Prueba

Prueba Peugeot Satelis RS 400i 2015EJECUTIVO A LA FUGA

Aceites castrol

Vota

0 0

La versión RS del Peugeot Satelis 400 es como un yuppie con traje y calzado deportivo. Elegante y formal para cada día, pero preparado para salir corriendo...

Hace unos meses publicábamos en Motofan un exhaustivo comparativo entre los megascooters de 400cc más destacados del mercado, es decir, el KYMCO Xciting, el Yamaha Xmax, el Suzuki Burgman y el SYM Maxsym. Por aquellas fechas, todavía no había llegado a los concesionarios el nuevo Peugeot Satelis 400i, motivo por el que el GT Premium de la casa del león no había participado en la prueba. Ahora sí, el nuevo maxiscooter europeo ha pasado por nuestras manos para realizarle un test individual que nos demostrara cuáles son los principales argumentos que sustentan a este maxi para hacer frente al exitoso cuarteto oriental. Recordemos que este segmento de scooters está viviendo su particular época dorada y los fabricantes, que lo saben, se han apresurado en renovar su flota que con el propósito de convencer a esos motoristas que necesitan un “commuter” potente, confortable y funcional, con un compromiso idóneo entre urbanidad y capacidad para viajar. Precisamente este equilibrio es el que también ha buscado Peugeot a la hora de elaborar su nuevo Satelis 400i, el último integrante en llegar a una gama que ya está completamente renovada. 

En 2012, y tras seis exitosos años en el mercado -5.000 unidades vendidas en nuestro país y 60.000 en Europa-, los responsables de la marca francesa decidieron lanzar una segunda generación del Satelis que pasaba por una completa renovación de la carrocería, por una revisión del confort, de la dotación tecnológica, de la capacidad de carga y, sobre todo, por el equipamiento de nuevos motores LFE de baja fricción que reducían los consumos y mejoraban la eficiencia, las vibraciones, la sonoridad y las prestaciones. También se renovada el sistema ABS y de reparto de frenada. Por aquel entonces, Peugeot tan sólo presentó dos versiones, de 125 y 300cc, así que nos quedábamos a la espera de un modelo de mayor cilindrada que pudiera comandar esta flota de gran calidad de construcción y exquisito cuidado por los detalles y el diseño. 

Peugeot Satelis RS 400i 2015: el más potente

Finalmente, en el salón de Milán de 2013 se mostraba por primera vez el Satelis 400i, que externamente es idéntico a sus “hermanos” pequeños, con los que comparte su larga lista de soluciones para el día a día (y que explicaremos en detalle a continuación), pero cuya novedad más importante radica en una mecánica que establece dos hitos: en primer lugar, se trata del primer propulsor de más de 125cc fabricado íntegramente por la casa francesa, una motorización de 400cc que ya estrenó hace dos años el triscooter Metropolis, y que por tanto se “sube” por primera vez a un Peugeot de dos ruedas; y en segundo lugar, que con este propulsor, el nuevo maxiscooter se convierte en el más potente de la categoría, pues con sus 37,2 CV y 38,1 Nm de par motor supera claramente a sus rivales directos.

La apuesta gala pasa, de esta manera, por convertirse en la aliada de los usuarios que prioricen las prestaciones, siempre bajo el característico prisma de la casa francesa, es decir, diseño elegante, alto nivel de acabados y aura premium. El precio, sin embargo, rompe la tradición en el seno de Peugeot, que nos tiene acostumbrados a proponer modelos de elevado coste: en la actualidad el Satelis 400 está disponible por 5.799 euros, un precio bastante contenido y de los más bajos de su categoría, si tenemos en cuenta que -excepto los 5.499 euros del Maxsym-, el resto de competidores lo superan: 6.599 el Burgman, 6.499 el Xmax y 5.910 el Xciting. En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de probar por Barcelona durante varios días la versión RS, un modelo que tan sólo se distingue del estándar por ciertos acabados que le donan una imagen más deportiva: un parabrisas ahumado y recortado ERMAX, un asiento de diferente textura y aspecto más sport, llantas negras, tubo de escape de acero inoxidable pulido y unos adhesivos en la carrocería que -como podéis ver en las fotos de este artículo- acentúan su estética racing. También incluye pads de protección laterales que protegen de los golpes en caso de accidente o caída. El Satelis 400 RS está disponible en dos colores, titanio y blanco, y su precio no se ve afectado por ningún sobre coste. 

Peugeot Satelis RS 400i 2015: gran confort

El cambio de estilo implementado por Peugeot en sus Satelis II en 2012 “viste” de igual forma al nuevo Gran Turismo francés de 400cc, así que encontramos las mismas ópticas led delante y detrás que en las versiones de 125 y 300, amplios retrovisores asféricos y abatibles de gran visibilidad, las nuevas formas en la carrocería o el nuevo panel de instrumentos digital (que ofrece, entre muchas cosas, cálculo del consumo medio e instantáneo, autonomía restante, temperatura exterior o alerta de subinflado de los neumáticos), que lo convierten en un vehículo de completo equipamiento. Si además le sumamos detalles como la capacidad de carga incrementada (dos cascos integrales bajo el asiento al que se accede desde la zaga, una guantera con cerradura con toma de 12V para pequeños objetos, una trampilla de manillar y un gancho portabultos bajo el manillar para enganchar bolsas) y la sutileza de soluciones que pueden pasar desapercibidas pero son de gran utilidad, como las rejillas de aire en el puente central para calentar los fríos días de invierno o la cómoda apertura del asiento con amortiguador hidráulico, nos dan como resultado un scooter de gama alta al que no le falta de nada para enfrentarse diariamente a las necesidades de sus usuario, tanto sólo como en pareja. Y es que las dimensiones del nuevo Satelis 400i generan un habitáculo espacioso y cómodo, tanto para el conductor -que dispone de largas plataforma con dos niveles, uno a 48cm del sillín y otro a 75cm, para estirar o no las piernas, y de un generoso respaldo lumbar- como el acompañante, que se beneficia de las estriberas recubiertas de goma para mayor comodidad y de amplias asas donde agarrarse. 

No acaba aquí la larga lista de equipamiento, pues también es destacable la situación del tapón del depósito de combustible entre las piernas del piloto, ubicación muy útil para poder repostar sin necesidad de apearse, o el pequeño compartimento en la punta del sillín que alberga una práctica funda impermeable para cubrirlo en caso de que se ponga a llover. En la unidad de pruebas que protagoniza este artículo había instalado un top case con capacidad para un casco integral y algunos enseres más, un accesorio original de Peugeot que -bajo nuestro punto de vista- rompe bastante la estética del conjunto y dificulta el acceso del pasajero a la moto, pero que indudablemente mejora ese almacenaje tan valorado por los conductores urbanos. 

El confort a bordo es notable. Claro, se trata de un maxiscooter y en este aspecto está terminantemente prohibido fallar. El Satelis no lo hace, y se convierte en uno de los modelos más ergonómicos de su segmento, pues consiente una postura de conducción relajada, espaciosa y, en definitiva, cómoda. La altura del asiento es elevada, de 784 mm, y complica ligeramente llegar al suelo con los pies a los usuarios de menor envergadura, pero el asiento tiene una forma afilada en su extremo y esto facilita cerrar las piernas y apoyarnos con más comodidad cuando debemos realizar maniobras en parado. De hecho, es un vehículo bastante gobernable, pues su peso no es tan alto como sus rivales y, además, ofrece uno los radios de giro de la dirección más amplios de cuantos he probado en mi vida: esto ayuda considerablemente a las maniobras más complicadas de aparcamiento o a superar los ángulos más cerrados cuando circulamos, por ejemplo, entre coches. 

Peugeot Satelis RS 400i 2015: alta maniobrabilidad

Su distancia entre ejes es la más corta del segmento (1500 mm) así que estamos ante el maxiscooter más compacto, una cualidad que, unida a su bajo centro de gravedad, a sus pequeñas llantas de 14'' delante y detrás (la mayoría de la competencia calza 15'' delante) vale su “peso en oro” en los trayectos urbanos, pues aumenta exponencialmente su manejabilidad, ratoneo y capacidad de reacción. Por el contrario, esta configuración le resta estabilidad en los tramos más rápidos como autovías. Estamos por tanto ante un modelo de enfatizada personalidad urbana, que comparativamente con sus rivales, es capaz de desenvolverse mejor en los espacios reducidos. En el caso de esta versión RS la verdad es que vimos restadas ciertas cualidades, sobre todo la protección aerodinámica: por el uso al que va predestinado, preferimos el parabrisas de 45 cm de altura de la versión estándar, pues el viento y las inclemencias no impactan tanto en el casco y torso del conductor como en la RS, donde la cúpula baja lo dejan desamparado. 

La nueva motorización “de la casa” no defrauda. Es un propulsor enérgico que, además de las virtudes de la tecnología de baja fricción (que se basa en una doble biela sobre rodamientos) como la contención del consumo, ofrece “chicha”. Además es compatible con la normativa Euro4. Con su configuración de simple árbol de levas, quizás en ralentí peca con algunas vibraciones de más y, a pesar de haber mejorado la sonoridad, nos sigue pareciendo algo ruidoso, pero el monocilíndrico fabricado en Mandeure (Francia) ofrece excelentes aceleraciones y un comportamiento vigoroso a lo largo de todo su abanico de revoluciones. A destacar la doble de posibilidad de estacionamiento: caballete central y pata lateral con sistema de seguridad que imposibilita la aceleración si la para esta desplegada. Respecto a alguno de sus competidores, la salida desde parado no es tan instantánea, pero es un motor que sube vueltas con progresividad y sin pausa, ofreciendo su mejor cara en medias y altas rpm. 

Como decíamos, desarrolla 37 CV, y esto supone de 10 a 16% más que sus competidores de las mismas cilindradas. Es sin duda el que más se acerca a las cifras de los motores de medio litro. Estos “bemoles” lo convierten en una herramienta adaptadísima a las travesías de media e incluso larga distancia, pues el Satelis 400 respira en las velocidades máximas a pleno pulmón, permitiendo buenas recuperaciones y adelantamientos. Las suspensiones se adaptan a las exigencias del duro trato urbano con suavidad: tanto la horquilla telescópica delantera de 40mm como el doble amortiguador hidráulico posterior ofrecen tarados ligeramente blandos y confortables ante las típicas irregularidades del suelo ciudadano y postrimerías. Esta parte ciclo no se sale de lo habitual en su categoría, y al igual que otros rivales, también ofrece en el tren trasero una regulación de 4 posiciones para encontrar el feeling deseado por el conductor. Los discos de freno no destacan por su diámetro, que es menor que en el Xciting, Maxsym y Xmax. Un doble disco de 260mm delante y uno de 240 detrás; aún así son suficientemente eficaces y ofrecen un excelente mordiente, ya que el Satelis es uno de los megas 400 más liviano (160 kg en seco), y esto favorece la detención a través de un tacto ligeramente esponjoso. Por último, destacar que los consumos apreciados durante los días de prueba -prácticamente llevada a cabo en su totalidad por ciudad y alrededores- llegaron aproximadamente a los 5 litros cada 100 km, así que con la capacidad de 14 litros del depósito de combustible, la autonomía de este GT podría alargarse hasta los 300 km. 

Peugeot Satelis RS 400i 2015: conclusión

El nuevo maxiscooter GT de Peugeot se convierte en el Satelis más potente y portaestandarte de la firma gala, gracias a la combinación del equipamiento premium del que ha gozaban las versiones de menos cubicaje y del nuevo motor 'Made in France' que nace para colocarse en el techo de las categoría a nivel de prestaciones. Tanto el diseño como la calidad de los acabados lo convierten en un modelo premium y elegante -a no ser que elijas la versión RS de esta prueba, que intenta reforzar el aspecto sport- idóneo para usuarios que necesiten un medio confortable y útil -recordemos que su capacidad de carga supera los dos cascos integrales- para desplazarse tanto en tramos urbanos como en recorridos interurbanos. El Satelis nos pareció uno de los megascooter más ágiles y maniobrables merced a un reducido peso y, sobre todo, a su dirección “de carrito de súper” que permite manejarlo en los espacios más angostos, pero además nos dejó una sensación excepcional en su relación calidad/precio, pues se sitúa como uno de los más económicos de su segmento y, al mismo tiempo, más elitista. 

La alternativa

Suzuki Burgman 400 ABS: El pionero incombustible

Con el Suzuki Burgman empezó todo. Fue quien abrió la puerta al resto de maxiscooters y los convirtió en el fenómeno que son hoy. Catorce años después de su llegada al mercado empiezan a soplar vientos de relevo aunque, mientras tanto, el ya venerable Burgman 400 sigue siendo un vehículo extraordinariamente eficaz, completo y bien resuelto...

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"