Prueba Yamaha XSR900 Abarth: ¡Molto speciale!

Aceites castrol

Vota

0 0

Entre Yamaha y Abarth han creado esta edición limitada de la XSR900, una propuesta bella y exigente de estilo Café Racer que hemos paseado por Cerdeña.

A la M1 de 2007, la FZ1 Concept “Assetto Corse” de 2008, y los Fiat Abarth 695 Biposto y 595 Biposto de 2015, se suma ahora la XSR900 Abarth, última integrante de la lista de colaboraciones con ruedas surgidas a lo largo de una década entre la casa japonesa Yamaha y la italiana Abarth. Se dejó ver primero en el pasado salón de Milán EICMA 2016 al lado de don Valentino Rossi, y, más recientemente, se dejó probar por carreteras de Cerdeña, hasta donde nos desplazamos convocados por Yamaha Motor Europe a finales de marzo para que nos 'robasen el corazón' por esta belleza japo-italiana.

Antes de que os lo robe a vosotros, es justo recordaros que se trata de una moto producida en edición limitada, así que si fuisteis alcanzados por Cupido no dejéis pasar el tren del amor: tan sólo se fabricarán 695 unidades, de las cuales todavía quedan muchas por despachar, según nos informaban hace días los responsables de la marca. En la isla mediterránea había, para los test de la prensa especializada, algunas unidades de pre-producción. Es una moto que enseguida te arranca piropos: se encuadra en la gama Sport Heritage, pues en realidad, no es más que una XSR900 con modificaciones puramente cosméticas y algunos extras. 

Estos preparadores de Fiat mundialmente conocidos convirtieron la roadster tricilíndrica en una Café Racer de nueva hornada que mantiene la mecánica y toda la parte ciclo (bastidor, suspensiones y frenos) pero que se engalana de atractiva sesentera mediante una exclusiva decoración con los colores corporativos de Abarth en el depósito (gris y rojo), y otros apósitos retro realizados en fibra de carbono: el más llamativo, la cúpula frontal que envuelve el faro redondo, heredada de la XJR1300 Racer, al estilo de las 'cafeteras' usadas por los rockers británicos a mediados del siglo pasado; otra obra de artesanía es la tapa del colín -por cierto, extraíble mediante dos tornillos para convertirla en biplaza- que integra en el final al piloto trasero redondo con leds; y en carbono, por último, encontramos además el guardabarros delantero, en el que se encuentra uno de los tres logotipos de Abarth que se reparten por la moto (los otros se sitúan en el depósito de combustible y el colín).

Gana protagonismo en esta preparación el precioso asiento, realizado con una cubierta de ante y costuras rojas. Finalmente, la XSR900 Abarth se distingue de la estándar por equipar de serie un escape Akrapovi? completo con silencioso doble de titanio y un portamatrículas deportivo, que acentúan esa apariencia exclusiva, así como un semimanillar de tipo golondrina (parece más bien un manillar al revés) que cambia radicalmente la postura de conducción, de la que hablaremos más adelante. 

000/695

Nuestras unidades de pruebas exhibían este número en una placa de aluminio ubicada en el lateral de la moto. Como decíamos, se trataban de pre-producciones. Pero esa misma plaza lucirá en cada una de las 695 unidades a la venta, con una numeración de la serie producida en edición limitada que otorga a esta XSR900 un aura de elitismo. Además, Yamaha quiere premiar a los primeros 145 clientes con una experiencia VIP: el premio de ser los más rápidos en decidirse a desembolsar los 13.199 euros es una invitación para dos personas para probar en circuito diferentes vehículos de la gama Abarth, montarse al lado de pilotos profesionales o visitar gratuitamente la sede de Abarth en Turín. Las 550 unidades restantes se pueden adquirir como de costumbre a través de los concesionarios oficiales. 

Las modas mandan, inspiran y, a veces, castigan... ¡El corazón! Las motos neo retro son muy apreciadas en la actualidad, principalmente por la carga estética de un estilo inspirado en otra época, sin embargo, en muchas ocasiones queda supeditado a aquello que decía “antes muerta que sencilla” y nos podemos encontrar con modelos tan preciosos como exigentes a nivel de confort. Es el caso de la XSR900 Abarth, una deliciosa Café Racer ideada para llamar la atención a su paso, para disfrutar de cortos o medios recorridos, entre tu casa y tu terraza favorita, por ejemplo, pero nunca para embarcarte en trayectos de grandes distancias por su postura de conducción inclinada, totalmente diferenciada de la posición erguida y relajada de la XSR original.

La única diferencia radica precisamente en el manillar (todo lo demás, como la altura del asiento, la ubicación de las estriberas y las dimensiones del vehículo, permanecen invariables), que pretende emular las Café Racer con semimanillares de antaño integrando al conductor con una ergonomía muy deportiva. El hándicap de este elemento es que, pasados pocos kilómetros, empezamos a acusar la fatiga, tanto en manos como espalda. Así que, a nuestro juicio, no te encapriches mucho de esta belleza si tu intención es viajar. En cambio, para todos aquellos motoristas que buscan una montura emocionante, altamente dinámica, para descargar adrenalina en una revirada carretera de curvas, o para cazar miradas a su paso, la XSR900 Abarth es una de las propuestas más impecables que existe actualmente en el mercado.

Disfrutamos por la revirada red de carreteras de Cerdeña del empuje de los 115 CV de su tricilíndrico, cargado de par (87,5 Nm) tan contundente como lineal, y por el equilibrado comportamiento de su ligero chasis de aluminio. Este propulsor crossplane ha causado furor desde su aparición allá por 2013 en la MT-09, tanto por sus elevadas prestaciones como por la múltiple personalidad que le otorga esa configuración a medio camino entre las bicilíndricas y las tetra. Su par motor en bajo y medios regímenes es encomiable y su capacidad de estirar a partir de las 8.000 y hasta pasadas las 10.000 rpm, de nota. Para las suspensiones se mantiene la horquilla invertida de 41 mm delante y un amortiguador Monocross de tipo bieleta detrás. En aceleración el mono trasero se hunde más de lo esperado; mejor el trato de la horquilla, más sólida. El sistema de frenada recurre de nuevo a dos discos delanteros de 298 mm y uno trasero de 245 mm, con bomba y pinzas radiales de 4 pistones, para una mordida muy efectiva. 

A pesar de su aspecto vintage, se trata de una moto contemporánea, con servicios electrónicos como el sistema de control de tracción -dos programas y desconectable-, ABS, tres modos de conducción -A, B y STD, seleccionables en marcha desde un pulsador en el manillar-, y un embrague asistido antirrebote (A&S) que permite controlar el retorno del par motor en las reducciones de marchas más fieras, además de suavizar enormemente el tacto de la maneta. Estas funcionalidades se visualizan en el cuadro de instrumentos: un solo reloj, como antaño, pero totalmente digital, que ofrece una gran cantidad de información, incluyendo el indicador de marcha engranada. 

Características clave de la XSR900 Abarth

- Motor tricilíndrico en línea con 850 cc y refrigeración líquida

- Sistema de control de tracción y embrague asistido antirrebote

- Exclusivo acabado de color gris/rojo de Abarth

- Semimanillar de tipo golondrina para una postura de conducción deportiva

- Asiento monoplaza deportivo con cubierta de ante y costuras rojas

- Colín para el asiento y guardabarros delantero ligeros de carbono

- Escape Akrapovi? completo con silencioso doble de titanio

- Portamatrículas deportivo

- Cada XSR900 Abarth viene con una exclusiva placa de aluminio numerada

- Logotipos de Abarth en el depósito, el guardabarros delantero y el colín para el asiento de carbono

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Fotos de la Yamaha XSR900 Abarth

Fotografías por: Yamaha Motor Europe
 

Comentarios (1)

  • Sisko
    Sisko 17-04-2017

    La verdad es que es preciosa la mires por donde la mires,me la compraría sin dudarlo,y por el tema de la conducción no creo que sea un problema puesto que con 50€ puedes cambiarle el manillar si cambias totalmente la postura de conducción.

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"