Prueba Honda Rebel 2017: Bautismo custom

Aceites castrol

Vota

0 0

Honda, con su nueva Rebel de estilo bobber pero enfoque actual, redimensiona el concepto custom a medida de los jóvenes motoristas A2.

A pesar de que faltaban pocos días para su inauguración, Honda Motor Europe eligió el nuevo Ace Cafe Barcelona, la cuarta sede en el mundo de la legendaria cafetería de moteros (el Ace Cafe de Londres), para la presentación de cinco de sus novedades 2017: las nuevas CB650F, CBR650F, CB1100RS, CB1100EX y CMX500 Rebel. Precisamente las tres últimas, por su perfil neo retro, decantaron a los responsables de la marca del ala por convocar a los periodistas en un escenario de estilo 'caferaciano', cargado de tanta historia como la que pretenden proyectar sus modelos. Si bien las cuatro CB son, en mayor o menor medida, actualizaciones, la Rebel, protagonista de este artículo es un vehículo de nombre mítico pero de fabricación completamente nueva. A grosso modo, se trata de una ligera y compacta bobber dirigida, con una mecánica de 45 CV, a conductores -y conductoras- con el carnet A2 recién plastificado que siempre hayan tenido su mirada puesta en el mundo custom. 

La nueva Rebel puede cubrir a la perfección las aspiraciones de iniciación pues, como hemos podido comprobar en una ruta por carreteras secundarias entre Barcelona y Sitges y algo de trazado urbano, se trata de una moto realmente accesible y liviana que se dejará maniobrar con total confianza por todo tipo de usuarios, incluso los de menor envergadura.

Su altura al suelo es realmente reducida (690 mm) y su alta manejabilidad está al alcance de cualquiera (avisadas estáis). Dicho esto, el planteamiento de la japonesa es el de combinar el estilo bobber de toda la vida bajo un prisma más moderno. De ahí la acentuada línea ascendente desde el rebajado asiento hasta el alto y ancho manillar, pasando por un amplio pasa rueda trasero, un compacto depósito de 11,2 litros en forma de gota y su neumático de perfil ancho delantero. Cumple con el ABC del segmento.

Sin embargo, la estética ha sido filtrada bajo una óptica más casada con las tendencias actuales, digamos que al gusto sus potenciales clientes, los jóvenes, y por ello destaca la total ausencia del cromo que deja su lugar a los acabados mates y oscuros, exhibiendo, a nuestro juicio, una acertada apariencia con un pie en lo clásico y otro en lo moderno: la instrumentación, como antaño, recurre a un único reloj circular, pero en este caso 100% digital; no falta el faro (con lente de vidrio de 135mm de diámetro y un anclaje de aluminio) y los retrovisores redondeados, pero reniegan de estar cromados, y las llantas de aluminio son de palos.

Según nos explicaban, estamos ante un producto cuyo desarrollo comenzó en Norte América, tierra de cruisers, y que lleva el sello de Mr Keita Mikura, que tiene en su curriculum el desarrollo de la indescriptible Honda Vultus. Nuevamente, lo tradicional -representado por el custom purista que se vive en EEUU- y lo moderno -fruto de la mente de un Project Leader irreverente- se fusiona en la Rebel que, sin embargo, está completamente fabricada en la factoría de Honda en Tailandia, donde también se construyen las CB650. A pesar de lo que podríamos pensar, la calidad constructiva de esta pequeña custom es del todo correcta. A nivel de acabados, todo cumple las expectativas de un sello como Honda, si bien no se trata -ni lo pretende- de un vehículo premium.


La posición de conducción tampoco es purista y, lejos del concepto 'Easyrider', genera una ergonomía casi más propia de una naked convencional, con las piernas recogidas (más o menos a 90 grados, nada de estiradas), la espalda erguida y los brazos cómodamente avanzados. El paso de los km no hace mella física en el conductor que, a excepción de la ausencia de protección aerodinámica, viajará con un gran confort. El asiento, de clásica forma cóncava, ofrece buen mullido y agarre. Además, viene de serie con un pequeño asiento y reposapiés para el pasajero, dos componentes que se pueden extraer fácilmente mediante unos simples tornillos en caso de preferirla monoplaza.

Otra de las principales cualidades de la nueva Rebel es su gran estrechez, que le permitirá desenvolverse sin ningún problema en el tráfico urbano. Esta cintura de avispa se debe al compactísimo motor, el bicilíndrico en paralelo de 471cc refrigerado por agua de reducidas dimensiones que también mueve a la nueva saga CB500. Es una mecánica de escaso consumo (26 km/litro) a medida del carnet A2, en el límite de la potencia máxima permitida para esta licencia (34 kW), y se muestra en todo momento resolutiva, sobre todo en las fases de aceleración a bajas y medias vueltas. Es su principal cualidad, ese alegre empuje que regala cuando abrimos gas desde abajo, gracias a un considerable par motor de 44,6 Nm alcanzado a 6.000 rpm. Si jugamos bien con las marchas, podremos disfrutar de unas correctas prestaciones por una carretera revirada, llevando la aguja entre las 5.000 y hasta las 8.500, donde alcanza su máxima potencia. Sin embargo, su vocación no será buscar velocidades altas con el crono en la mano, si no más bien, acorde al clásico espíritu bobber, encontrar en los paseos agradables y tranquilos su 'leit motiv'. También servir como un estupendo medio de transporte diario, ágil y manejable en la ciudad. 

La parte ciclo transmite bienestar como una tila. Se compone de un bastidor tubular de acero, totalmente nuevo, y de unas suspensiones (horquilla de 41 y doble amortiguador trasero con dos posiciones de ajuste de precarga) que cumplen su cometido con suficiente compromiso entre confort y dinamismo, aunque con el acento en el primero. A ritmos altos como los que impusimos a ratos en la toma de contacto, puede aparecer cierta flexión de un chasis no muy rígido, sutil eso sí, y apoyado por unas suspensiones que, para nuestra grata sorpresa, trabajan con más aplomo del esperado. De tarado ligeramente blando, como mandan los cánones de su categoría, aguantan bien las transferencias de pesos, sin hundirse ni rebotar demasiado, y solo cuando enlazamos curvas sobre asfalto algo irregular aparece cierto efecto barca. Pero en líneas generales, el dinamismo de la Rebel saca un aprobado. El cambio, de seis marchas, es suave y preciso, con una palanca de corto recorrido, una delicia para los novatos, pues se encuentran bien las relaciones y el punto muerto en todo momento.

Finalmente, encontramos otra seña de identidad bobber, el neumático tipo balón delantero 130/90 de 16 pulgadas (el trasero es 150/80 16''), que ciertamente tiende a restar algo de agilidad en los cambios de dirección, pero no en exceso. Las geometrías también son propias de una moto de este estilo, tirando a conservadoras, con un ángulo de dirección de 28 y un avance de 110 mm, que se unen a una generosa batalla de 1.488 mm, para acabar de generar un vehículo que no destaca por su alta dosis de reactividad, pero que se desenvuelve con más agilidad de lo que suelen gozar las custom tradicionales. Por cierto, también enfrente a ellas, las estriberas de la Rebel están bien posicionadas para no rascar a las primeras de cambio, y conceder una capacidad de inclinación muy aceptable. La frenada, en sintonía con el resto del equipamiento, responde con una adecuada efectividad: equipa un disco de 264 mm con pinza de dos pistones delante, que prefiere ser apoyado por el freno trasero si se quiere apurar.

La nueva Rebel acompañará a la Vultus en la oferta de Honda para el segmento custom, en donde incluso podríamos incluir los modelos CTX. Su precio es de 6.000 euros. Y estará disponible en colores negro, rojo o plata. Se convierte además en la sexta motocicleta de más de 125cc (no scooter) de Honda disponible para el carnet A2, junto a las CB500 F y X, CRF250M, CRF250L y CRF250 Rally. Destinada, por tanto, a una joven generación de motoristas entusiastas del custom, la nueva Rebel, en conclusión, se trata de una moto de enfoque moderno, apariencia oscurecida y con cierta personalidad. Por su gran accesibilidad, ligereza y agilidad, será una excelente opción para iniciados, con toda la fiabilidad de una firma como la japonesa y ideal para los desplazamientos cotidianos por ciudad. No renuncia, por ello, a alguna salida dominical, con un equilibrio coral que permitirá disfrutar del paseo hasta tu terraza o chiringuito de playa favorito. 

HIGHLIGHTS TÉCNICOS HONDA CMX500 REBEL

- Motor: bicilíndrico paralelo 471 cc DOHC refrigeración líquida

- Potencia: 33,5 kW a 8500 rpm

- Par motor: 44,6 Nm a 6000 rpm

- Transmisión final: cadena

- Cambio: 6 velocidades

- Suspensión delantera: Horquilla telescópica de 41 mm

- Suspensión trasera: tipo Showa con sistema Prolink

- Neumáticos: 130/9016M y 150/8016M/

- Peso en orden de marcha: 190 kg

- Freno delantero: disco 264 mm con pinza de doble pistón

- Altura asiento: 690 mm

- Instrumentación digital 

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Fotos de la Honda Rebel 500

Fotografías por: Honda Press
 

Comentarios (8)

  • Sisko
    Sisko 11-04-2017

    Bueno,al fin y al cavo tienen que tener mas o menos de todo para hacer frente a todos los gustos de la gente.Muy buena prueba como siempre Motofan.

  • Miller V
    Miller V 12-04-2017

    Buen intento Honda pero ese deposito no encaja en la imagen que quieren dar... no entiendo en que estaban pensando, una moto redonda y la cagan con lo más simple... espero que lo diseñen de otra forma para próximas versiones.

  • kim
    kim 12-04-2017

    Sisko,Sisko,Sisko, opinas de todo, tienes que ser un experto de cuidado,pero seguimos con las mismas, CAVO? no sera CABO, ji jiji ji ya teneis faena,

  • kim
    kim 12-04-2017

    Sisko, Sisko, Sisko estas en todos los frentes opinas de todo, menudo enterado, pero no escarmientas, al fin y al cavo ? que es lo que cavas, ? sera al CABO con B,con B,y no de Barcelona, si no de ???? venga ahora a opinar los demas jijijiji

  • Tito
    Tito 12-04-2017

    Bonita moto. Kim que bueno tu comentario sobre Sisko. Efectivamente siempre hay listos y enterados en todos lados. Por lo visto hay gente que se aburre

  • afiugud
    afiugud 12-04-2017

    Pues no sé qué pensar... la verdad es que para moto de iniciación está muy bien, sobre todo si te quieres iniciar en el mundo custom (o cruiser), personalmente creo que estas "custom" parecen juguetes o bien el señor Bolaño es un hombretón de aupa, porque la moto se le queda un poco corta (en tamaño digo). No es comparable, pero la Boober de Triumph la veo más conseguida en cuanto a estética. Es una pena que Honda no siguiese en línea de las VTX.

  • ikarus
    ikarus 13-04-2017

    Qué lástima de oportunidad perdida. El mercado, bien es cierto, necesita una custom a la que realmente se le pueda denominar 'media', pero desde luego no creo que esta sea la mejor respuesta. Y el problema -aunque a los puristas les duela el bi paralelo- no es el motor, pues éste es muy solvente, sino prácticamente por todo lo demás.

    Si algo se supone que deben tener las custom es una estética despampanante, generalmente por encima del resto de atributos, y en eso esta Rebel 500 se estrella completamente. Un faro delantero simplón, un depósito de forma incomprensible, un piloto trasero sacado de los años 80 (y encima con soporte de plástico del malo), un perfil raro de narices y un tubo de escape que es, posiblemente, el menos custom que se ha visto jamás... Una joya.

    Seguro que es una moto muy fiable y que puede hacer perfectamente su trabajo como moto tranquila y sencilla, pero como modelo pretendidamente custom es un 'fail' en toda regla, una deshonra al recuerdo de la marca Rebel.

  • Juan
    Juan 14-05-2017

    No suelo opinar en estos.foros.pero.me.llama la atencion los comentarios de ikarus, comentarios de pendejo total

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"