tienen que ver con la de los scooters tradicionales, pues no suponen cambios de fluidos ni piezas, tan sólo comprobaciones electrónicas. En cuanto a los consumos, todo dependerá de la utilización del vehículo (modos de conducción, estilo de pilotaje, etc.) pero puede rondar entre los 0,50 céntimos y 1 euro a los 100 km a un precio de 0,12 euros cada kW/h.

BMW C Evolution Low Range 2017: CONCLUSIÓN

Ahora, con más de 160 km de autonomía, y así lo hemos comprobado por nosotros mismos, el maxiscooter eléctrico de BMW se acerca un poco más al futuro, ese futuro que parece resistirse en llegar al mundo de las dos ruedas. Ese kilometraje sin repostar se acerca al de algunas motos de combustión y, a falta de resolver (son los deberes de muchos actores) el tema del proceso de recarga y el elevado precio de adquisición (15.200 euros), lo cierto es que estamos ante un vehículo con autonomía suficiente para los desplazamientos diarios e incluso algún alejamiento de la ciudad. Si tienes resuelta la faceta de la recarga (dispones de un enchufe privado en casa y/o trabajo) y la cuestión económica no influye en tu proceso de compra, estamos ante una alternativa real. Su equipamiento y calidad constructivas son altos.

Pero más allá de sus aspectos funcionales que lo convierten un maxiscooter como cualquier otro, el germano no desprende emisiones nocivas mientras circula, no genera ruido -más allá de un suave silbido cuando aceleramos- ni vibraciones, y su potencia y empuje están muy por encima de la media. Todavía es un producto minoritario, pero BMW quiere seguir estando a la cabeza de la evolución eléctrica y apostar, de momento más que ninguna otra marca, por posicionarse en la carrera sostenible que algún día tendrá efectos rentables para las marcas. En la práctica y en el presente, el C Evolution Low Range está en disposición de satisfacer, ya, las necesidades de movilidad de muchos usuarios.

Highlights técnicos BMW C Evolution Low Range 2017

Motor eléctrico refrigerado por líquido, correa dentada y transmisión final con planetarios.

Aumento de la autonomía gracias al aumento de la capacidad de las celdas a 94 Ah (antes 60 Ah).

Versión Long Range: 19 kW (26 cv) de entrega continua y 35 kW (48 cv)

de potencia máxima. Velocidad punta 129 km/h, autonomía aproximada

160 km.

Cable de carga de menor diámetro de serie.

Sistema de frenada con ABS.

Equipamiento de serie que incluye cuadro de instrumentos multifunción TFT, luz diurna de LED, intermitentes de LED, varios modos de conducción, marcha atrás y asistente de control de par (TCA).

Nuevos acabados de pintura Plata Ión metalizada / Verde Electrico.

ENCHUFE CARGADOR

El enchufe cargador está basado en los estándares de automóviles y situado debajo de una cubierta en la zona delantera izquierda. En la parte derecha hay un compartimento de almacenaje para el cable de carga.

CUADRO DE INSRUMENTOS

El cuadro de instrumentos del C Evolution tiene una gran pantalla TFT fácil de leer. Incluye la información del estado de carga de la batería (SOC = State of Charge) y el equilibrio de energía. Además de los habituales indicadores de estado, el cuadro de instrumentos también incluye lo que los vehículos eléctricos deben llevar según la ley. Hay una información para indicar fallo de aislamiento, por ejemplo, así como un testigo luminoso para indicar cuando la potencia se limita por sobrecarga (ver ECE R100). La unidad de iluminación frontal incluye luces de cruce y de carretera. El C Evolution también tiene una luz diurna central. Además de la luz trasera con tecnología LED, también tiene intermitentes de LED.

Fotos de la BMW C Evolution Long Range

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández)

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"