Prueba Kawasaki Z1000SX 2017: Desafío total

Aceites castrol

Vota

0 0

La Kawasaki Z1000SX vuelve en 2017 con la ambición de convertirse en el híbrido definitivo entre una touring y una deportiva. No apta para inmaduros...

Con el lanzamiento de la primera Z1000SX, la de 2012, Kawasaki abrió un segmento para entonces inexistente: el de las sport-touring. Fue una apuesta arriesgada, pues ni la propia marca sabía exactamente cómo encajaría en la comunidad de las dos ruedas. Por suerte para los de Akashi, este modelo se ha convertido en uno de los más vendidos de toda su gama en los últimos años. Esto ha hecho que otras marcas, como BMW con la S1000 XR o Suzuki con la GSX-1000F, también pugnen por liderar ese segmento. Aprovechando la llegada de la normativa Euro4, Kawasaki ha decidido que era el momento de refrescar su Z1000SX, no únicamente con un nuevo propulsor, sino con la mejor electrónica de la que dispone la casa y con una estética renovada que se puede apreciar básicamente en el diseño de su frontal, ahora más agresivo, más ‘sport’, porque no olvidemos que el ADN de las Ninja corre por sus venas.

Nos hemos citado en Théoule-sur-Mer, a escasos kilómetros de Cannes (Francia), donde hemos probado a conciencia la nueva versión en una ruta de más de 400 kilómetros. Sinceramente, llegamos al territorio galo con cierta convicción de que la tercera generación de la SX se podría resumir rápidamente en un propulsor rediseñado para la Euro4 y algún que otro detalle estético novedoso. Error. Imaginad que Kawasaki tuviera dos departamentos de diseño, uno touring y otro sport. Cada paso que diera uno, el otro haría su réplica para que siempre estuvieran al mismo nivel, convirtiéndola en una motocicleta, ahora sí, capaz de transmitir todas las sensaciones de una deportiva pero sin renunciar a un confort óptimo. Y como veréis, las actualizaciones que presenta son remarcables.

Touring sin “peros”

En nuestra larga ruta por los Alpes Marítimos de Francia nos hemos encontrado con todos los escenarios posibles, desde un entorno urbano con tráfico, carreteras comarcales, autovías y autopistas… Hasta carreteras que nos han recordado al famoso Tourmalet del Tour. Algunos usuarios de la SX anterior (2014) opinaban que su asiento no era lo suficiente cómodo en rutas de larga distancia. La nueva generación ha tomado nota con un nuevo asiento que varía la densidad de su material,  cuyo diseño es más estrecho en el caso del conductor para que la libertad de movimientos sea mayor, y con una nueva moldura para el pasajero, que impide que éste se deslice en las frenadas.

Otro reclamo era una mayor protección del viento, por lo que Kawasaki ha ingeniado una pantalla protectora más ancha y alta,  de ajuste sencillo, rápido y sin necesidad de usar herramientas. A ello se suma un nuevo carenado frontal que, más allá del estilo agresivo que hemos avanzado, disipa el aire de la zona de las manos. Estos dos cambios, sobre todo a temperaturas bajo cero, se agradecen de veras… Para que os hagáis una idea, en Reino Unido, donde las temperaturas y el clima nunca suelen estar de nuestro lado, la Z1000SX nunca ha salido del ‘top 3’ de ventas de Kawasaki desde que se lanzó por primera vez en 2011. Su ergonomía favorece una posición de conducción con la espalda erguida y con las estriberas algo más inclinadas, de carácter más deportivo. El manillar está bastante alto para que las geometrías sean las idóneas. Por un lado nos ayuda a mantener los brazos flexionados y relajados, pero no resulta tan positivo en términos de sensaciones en curva, y es que tiende a levantar la moto si no hacemos una buena trazada. Es cuestión de acostumbrarse, pero estamos hablando de una adaptación a los pocos kilómetros de probarla por primera vez…

Como podéis ver en las fotografías, nosotros probamos la SX con maletas laterales, que no vienen de serie sino a modo de accesorio. Cabe destacar que, con total seguridad, son las maletas mejor integradas en una moto que hemos visto hasta la fecha. Gran trabajo por parte de los diseñadores, que además han logrado que, sin maletas, los anclajes apenas puedan apreciarse,  y de este modo se conserva la apariencia deportiva de este modelo. Una moto tan dinámica y completa como esta precisa de reajustes estéticos como sus nuevos faros delanteros dual LED, que ahora alumbran al máximo con una reducción de consumo de energía a la mitad. También llega con un cuadro de instrumentos digital muy deportivo y que guarda muchas similitudes con el de las Ninja.

Una ZX-10R para maduros

La IMU (Inertial Measurement Unit) que equipa la nueva Z1000SX es la misma que la de la ZX-10R. Este ha sido el gran salto que ha dado la versión de 2017. Y es que este sistema electrónico, para quienes no sepan de su funcionamiento, recibe información de todo tipo a través de sensores que monitorizan la SX: su frenada, la aceleración, el grado de inclinación de la moto, o la velocidad de balanceo y de cabeceo. Toda esta información llega en fracciones de segundo, contrasta todos los elementos y hace que la moto reaccione de la mejor manera en cada momento.

En este entramado electrónico al que llamamos IMU se encuentran varias ayudas electrónicas que nos facilitan la vida a los mandos de la SX. Es el caso, por ejemplo, del sistema de ayuda en curva KCMF (Kawasaki Cornering Management Function), que tiene en cuenta los parámetros del motor y el chasis en la entrada, el ápice y la salida de cada curva y, en función de estos, regula la fuerza de frenada y la entrega de potencia para que nuestra trazada sea de lo más nítida. Esto, tal y como hemos constatado en nuestra prueba, se traduce en una soltura en tramos de curvas enlazadas impropia en una motocicleta de 235 kg como esta. Otros dos sistemas electrónicos van de la mano de este, el ya conocido control de tracción KTRC (Kawasaki Traction Control) o el control anti-wheelie.

La Z1000SX da la posibilidad al motorista de personalizar su experiencia en carretera con dos modos de potencia: Full Power o Low Power – el segundo solo otorga el 70% sus CV-. La entrega de potencia y el control de tracción se pueden configurar de 8 maneras distintas. Por último y no menos importante está el KIBS (Kawasaki Intelligent anti-lock Brake System), que regula la presión de nuestras frenadas, impide que el ABS sea excesivamente intrusivo, suaviza el traqueteo de la rueda trasera en las frenadas bruscas, y además controla los frenos, incluido el ABS, en plena curva. Puede ser nuestro “salvavidas” si frenamos con fuerza mientras estamos inclinando. Con todo esto no estamos diciendo que las prestaciones de la Z1000SX sean como las de la imponente ZX-10R, las cosas claras… Pero se aproxima. O lo que es más importante: acerca a un mayor número de usuarios a esas sensaciones estratosféricas.

Más que un Euro4

Aunque la tónica de los últimos meses es que las marcas de motocicletas refresquen sus modelos con propulsores que cumplan con la nueva normativa de emisiones Euro4, el de la Z1000SX va un paso más allá. En efecto, este tetracilíndrico DOHC de refrigeración líquida reduce las emisiones tras revisar la ECU (la unidad de control de motor) y el sistema de escape. Pero aquí debemos halagarlo por otros dos aspectos. Por un lado, la entrega de potencia es más suave que la del motor anterior, y no es menor a pesar de ser un Euro4.  También remarcamos la exquisitez de la respuesta del acelerador, con la que podemos calibrar la entrega de potencia al milímetro. Y si a ello le sumamos las incontables ayudas de la IMU… Casi podríamos compararnos con pilotos de leyenda. Sus cifras son de 142 CV de potencia y 110 Nm de par motor. No hemos encontrado ‘peros’ en este propulsor, es más, casi nos olvidábamos de apuntar que no emite ningún tipo de vibración. Cero. Cómo lo agradeceremos en nuestras rutas largas…

Kawasaki ya hizo los deberes con la Z1000SX de 2014 en cuanto a la parte ciclo. El chasis sigue siendo de aluminio y de doble tubo, y que se distingue por ser muy estrecho, lo que nos da una gran libertad de movimientos. Ahora, la horquilla delantera invertida ha evolucionado y absorbe mejor los baches. La amortiguación, de la que se puede ajustar la precarga, se encuentra por debajo del basculante gana rigidez en esta nueva versión. De esa agradable y atípica fusión entre el conductor y la SX en las curvas. Eso podría ser un hándicap para largos trayectos, pero no, porque por suerte cuenta con el buen diseño ergonómico que ya hemos comentado. Este modelo sigue confiando en unos discos de freno delanteros lobulados de 4 pistones radiales y pinzas monobloque. Detrás solo encontramos un disco lobulado de un solo pistón, aunque ha mejorado la calidad de sus materiales.

En Francia aún no hemos conocido su precio, pero imaginamos que rondará los 14.000 euros. El catálogo de accesorios para este modelo es muy amplio, como por ejemplo las maletas laterales que podéis ver en nuestras fotos hasta un escape Akrapovic que potenciará su carácter deportivo. Nosotros hemos probado una unidad de color Candy Lime Green / Metallic Carbon Gray, aunque también está disponible con los acabados Metallic Spark Black / Metallic Graphite Gray y Candy Burnt Orange / Metallic Carbon Gray. Esta moto es el híbrido perfecto entre una touring y una deportiva, solo tú decides cuándo debe acercarse más a un estilo o al otro. Ya hace 5 años que Kawasaki abrió el segmento de las sport-touring con la Z1000SX 2017. La que para entonces ya fue pionera vuelve ahora con más fuerza para superar el desafío de ser la más moderna y completa.

Equipamiento probador: Con la Kawasaki Z1000SX hemos utilizado un casco Arai QV-Pro, chaqueta y pantalones HEVIK de tipo trail, guantes Garibaldi y botas AXO.

Highlights técnicos Kawasaki Z1000SX

- Entrega de potencia más suave y precisa

- Dos modos de potencia: Full Power y Low Power

- Equipa la misma IMU que la ZX-10R

- Sistema de ayuda en curva KCMF

- Control de tracción KTRC

- Control anti-wheelie

- KIBS (Kawasaki Intelligent anti-lock Brake System)

- Nuevo carenado frontal con pantalla más ancha y alta

- Horquilla delantera más eficiente

- Maletas opcionales muy bien integradas

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"