Prueba

Prueba Suzuki Van Van 200“Funbike”

Aceites castrol

Vota

0 0

Suzuki acompaña a la ya conocida Van Van 125 con una versión potenciada a 200 cc, la Van Van 200, una divertida “funbike” urbana.

Las Van Van 125 se pusieron de moda, algo sorprendentemente, hace un par de años en las ciudades españolas. Aquellas motos de estética entre playera y off-road, que se distinguían sobre todo por sus neumáticos de gran balón, baja estatura, amplio y mullido asiento, y ancho manillar, parecían algo fuera de lugar entre el tráfico urbano, pero su personalidad y su practicidad (bajo consumo, comodidad fuera de duda, y facilidad de uso) les garantizaron un éxito inesperado entre la gente “fashion” que deseaban moverse a diario con un vehículo diferente... , de bajo consumo, y a un precio asequible.

200

La versión 200, ya comercializada fuera de nuestras fronteras –en particular en Japón-, no había venido a nuestro mercado europeo, pero tras su presentación en el EICMA de Milán, Suzuki España ha considerado su importación consciente del interés que puede suponer para su catálogo 2016 una pequeña cilindrada, ahora potenciada.

Está claro que a esta moto no le será fácil imponerse como una opción válida para salir a nuestras carreteras, pero su capacidad como moto urbana crece sensiblemente al incrementar la cilindrada de su monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por aire hasta 199 cc. Ahora desarrolla una potencia de 16 CV a 8.000 rpm, con un par de 1,5 kgm a 7.000 vueltas, es decir, 4 caballos y 0,5 mkg más que su hermana pequeña de 125 cc.

Su motor está dotado de inyección electrónica y monta una caja de cambios de cinco velocidades. A diferencia de la 125, incorpora un pequeño radiador de aceite, siendo esta, más la ausencia de la parrilla portaobjetos trasera –sustituida por una carterita de cordura en la que cabe poco más que la bolsa de serie de las herramientas- las únicas diferencias aparentes.

La versión que llega aquí no equipa ABS, algo que hubiera encarecido el producto quizás innecesariamente: el agarre disponible gracias a las gomas de dibujo mixto de 130/80 18” y 180/80 14” es claramente superior tanto a la potencia disponible como a la frenada proporcionada por el disco delantero de 220 mm con pinza Tokico de dos pistones flotante, y el tambor simple leva trasero. De este modo, conseguir cualquier tipo de bloqueo tendrá mucho más que ver con una voluntad clara de conseguirlo por parte de su conductor que por un reflejo indeseado. Además, la moto pesa apenas 128 kilos, de manera que “hay poco que parar”...

Principiantes... A-2

A diferencia de la 125, una moto “A-1”, la Suzuki Van Van 200 está destinada, en principio, a los conductores noveles del A2.

Sin embargo, su encanto puede atraer adeptos entre los más curtidos que deseen moverse sobre una moto sencilla, con un asiento muy bajo (está a sólo 770 mm) y con el estilo playero de moto divertida inspirado en su modelo de los años 70'.

Desde los primeros metros se aprecia claramente, tanto por su mejor aceleración, como por disponer de bastantes más bajos –mejores recuperaciones al abrir desde escasas vueltas, y obligar a usar mucho menos el cambio- que el 200 es mucho más práctico que su hermano, y que permite moverse mucho más al abrigo de las “inclemencias del tráfico” que su hermana pequeña.

Por supuesto, mantiene la misma estructura basada en la sencillez: bastidor y basculante de acero, suspensión telescópica de 33 mm sin reglajes (muy ancha para albergar el gran balón de los neumáticos), y el monoamortiguador con 130 mm de recorrido colocado en el centro de la viga central del doble brazo posterior.

Euro 4 y ¡civilización!

Para cumplir con las normas Euro 4, la moto ha retocado escape y gestión del motor, de modo que a través de un silencioso que hace honor a su nombre, la moto se desliza siempre agradablemente, con puntas claramente superiores a las velocidades legales permitidas, pero sin exagerar en absoluto para no hacerse amiga de los radares.

Un simple toque al botón pone a ronronear instantáneamente al cuatro tiempos, y tanto el embrague como el cambio funcionan de modo práctico: no son un prodigio de suavidad, pero sí de manejo totalmente asequible incluso para los carnets recién estrenados.

Sorprendentemente, ni los grandes balones de los neumáticos, ni su dibujo mixto (que por cierto garantizan un agarre más que correcto para pistas sencillas y hasta arena playera, cumpliendo su aspecto vacacional) son capaces de frenar su manejabilidad, aunque es cierto que la moto, con sus 2.140 mm de longitud total, no es tan “mini” como parece.

Su pequeño depósito de 6,5 litros hace que su autonomía no sea tan amplia como podría, pero su diseño bajo y que se “esconde” bajo el asiento sigue perfectamente una estética que puede responder tanto a la nueva moda “retro” como a las de las motos vintage que no han sido remodeladas con el paso de los años.

¿Mollar o mullido?

Curiosamente, aunque esto puede venir causado por una impresión personal –ya se sabe que sobre gustos no hay disgustos-, mi impresión es que el asiento no responde del todo a su aspecto “mollar”: no es tan cómodo como parece precisamente porque es grande, ancho y muy mullido..., pero quizás hasta demasiado para un trasero acostumbrado a sillines con tacto más concreto.

Tampoco parece un acierto haber suprimido el portapaquetes posterior, al que encajaría estupendamente un práctico baulete con llave... Y su precio supera los 3.749 euros de su hermana pequeña al establecerse en 4.299 €..., ciertamente mejorable para una moto de su calidad básica de acabados, escueto equipamiento y escasas prestaciones..., y tan claramente amortizada.

Por lo demás, es un vehículo con cierto encanto, (o con un encanto cierto, a voluntad), práctico, con un consumo muy reducido (no pasará normalmente de los 3 litros), con unas prestaciones mejoradas y ya, con 200 cc, más capaces de sobrevivir a la jungla urbana..., y una moto perfecta para acompañarte en tus vacaciones fuera de ella.

HIGHLIGHTS TÉCNICOS SUZUKI VAN VAN 200

1. Motor Monocilíndrico, SOHC 199 cc

2. Potencia: 16 CV a 8.000 rpm

3. Cambio de 5 relaciones

4. Embrague multidisco en aceite

5. Chasis tubular de acero, basculante doble brazo de tubo de acero.

6. Suspensión delantera por horquilla invertida de 33 mm no regulable

7. Amortiguador con muelle

8. Arranque eléctrico

9. Instrumentación por reloj analógico

10. Alimentación por inyección, encendido electrónico CDI, refrigeración por aire.

11. Tanque de 6,5 l.

12. Ruedas de 130/80 18” y 180/80 14”

13. Peso sin gasolina 128 kilos

14. Disco delantero de 220 mm, pinza 2 pistones paralelos, y trasero de tambor simple leva.

Fotos de la Suzuki Van Van 200

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández)
 

Comentarios (1)

  • jp
    jp 25-07-2016

    Muy mala prueba. No dice datos reales, y ni siquiera como impresión es veraz. Tengo la 125 desde hace años, y los frenos son una basura. El trasero es prácticamente inútil y el delantero, cuando pasas de 70 en asfalto no para la moto. Los frenos están pensados para ir por un camino de tierra a 40. Las suspensiones son duras y limitadas, el asiento, a pesar de su aspecto, es estrecho por delante y se te clava el centro. La estabilidad, por las ruedas anchas, no es lo mejor en asfalto. Cuesta meterla en las curvas. Las cubiertas de serie malas, en agua parece que vas sobre hielo. Luego, las cifras de consumo que las pruebas repiten no son ciertas en uso real. Las de velocidad máxima tampoco, solo repiten lo que dicen la publicidad. La moto es agradable, divertida y bonita (a quien le guste, a mí me gusta), pero es muy cara para lo que da, y limitada en un uso real. Y no hay prueba en la lo digan. Las pruebas de motos, el menos en España, son en general muy malas, nada técnicas y nada profesionales.

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"