Suzuki GSX-250R ZA (Prueba): A la sazón…


Vota

0 0

Suzuki propone una GSX-250R, una “pequeña deportiva” que busca reafirmar una identidad tan exigente como es llamarse GSX-R…

Lo cierto es que la GSX-250R se enfrenta a un objetivo implacable, ser fiel a los logos que lucieron aquellas primeras RR GSX-R 750 lanzadas en 1985. Y lo hace armada de unas prestaciones algo modestas para ser una verdadera deportiva. Veamos primero sus contra.

Es verdad que, con características mecánicas comunes a la 125 y a la Inazuma 250, sus líneas son atractivas, dignas de una GSX-R 1000.Se sirve en la misma decoración Suzuki Racing (y también en negro azabache) que la MotoGP de Rins y Iannone. Sin embargo, sus elementos mecánicos son bastante básicos.

Si damos un repaso a su motor, encontramos que es el mismo bicilíndrico de 248 cc que monta la Inazuma, una moto de temperamento digamos tranquilo. De hecho, sus 24 CV no rompían ya ningún plato en aquella moto naked

Además, Suzuki ha debido adaptarlo a la Euro-4, con entre otras cosas un rediseño de la admisión y la distribución destinada a aumentar la eficiencia reduciendo al tiempo las emisiones. Esta pequeña geequiserre dispone de un motor de carrera larga, de modo que sus 24 CV se reciben a sólo 8.000 rpm, y el par no es desdeñable, 23,4 Nm a medio régimen, 6.500 vueltas. El cambio es de seis marchas.

La KTM RC390 monocilíndrica da 42 CV. La Kawasaki Ninja 300, 39 CV. La Yamaha YZF-R3, 42 CV. Vale, tienen más de 300 cc, pero de hecho, la GSX-R 250 se contenta con los mismos 24 CV de una custom como la Hyosung GV 250i Aquila.

¿Puede jugar la misma liga de la nueva categoría de los 300 con menos cilindrada y prestaciones? De hecho, el precio de la Suzuki GSX-250R: 5.340€, aunque está en promoción a 4.899 € (la unidad cedida por Suzuki para esta prueba es la versión ZA con decoración de MotoGP, cuyo precio es de 5.450 euros, promocionado a 4.999 euros) está en línea con el de sus rivales directas en el segmento de las supersport 300, como son la Kawasaki Ninja 300 (5.300 €), la KTM RC 390 (5.459 €), la Yamaha YZF-R3 (5.299 €).

Y tampoco la parte ciclo juega a la exclusividad, puesto que procede de laGSX-R 125. Dispone de un sólido cuadro doble viga de acero, y una horquilla KYB de 37 mm de diámetro con un dos discos tipo 'alveolado' y ABS de serie. Las llantas de aleación son de 17, con neumáticos IRC Road Winner de 110/80 y 140/70 respectivamente delante y detrás. El monoamortiguador trasero es regulable en precarga. El peso en orden de marcha se queda en 181 kg.

Suzuki GSX-250R 2018: A favor

Pero vamos a por los 'a favor' que bien merece esta GSX-250R.

Es cierto, como hemos dicho, que Suzuki apuesta por un diseño 'de carreras', pero se condiciona a unos ingredientes extremadamente funcionales que, eso sí, le dan a la cuarto de litro japonesa una personalidad que puede calificarse de poliédrica.

Agrada positivamente, en primer lugar, la posición de conducción, en ningún caso sacrificada. Al contrario, es amable incluso con los jóvenes modernos, cuya talla ya no puede calificarse siempre de mediterránea. Es cierto que el motor bicilíndrico paralelo de 248 cc no anuncia potencias elevadas. En cambio, apuesta por una respuesta lineal y musculosa, de modo que 'su acelerador' está siempre disponible. Monta un faro delantero ojival, y una instrumentación digital muy completa, clara y de bello diseño (cuenta-vueltas, velocímetro, indicador de marcha engranada, reloj, dos trips).El depósito alberga 15 litros, con lo que la autonomía declarada llega a los 480 km.

Ciertamente, los consumos son muy contenidos, pues no supera en mucho los 3 litros a los cien. Un dato espectacular, que hará felices a los jóvenes que lo fían todo a tener el máximo de datos en el móvil En tus escenarios favoritos, empezando por la ciudad, la moto asegurará un carácter amable y una postura que no fatigará los antebrazos. Las estriberas quedan bajas, y no se aprecian ni vibraciones ni calores indeseados procedentes del motor.

El asiento está a sólo 790 mm, así que llegar cómodamente con ambos pies al suelo estará al alcance de todas las tallas.

Fácil

La respuesta y elasticidad del motor son buenas. No cocea al circular a bajas vueltas, y sus 'reprises' o recuperaciones son correctas a partir de 5.000 giros.

La moto es, si no excepcionalmente rápida debido a su reducida potencia, sí notablemente dinámica aprovechando su entrega de par y a su desarrollo más bien corto, lo que, efectivamente, le da cierto carácter GSX-R

Su velocidad máxima no supera en mucho, salvo tirándola de un trampolín olímpico, los 140 km/h de marcador, y rozando ya la zona roja virtual del cuentavueltas digital.

Si a ello le añadimos un peso de 181 kilos todo lleno, está claro que no es una moto para ganar en carreras en circuito a las rivales citadas antes

En la zona roja pueden sentirse algunas vibraciones, y la progresión de la potencia va perdiendo brío progresivamente hasta que a las 9.000 vueltas invita claramente a cambiar de velocidad.

En cualquier caso, la parte ciclo de la moto, recordemos que es la misma que la de la 125, es ágil como una liebre, y gira muy en corto merced a un radio de giro muy reducido. En ciudad es un verdadero regalo a pesar de su agresiva estética y posición en principio muy deportiva. Las suspensiones, pese a su poca sofisticación, trabajan de acuerdo a lo debido incluso en pisos rotos, y la frenada es modulable y eficaz. Lo cierto es que en este sentido es una Suzuki con su nombre: ¡permite divertirse en carreteras viradas, y con apenas esfuerzo.

Está claro que las prestaciones no son clamorosas, pero la parte ciclo está bien equilibrada, y los neumáticos permiten todas las aventuras en curva que puedas desear.

¿Cuál es el veredicto? Es una moto perfecta para los conductores noveles, con carnet limitado, o una estatura aún por crecer, que aprenderán con ella como se conduce una verdadera moto, más allá de los scooters. De ahí, podrán soñar, habiendo ya rozado con los dedos su carácter, y una vez con un carnet de grado más alto, con una GSX-R de mayor cilindrada.

HIGHLIGHTS TÉCNICOS Suzuki GSX-250R 2018

1. Motor monocilíndrico, 248 cc, 53,5 x 55,2 mm

2. Potencia: 24CV a 8.000 rpm

3. Cambio de 6 relaciones

4. Embrague multidisco en aceite

5. Chasis de acero doble viga, basculante doble brazo de acero.

6. Suspensión delantera por horquilla de 37 mm no regulable

7. Monoamortiguador no progresivo regulable en precarga

8. Depósito de 15 l.

9. Instrumentación por diplay digital.

10. Alimentación por inyección, refrigeración por líquido.

11. Par motor de 23,4 Nm a 6.500 rpm

12. Ruedas de 110/80 17 y 140/70 17

13. Peso 181 kg lleno

14. Disco delantero de 300 mm, pinza 4 pistones opuestos y anclaje radial y trasero de 220 mm, pinza 1 pistón. ABS de serie

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Fotos de la Suzuki GSX-250R

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández) - Acción: Solid
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"