Prueba Honda VFR 1200 F DCT: ¡Automáticamente...!

Aceites castrol

Vota

0 0

¿Qué es el lujo? Para Honda, conducir con una sola mano… Pasando de usar el embrague. Y no sólo esto. También, como en la VFR 1200 F DCT -que tras dos años recibe una ligera remodelación- decidir a voluntad si usarla en modo totalmente automático… O cambiando manualmente mediante unas levas o pulsadores.

Recuerda que está disponible también una Honda VFR 1200 F “convencional”. Pero esta moto representa para Honda el lujo más completo, porque esta VFR versión “DCT” te da diferentes opciones. En una primera elección, en el modo “manual”, la posibilidad de cambiar de marchas convencionalmente… pero con un método algo distinto: no hay embrague –tampoco siquiera para arrancar-… ni pedal de cambio, sino que “pones y quitas marchas pulsando los mandos disponibles en la piña izquierda”.

Esto, en la práctica, salvo lo que comentábamos de que no hay maneta de embrague para soltar al arrancar, puesto que basta con acelerar, modifica simplemente el método de maniobrarlo (con la mano izquierda en lugar que con el puño) pero no el funcionamiento del cambio. Al acelerar, la Honda sube de vueltas hasta el momento en que decides pulsar para subir una velocidad… y también sube de revoluciones cuando reduces a voluntad mediante el botón y el cuatro cilindros en V “retiene”…

Pero esta DCT te da, si quieres, otra opción poco común en las motos que has llevado habitualmente: conducir una moto automática. Además de que, como he comentado, delante del puño izquierdo de esta versión DCT no hay maneta de embrague, si pulsas en la piña derecha el modo automático (ya veremos, dos opciones, S o D), para conducirla bastará con acelerar y frenar, porque la moto irá cambiando, multiplicando y reduciendo, de modo maquinal… 

Expliquemos sin embargo, por si no queda claro, que la VFR DCT no monta un variador como los scooter, que van “multiplicando” el desarrollo en un sinfín y continuo, sino que, como en los coches automáticos americanos, la moto va cambiando, poniendo o reduciendo marchas sola y a su bola, es decir, cuando le parece conveniente…

Lo mejor de este sistema de la DCT, en todo caso, es que en caso de duda, basta actuar sobre cualquiera de estos dos sistemas para retomar el mando de las operaciones… Si circulando en modo automático, de repente te apetece subir o bajar una marcha voluntariamente, es decir, que tu moto pase a montar un cambio secuencial pero manual, el sistema de DCT o Dual Clutch Transmission, o de transmisión por doble embrague, te permite subir o bajar marchas cuando quieras pulsando unos pulsadores situados en la piña izquierda… Así, esta moto es “automática secuencial”, pero también “manual”, a voluntad y cuando te apetezca… Después de esto, si no se realiza otra maniobra, el sistema retoma el mando y sigue funcionando en modo automático.  

Esta nueva función se revela como interesante en el momento de adelantar o cuando se llega a una serie de virajes cerrados, por ejemplo. El pilotaje se convierte así en más intuitivo, puesto que el piloto puede retomar el control manual instantáneamente y prácticamente en el momento que quiera… “Prácticamente”, y está bien dicho, puesto que el sistema rechaza, afortunadamente, bajar marchas en sobrerrégimen pasando el motor de vueltas… y también subir marchas a un régimen demasiado bajo.

Para aclararlo del todo, pues, con esta VFR puedes ir cambiando las marchas ya sea con un sistema de pulsadores o levas en la piña izquierda, o pasar de todo y llevarla como si fuera un coche americano, sólo acelerando para que ella haga los cambios por ti, puesto que esta moto ¡ni siquiera dispone de palanca en el pie del mismo lado!… 

No obstante, como sé que eres un muy buen observador, aclaro de entrada tu duda: digo que esta moto no lleva palanca al pie… entonces, ¿cómo es que aparece en las fotos? Pues porque esta unidad de pruebas la lleva montada como opción. Efectivamente, figura como opción en el catálogo de accesorios Honda, de modo que a voluntad puedes añadirla a la moto standard, que no la lleva de serie…

En mi caso, creo que sólo es útil para garantizar un movimiento reflejo en caso de un imprevisto... cuando busques “maquinalmente” con el pie la palanca a la que estás acostumbrado…

Como decía previamente, esta Honda VFR dispone de dos modos automáticos, el “D” –un overdrive válido sólo para autopista o llanear tranquilamente- y el “S”, mucho más dinámico. Este es el que se usará regularmente en carretera o trayectos diarios. Este nuevo DCT es similar al que equipa ya la Crosstourer. No obstante, su modo “S” parece ofrecer un funcionamiento más deportivo que en la citada trail GT. Creo que la diferencia de comportamiento entre los modos “S” y “D” es más marcada, algo que conviene perfectamente al carácter de esta VFR sport-turismo… Como único perfeccionamiento posible, quizás hubiera estado bien, una vez en marcha y circulando en modo “S”, poder “subir las marchas” antes de las 3.500 vueltas, algo que sí acepta el modo “D”…

Este año, puesto que antes se padecía de una ligera pereza entre 2.000 y 4.000 rpm, además de haber presentado el DCT de segunda generación, Honda ha actuado sobre el sistema de gestión del motor, de modo que su respuesta es ahora más rápida a bajo y medio régimen. Y este mismo DCT ha mejorado su funcionamiento, y no hay tirones notables al multiplicar las marchas… En este sentido, la única pega posible es que este sistema automático, de reacciones propias, puede a veces sorprender al conductor con maniobras inesperadas: por ejemplo, puede decidir “subir una marcha” una milésima de segundo antes de que pensaras en cortar gas porque se acercaba una curva… y en realidad esperarías que la redujera.

Me gusta el nuevo tapizado del sillín, menos deslizante que el anterior, y su mullido todavía más cómodo. También que las dos bombillas superpuestas del piloto posterior hayan sido sustituidas por 9 diodos LED más fiables y con mejor aspecto. Lógicamente, el cárter del doble embrague de la versión DCT es más prominente… y queda algo más expuesto en caso de caída, además de molestar ligeramente al extender la pierna hacia delante para llevarla al suelo.

En esta versión 2013 el tablier de instrumentos ofrece mayor información: consumo medio, instantánea, autonomía restante ya en litros o en kilómetros… Sin embargo, sigue faltando un mando en el manillar para manejarlo.

Por lo demás, esta moto es una perfecta Sport-turismo, por ello su apellido “F”. Sus prestaciones son tan excepcionales como la finura de su motor V4 a 76º, paradigma de un propulsor Honda: suave, poderoso y, ante todo, elástico. Gracias a sus 1.293 cc, sus más de 160 CV reales llegan a tu puño derecho con una progresividad formidable, y sin necesidad de subir mucho más allá de las 10.000 rpm… Su punta supera sin problemas los 240 por hora… algo que parece más que suficiente para los tiempos que corren, puesto que su aceleración es lo bastante contundente como para bajar de los 11 segundos para recorrer los primeros 400 metros tras un semáforo verde.

No es la moto más rápida del mundo ni, por supuesto, del catálogo Honda. Pero su potencia es en la práctica descomunal para tratarse de una moto con una faceta turística muy destacable, apta para cruceros de altos vuelos… nada aburridos, te lo aseguro.

La moto no es especialmente ligera, por supuesto, puesto que en orden de marcha no baja de los 260 kilos… algo que merece respeto… incluso para su excelente equipo de frenos con sistema combinado y un muy efectivo ABS. Recordemos también que la versión 2013 de la VFR, esta DCT, equipa un control de tracción de serie, desconectable mediante un pulsador situado en el lateral izquierdo.

Tampoco resulta extraordinariamente ágil, pues la distancia entre ejes de su doble viga de aluminio, de 1.545 mm, no pueden ser compensados del todo por el ángulo de dirección de 26º. Las suspensiones son eficaces, y están taradas de acuerdo a dar a esta moto una confianza y amabilidad de marcha excepcionales… Para terminar, recordemos que esta moto monta transmisión secundaria por cardán, cuyas reacciones son prácticamente imperceptibles aún en reducciones “manuales” hechas con mala idea…

Resumiendo: a pesar de que se ha actuado sobre ella, y que la transmisión es todavía algo ruidosa en las reducciones en ciudad, el sistema en versión 2013 entusiasma por su calidad de funcionamiento y su precisión, y desde luego, será perfectamente aceptado -¡sobre todo!- por quienes estén ya acostumbrados a coches automáticos… 

Eso sí, que te quede claro, la VFR con caja manual de seis marchas, la standard, que permite economizar unos 1.000 euros, es por otra parte igualmente agradable… y también… para mi… ¡automática!... Y es que, en mi opinión, hay dos maneras de conducir una moto así. Una, que lo sea la propia moto. Otra… que, tras unas décadas de llevar motos con cambio manual, su manejo para ti sea también igualmente “automático” y maniobres el sistema de cambio y embrague de manera totalmente “inconsciente” por impensada…

Con ambas VFR -esta DCT, a 17.889 euros- disfrutarás, ante todo, de una “conducción de lujo” sobre un auténtico escaparate tecnológico propuesto por Honda… 

HIGHLIGHTS TÉCNICOS

1. Motor 4 cilindros en V a 76º de 1.237 cc, 81 x 60 mm

2. Potencia: 173 CV a 10.000 rpm. Par motor: 13,2 Kgm a 8.750 rpm

3. Cambio de 6 relaciones secuencial o automático DCT, sin embrague

4. Chasis doble viga de aluminio

5. Horquilla convencional de 43 mm

6. Monoamortiguador progresivo

7. Instrumentación analógica más diplay digital

8. Altura del asiento: 795 mm

9. Alimentación por inyección, refrigeración líquida

10. Monobrazo cardán

11. Ruedas de 120/70 17” y 190/55 17”

12.- Peso en orden de marcha: 278 Kg

13. Freno delantero por doble disco flotante de 320 mm con pinza 6 pistones ABS combinado. Freno trasero: disco ventilado de 276 mm con pinza de 2 pistones y ABS.

14.- Capacidad depósito: 19 l

Fotos de la Honda VFR 1200 F DCT

Fotografías por: Manu Lozano (www.manulozano.com)
 

Comentarios (1)

  • Carlos
    Carlos 20-04-2016

    Por Dios!!!! Que belleza!!!!
    Igualmente, siempre digo que si me saco un buen pozo del Loto, no podría comprar UNA SOLA moto. Al menos serían 5!!!
    jaaaaaaaaa!!!!!!!!

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"