Prueba KYMCO Miler 125: Pasarela urbana

Aceites castrol

Vota

0 0

Lo último de KYMCO es el Miler 125, su nuevo scooter ruedas altas que apuesta por una estética elegante y una utilidad adaptada al estricto ámbito urbano.

No había sospecha ni rumor alguno acerca de que KYMCO estuviese a punto de lanzar un nuevo modelo más allá de los desvelados en los pasados salones otoñales de Milán y Colonia. De ahí que la sorpresa fuese mayúscula cuando, desde el departamento de comunicación de la marca, se anunció a finales de marzo la llegada del nuevo Miler 125, un scooter que hemos podido conocer e incluso probar durante la primera jornada del salón de la moto de Barcelona MOTOh! que se acaba de clausurar. Fue el pasado jueves 30 de marzo, en el stand de KYMCO España donde sus responsables nos mostraron y hablaron de este nuevo scooter, al que definen como “su modelo más femenino” debido a su compacta carrocería, gran ligereza y diseño cuidadosamente elegante. Tras la charla técnica, además, pudimos llevar a cabo una ligera toma de contacto con el nuevo Miler por las carreteras de Montjuïc, circundantes a la Fira de Barcelona donde se celebraba el salón, y extraer una primeras impresiones a bordo. 

Aunque no comparten prácticamente nada, son inevitables las comparaciones con el exitoso KYMCO Agility City 125, otro Ruedas Altas económico, liviano, de similares dimensiones y con plataforma plana. El Agility, un súper ventas que ha sido durante 2016 la motocicleta más despachada en España, tendrá un nuevo 'rival' en su propia casa, pues el Miler iguala su enfoque estrictamente urbano e incluso lo mejora en algunos aspectos: con su nuevo propulsor de 125cc (monocilíndrico, 4 tiempos, refrigeración aire, Euro 4) ofrece medio número más tanto en potencia máxima como par motor: llega a los 9,5 CV a 7.500 rpm y a los 9,5 Nm a 6.000 rpm.

También es seis kilos más ligero (para un total de 124 kg), por lo que las mayores prestaciones quedan todavía más optimizadas, y mejora los niveles de consumos declarados que, según la marca, se establecen en 2,5 litros a los 100 km, generando una autonomía que podría acercarse a los 230 km sin repostar.

En la parte ciclo también encontramos diferencias y, si bien las suspensiones son idénticas (horquilla telescópica hidráculica de 33 mm de diámetro y 95 mm de recorrido, y doble amortiguador hidráulico con precarga ajustable en 3 posiciones y recorrido de 80 mm), el sistema de frenada del Miler no usa discos tan grandes (delante pasa de 260 a 226 mm, y detrás de 240 a 200 mm). Equipa, tal y como obliga la normativa Euro 4, un sistema de frenada combinada CBS, que reparte la presión cuando accionamos el freno trasero a uno de los tres pistones del freno delantero, mejorando, sobre todo para usuarios de menor experiencia, el proceso de detención. 

La intención de la casa taiwanesa no ha sido otra que elaborar un vehículo más accesible buscando precisamente el favor del público femenino que prefiere un medio de transporte 'peso pluma' para la ciudad. Es por ello que las dimensiones también decrecen -es más corto, más bajo y más estrecho- con tal de que su agilidad y su maniobrabilidad en el tráfico urbano sea aún más elevada que en el Agility City, ya de por sí un vehículo ultra ligero. Asimismo, la altura del asiento se reduce –de 820 mm a 800 mm- para que los conductores de menor estatura puedan apoyar los pies en el suelo sin ningún tipo de problema. Pasa lo mismo con la distancia libre al suelo, es decir, la que va de la plataforma hasta el asfalto, con tal de favorecer esa accesibilidad al habitáculo. 

A bordo, el confort es similar al del Agility. Estamos sobre un scooter de compactas dimensiones y, sin embargo (y a pesar de mi estatura de 1,87 m.) no me entraba 'claustrofobia': había espacio suficiente para mis rodillas, que no impactaban en ningún momento con el retro escudo, y para los pies, que encuentran el espacio justo para alojarse en la plataforma plana. Hemos perdido, eso sí, respecto a su 'hermano', ciertas funcionalidades en el uso diario. Por un lado, el cuadro analógico, aunque es de mayores dimensiones, no ofrece reloj horario ni cuentakilómetros parcial y, el aspecto a nuestro juicio más importante, es la reducción de la capacidad ofrecida en el hueco bajo el asiento: tan sólo podremos albergar en su interior un casco jet, cuando en el Agility nos cabe hasta un integral. KYMCO vuelve a ofrecer un baúl trasero de regalo fabricado por SHAD, de 33 litros de volumen, donde ahora sí podremos guardar cualquier tipo de casco. Es del color de la carrocería, extraíble, dispone de respaldo lumbar y cuenta con llave independiente. Tampoco disponemos de una guantera donde albergar pequeños objetos o disponer de una toma USB para la recarga. A nivel de iluminación, el nuevo Miler 125 ofrece tecnología LED tanto en la luz de posición (5 leds) como en el piloto trasero (guía luminosa), mientras el faro frontal se conforma con una óptica halógena. Destacan otros detalles más prácticos que en el Agility como la apertura desde el contacto del asiento, la la boca del depósito con tapa y las estriberas desplegables con goma antideslizante para el pasajero.

Tuvimos algo más de una hora de tiempo para recorrer algunos kilómetros por las cercanías del salón y fotografiarnos con el nuevo Miler 125. Fue, como decíamos, una leve toma de contacto, aunque suficiente para catar el dinamismo de este elegante scooter. KYMCO no optó por la formas más angulosas y deportivas del Agility City, y ha diseñado una carrocería más sinuosa y delicada. También se percibe, en general, unos detalles y acabados de mayor calidad. Cuenta con componentes cromados, como la pieza que rodea la calandra frontal o los retrovisores, y con un mayor número de piezas pintadas, por cierto, en una selección de colores más 'burgueses': Blanco Ice, Gris Stone y Marrón Moka. Los intermitentes están sofisticadamente integrados en la carrocería.

En marcha, el Miler se caracteriza principalmente por su gran estrechez y ligereza, que nos permite gobernarlo a nuestro antojo, sin esfuerzos, y entrando por los espacios más reducidos entre coches. Los neumáticos son de 16'' y 14'', como en el Agility City, pero son más estrechos (90/90 delante y 100/90 detrás), por lo que, además de aportar estabilidad, su inclinación -al tener menor superficie de contacto con el asfalto-, es más rápida, generando unos giros más vivos y, en general, una mayor agilidad. Su depósito de combustible de 6 litros se ubica bajo la plataforma, rebajando el centro de gravedad y contribuyendo a un mejor reparto de pesos (65% en la rueda trasera y 35% en la delantera). 

El propulsor responde con aceleraciones alegres y correctamente adaptadas al uso urbano. Al igual que otros vehículos GT de KYMCO, usa el sistema de inyección electrónica Synerject que ofrece un tacto suave y preciso en la apertura de gas. La curva de potencia es bastante lineal y progresiva, con un empuje alegre en bajos y medios regímenes, mimetizándose en el tráfico urbano. No es un vehículo para trayectos que sobrepasen los límites de la ciudad, tanto por su ausencia de protección como, sobre todo, por su velocidad máxima contenida.

KYMCO se esfuerza por adaptar sus modelos a las necesidades particulares del mercado español. Ya lo hemos visto en otros vehículos, como el Grand Dink o el Agility City, y lo ha vuelto a hacer en el Miler 125, que incluye una serie de ajustes específicos para nuestro país. Un total de 60 referencias, como el asiento con nuevos tejidos que, por cierto, ofrece un tapizado antideslizante ideal, o las suspensiones: se han mejorado las que monta de origen ajustándolas al tipo de conducción y asfaltos españoles, a través de unos ajustes exclusivos de tarado hidráulico. 

El nuevo Miler 125 estará disponible en los concesionarios españoles a partir del próximo mes de mayo a un precio de 2.399 euros (200 euros más que el Agility City 125). Dicho PVR incluye todas las ventajas del programa KYMCO GENIUS, como son un año de seguro incluido con cobertura de robo (opción de convertirlo en seguro a todo riesgo por solo 65 euros al mes), la financiación del mantenimiento y las reparaciones sin gastos (0% TAE, a través de la tarjeta gratuita VISA KYMCO GENIUS) y la opción de extender la garantía al tercer y cuarto año por solo 95 euros. 

HIGLIGHTS TÉCNICOS KYMCO MILER 125

- Precio: 2.399 euros

- Motor: Monocilíndrico 124cc, 4 tiempos, refrigeración aire

- Potencia: 9.52 CV a 7.500 r.p.m.

- Par motor máximo: 9.5 Nm a 6000 r.p.m.

- Consumo: 2.5 l/100 km

- Suspensión delantera (mm Ø): Horquilla telescópica hidráulica de 33

- Suspensión trasera: Doble amortiguador hidráulico con precarga ajustable en 3 posiciones

- Freno delantero (mm Ø): Disco 226

- Freno trasero (mm Ø): Disco 200

- Neumáticos: 90/90-16" y 100/90-14"

- Peso (Kg): 124

- Colores: Blanco Ice, Gris Stone y Marrón Moka

CUADRO DE INSTRUMENTOS MILER 125

Velocímetro, cuentakilómetros, nivel de gasolina, testigo de reserva de gasolina, testigo de intermitencia, testigo luz de carretera, testigo CELP de comprobación de inyección. 

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Fotos de la Kymco Miler 125

Fotografías por: KYMCO Press
 

Comentarios (1)

  • Sisko
    Sisko 05-04-2017

    Muy bonita esta Kymco,como siempre Kymco haciendo las cosas bien.

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"