Prueba Yamaha MT-09 2017: terriblemente placentera

Aceites castrol

Vota

0 0

La Yamaha MT-09 de 2017 es mucho más de lo que aparenta. Ágilmente abrumadora en curva y con un par motor escandaloso. La 'Master of Torque' definitiva.

Cuando Yamaha creó su ‘Master of Torque’, su obsesión pasaba por fabricar motocicletas que destaparan todo el carácter nipón de la marca. Ya sabes a lo que me refiero, con líneas agresivas y a veces atrevidas en exceso, un estilo joven, pero sobre todo modelos que lucieran “el lado más oscuro de Japón”. Y la verdad es que desde entonces no les ha ido nada mal. La familia MT ya empieza a ser apabullantemente numerosa -MT-125, MT-03, MT-07, MT-09 y MT-10-. Con ellas ha logrado vender más de 110.000 unidades desde septiembre de 2013 y ha pasado a liderar el segmento naked. Su lado más oscuro reluce como nunca.

La llegada de la normativa Euro4 ha “obligado” a la marca a refrescar el que consideramos su buque insignia: la MT-09. Hemos viajado a Mallorca para asistir a su presentación internacional, si os soy sincero, con cierta desconfianza ante la posibilidad de encontrarnos con una nueva versión que apenas se haya limitado a cumplir con las exigencias de esta nueva normativa de contaminación. Pero por suerte nos equivocábamos y esta, la de 2017, no nos ha dejado de sorprender más y más a medida que pasaban los kilómetros. Dicho con voz del gran Constantino Romero… Analicemos “el poder del lado oscuro” de la nueva MT-09.

¿Mismo propulsor?

No la juzguéis a primera vista, ya sé que parece casi idéntica a la de 2013. Es más, equipa el mismo motor tricilíndrico CP3 de 847cc, 115 CV de potencia y 87.5 Nm de par. Imagino que Yamaha habrá pensado que, si sus clientes ya estaban contentos con el anterior propulsor, ¿para qué cambiar de estilo? Ya me lo advirtió el Director de Contenidos de Motofan, Iván Bolaño: “Cuando la presentaron por primera vez, nos quedamos impactados con su rabia y empuje”. ¿Y qué han hecho ahora? Porque quizás no conviene tocar lo que ya va bien… Pero sí, lo han actualizado y lo han mejorado. No se trata de incrementar la potencia, sino de acentuar el poderío del par motor. Si quieres ir despacio, reaccionará con sutileza y de forma lineal. Pero si le exiges el máximo, tranquilo que no te defraudará.

Lo que más nos ha gustado del motor son sus prestaciones en bajas y medias revoluciones, cuando sientes que el par no deja de progresar. Hay veces en las que hemos salido de curvas cerradas en 4ª marcha pero no hemos notado ningún ápice de traqueteo, sino una evolución constante en la curva del par. Aquí debemos entrar a valorar otros elementos que lo hacen más completo que el motor anterior, como su sistema eléctrico D-mode, que regula la potencia en tres modos: A / STD / B. El ‘A’ hace que la respuesta del acelerador sea inmediata. ¡Ojo con este modo! Deberéis tener precisión de cirujano para “domar” la MT con el A. El ‘STD’ me ha parecido sublime y al alcance de conductores de todos los niveles. El ‘B’ ha sido diseñado para la ciudad, siendo el más dócil de todos. Otra gran novedad de la MT es el cambio semiautómatico, al que llaman ‘Quickshift’. Ya sabéis, el que nos permite subir de marcha sin apretar el embrague ni soltar el acelerador. El de Yamaha no es nada brusco, aunque empieza a ser un poco más duro cuando llevamos rato en ruta. Su comportamiento es muy parecido al de la BMW R 1200R que probé en otra ocasión. Por cierto, el que aplica esta MT-09 deriva de las R-Series de Yamaha.

Otro motivo que hace que este motor sea tan noble es que se complementa con un nuevo embrague antirrebote. En su primera versión no disponía de este sistema, así que decidieron integrarlo a modo de actualización en 2015. Había quienes decían que no lograba eliminar por completo el típico traqueteo que se produce en una reducción de marchas drástica. Es por eso que la casa de los diapasones le ha añadido para 2017 la asistencia electrónica (A&S), que teóricamente hace que el conductor se canse un 20% menos a lomos de la nueva MT. Y lo hemos certificado en nuestra primera toma de contacto: ¡la rueda trasera no se bloquea ni lo más mínimo! Esta nobleza a la que nos hemos referido no podía prescindir de un buen control de tracción (TCS). Podemos seleccionarlo rápidamente a través del cuadro de mandos en tres modos: ‘2’ (urbano, TCS muy intrusivo), ‘1’ (menos intrusivo, ideal para curvas enlazadas) y ‘OFF’ (para exprimir todo su carácter deportivo). Os advierto que, con el D-Mode en el ‘A’ y con el TCS desconectado… ¡Es una locura!

La luz del "lado más oscuro de Japón”

Yamaha la presenta como una moto de esencia oscura, como si se tratara del “malo malísimo” de la peli. Pero nosotros no hemos dejado de ver cómo relucía en curva, pues es una de las monturas más divertidas que hemos probado en carreteras reviradas. Al igual que con el motor, la compañía japonesa ha renovado su confianza en el chasis de aluminio en forma de diamante de la versión anterior, la horquilla invertida de 41mm y el monoamortiguador trasero de 130mm –cuyos reglajes han sido revisados por completo- con ajuste de precarga. El aplomo que otorga la horquilla es exquisito, te da esa dosis de seguridad necesaria y a su vez te anima a apurar un poco más las frenadas.

La MT-09 llega ahora con dos pinzas radiales de cuatro pistones para dos discos delanteros de 298mm que, junto con el ABS de serie, hacen que la frenada sea uno de sus máximos alicientes. Si acabamos de decir que el comportamiento del chasis en curva te alenta a “ir un poco más allá”, imaginaros cómo reacciona con un buen sistema de frenado como este. La agilidad de la nueva MT-09 se ve reforzada con la estrechez de toda la parte ciclo, que nos da mucha libertad de movimientos y toda la comodidad que podemos pedirle a una naked tan belicosa en curva como esta. Y es que también se ha superado a nivel ergonómico: un manillar más alto y ancho que acerca aún más al conductor y que le da un campo de visión completo. A veces parece incluso que puedas morder el asfalto…

El asiento, al igual que el depósito de gasolina, es más estrecho, alargado, y un poco más alto que el de su predecesora. Ya hemos dicho que la nueva MT-09 no alardea de una estética rompedora, pero esto no significa que no podamos apreciar los siguientes cambios: el faro delantero es más compacto y equipa un sistema de 4 luces de tipo LED que emiten una luz muy blanca y atractiva. El cuadro de instrumentos se encuentra más adelantado y renueva las luces de todos sus indicadores. Los paneles laterales son más anchos, se introducen dos ‘flaps’ que bordean el radiador y por debajo del faro delantero. En el tren trasero vemos que la luz de freno ahora es de 12 LED. El portamatrículas de aluminio se ha ubicado de una forma muy original, renunciando a su posición clásica debajo del colín y emplazándose ahora en un lateral. Esto hace que el colín quede mucho más al descubierto y haga que la moto sea más deportiva. El escape ha sido rediseñado para cumplir con la normativa Euro4.

La firma de Iwata pone a disposición de sus clientes una gama de accesorios con los que podremos personalizar nuestra MT al gusto. Entre estos destacan un escape Akrapovic de titanio Euro4, una pantalla delantera más deportiva, un asiento más ancho, protector de radiador, un ‘set’ de ajuste del tren trasero y un portamatrículas que puede ubicarse debajo del colín en vez de esa posición lateral de la que hablábamos.

Ven al lado oscuro

El ‘Master of Torque’ de Yamaha ha triunfado porque su relación calidad/precio es inmejorable. El de la MT-09 de 2017 es de 9.799€, bastante más asequible que el de sus rivales más directas. Agilidad y un par motor al alcance de pocas hacen que nos hayamos divertido como nunca por ses curves de Mallorca. Si buscas una naked de gran cilindrada, ágil, con la cantidad de electrónica justa como para no perder sensaciones y a un precio justo, ¿por qué no te unes al lado oscuro?

Highlights técnicos

- Motor tricilíndrico CP3 de 847 con par motor mejorado

- Regulador de potencia D-Mode en tres modos

- Cambio automático Quickshift

- Nuevo embrague antirrebote con asistencia electrónica

- Control de tracción en tres niveles

- Parte ciclo estrecha que da gran libertad de movimientos

- Portamatriculas de aluminio lateral

- Precio: 9.799€

Fotos de la Yamaha MT-09

Fotografías por: Francesc Montero
 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"