Prueba Triumph Street Cup: Cafe-racer para todos los públicos

Aceites castrol

Vota

0 0

La Triumph Street Cup llega al mercado 2017 para colocarse entre la Street Twin y la Thruxton ya disponibles en 2016.

Triumph ha querido reunir en un nuevo modelo, el Street Cup la polivalencia de la retro-sport más básica Street Twin, y el espíritu deportivo de la Truxton cafe-racer para ofrecer una opción a un precio intermedio.

A primera vista, destacan su pequeña semi luna o cúpula plástica, su bajo manillar tipo Ace, su asiento tipo bala en acabado alcántara con costuras a contraste con tapa de colín de inspiración café racer, pintada con espacios portadorsales y fácilmente desmontable para dejar accesible el asiento del pasajero, y los dos cortos silenciosos.

Su doble reloj redondo equipa indicador de marcha engranada, odómetro, dos cuentakilómetros parciales, indicador de mantenimiento, autonomía, nivel de combustible, consumo medio e instantáneo, reloj, ajustes del control de tracción... y a nivel de accesorio opcional puede añadirse el control de crucero y los puños calefactados.

Por supuesto, pues, siguiendo la moda de personalizar al gusto de los clientes las motos ya de origen, Triumph ha diseñado para esta moto nada menos que 120 accesorios específicos.

La Street Cup es una alternativa más deportiva a la Twin. A nivel de motor, monta el 900 cc lleno mejorado en bajos y medios de la Bonneville 2016, y aunque la base de la Street Twin es omnipresente, sin embargo, la Cup posee unos genes más deportivos, con amortiguadores más largos que conservan el recorrido de 120 mm, pero que modifican el equilibrio y las geometrías de la moto.

Así, el tren delantero es algo más cerrado y la batalla ha sido alargada ligeramente, el asiento es algo más alto ( 780 mm en lugar de 750 mm) y ha sido afinada mecánicamente con todas las mejoras ya vistas en la T100 Bonnie, con toda la tecnología actual, acelerador electrónico, control de tracción desconectable y diferentes modos de conducción... el ABS y el embrague asistido anti-rebote, un disco de freno flotante delantero mordido por una pinza deslizante Nissin de doble pistón, el piloto trasero tipo LED y hasta toma USB... y, claro, el asiento tipo bullet, los protectores de horquilla, los intermitentes igualmente estilo bala, los silenciosos más cortos acabados en Satin Black y acero inoxidable, o los retros al cabo de los puños... (que yo personalmente desmontaría ya en el concesionario ¡para montar un par de retrovisores tradicionales!)

Ah, y por supuesto, la Street Cup será limitable para el carnet A2 a partir de primavera de 2017 mediante un kit de limitación específico.

Bonneville deportiva y urbana.

Lo primero que ataca tus sentidos son sus acabados Premium, como la preciosa pintura bitono en grises y-o amarillo como las franjas pintadas a mano en el depósito, además de las líneas a contraste en las llantas, los emblemas del motor dorados, los gráficos exclusivos y los emblemas de Triumph en el depósito.

Efectivamente, en lo que respecta a la pintura, la Cup está disponible de dos opciones bitono a elegir, Racing Yellow y Silver Ice con franja de color Jet Black y franjas Racing Yellow en las llantas; o Jet Black y Silver Ice con franja dorada y franja dorada en las llantas.

Además, suma la ergonomía de enfoque deportivo: el manillar de estilo Ace, junto con las estriberas algo retrasadas al estilo de la Truxton R, con el doble amortiguador trasero con un tarado específico da a la parte ciclo un comportamiento neutro y noble, perfectamente puesto a punto por David y Felipe López Córdoba, los ingenieros a cargo de la parte ciclo de las Triumph, que da una total confianza.

Ya lo vimos en la Bonneville, su 900 cc ahora más cargado de par es sencillamente muy brillante en ciudad (no fuma, no bebe, no tose, y tiene siempre una respuesta impecable), y perfecto para las carreteras secundarias, las de la Sierra de Sevilla, donde se realizó la presentación mundial.

Lo cierto es que, a pesar de ser muy civilizados, los escapes ahora dirigidos ligeramente hacia arriba, y más cortos y ligeros, y con un tono de acero inoxidable y negro satinado, emiten un sonido muy evocador.

¡Fácil!

La moto, es igualmente tan divertida como fácil de llevar a buen ritmo por las tortuosas pero bien asfaltadas sevillanas. Es cierto que no corre mucho arriba, puesto que sus 54 CV se orientan ante todo a responder ampliamente ahí se nota el buen hacer del acelerador electrónico- en la zona buena de par máximo y la de potencia máxima...

El mismo motor Bonneville de 900 cc -ya refrigerado por agua- y calado a 270, que ofrece una entrega de potencia suave y lineal a través de su caja de cambios de 5 velocidades, ha sido trabajado para mejorar la respuesta justo donde más se necesita: el par motor crece un 18% y la potencia del 22% a medio régimen respecto a la anterior Street, y siempre con un valor de par máximo de 80 Nm a 3.200 rpm. Ah, ¡y el consumo baja hasta un 36% menos y los intervalos de mantenimiento suben hasta 16.000 km!

Aunque en esta moto de potencia muy controlada el control de tracción desconectable desde el manillar- podría parecer supérfluo, al igual de alguna manera que ocurre con el ABS dada la progresividad y progresivo mordiente de ambos frenos, la tecnología orientada a aportar mayor precisión, control y seguridad al motociclista es siempre muy, muy bien recibida.

En este sentido, el embrague asistido maneta muy, muy suave- y anti-rebote permite bajar marchas abruptamente sin afectar al tren trasero con unos bloqueos que la doble amortiguación no progresiva tendría en principio problemas para resolver.

En comparación con la Street Twin, el piloto está sentado ligeramente más alto y retrasado y la posición del manillar es más baja y ligeramente más adelantada. Esto permite una posición de conducción más decidida y facilita los giros con el cuerpo.

La moto es, ante todo, muy divertida, pero también muy accesible gracias a su asiento muy cerca del suelo, que deja tocar con ambos pies independientemente de la altura de su conductor, de modo que es bueno recordar que la Street Cup será limitable para el carnet A2 mediante un específico kit de limitación a partir de primavera de 2017, un kit A2 que se instala fácilmente en el concesionario oficial Triumph y que puede desinstalarse al deslimitarse el carnet en el futuro.

La Triumph Street Cup se venderá a 10.500 €, unos 1.500 € más que su base, la Triumph Street Twin 2016 (9.100 €), pero nada menos que 3.000 € menos que que la café-racer Triumph Thruxton (13.700 €).

Así, se coloca en mejor posición en un mercado de moda -con otras opciones (como la Ducati Scrambler Italia Independent (11.977 €) o la Yamaha XSR700 2017 (7.499 €), por ejemplo-, partiendo de la base de la Triumph Street Twin a la que incorpora mejoras y un diseño más Racer inspirado por su hermana mayor, la Triumph Thruxton.

HIGHLIGHTS TÉCNICOS Triumph Street Cup

1. Motor bicilíndrico de 900 cc, 84,6 x 80 mm

2. Potencia: 55 CV a 5.900 rpm

3. Cambio de 5 relaciones

4. Embrague multidisco en aceite

5. Chasis tubular de acero

6. Suspensión delantera telescópica de 41 mm

7. Suspensión trasera por doble amortiguador con muelle

8. Basculante posterior doble brazo de acero

9. Instrumentación analógica

10. Alimentación por inyección, refrigeración por líquido

11. Depósito de 12 litros

12. Ruedas de 100/90-18 150/70 R17

13. Peso en vacío 200 kilos

14. Disco delantero de 310 mm, pinza de 2 pistones paralelo, y trasero de disco de 255 mm.


×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"