Prueba Honda CBR650F 2017: Empujón deportivo

Aceites castrol

Vota

0 0

La supersport peso medio de Honda, la CBR650F, recibe algunas actualizaciones que, sin desatender su elogiada versatilidad, apuntalan su carácter deportivo.

Hace unas semanas Honda Europa organizó en Barcelona una presentación dinámica de cinco de las novedades que han llegado a su catálogo este 2017. Fueron dos jornadas de pruebas donde tuvimos la oportunidad de rodar a lomos de las nuevas Rebel (custom A2), CB1100 EX y RS (neo-retro), CB650F (naked) y CBR650F (sport). Sobre ésta última, una tetracilíndrica de peso medio y carenada de vocación deportiva pero alta usabilidad, nos centraremos en esta ocasión.

Llegó en 2014 de factura totalmente nueva cogiendo el testigo de la CBR600F original, y erigiéndose como una estupenda plataforma para iniciarse -o 'retomarse'- en el mundo de las dos ruedas, dada su posibilidad, por aquel entonces, de limitarla para el A2. Sus cuatro cilindros en línea de potencia idónea y entrega lineal, su ergonomía amable, su carácter asequible y la eficacia de su parte ciclo la convertían en una motocicleta divertida y versátil a partes iguales. Y todo bajo una estética de fuerte inspiración 'CBR'... Su continuidad en 2017, como todas las motos que se comercializan en Europa, ha pasado por adaptarse a la normativa Euro4, de ahí que la marca japonesa haya aprovechado para aplicarle una serie de mejoras que no sólo comulguen con Bruselas, si no que además acentúen su dinamismo y eleven todavía más sus argumentos de venta. 

El envoltorio de la CBR650F prácticamente no cambia. Respecto a la versión anterior se mantiene casi intacta la carrocería y las formas de sus paneles, y sólo se renueva la gama de colores disponibles (rojo, blanco, negro o plata), los grafismos decorativos, un basculante ahora pintado en negro, unas tapas del motor en cobre y la terminación del escape (que recoge los característicos colectores 4 en 1 inspirados en la CB400 de los ’70, pues giran todos hacia el lado derecho) modifica sutilmente sus formas, para acabar de impactar a su paso generando ahora un sonido más evocador. En el grupo óptico delantero, sutilmente estilizado, encontramos ahora sí un faro de LED -antes halógeno-, misma tecnología que ya poseía el piloto trasero. No varía nada más externamente esta 650, que mantiene su apariencia de 'masa hacia delante', su depósito aerodinámicamente curvado, y su carenado esculpido de fuerte personalidad, capaz de canalizar el flujo del aire hacia el conducto interior de entrada al airbox. El tablero de instrumentos vuelve a ofrecer dos pantallas digitales con amplia información -cuentarrevoluciones, velocímetro, indicador de gasolina, reloj horario, odómetro y luces de advertencia- entre la que echamos en falta nuevamente el indicador de marcha engranada. 

Las dimensiones de esta Honda, en comparación con su antecesora, no han sido alteradas ni un milímetro: una altura del asiento (810 mm) apta para conductores de talla baja/media, un habitáculo convenientemente confortable para una pareja (pero no tanto como para irse de vacaciones juntos), y una postura de conducción que, a pesar de las apariencias, no genera excesivo cansancio, pues los semimanillares anclados a la tija se elevan lo suficiente como para que el torso del conductor no requiera inclinarse en exceso, ni cargar tanto como en la mayoría de deportivas las muñecas con el paso de los kilómetros. En definitiva, una postura que consiente gobernarla con gran dominio para esos momentos de diversión, pero al mismo tiempo suficientemente confortable como para convertirla en la moto para todos los días. 

Donde se alojan las grandes novedades de esta versión 2017 en su mecánica y parte ciclo. Son los mismos avances que os explicábamos en la prueba de la CB650F, su hermana naked con la que comparte todo (absolutamente todo) excepto el carenado. Tanto es así, que sus respectivas fichas técnicas son calcadas, menos el peso (obviamente la CBR sube la báscula de 208 a 213 kg por su carrocería) y la altura (25 mm más provenientes de la cúpula frontal de la CBR). En la práctica, la deportiva es capaz de ofrecer esa protección aerodinámica de la que carece la naked, con tal de ampliar su radio de acción, mejorando el confort del conductor que quiera realizar trayectos más largos, y permitiendo acoplarse, gracias también a los semi manillares, en el habitáculo, para adoptar una postura atacante y ganar dinamismo. 

HONDA CBR650F: NOVEDADES

Al igual que su gemela desnuda, recibe mejoras que afectan a tres frentes principalmente:

Motor. El fino propulsor de 649cc, además de adaptarse a la Euro 4, ha sido musculado con 3 caballos de potencia más (pasa de 87 a 90 CV) y un par motor ligeramente superior (ahora 64 Nm) consintiendo mejorar, junto a otras modificaciones mecánicas, la experiencia en aceleración. Además de mejoras en la admisión y el escape (trompetas más cortas, airbox alimentado con entradas más grandes, escape con doble paso en el silencioso y salida final más grande) que favorecen este aumento de caballería, el cambio de 6 velocidades dispone ahora de unas relaciones más cortas desde segunda a quinta marcha, y el resultado de todas estas modificaciones es una mayor prontitud de respuesta sobre todo a partir de las 5.000 rpm para unas salidas más fulgurantes: a la anterior versión, le saca 3 cuerpos en los primeros 400 metros. 

Horquilla. Aunque sigue siendo convencional de 41 mm de diámetro, es totalmente nueva y estrena el sistema de doble válvula Showa Dual Bending Valve -para generar tanto la fuerza de amortiguación en compresión como en extensión- generando un tacto de rebote más lineal y progresivo y una mayor suavidad de conducción, y solventando la falta de firmeza que se acusaba en la anterior versión. Ayuda asimismo a que, tanto el control como la estabilidad durante las fases de frenado hayan sido optimizados, así como la eficacia sobre imperfecciones. Tanto el monoamortiguador trasero -regulable en siete posiciones de precarga de muelle- como el basculante curvado de aluminio, como el juego de llantas y neumáticos de 17 pulgadas no han sufrido cambios respecto a la primera generación.

Frenos. Se ha revisado el sistema de frenos, con unas pinzas Nissin optimizadas para mejorar lo que ya era una frenada potente y dosificable. 

HONDA CBR650F: TOMA DE CONTACTO

Nuestra toma de contacto fue por carretera virada de excelente asfalto y fuimos agraciados con un hermoso sol que nos permitió disfrutar de esta nueva Honda. En maniobras en parado es sumisa, la estrechez del asiento permite asentarse bien en el suelo y su radio de giro es bastante cerrado así que podemos moverla con facilidad en espacios reducidos. Asimismo, a pesar de tratarse de una moto de configuración tetracilíndrica, es bastante compacta y ligera, sobrepasando por poco los 210 kg. Su apariencia de deportiva no le resta agilidad en el tráfico urbano. Sus suspensiones se comprometen tanto con el confort en el uso diario como, junto a unas geometrías de gran neutralidad (avance de 101 mm y lanzamiento de 25,5º) y una distancia entre ejes contenida (1450 mm), con una excelente rapidez de reacciones direccionales para disfrutar también a ritmos altos en carretera. Comparada con la CB, esta versión R parece generar más confianza en el paso por curva, gracias a un mayor aplomo (el reparto de pesos carga más sobre el tren delantero) que le ofrece ese feeling tan agradable de rodar sobre raíles. 

Sin duda, el tacto de su motor continúa siendo una de sus mayores bazas. El archiconocido cuatro en línea que lo impulsa (como ya hacía hace una década con la CBR600RR y posteriormente con la Hornet y las CBF600) es digno de admirar por su elasticidad y suave funcionamiento. Su respuesta al acelerador está a tu servicio en todo momento, siempre presente para empujar, con un gran comportamiento en medios, siendo las 8.000 vueltas ese régimen 'maduro' donde el par alcanza su máximo de 64 Nm. Son prestaciones que no apabullarán a los jóvenes motoristas, pero que tampoco resultarán escasas para aquellos más expertos.

Si estás buscando una moto para tu carnet A2, debes descartar esta CBR650F pues, aunque en la anterior versión sí se podía limitar, ésta no está disponible para esta licencia. Tendrás que mirarte, en el catálogo de Honda, la nueva CBR500R (6.350 euros). Para todos aquellos con carnet A que busquen una deportiva de media cilindrada, eficaz, fiable y sin compromisos, el desembolso por la CBR650F es de 8.650 euros, un precio interesante y no excesivamente elevado para una moto tetracilíndrica que se consigue en parte gracias a que la fabricación se realiza en la planta tailandesa de Honda, donde se logra contener los costes sin casi mermar el nivel y la calidad en los detalles y acabados. 

La segunda generación de esta nipona, que se engloba en el segmento de las supersport pero que, a nuestro juicio, también podría calificarse como sport touring gracias a una postura de conducción bastante amable, es una moto de estilo deportivo pero versátil, de mecánica contundente pero controlable, y de tacto agradable, con unos consumos contenidos (la marca declara 21 km/l para una autonomía de 350 km) y con una gran polivalencia para tratarse de una deportiva, pues se adapta a las necesidades de cada día, permite recorridos de media distancia gracias a una ergonomía correcta y dejará su cuerpo y su alma por hacernos disfrutar cuando nos alejamos hacia una carretera de curvas... Ahora incluso más gracias a ese empujón dinámico que emerge de su motor potenciado y sus suspensiones optimizadas. 

NOVEDADES HONDA CBR650F 2017

- Más potencia (de 64 a 67 kW) y par (de 63 a 64 Nm)

- Relación de cambio más cortas de 2ª a 5ª

- Nuevo escape y sonido

- Nueva horquilla Showa Dual Bending Valve

- Pinzas de freno Nissin revisadas

- Estética actualizada

- Faro delantero con LED

- Nuevos colores

- Mayor distancia libre al suelo: pasa de 130 a 150 mm

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Fotos de la Honda CBR 650 F

Fotografías por: Honda Europe Press
 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"