Prueba BMW K 1600 B 2017: Bagger a la conquista

Aceites castrol

Vota

0 0

Con su ultra-tecnológica y poderosa K 1600 B, la alemana hace las maletas traseras y se dirige hacia la tierra de las oportunidades y de las Bagger...

En la última década no hay muchas marcas de motocicletas -por no decir ninguna- que haya mostrado tanta inquietud por explorar nuevos segmentos como BMW Motorrad. A diferencia de la mayoría de actores, el fabricante centroeuropeo -especializado sobre todo en turísticas, trail y naked- se ha atrevido a salir de su zona de confort en diversas ocasiones proponiendo inéditos modelos con los que aventurarse en categorías tan inexploradas como la de los scooter (léase C 650 Sport y GT), la neo-retro (familia R Nine T), la deportiva (S 1000 RR), la eléctrica (C Evolution) o la de baja cilindrada (G 310 R y GS).

La valerosa casa de Múnich ha demostrado no temer a las apuestas, cada vez más arriesgadas, pero sin jugarse ningún farol, como así demuestran sus manos ganadoras basadas en su dilatada experiencia constructiva y expertis tecnológico de vanguardia. Esta vez, la germana compra fichas para la mesa de póker, juego yanquee por excelencia, y vuelve a aventurarse lanzando la nueva K 1600 B, su ópera prima en el segmento de las Bagger, un tipo de motocicleta muy popular en los Estados Unidos ideal para devorar no importa cuántos kilómetros gracias a su confortable ergonomía y amplia protección, y cuyos mayores rasgos identificativos son sus maletas laterales con luces integradas en la carrocería, su voluminoso carenado frontal, sus escapes paralelos al asfalto y su línea de diseño descendente hacia atrás, con el perfil trasero muy bajo (entre otros detalles como cromados o aerografías). 

Poco amigas de las curvas dado su cuerpo bajo de escaso (o nulo) ángulo de inclinación, las bagger se extendieron desde los años 60 por las anchas y rectilíneas carreteras americanas, en donde te puedes cruzar el país sin (casi) hacer una curva... Todo lo contrario que en Europa donde el viaje sobre dos ruedas solo se entiende en el zigzag.

Harley e Indian, que juegan en casa, acaparan la práctica totalidad de este segmento en el que las marcas del viejo continente no han encontrado mucha motivación, salvo alguna apuesta como la MGX-21 de Moto Guzzi y, ahora, la nueva propuesta de BMW, que ha apuntado el catalejo hacia la tierra de las oportunidades y presenta una K 1600 B que supone una interpretación bagger "a la alemana" y que pretende aprovechar el fuerte tirón del que goza actualmente la firma al otro lado del charco y ofrecer, de este lado, una alternativa Touring de altas prestaciones y dinamismo.


El evento nacional por excelencia de BMW Motorrad España, los Days de Formigal, que se celebran a principios de septiembre y que este año llegaron a su 15ª edición, es aprovechado últimamente por sus responsables para integrar el lanzamiento de alguna novedad, como la R Nine T Scrambler el año pasado.
En esta ocasión, los BMW Motorrad Days acogieron la presentación nacional a la prensa de su nueva cruiser 'B', y para ello contaron con un invitado de honor, Edgar Heinrich, Director de Diseño a Nivel Mundial de BMW Motorrad, quien habló sobre su último trabajo, una 'opera prima' que amplía la gama de BMW por arriba aprovechando la poderosa base K 1600 y proponiéndose como una alternativa viajera muy exclusiva. 

GRAND AMERICAN TOURING

Arranca su inspiración de aquella Concept 101 presentada por Roland Sands y Designworks en el Concorso d'Eleganza Villa d'Este 2015, para generar una potente imagen visual que, si bien no es tan voluminosa como sus parientes GT y GTL, intimida en parado con su presencia, por cierto, completamente negra (de momento, no se ofrece en otro color) a excepción de los cromados en los escapes y algunos embellecedores, como el del anagrama del modelo.
Comparte por tanto la plataforma K 1600 aunque con esas reconstrucciones en el frontal y zaga que le aportan esa imagen en forma de gota tan peculiar. Los grupos ópticos delanteros son heredados, pero exhibe nuevos deflectores laterales y el parabrisas -que sigue regulándose electrónicamente y dispone de memoria- ha sido recortado y genera menos protección aerodinámica.

También son de familia la instrumentación y las recargadas piñas, desde donde se puede controlar el arsenal funcional de toda índole de esta ultra-tecnológica cruiser (desde toda la información del display de 5,7 pulgadas como consumos, trips, autonomías, consumos, medias..., hasta los ajustes Dynamic ESA de las suspensiones, o configuraciones, temperaturas de los puños y asiento calefactables, así como las opciones de sonido, teléfono y radio).
De hecho, necesitaremos un buen rato para habituarnos a tantos controles, incluido uno inédito en la saga, el de 'marcha atrás' (opcional, ubicado en la piña izquierda), muy práctico para mover sin esfuerzos esta moto de 336 kg en sentido contrario en fases de estacionamiento. Para activarlo, con el motor encendido, la moto parada y la pata lateral plegada se requiere engranar el punto muerto, embragar y mantener pulsado el botón. 

NO ES LO QUE PARECE...

En las alturas pirenaicas hay un entramado serpenteante de carreteras que quizás no sea precisamente el hábitat natural de esta moto. Sin embargo, convocados por BMW, viajamos hasta la estación de esquí para disfrutar de los Days y, de paso, realizar una primera toma de contacto, breve para nuestro gusto, pero que nos permitió extraer algunas impresiones a bordo, positivas en general.

En primer lugar porque, a pesar de su apariencia, esta bagger resulta bastante manejable en marcha. La posición es realmente cómoda: el manillar tubular es nuevo, ahora colocado sobre torreta, es ancho y queda cercano, y disponemos de dos niveles para colocar los pies (unas plataformas opcionales adelantadas estilo custom, y unas estriberas convencionales de serie; la única pega radica en que con los pies adelantados, no podemos cambiar de marcha).
Se genera por tanto una ergonomía confortable para largos trayectos, incluso para dos personas pues el asiento dispone de plaza para pasajero, asas y estriberas. No es la K 1600 más cómoda para el acompañante, y carece de respaldo, pero cumple su cometido. Además, el asiento rebaja su altura hasta los 780 mm, permitiendo apoyar los pies en el asfalto con gran facilidad e incrementar el seguro gobierno de la moto en parado. 

En nuestro recorrido de una hora escasa, básicamente enlazando curvas lentas y cerradas, llamó nuestra atención la agilidad con la que la nueva K 1600 B permite disfrutar de la carretera, con cambios de dirección rápidos y un gobierno de la moto que no implica muchos esfuerzos. Transmite confianza y cero compromisos en todo momento, incluso cuando aumentamos el ritmo, y ahí es cuando se nota el buen trabajo de los ingenieros en generar unas geometrías y un reparto de pesos que 'europeízan' a esta bagger, alejada de la lentitud y incapacidad en curvas de sus homónimas norteamericanas.

Además, se eleva del suelo lo suficiente para, sin obviar el centro de gravedad propio de este tipo de motos afianzadas en la estabilidad longitudinal, consentir ángulos de inclinación adecuados que no anden rascando los bajos, maletas, estriberas y escapes en cada giro. No tumba tanto como su hermana GT, pero bastante más que su competencia. Por otro lado, su excelente chasis deja fluir a la moto con una pasmosa ligereza, aliándose con unas suspensiones (Duolever delante y Paralever detrás) que los acompañan con gran efectividad, tan aplomadas como ágiles. 

ONG CON RUEDAS

Insistimos en que no es su escenario preferido. La K 1600 B está orientada a usuarios con ganas de realizar grandes recorridos por carreteras 'hechas y derechas', gozando de su extraordinario confort, toda la tecnología a su servicio y una estética concreta, marcada por esas dos maletas laterales de 37 litros cada una donde alojar equipamiento para algunos días (ambas pueden acoger un casco en su interior). Un segundo compartimento portaobjetos se puede adquirir en el catálogo de opciones.

Y es que la vanguardia tecnológica corre por las venas de BMW que demuestra nuevamente su poderío en este sentido equipando a su nuevo vehículo. En la B encontramos de serie el ajuste electrónico Dynamic ESA -con modos Road y Cruise-, que interviene automáticamente sobre las suspensiones para adaptarlas en tiempo real a las circunstancias de conducción, así como diferentes modos de conducción (Rain, Road y Dynamic), que también modifican la intervención del ABS, del control de tracción -de funcionamiento excelente- y de la respuesta del acelerador. Opcionalmente, también puede equiparse el ABS Pro (que dispone de función de inclinación), el Arranque Confort, el cierre centralizado de las maletas y la Llamada Inteligente de Emergencia, esta última una primicia en el mundo de las dos ruedas, que avisa y geolocaliza de forma autónoma y automática a un call center en caso de accidente. 

HEXA PRESTACIONES

Al motor ya lo conocíamos, es el seis cilindros en línea (1.649 cc) de la casa que equipa a la familia K 1600. Es todo un privilegio volver a subirse a este aclamado propulsor, dueño de 160 CV y de un demoledor par motor de 175 Nm desde tan sólo 5.750 rpm, y disponer por un rato de sus poderosas prestaciones amenizadas por un sonido grave y profundo inconfundible.
Asociado con un cambio de seis marchas (como opción, también se puede montar el asistente Pro, que evita embragar) siempre sube de vueltas con muchas ganas, incluso a bajas rpm, con una sedosidad y ausencia de vibraciones fuera de lo común entre los de combustión, y sobre todo con una precisión casi eléctrica en la aceleración y fantásticas recuperaciones que permiten operar entre curvas como un cirujano.
Parece no desfallecer nunca, siempre tener oxígeno en los pulmones tanto para empujar con radicalidad a medias vueltas como para estirar contundente hasta su corte de encendido, alojado en las 8.500 rpm. L
os titánicos frenos (doble disco de 320 mm y pinzas de 4 pistones delante, monodisco de 320 mm y pinza de 2 pistones detrás), dejan la sensación de tenerlo todo bajo control a través de un efectivo y dosificable mordiente. 

A POR LAS AMÉRICAS

Por 25.600 euros, la nueva K 1600 B ya está disponible en los concesionarios oficiales de BMW Motorrad España. Aunque su concepción en Munich tiene por objetivo la “gira” americana, esta cruiser se aparca en nuestras tiendas para intentar arrancar un pedazo de pastel en un segmento, el de las cruiser bagger de más de 900cc, en el que se despacharon en lo que va de 2017 tan sólo un centenar de unidades -en su mayoría, Harley-Davidson y alguna Indian-, por lo que no será un escenario halagüeño para la casa bávara. Sin embargo, fiel a su filosofía, BMW decidió enfrentarse a las legendarias americanas con una tourer moderna, elegante y tecnológica, que se convierte sin duda en la más efectiva y ágil de su estirpe en términos dinámicos. Veremos si estos argumentos logran conquistar a los “vaqueros” de por allá..., y -¿por qué no?- los de acá... 

BMW K 1600 B: MODOS DE CONDUCCIÓN

BMW K 1600 B: GAMA DE EQUIPAMIENTO OPCIONAL

BMW K 1600 B: HIHGHLIGHTS TÉCNICOS

Motor de 6 cilindros en línea conforme a la norma UE4, con una potencia de 160 CV a 7.750 rpm y un par máximo de 175 Nm a 6.500 rpm.

Diseño bagger con una llamativa silueta alargada de estilo aerodinámico y con sección trasera baja.

Módulo trasero bajo para reducir la altura del vehículo, altura reducida en el asiento del acompañante (-7 cm) y estilo típico bagger.

Maletas laterales fijas con un nuevo diseño de los compartimentos, cubierta central trasera y luces integradas al estilo estadounidense.

Escapes paralelos cromados con tapas finales estriadas.

Guardabarros trasero abatible que permite quitar la rueda fácilmente.

Parabrisas corto típico del estilo bagger ajustable eléctricamente.

Dynamic ESA (Ajuste Electrónico de la Suspensión) con adaptación automática de la amortiguación y modos “Road” y “Cruise” de serie.

Asistente para marcha atrás (opcional) para una maniobrabilidad aún más fácil.

Asistente de cambio Pro (opcional) para subir o bajar de marcha sin utilizar el embrague.

Llamada de emergencia inteligente (opcional) para una asistencia rápida en caso de accidente o emergencia (solo en mercados europeos donde esté disponible ConnectedDrive).

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Fotos de la BMW K 1600 B

Fotografías por: BMW Motorrad España Press
 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"