Sherco SE 2.5i F: Una 2T de válvulas 2009

Aceites castrol

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

El objetivo de las actuales motos de enduro con motor de 4T es ser lo más parecidas a las anteriores 2T, ligeras, manejables, rápidas, y de respuesta enérgica y feroz, como esta Sherco.

Sherco SE 2.5i-F: Una 2T de válvulas

Aparecido en el salón Intermot de Múnich en 2005, en 2007 pudimos probar el prototipo preserie utilizado en el Mundial Júnior y, ahora, finalmente probamos la
versión definitiva. Han sido cuatro largos años de desarrollo, pero han valido la pena.

El motor, de 250 cc., es muy compacto y ligero. Destaca por su bajo nivel de inercias y por su respuesta lineal y enérgica desde bajo régimen, con una buena estirada final. El silencioso de escape incorpora un catalizador. Aun con éste, el rendimiento del motor es excelente.

Tanto el depósito como las placas son totalmente nuevas en las Sherco 2009. Atractivas y ergonómicas. Y el disco de freno delantero es de 270 mm de diámetro, con pinzas y bombas firmadas por AJP.

A punto

Sherco SE 2.5i-F: Una 2T de válvulas

En la parte ciclo hallamos las mismas novedades de la gama 2009 de Sherco: el bastidor simple cuna en acero ha sido reforzado en sus tubos laterales, y en el punto de anclaje del basculante. La carrocería cambia por completo: depósito, aletines del radiador, guardabarros trasero, etc., son nuevos, aportan un aspecto modernizado a la Sherco y una notable mejora en la posición de conducción.

Las suspensiones reciben nuevos componentes, como una horquilla Ceriani de 46 mm más ligera y un monoamortiguador de la marca Sachs.

En los frenos, la novedad está en los discos lobulados de la marca AJP, la misma que equipa las bombas y pinzas en ambos trenes.

Por lo que respecta al motor 4T, el monocilíndrico -de cotas internas 78 x 52,2 mm, de carrera corta-, refrigerado por líquido, equipa una culata con doble árbol de levas. De la alimentación se encarga una inyección electrónica desarrollada por Magneti Marelli -el primer motor 250 que equipa un sistema de este tipo.

El sistema de arranque es únicamente eléctrico y se han suprimido todos los mecanismos del pedal de arranque –menor peso y más compacto-. El fabricante anuncia un peso de 22 kg para el motor, cifra que resulta sorprendente y una de las más bajas en su categoría.

Otro detalle de importancia de este motor es que el cigüeñal gira en sentido inverso a la distribución. Como es habitual, el cigüeñal que gira hacia delante transmite el movimiento al eje de balance, que lógicamente gira en sentido inverso. De este último eje se traslada el movimiento a la distribución y a la bomba de agua, que por tanto giran hacia atrás. De esta manera las inercias se compensan y por tanto afectan en menor medida al comportamiento de la parte ciclo en los cambios de dirección.

La caja de cambios es de seis velocidades y el embrague actúa por medio de un mando hidráulico de la marca española AJP.

Muchos caballos

Sherco SE 2.5i-F: Una 2T de válvulas

Concretamente 36,63 CV de potencia máxima a la rueda son los que el motor Sherco ha desarrollado en nuestro banco de pruebas. No es el motor más potente de su cilindrada, pero cabe tener en cuenta que equipa silenciador original con el catalizador. Es por tanto un motor Euro 3, con las limitaciones que ello conlleva. Aun así, el inicio de su curva es excelente y su bajo régimen está en la línea de los mejores. En medios el empuje se mantiene, y es en altos donde otros 250 4T la superan, aunque en el caso de estos otros estamos hablando de motores sin ningún tipo de limitación. El encendido del motor permite elegir entre dos curvas de potencia con la intención de facilitar el pilotaje en condiciones de poca adherencia. La curva con el mapa suave es prácticamente idéntica a la del mapa más potente. Tan sólo difieren en el régimen de potencia máxima, donde la curva suave ha alcanzado los 35,27 CV.

Para probar la fiabilidad del motor de arranque la hemos arrancado en frío, en caliente, tras una caída o bien abusando del sistema en una trialera o durante nuestra sesión de fotos. El comportamiento ha sido impecable, por tanto la ausencia del pedal de arranque está totalmente justificada.

Por lo que respecta al comportamiento del motor en la pista, su comportamiento a bajo régimen es impecable y además goza de una rápida respuesta, diríamos que inusual en un 4T. Lo que más ha sorprendido es la respuesta del motor cuando abrimos el acelerador de golpe desde un régimen muy bajo. Responde de una manera limpia, poco habitual en los 250 4T, que normalmente se vienen abajo. También cabe destacar su bajo nivel de inercias, y lo suelto que gira. La sensación es la de pilotar un 2T, con los bajos y el empuje en medios de un 4T. Lo decimos porque el tipo de conducción al acelerar y en las retenciones es más parecido al de los motores con lumbreras que a los de válvulas.

A la hora de sacarle partido en las especiales requiere de un pilotaje alegre con el motor a alto régimen, lo habitual en un 4T de su cilindrada. En este caso se beneficia del empuje a bajo y medio régimen que permite entrar en determinados giros con una marcha de más, obteniendo una respuesta limpia y progresiva que aporta una capacidad de tracción impresionante. En altos permite estirar las marchas de manera efectiva, y muestra el empuje y la potencia necesarios para una enduro.

Los desarrollos del cambio parecen muy acertados, y en las especiales podemos girar cómodamente en segunda, y también en tercera reservando la primera para los giros más cerrados y para las trialeras. En estas últimas, la respuesta y ligereza del motor sirven de gran ayuda. No es nada exigente con el físico, y nos parece uno de los motores de enduro más fáciles para trialear. Además el tacto del embrague, excelente, sirve para dosificar de manera fácil la entrega de potencia en las situaciones comprometidas.

Ligera, muy ligera

Sherco SE 2.5i-F: Motor

La SE 2.5i F se beneficia del bajo nivel de inercias del motor, y también de su peso reducido para mostrar una ligereza y una agilidad fuera de lo común. El fabricante anuncia para el conjunto un peso de 102 kg. El bastidor tiene la manejabilidad como principal virtud; es rápido de reacciones y goza de una entrada en curva excelente, es comparable al de la KTM 125 EXC, una de las enduro más ligeras y manejables del mercado. Por si esto fuera poco, a tal manejabilidad cabe añadirle un comportamiento estable en las zonas más rápidas y bacheadas, lo que viene a completar el comportamiento de un bastidor ejemplar.

La posición de conducción mejora sustancialmente respecto a las anteriores Enduro de Sherco. Ahora la libertad de movimientos es total, y en ello tiene mucho que ver el nuevo depósito, los aletines del radiador y el asiento. El manillar es cómodo por su forma, pero su posición nos parece un tanto elevada. De todos modos, los soportes de nuestra unidad de pruebas llevaban un alza, que permite adaptar la altura a nuestro gusto al retirarla. El resto de los mandos se encuentran bien ubicados y resulta bien fácil adaptarse a su posición.

En un primer momento el equilibrio entre ambas suspensiones no ha sido de nuestro agrado. Tras verificar la precarga del muelle del amortiguador, hemos observado que estaba un tanto baja, cargando mucho peso en el tren trasero. Una vez con este ajuste realizado, el equilibrio entre ambos trenes es excelente y el compromiso de dureza es tan bueno para pilotar en una crono como para hacerlo por el monte.

La horquilla muestra un buen tacto y ha sorprendido gratamente por su respuesta a los reglajes. Absorbe con precisión los pequeños obstáculos y tiene un buen comportamiento ante los impactos más fuertes.

El punto fuerte del amortiguador trasero es la progresividad del sistema de bieletas. La rueda se nota pegada al suelo y, además, su respuesta predecible sirve de gran ayuda a la hora de superar un obstáculo. Al buscar los límites el taraje de compresión parece un poco blando, pero en cambio al pilotar por caminos es realmente confortable.

La frenada no ha acabado de convencer. Pese al enorme disco delantero de 270 mm de diámetro, el mordiente del freno delantero no parece suficiente. En bajadas con fuertes pendientes requiere una fuerte presión en la maneta, y aun así, la frenada se queda justa. Puede ser por una deficiencia de sangrado en el circuito, o bien por una falta de costumbre con los AJP, pero su rendimiento no ha convencido. Con el freno trasero no hemostenido el menor problema, muestra un buen tacto, no se bloquea fácilmente y no hemos apreciado síntomas de desfallecimiento.

Sherco ha dado en el clavo con la nueva SE 2.5i F, es ligera, potente y su comportamiento es de máximo nivel. Su precio es de 7.990 euros, por lo que en este aspecto también se sitúa en la línea de sus más directas competidoras.


Albert Guerrero
Fotos: Sebas Romero
Con la colaboración del Circuit Verd de Moià

La alternativa

Kawasaki KLX 125: Trail Urbana

La marca de Akashi no es muy propensa a disponer de motos para iniciarse en el mundillo de las dos ruedas...

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"