Prueba

Prueba Daelim Steezer 125 y Steezer 125 SDOS SCOOTERS Y UN DESTINO


Vota

0 0

Los mellizos de Daelim, el Steezer 125 y 125 S, han pasado por nuestra lupa para mostrarnos su completo equipamiento y agradecidas virtudes de GT urbano.

Buscar, comparar y encontrar el scooter 125 adecuado en un abarrotado mercado como es el actual no es una tarea sencilla. Más del 60% de las motos que se venden en nuestro país son precisamente vehículos de este segmento, así que las marcas se han apresurado a servir una gran cantidad de modelos y en la actualidad la variedad, tipología, formatos y el abanico de precios es realmente mareante. Hay marcas especializadas, como Daelim, que centran todos sus esfuerzos en proponer productos urbanos de octavo de litro y que además, como es el caso de la firma surcoreana, no supongan un gran desembolso para el usuario. En otras palabras: vehículos de precios contenidos que mantienen una correcta calidad constructiva y nivel de equipamiento, para que tanto la practicidad en el día a día en la ciudad como la fiabilidad no se resientan. 

A finales de 2015, Daelim lanzaba al mercado español un nuevo modelo, el Steezer, que venía a completar su extensa oferta de scooters 125, su terreno favorito (hasta 8 modelos diferentes hay actualmente en su catálogo); y ya a comienzos de 2016 daba a conocer una variante, el Steezer S, idéntica por todos los costados pero que optimizaba su comportamiento dinámico con un túnel central reforzado y “abría hueco” bajo su asiento para permitir almacenar un casco más en su interior, entre otras cosas. Motorien, empresa importadora para España de Daelim, nos daba la oportunidad de probar ambos modelos mellizos, para averiguar esas cualidades que los convierten en dos medios de transporte perfectamente adaptados al uso urbano e interurbano, dos modelos con características propias de 'low cost' y por tanto que no destacan por sus acabados premium, pero dos modelos de una sorprendente relación equipamiento/precio. Desde tecnología LED en los grupos ópticos delanteros y traseros o sistema de frenada combinada, hasta toda clase de prácticos detalles -dos tomas de corriente, botón de apertura eléctrica del asiento, luz de cortesía en el cofre...- o la exclusiva llave inteligente electrónica. Una buena cantidad de soluciones, todas de correcto funcionamiento, que ponen mayor relieve a su competitivo precio de adquisición -2.595 euros para el Steezer, 100 euros más por su versión S- muy por debajo de la mayoría de sus rivales. 

Daelim ya contaba con un modelo GT compacto, el S3 125 FI (y su variante Touring), que circula por nuestras calles desde hace años, así que el fabricante asiático decidió que había llegado el momento de actualizar su flota con una nueva familia, la Steezer, dispuesta a superar las nuevas normativas europeas y en la que se estrena prácticamente todo, desde el nuevo motor de cuatro válvulas refrigerado por agua con inyección electrónica Delphi (el mismo suministrador que el de Harley-Davidson) hasta el bastidor y o la toda la carrocería. Ambas versiones, la estándar y la S, destacan en marcha por su ligereza y agilidad, pues a pesar de su denominación de 'Gran Turismo' se trata de un modelo de dimensiones compactas que supera por poco los 150 kg de peso en seco; y además es muy estrecho y bajo, la altura del asiento es de tan sólo 790 mm, así que conductores y, sobre todo, conductoras de todas las tallas podrán maniobrarlo a su antojo sin el menor de los esfuerzos. 

Para aparcarlo no hay problemas, puede además da a elegir entre pata lateral -con interruptor de seguridad- o caballete central. Con unas llantas de 14'' y neumáticos de gran sección (120/70 delante y 140/60 detrás), el vehículo mantiene un buen equilibrio entre estabilidad y reactividad en los cambios de dirección. El radio de giro es mínimo, así que el nuevo Steezer es todo un “ratón” de ciudad capaz de colarse por cualquier espacio reducido entre coches, extremadamente dócil a la hora de moverlo en parado y muy rápido de movimientos. Las suspensiones, las convencionales horquilla y amortiguadores traseros (estos con ajuste en precarga), ofrecen un tarado blando, pero adaptado a las clásicas irregularidades del asfalto urbano.

Se ha diseñado un habitáculo capaz de acoger con espaciosidad a dos pasajeros. El asiento doble con desnivel es alargado y ofrece respaldo lumbar para el conductor (en la versión S, además, se regala el respaldo para el pasajero). Incluso los usuarios de mayor envergadura, encontrarán a bordo suficiente espacio para las piernas, que no interfieren en ningún momento en los movimientos del manillar sobreelevado y completamente carenado, y para apoyar los pies en las plataformas (mucho más en el modelo estándar pues lleva plataforma plana), aunque la ergonomía queda ligeramente penalizada por la dureza del asiento para el conductor. 

La protección aerodinámica, aunque no llega a ser la de un GT propiamente dicho, es elevada gracias a una pantalla parabrisas envolvente. Esto le permite acometer eventualmente recorridos de medias distancias sin temor a sufrir un fuerte impacto del viento. Por su parte, el pasajero dispone de estriberas plegables (se accionan con la punta del pie mediante un pulsador) y de una generosas parrilla trasera para sujetarse con seguridad en marcha, y que además facilita la instalación de un top case. La información en el cuadro de instrumentos es más que suficiente, con un velocímetro analógico grande en el centro, la temperatura del motor en la izquierda, y a la derecha un pequeño display LCD con reloj horario, odómetro y parcial, y nivel de gasolina. 

El propulsor monocilíndrico -preparado para superar la Euro 4- de funcionamiento suave y gran eficiencia energética ofrece unas resueltas aceleraciones y, aunque se queda en una cifra de potencia máxima de 12 CV a 8.000 rpm -unos 2 CV inferior a las del S3-, los ingenieros han logrado un par motor máximo de casi 11 Nm a 6.500 rpm -ahí sí supera al S3- que le permiten ofrecer una buena entrega de potencia y afrontar los primeros metros con cierta alegría, y ésa es una cualidad que se valora mucho en los desplazamientos urbanos. Es una mecánica de moderna configuración (culata de cuatro válvulas y un árbol de levas SOHC con balancines dotados de rodamientos de bolas en los apoyos de las levas para reducir las fricciones en su contacto) con soluciones como el radiador ubicado en posición lateral consiguiendo reducir pesos y longitudes de los manguitos del sistema de refrigeración. La velocidad máxima supera por poco los 100 km/h. 

Además, se ha trabajado para contener los consumos de los nuevos Steezer, que durante nuestra prueba a lo largo de una semana por el centro de Barcelona, se establecieron entorno a los 3,7 litros a los 100 km, una cifra reducida que, junto a un depósito de combustible de 9,5 litros, permite una autonomía superior a los 250 km. El repostaje se realiza sin necesidad de bajarse del vehículo mediante la boca del depósito que se ubica bajo el puño izquierdo del manillar. La tapa, con cierre de bayoneta, se abre cómodamente a través del pulsador de encendido. 

La frenada es uno de los aspectos que mejor nota han conseguido durante nuestro test. Los dos discos de freno, ambos de 220 mm de diámetro, con pinza de doble pistón delante y simple detrás, mostraron en todo momento una enérgica capacidad de detención del vehículo. El tacto de las manetas nos resultó ligeramente duro y poco dosificable, pero la respuesta acaba siento fuerte. Debido a la normativa europea de seguridad ya en vigor, la Euro 4, todas las motocicletas de 125cc deben incorporar algún sistema de ayuda a la frenada -bien ABS, bien frenada combinada-, y en el caso del Daelim se ha optado por segunda: accionando la maneta izquierda, reacciona tanto el pistón trasero como el pistón más pequeño de la pinza delantera, que en la práctica quiere decir que cuando frenamos con el trasero también actúa en parte el delantero, un sistema que aporta un plus de seguridad sobre todo a los conductores menos experimentados. En el Steezer el freno trasero resulta realmente potente, incluso más que el delantero, cuando suele ser al revés, un comportamiento al que cuesta acostumbrarse pero que a la larga, puede resultar conveniente para esos conductores que “tiran” más de freno posterior. 

Como decíamos al principio del artículo, el nivel de equipamiento en los Steezer es más que correcto, y encontramos modernas soluciones tecnológicas como la iluminación con guías luminosas LED para la luz de posición Daylight (situadas alrededor del gran faro central Multiconvex con bombilla halógena de 55/60W de potencia), así como en el piloto posterior a la luz de cortesía del hueco bajo el asiento. Pero uno de los aspectos más destacables de este scooter es sin duda su llave inteligente electrónica -sistema heredado de su 'hermano' S3 125-, una Smart Key que permite arrancar el vehículo sin necesidad de llave mecánica: es un sistema muy práctico y confortable, pues incluso con la llave en el bolsillo, permite ponerlo en marcha mediante un intuitivo pulsador ubicado en el retroescudo. El detector del scooter detecta la presencia a una distancia de un metro, así que simplemente con ponerte al lado del scooter, presionar el pomo y esperar a que el borde azul se ilumine, ya lo puedes encender, sin necesidad de buscar la llave en el bolsillo en el bolso (en el caso de las chicas), quitarse los guantes, cargar con el casco... Las funciones del pomo son similares a las de una cerradura de contacto: bloqueo, apertura del tapón de gasolina y contacto. 

DIFERENCIAS ENTRE STEEZER Y STEEZER S

Ambos scooters mellizos comparten carrocería, motor, bastidor y equipamiento. Sus diferencias se ciñen a que en el Steezer S, los responsables de Daelim han querido doblar la capacidad de carga bajo el asiento y, si en el estándar se puede guardar un casco integral, en la variante S hay espacio para dos integrales. Un almacenamiento que, en los dos casos, queda completado con una pequeña guantera con cierre por llave convencional bajo el manillar para enseres personales. En su interior se ubica además un tirador mecánico de apertura del asiento, por si falla el botón eléctrico del retroescudo. En el Steezer 125, gracias a su plataforma plana, se pueden transportar bultos de mayor tamaño como maletas o bolsas de la compra. En el S, en cambio, se ha optado por incorporar un túnel central que, además de favorecer el aumento del cofre, dispone de un bastidor reforzado con un sub-chasis postizo atornillado a la estructura principal para darle más rigidez torsional al conjunto. Además, en su interior se aloja la batería. El resultado en marcha es que el Steezer S aporta más precisión y aplomo en el tren delantero, merced a un mejor reparto entre pesos y a una solidez estructural del vehículo mayor. Se nota en curvas y a ritmos altos que la variante 'Sport' gana precisión en las trazadas y rigidez de chasis.

A parte de eso, tan sólo reseñar que el asiento del 'S' es ligeramente más alto y largo, así que ofrece más espacio para acomodar a los pasajeros, y que el respaldo del pasajero se incluye en el precio de compra.   

HIGHLIGHTS EQUIPAMIENTO STEEZER / STEEZER S

- Caballete lateral y central

  •  -Toma de tensión auxiliar

  • - Interruptor de ráfagas

  • - Parrilla (Steezer); parrilla y respaldo de pasajero (Steezer S)

  • - Interruptor de luz de emergencia

  • - Luz de cortesía

  • - Frenada integral

  • - Juego de herramientas

  • - Interruptor de caballete

  • - Cerradura de contacto multifunción

  • - Llave de contacto inteligente

  • - Reposapiés auto-desplegables

Fotos de la Daelim Steezer 125 S

Fotografías por: essantuno (Guillem Hernández)
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"