Prueba Honda VFR1200X Crosstourer DCT: Gran Turismo Trail

Aceites castrol

Vota

0 0

La versión 2016 de la Honda VFR1200X Crosstourer DCT, la V4 automática, va mas allá de ser una Maxi Trail, es una "Gran Turismo Trail".

Allá por los años ochenta del siglo XX, el cruce entre una moto de campo y una de carretera originó las primeras trail: las monocilíndricas tipo Yamaha XT 500, y las bicilíndricas tipo BMW R 80/1000GS... o las Africa Twin.

El segmento “trail” se ha mendelizado, por mestizado, en multitud de subgéneros, y ya en la segunda década del siglo XXI, Honda ha conseguido cruzar una moto de campo... con una GT: el resultado es la Honda Crosstourer, la VFR1200X, una auténtica Gran Turismo Trail con motor V4.

Más GT que las GT

En realidad, en mi opinión las mejores GTs del mundo son las grandes maxitrail.

Las grandes GT, para mi, son perfectas en inverno, puesto que tienen hasta calefacción. Pero en verano, en nuestro clima mediterráneo, y más en el mesetario, con una GT y con una mínima vestimenta técnica para moto que te proteja, simplemente te asas de calor hasta marearte...  ¿y cuándo viajas mayoritariamente en moto?

En verano. Y en verano, la verdad es que es mucho más operativa una gran trail como esta VFR que una GT: suficiente protección aerodinámica frente al aire a alta velocidad –pero sin sudar “hasta la extremaunción”-, una comodidad ergonómica igualmente regia tanto para el conductor como para el pasajero, una capacidad de carga incluso superior, y hasta una mayor capacidad de aceptar pequeñas caídas sin causar enormes agujeros en nuestras carteras...

Todo, sin hablar de que, con una trail, podrás explorar ignotos destinos sobre pistas sencillas “abandonando la negra cinta de asfalto hollando los senderos de tu libertad”, algo que no podrás hacer con tu GT clásica.

La receta de esta Crosstourer es, pues, de alta cocina: añade gotas de Africa Twin a una VFR 1200 R, (más una GT que una sport touring en mi opinión), deja macerar, y sirve a voluntad.

2017 DCT, más pantalla

Hemos visto en los últimos años muchos sistemas de pantallas regulables, aplicables tanto a GTs como a trails, algunos eléctricos, otros manuales, pero pocos tan fáciles de usar como el que llega a esta versión 2016 de la Crosstourer: ahora esta moto es todavía más amable gracias a un parabrisas ajustable en tres posiciones a una mano, moviendo una simple palanca, y sin problema alguno para hacerlo en marcha... Esta sería la principal modificación recibida por este modelo, pero desde luego, este ensayo irá más allá de la simple prueba de una nueva pantalla.

También vamos a fijarnos en más que la toma de 12 V que se añade a la amplia dotación en equipamiento de la que ya dispone esta moto, y en lo importante que resulta que ya cumpla las normas Euro 4 que tantos modelos han adoptado para 2017. Pero en cuanto a comportamiento dinámico, será sin duda más importante que la versión con “cambio automático” DCT cuenta ahora con tres niveles del modo S.

17.729 €

Recordemos que la VFR1200X cuenta con un motor V4 de 1237 cc capaz de ofrecer 129 CV a 7.750 rpm –una potencia suficiente, pero no brillante- con tecnología Unicam, que permite a Honda compactar las dimensiones del motor. Esta configuración SOHC de 16 válvulas ayuda a reducir el peso y el tamaño de las culatas, además de optimizar la forma de la cámara de combustión.

Como no podía ser de otra manera, una de las principales ventajas de usar un V4 es una ausencia casi total de vibraciones y una suavidad de funcionamiento absolutamente dulce al rodar tanto a muy bajas vueltas como a alto ritmo, y una eslasticidad al abrir gas absolutamente insólita en otros tipos de motor.

En el caso de la VFR1200X, se ha buscado específicamente una gran suavidad de conducción al elegir un ángulo de 76 grados entre las dos bancadas de cilindros y el cigüeñal, con una fase de 28 grados entre las muñequillas del cigüeñal y un considerable par motor de 126 Nm a 6.500 rpm.

Por supuesto, todo el sistema recibe la ayuda de la inyección de combustible PGM-FI, que en este caso emplea mariposas de 44 mm a través de la tecnología "fly-by-wire" de mando electrónico, que da un tremendo control preciso del acelerador.

Hay que recordar que la Crosstourer se vende (a 16.699 €) en versión con cambio manual, además de la con sistema probado aquí de doble embrague (DCT).

En este caso, su funcionamiento es ejemplar para cuando tengamos el dia “vago”: es cierto que, como en el chiste, “a mi me gusta montar en moto para cambiar –mal- de marchas, ¡hacerlo bien ya tiene que ser la repanocha!”, o sea que con la de cambio normal, en la que no encuentras a faltar la maneta de embrague frente a tu puño izquierdo, te lo pasas muy bien conduciendo la moto de modo..., “automático”, y me refiero ahora a que tras tantos años de montar en motos con cambio clásico ya ejecutas todas sus maniobras de modo inconsciente, sin pensar...

Dual Clutch Transmision

Sin embargo, el cambio DCT es todo un descubrimiento: la moto no sólo hace sola las maniobras de arrancar simplemente dando gas, y de poner y quitar marchas cuando le parece... sino que ¡lo hace muy, muy bien!

En ciudad, por ejemplo, y pese a que la moto es grande, alta y también ¡muy pesada!, las maniobras de giro en redondo se hacen con total facilidad pidiendo sólo equilibrar el peso colocando el peso del cuerpo hacia el exterior. Todo lo demás lo hace la Crosstourer.

Es tremendamente positivo circular a baja velocidad con una total ausencia de estrés sin tener que estar alerta del embrague, y sin pensar en calar. Las salidas desde parado en los semáforos son dulces al abrir gas, y rápidas.

Pero por suerte, el DCT no es sólamente un embrague-cambio automático: recuerda que puedes elegir el sistema “manual”, con el que –también sin embrague, ya dije que no hay maneta- podrás subir y bajar marchas a voluntad pulsando dos botones “mágicos” en la piña izquierda.

En la versión 2016-7, el modo S –el deportivo- tiene tres nuevas opciones que mejoran su dinamismo y reactividad, y más porque Honda ha pensado en todo: ¿estás en modo automático y, al llegar una curva prefieres reducir “tú personalmente” en el momento que elijas antes que “esperar que lo haga la moto”?

Basta pulsar el botón “reducir” para ello, pudiendo seguir usando estos pulsadores a tu discreción -jugando con el dedo índice y pulgar para subir y bajar velocidades- dado que la VFR DCT volverá de nuevo a modo “autómata” por sí sola en cuanto le devuelvas el mando...

Repito que me gusta cambiar de marcha, pero admito que con este DCT de Honda te ocurre como en los coches: una vez pruebas uno “automático” no quieres volver a saber nada de palancas, pedales y otras zarandajas...

Cross... tourer...

La Crosstourer, ya lo dice su nombre, traspasa todo desde un punto de vista turístico, y ahí está su principal argumento: es capaz de llevarte al fin del mundo gracias a una excepcional habitabilidad, a un motor infinito con dulces pero poderosas prestaciones reguladas electrónicamente, y con un confort de suspensiones y efectividad de frenos ejemplar.

Recuerda que cuenta con un sólido chasis doble viga de aluminio tipo diamante, con basculante monobrazo de aluminio con transmisión por cardán articulado que elimina el engorroso y caro mantenimiento de cadena, corona y piñón, y, por supuesto, un paquete electrónico que dispone de ABS combinado y sistema de control de tracción (TCS).

En esta moto, afortunadamente, la desconexión del TCS para entrar en pistas no asfaltadas se hace como se debe: con un simple botón dedicado, que queda muy a mano en el propio tablier, en lugar de marearte exigiéndote múltiples pulsaciones al botón que te permite navegar entre interminables pantallas de menú...

La posición, si mides algo más de 1.75, es cómoda por confort a los mandos y posición de manillar, aunque este queda bastante alto. Es imposible no notar el peso de la Crosstourer al manejarla en parado, porque el asiento está igualmente bastante alto, de modo que si eres “mediterráneo” te será difícil de moverla en parado. Pese a que su radio de giro es bueno, exige maniobrarla a través de la experiencia. La protección aerodinámica, apoyada en la nueva pantalla regulable, es excelente, y el comportamiento de la parte ciclo muy agradable.

... till the end of the world

En autovía su extraordinario V4 es enormemente capaz tanto por sus prestaciones como por su confort de marcha, de modo que en carreteras de doble carril las sensaciones a su mando se asemejan a las de una GT: manillar alto y grande, buena protección aún con la pantalla baja, motor infinito independientemente del régimen al que circulas..., y unas suspensiones más bien suaves y largas –herencia de su estirpe trail-, casi una alfombra mágica, que al pasar sobre los baches y encarar las tranferencias de pesos en aceleraciones y frenadas permiten cierta flotación.

En carreteras viradas está claro, por otro lado, su legado “GT”: con... ¡287 kilos! llena es pesada al cambiarla de trayectoria, muestra inercias considerables en la entrada de las curvas con los frenos apretados, y se niega a ser tratada con agresividad.

Aunque en trazados más abiertos, el modo automático sport será el más recomendable, lo suyo es disfrutar de su motor tan amable como musculoso para, dado que conduces una moto “automáta”, pasar a manual para obtener retención de motor justo cuando lo esperas al llegar a trazados más cerrados.

Por lo demás, su sistema de frenada combinado con el antibloqueo reparte su potencia perfectamente entre los dos ejes de forma muy eficaz tanto en conducción deportiva como turística.

Es verdad que la VFR 1200 X Crosstourer es una moto grande y pesada (repito, ¡casi 290 kilos en orden de marcha!), de modo que, a pesar de que desconectando controles y en pistas sencilllas podría pasar por una trail sin serlo de verdad, es una turística ejemplar y segura que, con el ABS y a la frenada combinada y el control de tracción, puede ser igualmente hasta divertida de utilizar tanto en el modo automático o “manual” de esta versión DCT. Por 17.729 € puedes escogerla en Plata Digital Metalizado y Negro Cósmico Perlado, -tóma ya nombrecitos- o en la bella Special Edition roja en dos tonos de este ensayo.

Highlights técnicos

1. Motor tetracilíndrico V4 a 76º LC, Unicam, de 1.237 cc, 81 x 60 mm

2. Potencia: 129 CV a 7.750 rpm

3. Cambio DCT de 6 relaciones

4. 2 embragues electro-hidráulicos multi-disco en baño de aceite

5. Chasis doble viga de aluminio.

6. Suspensión delantera por horquilla invertida regulable en precarga y  extensión de 43 mm.

7. Amortiguador H-MAS con carga de gas accionado por bieletas Pro-Link con precarga de muelle ajutable remotamente y extensión ajustable.

8. Control de tracción, y ABS combinado.

9. Instrumentación analógica más diplay digital

10. Alimentación por inyección (PGM-FI), refrigeración por líquido

11. Basculante monobrazo de aluminio con transmisión por cardán articulado.

12. Neumáticos de 110/80-19” y 150/70-17”

13. Peso con gasolina 287 kilos

14. 2 Discos delanteros de 310 mm, pinza 3 pistones combinados, y trasero de 276 mm, pinza 2 pistones, ABS de serie.

Fotos de la Honda VFR1200X Crosstourer (DCT)

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández)
 

Comentarios (1)

  • JOSE
    JOSE 29-12-2016

    No podria ser de otra manera,por el mismo precio tienes, una Maxitrail, y un Gran Turismo, de Honda,con sus ventajas y desventajas.
    Despues de pasar por varias motos,desde una NSR 125 a una Paneuro ST 1.100, mi maxima es:...A mí, me gustan las motos lijeras, ,y esta es muuu pesaaa!!!
    Respeto y admiro a Pere, pero decir que la transmision, por cadena es cara, respecto a un cardan,no estoy de acuerdo,,,será, por mi pasado motocrossero,,,jejejejje.
    Quizas por este pasado, y despues de probar las AFRICA TWIN tanto la automatica, como la de cambio de pié, me inclino por esta ultima,( pero), me encantó la automatica, te hace todo mas facil y te olvidas del cambio,,te haces mas bago,,,jejejejeje,,,pero al final resucita y divierte el cambio de pié....
    He tenido, tres Hondas, y eso es garantia en muchos aspectos.
    La moto mecanicamente y esteticamente me encanta, pero me quedo con la AFRICA TWIN.
    Aunque se puedan hacer caballitos tipo Pere Casas con la moto que sea,,incluida esta VFR 1200.

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"